Aunque el pastelero nos dejó colgados,

encontramos unas tartas
y celebrar en 1º B
¡mis diez años en el Instituto! Ana A.
Posted by Picasa

Comentarios

Borja Mari ha dicho que…
No me ha gustado mucho tu blog porque me parece que no tienes razón, que estás un poco pasada y anticuada y que lo que tienes es una sensación de fracaso vital importate a la búsqueda de justificaciones baratas. En fin, puede que te centres un día y eso. Y un tema que me ha preocupado realmente, en relación a estas fotos: ¿la clase es de Educación Física o es que el chándal es la moda en esa parte de España? Hasta me ha parecido que tu también lo llevas en las fotos. Oye, que si es la moda, Dios me libre de pensar así. A mi no me gusta el chandalismo ni para ir a comprar el periódico, ni para pasear al chucho. Mucho menos para ir a clase al insti. Sí, ya lo sé, que cada uno haga y vaya como quiera, que la belleza está en el interior y todo el rollo. Y que es mejor eso que ir desnudo, de acuerdo. Pero es que el chándal es tan chacho. No vengáis a Madrid en chándal por favor, aunque vengáis sólo a ver el metro, las obras o las lucecitas de Navidad. Besitos, guapa, y a quitarse del pan con aceite y de los colesteroles que se te ve muy hermosa.
Maria ha dicho que…
que comentario más estúpido! qué importa cómo vistan los niños en la foto? talvez venian llegando d clase d educacion fisica o d una excursion, y si no, si van asi porque les nace ir asi al insti en estos meses de frio, pues bien, q lo hagan. no veo porque tanta demonizacion con el chandal. tampoco comparto eso d q ana usa justificaciones baratas ni q tenga un fracaso vital. yo no la veo para nada fracasada: la veo feliz. cosa que no es facil de conseguir. yo vivi en una ciudad donde el chandal estaba prohibidisimo para ir al instituto o a la uni y vi mujeres, de punta en blanco, con cargos espectaculares, ganado un sueldazo, pero más agrias que una botella de vinagre de lo amargadas que estaban.
Alicia ha dicho que…
Querido Borja Mari.
Veo que te preocupa más el aspecto de los alumnos que sus resultados académicos.
Independientemente de si llevamos o no chándal en esa foto, hay que tener más en cuenta "el rollo del interior". Seremos unos catetos, nos irá el chandalismo, no sabremos hablar... Pero sabes qué? En Andalucía nos han enseñado una cosa. A no decirle a la gente cómo tiene que ir y a no reirnos de si lleva chándal o no.
En Madrid enseñan esas cosas? O nos preocupamos más por ir fuencarral a gastarnos el dinero de nuestra educación en trajes bonitos para ir glamurosos a las clases de Educación Física?
EDUCACIÓN es lo que les hace falta a algunos... Y no se si es física o no, pero lo que es educación, educación... Lo llevas raspado, chato.

Esperamos compartir con doña Ana Azanza el pan y aceite otros diez años más en el instituto.


:)
Luis ha dicho que…
Estimado Borja:

Cómo me alegra que hayas sacado el tema del "chándal" a colación. Sin tú pretenderlo -ni me conoces a mí conoces mi historia- me has recordado un episodio que tenía allí arrinconado en la memoria. Ha sido leer la palabra "chándal" y aparecer. Gracias, Borja.

Era hace ya muchos años. Más de 20. Yo, miembro del Opus Dei. Muy jovencito. Adscrito. Empezaba entonces a deslumbrarme, en mi inocencia, con toda la parafernalia y la fanfarria que despliega la Obra. Misas en el centro era traje obligado. Grandes fiestas internas (tipo 26 de junio, 2 de octubre, etc) significaban vestirse de punta en blanco. Todavía más si había alguna celebración en el Oratorio: ya sabes, para el Señor todo lo mejor. Lo dijo nuestro (todavía no) Santo Fundador. Santa palabra. Uno de los subdirectores del centro, por supuesto, vestía de punto en blanco para esas ocasiones.

La sorpresa no fue allí. La sorpresa fue en la parroquia. No me preguntes por qué, porque no sabría decirte el motivo, coincidimos en la misa dominical de la parroquia un domingo ese subdirector y yo. Mi sorpresa fue mayúscula: el subdirector asistió a misa vestido en chándal. Joder, qué fuerte, Borja. Me descolocó. Pero, a ver, ¿la Santa Misa no era el "centro y raiz de nuestra vida interior", lo más de lo más, la celebración del día (más del domingo) en la que se debía dar lo mejor interna o externamente? ¿O es que las misas de parroquia son menos que las de los oratorios de la Obra? ¿Será que el Señor se "trabsustancia" menos en la parroquia? ¿O es que exige un mayor "control de calidad externa" en los centros del OD?

Aquel subdirector, en las charlas nos atiborraba con toda la verborrea que, como la tuya, Borja, distingue a las personas según su aspecto externo. En cambio, ya ves: para una ocasión en que no fue a misa al centro, se plantó el chándal y tal cual asistió a la celebración.

Aclaro: el subdirector aquel no iba a hacer deporte tras la misa, lo que en cualquier caso tampoco hubiera justificado (según la vara de medir del buen espíritu) esa vestimenta. ¿O acaso se hubiera pertrechado con el chándal si la ceremonia hubiera sido en el centro?

Sin embargo, pasados ya los años, muchos años, más de 20 años, ¿sabes lo que pienso, Borja? Que aquel subdirector hizo muy bien. Que si le apetecía ir en chándal, enhorabuena.

Que se empieza por juzgar a la gente que va en chándal y te lías, te lías y acabas emitiendo juicios morales y pontificando sobre los demás sin tener la más mínima prueba. Que viva la libertad, aunque algunos no se lo cran por más que lo repitan.

Luis
Anónimo ha dicho que…
Hola Borja Mari, qué nombre, ya lo dice todo. El pan con aceite no solo se toma en esta tierra, en la tuya se ha tomado de generación en generación. Imagino que serás primo hermano de la Ferrero. Madrid siempre fue un pueblo, una villa donde emigraron muchos pan y aceite de toda españa la grande. Eso es el Madrid de hoy en día, el pueblo grande formado por tus antepasados y los mios, querido. Ah! ,se me olvidaba: echa un vistazo a la historia y averiguarás que Madrid en sus inicios era un campito donde se celebraba ferias de ganao, me imagino que tus raices no son esas. Mientras tanto en esta tierra del pan y aceite, se han alzado grandes ciudades desde los romanos hasta hoy en día y sin olvidar las ciudades vecinas.
Las raices de las grandes ciudades como Toledo siempre tuvieron solera. Madrid no es otra cosa que una ciudad dormitorio desde los Austrias ,la cual visito cuando quiero ver ganao como los tuyos. Chao querido. con amor y un poquito de aceite de oliva.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD