Propiedad mancomunada

Qué gracia amigo italiano que sugieres que alguien puede ir al catastro y decir este piso es mío... pequeño detalle, en el opus dei nada, absolutamente nada, empezando por las cuentas bancarias está a nombre de una sola persona. Se procura que nadie pueda decidir unilateralmente sobre el dinero.

Por ejemplo, yo fui la secretaria de algunos consejos locales. Como secretaria en mi habitación tenía un armario especial con doble cerradura donde se guardaba la caja del centro. Es decir, la caja en la que las numerarias ingresan su sueldo y de la que se les da con cuentagotas y previa aprobación para el autobús, la peluquería, la farmacia... En esas cajas domésticas la política que se sigue es que nunca hay mucho dinero. En el caso de las cajas de numerarias porque en general las numerarias no ganan mucho más bien nada, en el caso de las agregadas porque una vez que has ingresado los sueldos de las 30 agregadas y les has dado la cantidad estipulada para cada una por la delegación para sus gastos, el sobrante hay que enviarlo lo más rápido posible a la instancia superior de mando.

En conclusión no sé dar una cifra de lo que normalmente a día 15 de mes hay en caja, pero no es mucho dinero. Pues bien, yo como secretaria no podía abrir la caja y largarme con ese poco dinero, porque la llave de la caja la tenía que pedir a la directora que la tenía "escondida" en su armario en un lugar sólo sabido por ella. Ni se me ocurrió ni es mi estilo andar buscando cosas escondidas. Y supuestamente la directora tampoco podía abrir la caja porque yo tenía una de las dos llaves del armario. Se procura que todo esté atado y que siempre necesites más de una mano para acceder al dinero.

Con las cuentas bancarias se hacía igual, figuran tres o cuatro firmas y no se puede sacar dinero sin al menos dos firmas. Todo esto con la de cambios de centro que hay en la vida de las numerarias es un jaleo, porque siempre te encuentras firmas de gente que ha cambiado de ciudad incluso... en fin, los típicos líos opus.

Por supuesto que hay espabilados que huyen con la pasta. Un caso muy sonado fue el del numerario de apellido Ortega Pardo que mandaron a Portugal "a empezar la labor" como presidente de no sé que entidades financieras y al tipo se le subió tanta responsabilidad a la cabeza de forma que huyó nada menos que a Venezuela con los millones. La policía le intervino en un hotel de Caracas ¡250.000 dólares de hace 40 años! más joyas. El opus lo recuperó, lo encerró en un sanatorio psiquiátrico de los suyos, borró su nombre de la lista de pasajeros para que nadie más investigara y se enterró el asunto. Los detalles están en opuslibros en el año 2006 en un envio que hice de Cuadernos de Ruedo Ibérico titulado "El corral de los negocios".

Ana
Posted by Picasa

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD