Ser del mundo

Estamos en la cima del Aznaitín, la cima más alta detrás es Jabalcuz, luego viene la Mella y ya más en la lejanía la siera de Ahillo.

Efectivamente no dejan ir a los actos familiares (bodas, bautizos, comuniones), sobre todo cuando eres joven. Cuando ya te has hecho de tal modo al opus que no sabes vivir más que en esa pecera, entonces les da igual que vayas, ya que "tu vocación desde la eternidad no corre peligro" porque te sientes lo que eres en medio de la gente normal: más rara que un perro verde.

A mí me pasó en la boda de mi hermano, me sentí muy extraña. Normalmente la gente joven en las bodas se divierte, incluso está el dicho "en bodas se hacen bodas". Se presume de traje, de peinado... etc. Para mí fue un momento muy raro, totalmente al margen de mis parientes, de la gente que allí habia, no me decía nada. Recuerdo a mis primas bailando, pasándolo genial, y me acuerdo de un primo que me sacó a bailar, ¡qué absurda conversación tuvimos! Yo convencidísima de que mi camino era el opus, que estaba entregando mi vida en algo útil mientras la gente sólo pensaba en divertirse y "desperdicia" su tiempo. Realmente veía el mundo al revés, era como ir haciendo el pino por la vida... una actitud de "orgullo" por haber sido elegida para una misión sobrenatural. Cuando ni siquiera era dueña de mis sentimientos ni era libre, una zombi en suma engañada.

En cosas mucho más tontas se ve que es todo un camelo, por ejemplo ¿cómo pueden pretender que la vocación de numeraria no saca a nadie de su sitio? ¿cómo pueden decir que estábamos en medio del mundo si con 35 años no sabía ni cocer un arroz? cuando salí del opus, menos hacer un huevo frito que me había enseñado mi padre con 12 años, no sabía hacerme la comida, ni lavarme la ropa. Era una de mis dudas interiores cuando me fui a vivir por mi cuenta ¿sabré salir adelante con la comida y la lavadora? no se necesita mucha ciencia para ello, pero hay que ponerse.

Era algo que era chocante en el opus, en uno de los últimos centros que viví teníamos cuatro mujeres más la administradora para ocuparse de todo. De forma que no teníamos ni que quitar el polvo. Sólo los sábados por la mañana después del desayuno hacíamos media hora de limpieza con nuestras batas blancas de médico. (Ahora me da risa pensar que nos poníamos la bata blanca para limpiar... en fin.) Muchas de las numerarias, que rondaban los 50, se quejaban de tener que limpiar media hora a la semana... en mi interior algo crujía: a mí que mi madre me había puesto el trapo de polvo y la aspiradora en la mano desde los 10 ó 12 años... No podía comprender semejante flojera. Pero esa es la cosecha que consiguen: señoritingas que no saben apenas coserse un dobladillo y que no se avergüenzan de predicar la "santidad en medio del mundo", ¿en medio de qué mundo si puede saberse? Porque eso es lo increíble, que las numerarias no hacen absolutamente nada más que mandar y predicar a los demás, a las pringadas de agregadas y supernumerarias. ¿Cómo podíamos tener la cara de aconsejar sobre nada a ninguna mujer? así es la vida de la numeraria, pura teoría y con el bastón de mando en la mano allí donde va.



Ana
Posted by Picasa

Comentarios

aNa MeSa y aLiCia SánChez ha dicho que…
HoLaa DoÑa aNa!SoMos aNa MeSa y aLiCia SánChez.
TeNeMos OTRA DuDa,QueRiaMos saBer Si Con La TeoRía y Las TaBlas de VerDaD SoLaMenTe,aProBaRíaMos...es Que La LóGiCa Se Nos Dá Muy Mal,y Ya Que HeMos aPrenDiDo a HaCer TaBlas de VerDaD...

Un SaLuDo Y Ya QueDa MeNos...

BeSos
Anónimo ha dicho que…
Que una mujer de 35 anos (y tambièn un hombre) no saben cocer un arroz o coserse un dobladillo, es espantoso: es un modo por tener las personas dependientes de los otros y sin ninguna autonomìa. Tambièn vivìr en los collegios y en los centros del opus solamente entre mujeres o entre hombres, sin comunicar con el otro sexo, hace ignorar la mitàd de la poblaciòn mundial. Sera por esto que el senor anonimo esribe tantas estupidez sobre las mujeres: el no les conoce. Enfin, no poder leèr un monton de libros, los mas importantes de la cultura de tantos sieglos, no hace eniender nada ni de ciencia, ni de la historia de la humanidad e, por lo tanto, no hace entender nada de la sociedad contemporanea. Este opus es un mundo raro, no es el mundo real.
Ana A ha dicho que…
Queridas alumnas y alumnos, (que seguro que habrá más mirando aunque no digan nada)yo sólo os digo que los exámenes serán del mismo tipo que en junio, y que os aseguréis bien bien bien bien de que las tablas las sabéis hacer con los ojos cerrados, porque si luego por un azar tenéis sólo dos tablas bien ya la hemos liado...

Intentar al menos las deducciones más fáciles que casi se pueden aprender de memoria. Es a base de mirarlas una y otra vez como se enciende la bombilla y se acaba comprendiendo, sé que soy una pesada, pero es que ya he visto mucha gente que por una tontería se ha quedado en puertas. Y otra gente que sin haber hecho mucho pero por haber estado en el detalle de hacer el esfuerzo de saber deducir, pasó sin más.
Espero de verdad que haya mucho aprobados en primero este septiembre, que no me hagáis comerme la cabeza pensando que hago, si os apruebo, os suspendo o qué rayos hago con estos alumnos que no es que les guste mucho estudiar... En fin, paciencia.

¡Mucha suerte el lunes!
Ana A ha dicho que…
Lo de no saber coserse el bajo de una falda a lo mejor exagero un poco pero no mucho. Si eso es las mujeres lo de los hombres ya es para nota, porque las numerarias al menos nos hacían pasar alguna que otra vez en nuestra vida por los trabajos de limpieza, cocina, lavadero...

Pero los hombres del opus esos si que no saben lo que es una escoba... Porque además yo creo que a las administradoras y numerarias auxiliares con los hombres les sale el instinto maternal más que con las mujeres, y entonces hacen como esas madres españolas que malcrian a sus hijos hasta los 30 ó 40, haciéndoles la comida aunque vivan en otra ciudad...etc.
El machismo español es algo que lo llevamos dentro también las mujeres españolas, por desgracia.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA