RESISTIR ES VENCER





NEGRIN
 Un episodio más, y van mil, que acabo de descubrir de nuestra historia. 
El lema de Negrín me resulta cercano, "Resistir es vencer". Así arengaba ba a las tropas republicanas.
Que no presuma Europa de haber vencido al fascismo, lo venció EEUU y la URSS. Europa se habían hundido frente a Hitler. La repúblicas española se vió aislada frente a un Franco apoyado por la Alemania hitleriana con armas y hombres, y dinero de los ricos españoles, todo ello desde el min. 1 sin impedimento y sin que afectara la "no intervención" que sólo sirvió para hundir el primer intento serio de democracia española y retrotraernos a la edad media. Edad media de la que opus dei es un especímen notable. Y frente a los falsos santos y los falsos méritos, reconstruyamos el panteó de hombres españoles ilustres "que se la jugaron" por su país y sus ideales.

Juan Negrín figura olvidada de la historia que se mercería hicieran un telefilm como ocurrió con Clara Campoamos en tiempos de ZP. Con el PP es complicado rehabilitar figuras injustamente aparcadas de la historia. Tras la lectura de su biografía escrita por E. Moradiellos concluyo que Negrín demostró una categoría humana y política nada corrientes.


Tendría que haber colegios, institutos, plazas con su nombre. Debería de ser un personaje conocido, respetado, valorado. Incluso no estará mal un recorrido por los últimos lugares de Negrín, desde la finca cerca de Monóvar en Alicante donde se refugió en última instancia el gobierno republicano en 1939 antes de ir a parar a Figueras. Los domicilios que ocupó en Inglaterra y en Francia.
 He descubierto el documental de tv
de lo cual me alegro. El PP lo retiró de la web de rtve.es. Abajo el posfranquismo.








Tiene la desventaja de ser el último presidente del gobierno de la segunda república, por tanto “el perdedor” de la guerra civil, y además otra desventaja añadida, fue expulsado del PSOE in extremis tras la guerra. Indalecio Prieto le puso bastantes zancadillas y acabó con él. Aunque tras el fallecimiento de Negrín dijera unas palabras lamentando no haber podido reconciliarse con el estadista.

Me apetece ensalzar esta figura, más que ensalzar sino darla a conocer, hablar de él, comentar, sembrar interés y curiosidad por su persona. En especial porque el panteón de hombres ilustres españoles está falto de buenos políticos y en ocasiones hemos puesto en ese panteón a figuras mucho más discutibles. Por no hablar del ensalzamiento de auténticos estafadores espirituales que no hicieron sino buscar el poder y preparar su propio proceso de beatificación, mientras ponían cara de no querer ser el centro de atención.

Clase, clase, clase, categoría humana, inteligencia, ideales, capacidad de trabajo, de sufrimiento, amor a España, valentía. No hay ser humano perfecto, pero Negrín demostró saber resistir hasta el final, cuando hacía meses que el resto de sus compañeros en el gobierno sólo buscaban salvar el pellejo porque la guerra se daba por perdida, Juan Negrín mantuvo el tipo. No sé si más allá de lo razonable, pero hay que leer las páginas finales del capítulo “Máximas responsabilidades en la guerra civil” (1936-39) del libro de Moradiellos y cada cual que juzgue, comparando su actitud con la de la mayoría de los que le rodeaban.

No me extraña que toda su estirpe haya acabado formándose y viviendo fuera de España. Es lo que nos pasa, todo lo mejor es expulsado del país. Ya sé que los políticos actuales no tienen tiempo de leer biografías, están muy entretenidos saliendo en la tele y haciendo el paripé de que si pacto, no pacto, me abstengo, voy o no voy a la investidura, pongo mi conciencia por delante de mis responsabilidades políticas….cuanta bajeza y mezquindad para aferrarse al cargo y seguir viviendo del cuento. Pero no estaría de más que se interesaran por este español de pro, ninguneado y que acabó sus días enfermo del corazón y con trastorno depresivo, y no me extraña porque los esfuerzos que llevó a cabo fueron descomunales para no obtener más que el desprecio de sus connacionales y de sus compañeros de gobierno y de partido.
Pero estas son los hombres cuya figura se agiganta con el tiempo, porque ya fallecidos todos los que le rodeaban podemos valorar mejor el papel que desempeñó cada cual. Como digo estos días en otro lugar.

Tras su fallecimiento en noviembre de 1956 aparecía esta necrológica en New York Times:

“Juan Negrín, último jefe de gobierno de la Segunda República española está destinado a ser en vida como en la muerte, una de las más grandes y de las más discutidas figuras de la historia moderna de España. Su extraordinaria personalidad sobresalió en la segunda fase de la guerra de España en el territorio leal del mismo modo que el general Franco dominó en lo que entonces se conoció como zona rebelde.

Fue su determinación  su fuerza de carácter lo que, más allá de toda esperanza, mantuvo a la España republicana en la lucha hasta 1939. Aunque, como el resto de nosotros, sabía que con la pequeña ayuda que los leales obtuvieron de Rusia no podían hacer frente a los nacionalistas que estaban recibiendo ayuda masiva de Hitler y Mussolini, Negrín calculaba que el tiempo salvaría a España. Casi fue así. La guerra europea, que se veía venir comenzó el 3 de septiembre. De haber existido para entonces una República española, la Península hubiera estado del lado de las democracias en la Segunda Guerra Mundial, en vez de adoptar una posición de ayuda benévola para el Eje.

Pasará bastante tiempo hasta que la figura de Juan Negrín sea situada en la historia en su verdadera luz. Suscitó grandes pasiones durante tu vida y se creó enemigos enconados, como también amigos devotos. El régimen franquista falsamente le puso la etiqueta de “rojo”. Nunca ni de lejos lo fue.
Como primer ministro y en circunstancias desesperadas, el doctor Negrín aceptó la ayuda a Rusia, el único país que ayudaba a la República Española y el daba sostén e la Sociedad de Naciones, su gobierno nunca fue dominado por los comunistas. Fue un Frente Popular dominado por Juan Negrín.
Para muchos dentro y fuera de España, el doctor Negrín representaba lo que era más noble en la Repúlica española y entre los españoles que tan heroicamente lucharon contra el fascismo. NEgrín nunca tuvo que temer del juicio de la historia.“



Desde México otro ilustre exiliado Max Aub escribió  a la muerte de Negrín lo siguiente:

“No era político, de ahí sus timbres de gloria y sus desdichas. Si no hubiese sido por la guerra civil, no hubiera salido de sus casillas, de sus anchas. La reacción española le llevó a la cumbre de la que no le bajara nadie, así se le ataque –bajamente- por donde pudo pecar. Juan Negrín quedara indeleblemente unido a la resistencia del pueblo español liberal contra el oscurantismo, con la misma gloria que el Empecinado, Espoz y Mina o Torrijos o Riego…

¿Quién niega sus faltas? mas mañana, ¿qué contarán? No huyó, se enfrentó, mientras pudo con su voluntad de hombre, empujado en vilo, por la decisión de lo mejor que hervía en la entraña de los españoles. No le llevó adelante la pasión de mando, la ambición de poder. Cuando no hubo que enfrentarse directamente con el enemigo no supo qué hacer. Como tantos guerrilleros ilustres del siglo pasado español.

No fue político,era más y menos. Dio la medida que se necesitaba en el momento preciso, cuando lo que se requería era hombrá y decisión. Ajeno a los juegos naturales de la conquista de poder, cuando no tuvo que dar cara, fue perdido. Ha muerto solo, cn su gloria pasada a cuestas. Tal vez por eso quiso que se le sepultara sin nadie. No importa, queda entre los mejores.”


Y no puedo dejar de citar el retrato que hizo de él un británico enviado a España por su gobierno en septiembre de 1938, tras los fatídicos acuerdos de Munich, fatídicos para las esperanzas republicanas españolas:

“Llegados a este punto, es necesario mencionar otro factor en la situación política: la personalidad del presidente del consejo de ministros, señor Negrín. La rápida recomposición del gobierno que ha tenido lugar en los últimos meses se debe en gran medida a él. Es un hombre viril y extremadamente capaz de unos 45 años, que parece tener un ascendiente completo sobre el consejo de ministros. Su carácter es excepcional y posiblemente sea el “hombre del destino” de España. Su “casa espiritual” es Alemania y sus dioses son Mussolini y Lenin. Además de ser jefe del gobierno también es ministro de Defensa, con todas las fuerzas del Estado bajo su control. En este ámbito, está convirtiendo rápidamente el ejército y a las Fuerzas aéreas en cuerpos altamente organizados. Es bastante implacable. El único factor de debilidad en la situación radica en la falta de suministros alimenticios especialmente en Madrid…

Se supone que sus inclinaciones son hacia la extrema izquierda pero las etiquetas dicen poco en este país. Por las razones que ya he mencionado, resulta conveniente para mucha gente e la actualidad declararse comunista, sean las que sean sus verdaderas convicciones. Es difícil saber cual sería la reacción de Negrín ante el golpe de Estado hacia la derecha del presidente de la República….”

Hubo quien lo consideró un valiente líder de guerra al estilo de Churchill.

Comentarios

Magí Ribas Alegret ha dicho que…
Nuevas sobre el "POP":

http://www.lavanguardia.com/economia/20160810/403830561242/sancion-banco-popular-cnmv.html?utm_source=Twitter&utm_medium=Social

Accionistas minoritarios, estad alertas. Eppur si muove...

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA