Sociológicamente opus

Me dice Samotracia, creo que te identifico de cuando eras Rulo loco, que si procedo de una familia de raigambre opusiana. Dios no me bendijo con tanto. Estando dentro alguna vez si que se me pasaba por la imaginación que mis padres, ¡lástima! no eran tan de tradición opusdei como otras familias. Recuerdo la familia Pi en Barcelona o tantos otros que debería de ir a consultar mi biografía ¡porque los he olvidado! No teníamos tanto lustre, "tono humano", ni campanillas.

Sin embargo la ciudad en que me crié desde los nueve años, Pamplona es y era muy opus. También lo cuento en mi libro, es la ciudad del mundo donde más centros hay por habitante, y presumiblemente más miembros de la secta prelatura. Esto no es una "cuajada" personal, es que lo leí en Diario de Navarra, el periódico local allá por el año 92, cuando estaban tan absolutamente orondos por la beatificación que hasta se les escapó dar estos datos "íntimos" al periódico.

Había un chascarrillo sobre Pamplona: "si vas por la calle y el de adelante no es cura y el de atrás tampoco, el cura eres tú." Una ciudad en la que antes de la llegada del opus en el año 1952 era un "semillero" de vocaciones de curas y monjas y que lo siguió siendo hasta tiempos muy recientes.

Es verdad que todas las extranjeras que venían a Pamplona se quedaban patidifusas por la "extensión" y el poderío "de la labor" en la ciudad. Yo me entretuve en contar centros alguna vez, de mujeres me salían unos 40. Incluidos colegios mayores. Para una ciudad de 200.000 habitantes entonces no está nada mal.

Ellos en Pamplona se mueven en la sombra, pero están ahí, que diría Induráin. Por ejemplo un recuerdo que sí llevo bastante dentro y que sería largo y tedioso de explicar el porqué, es que en Pamplona se daba con frecuencia la figura de la supernumeraria muy comprometida, celadora y hasta encargada de grupo de otras supernumerarias, a la que sin embargo por no se sabe qué misteriosa razón sus hijas no le "pitaban" de numerarias... Yo animaría a muchas personas que revolotean alrededor del opus dei a que observen este curioso fenómeno, porque me consta que no ocurre sólo en Pamplona.

Hay otras tendencias políticas, religiosas y deportivas en Pamplona. Pero desgraciadamente no pude ni olerlas, pues fue pasar por delante de la puerta de un centro y allí se acabó todo hasta una resurrección que tuvo lugar bien lejos de mi ciudad natal.
Posted by Picasa

Comentarios

kuki ha dicho que…
Yo tuve la suerte d conocer las otras tendencias en Pamplona. Conocí las dos caras d la moneda y t puedo asegurar q la otra cara es bastante simpática.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD