UNA VEJEZ TRANQUILA

Aquí viene el fruto del apostolado personal de amistad y confidencia entre cardenales, Herranz y sus  pitables: Sodano, Ruini, Bertone. El cardenal Sarah "iba por el centro". Y el cardenal Müller está dando demasiado la nota, no necesita ser apostolizado.


ESTRICTAS RESIDENCIAS

Todavía hay pocas residencias de estudiantes OD en Chile, Una es Araucaria calle Ricardo Lyon 1162, para chicas, y Alborada, calle Pedro de Valdivia, para chicos. Ambas en el céntrico barrio de Providencia, a medio camino entre los dos principales campus universitarios, el del centro y el de San Carlos de Apoquindo.

Ambas acogen a unos 15 ó 30 estudiantes al año en pensión completa. Muchos vienen de otras regiones de Chile y también del extranjero. En 2010 en Araucaria de 30 chicas 22 venían de Ecuador, Bolivia y Perú.
Las chicas comparten habitación, desayuno y cena en la residencia, a mediodía depende. Si quieren pueden pedir que les preparen la comida para llevar.


Todo el personal es de la OD. Director, adjunto y secretario. Las numerarias auxiliares hacen las tareas del « hogar » y los chicos no deben verlas, por eso entran y salen por una puerta y ¿una calle? diferentes.
Las reglas son estrictas y todos lo saben desde el principio. En el formulario de inscripción han de contestar preguntas muy personales, mucho más detalladas que en otras residencias: qué libro han leído, qué han aprendido de él, cuáles son sus hobbies, tiene que describir su carácter y redactar una autobiografía breve. Por su parte los padres tienen que rellenar otro cuestionario, explicando porqué quieren que sus hijos se matriculen en la residencia, qué piensan que van a encontrar en ella.  
Dicen que no es obligatorio ser católico para entrar, pero en 2010, cuando estuvimos no había ni una budista. Natalia Izquierdo nos explica que en la entrevista tuvieron que mostrar su apego a los principios del catolicismo.

La directiva examina los dossieres y si lo ve conveniente llama a las candidatas. En la entrevista se les explican las reglas  y los objetivos de la residencia, eso nos contó la directora de Araucaria, Anastasia Assimakpulos.

Hay pocas reglas pero se cumplen. Las habitaciones son dobles y sin tv. Pueden leer revistas, libros pero no ver la tele. Hay una tele en un armario bajo llave y es la directora la que decide cuando se ve la tele. Las residentes se tienen que ir antes de las 10 am y volver antes de las 22h, los chicos tienen una hora más, 23h. Los fines de semana las chicas pueden quedarse por ahí pidiendo permiso hasta las  2h de la mañana y los chicos una hora más. Qué mal están en Chile, igual de mal que aquí. Las comidas se hacen a hora fija todos juntos en el comedor.  
Cuesta 275 000 pesos mensuales (430€). Todo comprendido, comida, lavado de ropa, limpieza.
Araucaria tiene 1900 m2 distribuidos en 6 pisos, salas de estudio comunes e individuales, biblioteca completa, sala de informática con acceso a internet, wi-fi en todo el edificio, talleres de artes plásticas y arquitectura, salón de conferencias cine con pantalla gigante.

No hay cartel en la pared exterior, la verja está cubierta de hiedra y el jardín es tan grande que apenas se ve la casa. Las ventanas lucen cortinas de un grueso tejido blanco.

Podéis ver las fotos que han puesto en internet, confirmo que lo de la bella apariencia es fundamental, las sonrisas también, se le va a desconyuntar la boca a alguna, será Chile que no España. Hasta una novia se ha fotografiado en la escalera de la resi para que la gente no desconfíe de que te van a “cazar” de nume, ¡qué pillinas! como su Padre.

Angeles, grabados de la virgen, otras imágentes anodinas decoran las paredes. En una mesa a la entrada folletos sobre OD y el founder, cuyo retrato luce en todas las habitaciones, ¿no es excesivo ?. En Alborada, su retrato con reliquia en bronce plateado de un molar del founder cuelga en el oratorio. Qué enchufe, a nosotras en Jaén nos mandaron una servilleta para enmarcar, y creo que la pata de una silla de Villa Tevere, pero reliquias corporales no recuerdo.  El culto al santo está por todas partes.

Las directoras dan mucha importancia al intercambio y la cháchara, en los momentos amistosos es más fácil para las numes que viven alli (unas 10) hacer « apostolado ». ¡Ah las noches de Goimendi ! que me perdí durmiendo mientras las numes « proselitistas » daban la matraca a las futuras pitables. Luego por las mañanas las cabezas caían una a una en los bancos durante la  « oración » previa a la misa. Era la enfermedad de la numeraria que  tenía que hacer pitar  a las mejores de España : la enfermedad del sueño.

Cada residencia tiene unos 6 salones o salitas diríamos por aquí, un poco viejunos en su decoración donde se reúnen tras las comidas para las tertulias, conocerse, hablar de todo un poco, darse ánimos. Había la tertulia del mediodía con todas en las que una visita nos entretenía, algún profe o alguien de paso por Pamplona, no conocimos personalidades en un año entero….Y la tertulia de la noche en la que sólo estábamos las de “casa” en un cuarto de estar más escondido. La que había pitado venía de incógnito al principio, vigilando que no hubiese « moros en la costa », pero pronto se sabía. Me acuerdo de una gallega que pitó y con las mismas la destinaron al Congo y no es broma. Candela. Recuerdo otras pitables que dieron prueba de resistencia al proselitismo intenso a prueba de bomba, una tal Almudena. Chica, es para darte una medalla. Había auténticas bulldozer del proselitismo ¿qué habrá sido de ellas? Una me pareció caer en desgracia cuando la desplazaron a Donosti a puesto inferior, pero no estoy segura. Salir de Pamplona siempre es ir a puesto inferior en sus jerarquías. Yo caí más bajo imposible.

La formación religiosa y espiritual no es obligatoria, pero « c’est le but de toute l’histoire ». La que quiera puede asistir a misa, todos los días, 7h30, y un cura siempre deseoso de recibir clientas. Había dos en Goi. Uno era el hermano de la que he dicho que desplazaron a Donosti. No sé cuál de los dos tenía más éxito como confesor con las chicas. Otro capítulo interesante: curas exitosos confesores en la sección de mujeres.  Hay círculos y retiros y todo es libérrimo como siempre en el Opus, todo es libérrimo hasta que empieza a ser superobligatorio y no sabes en qué momento se pasó de tanta libertad a tanta dictadura, como la rana a la que cuecen sin que se dé cuenta.



Las residencias tienen por honor « empujar » al trabajo, una vez al mes antiguas residentes vienen a ayudar a las nuevas en el estudio de su asignatura troncal.  
Alborada organiza jornadas de estudio en un centro OD fuera de la capital. Todos están invitados con sus amigos. Jornadas intensas de horas de estudio salpimentadas de alguna actividad deportiva. Jornadas para hallar futuros opusinos. También hacen como nosotras invitando a personajes Opus relevantes de la política y la economía, están en la capital del país, es fácil: “La política presupuestaria chilena”, “La muerte del cine comprometido”, demasiado intelectual para las chicas numes que yo conocí. Había que hacerse la tonta o ser tonta. Era muy desesperante, el “nivel” de las conversas con las numerarias a una excepción en 20 años era del absurdo al ridículo. Cuantas tonterías hemos soportado, ni mis alumnos de hoy son tan “sinsorgas”, tan sin fundamento. No entiendo la “abstracción” que tenían que hacer las “profesoras universitarias”  numes para aguantar tanta idiotez. Ese ejercicio no me salió nunca. Fue parte de mi no ser OD hasta la médula.

Hay más actividades, los sábados al barrio pobre a dar catequesis, jugar, dibujar…Los domingos a visitar y dar la pelmada a los viejos del asilo….Por favor que cuando esté en el asilo no vengan desconocidos a visitarme, lo diré en recepción. El gato, el perro, un canario….pero no gente desconocida. Me niego a que hagan apostolado aprovechando mi estado decrépito y terminal.
En invierno, en verano pueden hacer voluntariado con las numes como en 2010 en Concepción, que hubo terremoto. Se festejan mucho los cumples, ocasión para invitar amigos de fuera, seguimos con el “prose” a tope.

El día de los padres vienen las familias y cada cual muestra sus talentos en el escenario. Los padres deben ver a sus vástagos felices y contentos. Y así fue en las conversas que tuvimos con las residentes, todas encantadas de la vida. Ya dije que los cubos de basura se sacan por la puerta de atrás y muchos años después, cuando ya no tienes cara de « portada de Telva ». Pero nadie ni chicos ni chicas saben los nombres de las numerarias auxiliares que sirven la mesa y limpian.
De momento no han abierto más residencias de estudiantes en Chile.
Coni Rivas vivió un año en  Araucaria antes de pitar. No es un caso aislado. El ejemplo contagioso de las numes y el prose implacable y seguido al detalle desde las más altas instancias es eficaz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA