Auricular y secreta

No pienso publicar ultrajes, pero si mi talento es poco por "haber acabado de maestra en un pueblo de Jaén" es al menos el mismo que tantas supernumerarias y agregadas de esta ciudad que desempeñan ese trabajo. Con vuestros insultos a Jaén y a la profesión de la enseñanza lo único que dejáis claro es los defectos que adornan a la secta: elitismo, racismo, creerse mejor que nadie y búsqueda del brillo en la sociedad. Además de que procuráis ofender sin entrar para nada en las realidades que contamos. "argumentos ad hominem" como bien saben mis alumnos de Jaén de primero de bachiller. Verdades como puños, que están ahí, y que lo único que hace falta es echarle una gota de valor para hacerlas públicas.

Me han dicho algunos alumnos que esta semana reciben la confirmación y que deben confesarse antes. Esto me ha recordado la insistencia del opus en que la gente confesara en sus confesonarios con sus curas, y la dramática paradoja que se produce puesto que como tantos testimonios están dejando claro las confesiones con el cura opusiano serán auriculares pero no son secretas.
Me he acordado de que en el año 84 salió una "Exhortación para la reconciliación y la penitencia" hecha creo por un sínodo de obispos. Y hay que ver la de vueltas que se le daba en el opus al tema de que en algunas parroquias se hacían "celebraciones comunitarias de la penitencia" y que sólo el que quería confesaba "en secreto" al final. Esto provocaba un rasgamiento de vestiduras en el opus de aquí te espero. Para ellos es fundamental que la gente se arrodille ante un cura de los suyos y "abra su alma". Así entregas tu conciencia, algo que yo creo no se debería de permitir en la manera en que el opus dei lo hace, y al entregar tu conciencia se llega más rápido al bolsillo.

Por eso, aunque hay quien dice que los temas contra el opus deberían de ser ventilados en tribunales civiles, pienso que la iglesia católica debe de tomar cartas en este asunto. Por el hecho de que existe una institución que utiliza de manera perversa uno de los siete sacramentos. Usar las cosas santas para un provecho humano, si se tiene fe en los sacramentos, ¿no es algo peor que repugnante?

Ser del opus y dar consejos espirituales hablando sobre la "libertad de conciencia" no es como ser del Real Madrid y hacer lo mismo. El Opus utiliza su "discreción" para que nadie sospeche, la fama que llevan en este país no es para menos. Cualquier otra circunstancia de la vida puede que no afecte tanto a lo que una persona escribe en un periódico, pero pertenecer al opus dei afecta totalmente, por el hecho una vez más de que son personas dentro de un sistema sectario y siempre hay segundas intenciones no manifestadas. Y es preciso que las personas que hemos estado dentro sometidas y que gracias a Dios nos liberamos demos testimonio de que el opus es "consejos vendo para mí no tengo". Libertad predicada pero en absoluto vivida.

Conozco a maría Pía Chirinos, numeraria peruana que pasó por Pamplona. Una de las que me "introdujeron", ella vivía en el club Isaba. Luego llegó a Vicesecretaria de san Miguel de la Asesoría Central, es decir, más que ella solo el Prelado. Así que tiene un recorrido vital que ni pintado para decirle a la gente como comportarse en el trabajo y en la vida familiar.

En cuanto a la "santificación del trabajo", forma parte de una etapa dentro de la evolución opusiana, de puesta al día tras Vaticano II. Hay que leer "Santos y Pillos" de Estruch, yo creo que desvela como nadie ha hecho desde fuera la verdadera historia opus y los bandazos ideológicos.
Es genial cuando explica la inquina que le entró al opus por "defenderse de su propio pasado". En los años cincuenta consiguieron del Vaticano ser el primer instituto secular, pero en cuestión de poquísimo tiempo, en cuanto vieron que más gente se apuntaba al mismo barco se bajaron del mismo casi tirándose de cabeza al mar.
No les gusta ser incluidos en el mismo "género de cosas" dentro de la iglesia. Ellos son únicos por esencia. Pertenecen a un conjunto de un solo elemento.

Ana Azanza
Posted by Picasa

Comentarios

Camila del sur ha dicho que…
Ser maestra de bachiller, sea donde sea, es un trabajo digno, sacrificado y muy valioso. Ademas, se requiere de mucho talento para saber ejercerlo.
Se nota que quien hizo ese comentario, es ignorante, no sabe apreciar el esfuerzo de un trabajo bien hecho (ironico si se trata de alguien del opus)y seguro trato siempre pésimo a sus maestros.
Anónimo ha dicho que…
Yo misma quiero ser profe, me parece una profesión muy digna y preciosa, más que ganar millones y millones y realizar fraudes. Conozco bien la obra por distintos motivos y te comprendo.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA