Deporte en el opus

¡Qué interesante cuestión! los desequilibrios de opuslibros, cuando los hay porque yo no haría esa afirmación generalizando, son los desequilibrios del opus. O sea no te creas que la gente que "persevera" en el opus como numeraria brilla por su salud mental.

En un post reciente hablo sobre la incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace dentro. Es un defecto bastante humano por otra parte, pero llevado a los extremos del opus lo único que te puede pasar antes o después es enloquecer. Y lamentablemente muchos de los desequilibrios mentales que existen ahí dentro no tienen cura en esta vida, la gente se queda tocada para siempre, aunque se vaya del opus. Esto es verdaderamente dramático.

En efecto, no se hacía mucho deporte dentro. En la universidad de Navarra hay un polideportivo donde se jugaba a balonmano, rugby, futbito... En los colegios mayores suelen tener canchas de baloncesto y tenis, piscina, pero no hay colas para jugar. También en los colegios suele haber piscina y alguna cancha.

Algunos domingos siendo numeraria en Pamplona iba al monte con algunas numerarias de mi centro. Pero de 12 que éramos sólo tres estábamos en condiciones de triscar medianamente, bastantes de las demás numerarias eran "espectros medicados". He contado en mi libro anécdotas de esas excursiones que ilustran bastante el "plan". También recuerdo que organizaron un "club de montaña" en la universidad de Navarra.

De cualquier forma no sé porqué nunca acudí, ni en la dirección espiritual, donde te dicen todo lo que debes hacer, nadie me dijo "apúntate a la excursión con la universidad."

Creo que hay diferencias notables hombres - mujeres en este tema, los hombres hacen más deporte que las mujeres quizás, sobre todo en la juventud.
Si se hace deporte ha de ser con un "fin apostólico" o porque el médico te lo manda, o porque las directoras te lo consienten. Nunca como fin en sí mismo.

El fin último del opus está tan omnipresente en tu vida, que hacer deporte al nivel y con la concentración que se requiere para ir a las olimpiadas es prácticamente imposible. Un deportista de élite se plantea ganar medallas como el objetivo al que se subordina todo lo demás. En el opus ese objetivo al que se subordina todo lo demás no puede ser más que uno sólo: el propio opus. De manera que es imposible, si alguien se pusiera a entrenar con ese nivel de concentración, no haría normas, haría más caso a su entrenador que a las directoras, mandaría a la mierda los medios de formación tan frecuentes en el opus...

Además un deportista entrenando para los juegos pasa mucho más tiempo en el gimnasio o el estadio que en cualquier otro lugar. Imposible ser del opus en ese plan, el deporte acabaría por coparlo todo en tu vida, los del opus dirían de tí que eres una egoísta y una orgullosa que sólo piensas en tu triunfo personal, y que has tirado la vocación por la ventana.

Así que con los deportistas de élite lo único que el opus puede hacer es pedirles dinero cuando se hacen famosos, como se decía que ocurrió con Miguel Induráin, ya no sé si efectivamente Miguel, ganador de cinco tours de Francia, ha dado al colegio Irabia de Pamplona. Sí sé que las numerarias decian con un orgullo típico que su mujer había estudiado en ISSA, el instituto de secretariado que la universidad de Navarra tiene en Donosti.

Ana
Posted by Picasa

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD