Mi año nuevo de ahora me gusta más.

 


Feliz año al seguidor canario, a Morgana, a Isabel, de corazón ya sois como de mi familia. A los demás, que hagáis penitencia por vuestros pecados en 2009... ¡qué horror estoy como vosotros!

Para la persona que pregunta si hay mucho opus en Jaén, depende de que quieras decir con mucho. Para una ciudad tan pequeña no está mal cuatro casas de numerarias y supongo que otras tantas de numerarios, en 2002 cuando yo lo dejé, más los dos colegios. Les cunde mucho, aunque sean pocos, su peso sociológico no es tan agobiante aquí como en Pamplona, donde se puede decir que la ciudad les pertenece.

Con respecto a la infalibilidad, es cierto, lo importante es la verdad. Por eso un santo verdadero no se preocuparía tanto del reconocimiento oficial como los muchachos opusinos. Porque cara al más allá, que es lo que importa si hablamos de fe, no quiere decir nada, lo siento por ellos. El más acá lo gobernaréis vosotros, nos joderéis vivos, nos quitaréis el dinero,el trabajo, la salud y algunos hasta la vida, llamaréis santos a los demonios y viceversa... pero lo que hay más allá de la raya de la muerte... ni tú ni yo podemos gobernarlo. Así que ya se puede empeñar el opus con su legalismo y juridicismo que esas leyes canónicas ni quitan ni ponen.

Es ya bastante inaceptable que se pongan las instituciones, la letra de unas leyes inventadas por delante del espíritu evangélico. Que se les permita seguir usando esa máscara de superortodoxia para engañar. Que se condene a quien de verdad hace el bien y se ponga alfombra roja a quien sólo busca enaltecerse a costa de aplastar lo que vale.
Veo que no estamos solos, hay más voces en la iglesia protestando. Me recomendaron un libro "Religión sin magia" de JL. Herrero del Pozo que creo voy a devorar.
Nos falta el asalto a la Bastilla, el período revolucionario en la iglesia católica no se ha cumplido... y si no tiene lugar van a colapsar desde dentro de la purita corrupción y alejamiento del evangelio. ¡Qué grandísima pena que no se rectifique! que la iglesia persista en mirar para otro lado ante tanta injusticia de la que la jerarquía es cómplice...¡cuántas oportunidades históricas perdidas!
Cuántas vidas perdidas para la iglesia y para el país por el cuento del opus, cuando hay tantas necesidades reales, de luchas por objetivos con sentido de la humanidad... En fin, que al menos nos recuerden como los que no nos conformamos con lo que veíamos a nuestro alrededor.

Y ayer año nuevo me vino una imagen de mi época de numeraria, los Años Nuevos en los centros... todas con la bata blanca de la administración de rodillas delante de la tele mientras el papa impartía la bendición desde la plaza de san Pedro...¡cuánta comedia y cuánto fanatismo! y a lo mejor en alguna habitación de ese centro una numeraria en la cama a las doce del día por la depresión y la enfermedad de un sistema de vida represor. Numeraria que no era una vieja, pongamos cuarenta años... esos son los que pretenden enseñar el camino de santidad...
Posted by Picasa

Comentarios

gadero ha dicho que…
Querida Ana, eso es libro muy interesante de Carlo Maria Martini. El titulo, en italian, es "Colloqui notturni a Gerusalemme". No sè en espanol. Su "facebook" hay un grupo de partidarios de Carlo Maria Martini y, en la pagina del grupo, hay un articulo.Es esto.


Martini pide la reforma de la Iglesia

El influyente cardenal elogia a Lutero, defiende el debate sobre el celibato y la ordenación de mujeres y reclama una apertura del Vaticano en materia de sexo

JUAN G. BEDOYA - Madrid - 25/05/2008
ElPais.com

"La Iglesia debe tener el valor de reformarse". Ésta es la idea fuerza del cardenal Carlo Maria Martini (Turín, 1927), uno de los grandes eclesiásticos contemporáneos. Con elogios al reformador protestante Martín Lutero, el cardenal le pide a la Iglesia católica "ideas" para discutir hasta la posibilidad de ordenar a viri probati (hombres casados, pero de probada fe), y a mujeres. También reclama una encíclica que termine con las prohibiciones de la Humanae Vitae, emitida por Pablo VI en 1968 con severas censuras en materia de sexo.

"Ha habido una época en la que soñé con una Iglesia en pobreza y humildad"

El cardenal Martini ha sido rector de la Universidad Gregoriana de Roma, arzobispo de la mayor diócesis del mundo (Milán) y papable. Es jesuita, publica libros, escribe en los periódicos y debate con intelectuales. En 1999 pidió ante el Sínodo de Obispos Europeos la convocatoria de un nuevo concilio para concluir las reformas aparcadas por el Vaticano II, celebrado en Roma entre 1962 y 1965. Ahora vuelve a la actualidad porque se publica en Alemania (por la editorial Herder) el libro Coloquios nocturnos en Jerusalén, a modo de testamento espiritual del gran pensador. Lo firma Georg Sporschill, también jesuita.

Sin tapujos, lo que reclama Martini a las autoridades del Vaticano es coraje para reformarse y cambios concretos, por ejemplo, en las políticas del sexo, un asunto que siempre desata los nervios y las iras en los papas desde que son solteros.

El celibato, sostiene Martini, debe ser una vocación porque "quizás no todos tienen el carisma". Espera, además, la autorización del preservativo. Y ni siquiera le asusta un debate sobre el sacerdocio negado a las mujeres porque "encomendar cada vez más parroquias a un párroco o importar sacerdotes del extranjero no es una solución". Le recuerda al Vaticano que en el Nuevo Testamento había diaconesas.

Son varios los periódicos europeos que ya se han hecho eco de la publicación de Coloquios nocturnos en Jerusalén, subrayando la exhortación del cardenal a no alejarse del Concilio Vaticano II y a no tener miedo de "confrontarse con los jóvenes".

Precisamente, sobre el sexo entre jóvenes, Martini pide no derrochar relaciones y emociones, aprendiendo a conservar lo mejor para la unión matrimonial. Y rompe los tabúes de Pablo VI, Juan Pablo II y el papa actual, Joseph Ratzinger. Dice: "Por desgracia, la encíclica Humanae Vitae ha tenido consecuencias negativas. Pablo VI evitó de forma consciente el problema a los padres conciliares. Quiso asumir la responsabilidad de decidir a propósito de los anticonceptivos. Esta soledad en la decisión no ha sido, a largo plazo, una premisa positiva para tratar los temas de la sexualidad y de la familia".

El cardenal pide una "nueva mirada" al asunto, cuarenta años después del concilio. Quien dirige la Iglesia hoy puede "indicar una vía mejor que la propuesta por la Humanae Vitae", sostiene.

Sobre la homosexualidad, el cardenal dice con sutileza: "Entre mis conocidos hay parejas homosexuales, hombres muy estimados y sociales. Nunca se me ha pedido, ni se me habría ocurrido, condenarlos".

Martini aparece en el libro con toda su personalidad a cuestas, de una curiosidad intelectual sin límites. Hasta el punto de reconocer que cuando era obispo le preguntaba a Dios: "¿Por qué no nos ofreces mejores ideas? ¿Por qué no nos haces más fuertes en el amor y más valientes para afrontar los problemas actuales? ¿Por qué tenemos tan pocos curas?"

Hoy, retirado y enfermo -acaba de dejar Jerusalén, donde vivía dedicado a estudiar los textos sagrados, para ser atendido por médicos en Italia-, se limita a "pedir a Dios" que no le abandone.

Además del elogio a Lutero, el cardenal Martini desvela sus dudas de fe, recordando las que tuvo Teresa de Calcuta. También habla de los riesgos que un obispo tiene que asumir, en referencia a su viaje a una cárcel para hablar con militantes del grupo terrorista Brigadas Rojas. "Los escuché y rogué por ellos e incluso bauticé a dos gemelos hijos de padres terroristas, nacidos durante un juicio", relata.

"He tenido problemas con Dios", confiesa en un determinado momento. Fue porque no lograba entender "por qué hizo sufrir a su Hijo en la cruz". Añade: "Incluso cuando era obispo algunas veces no lograba mirar un crucifijo porque la duda me atormentaba". Tampoco lograba aceptar la muerte. "¿No habría podido Dios ahorrársela a los hombres después de la de Cristo?" Después entendió. "Sin la muerte no podríamos entregarnos a Dios. Mantendríamos abiertas salidas de seguridad. Pero no. Hay que entregar la propia esperanza a Dios y creer en él".

Desde Jerusalén la vida se ve de otra manera, sobre todo las parafernalias de Roma. Martini lo cuenta así: "Ha habido una época en la que he soñado con una Iglesia en la pobreza y en la humildad, que no depende de las potencias de este mundo. Una Iglesia que da espacio a las personas que piensan más allá. Una Iglesia que transmite valor, en especial a quien se siente pequeño o pecador. Una Iglesia joven. Hoy ya no tengo esos sueños. Después de los 75 años he decidido rogar por la Iglesia".
isabel ha dicho que…
Me parece que he perdido el comentario. Me da rabia porque ya no me sale lo mismo que había escrito. Le había dado un repaso a Pax ... y ahora desinflada ¿qué le voy a decir?.

Estaba ..., en que creía que tanto Alvaro como Ana se columpiaban con la hipótesis sobre la canonización de Escrivá. ¿dogma, no dogma o muy próximo como decía Alvaro?.

A mí más bien me parece un misterio (por misterio entiendo, aquello que no se entiende, es imposible entender y no hay que darle más vueltas porque nunca se entenderá).

El caso es, que Escrivá es santo y aunque como decía la señora ... no me molesta para pasar, quizás a otros sí les molesta.

Vaya ... que para Ana puede ser, como para mí sería que santificaran al Rojas - aunque no lo creáis ..., éste va detrás de eso -.
Anónimo ha dicho que…
El opus dei les hace mucha violencia a los que no aceptan sus preceptos. Se desquita con los que puede, con los que controla, pero aparece ante la sociedad con sus vestiduras pulcras.

Son sus víctimas los que con el tiempo resucitan, vuelven a la vida después de ser desechados como cadáveres, quienes con más determinación luchan porque salgan a la luz toda esa maldad revestida de santidad, en el nombre de Dios.
marina ha dicho que…
Me impresiona comprobar cómo efectivamente hay muchas numerarias "empastilladas", tengo una hermana numeraria, tiene 43 años y lleva desde mayo 2008 en una clinica de desintoxicación porque es adicta a los psicofármacos, a su familia no nos habían dicho nada, pero por lo visto llevaba diez años con tratamiento psiquiátrico, ahora empieza a vivir sin pastillas, se va demostrando que el problema es el tipo de vida que llevaba. Feliz año Ana, me gusta mucho tu blog.
isabel ha dicho que…
Por si no se entiende lo que decía la señora (que salió en aquel telediario),

Hace poco, cuando quitaron una de las estatuas de Franco que quedaban en el Norte,

Plaza concurrida llena de gente gritando - unos que sí, otros que no - y Franco en medio de la plaza con el caballo, rodeado de cuerdas para bajarlos a los dos del pedestal. Uno de la tele le pregunta a una señora,

- ¿A usted que le parece ? ¿Qué quiten la estatua o no?.

La señora - que parecía andaluza -, miró a lado y lado y entre tanto norteño que gritaba y no se entendía si era que sí o que no, dijo:

- Mire usted, a mí me da lo mismo. No me molesta para pasar.

Quería decir eso, que a los de fuera no nos molesta para vivir, que hayan hecho santo a Escrivá por una vía de más o menos categoría o que digan que es más o menos inequícoca. Como si dicen que es de oro.
La ofensa - que no es emocional para nosotros, si no de rabia -, está en que se le haya dado de alta como santo, si ha maltratado a muchos.

A vosotros sí os importa la categoría de la vía. Se entiende, porque la tomáis como referencia de verdad absoluta o posible equivocación.

Sin embargo lo que está bien está bien y lo que está mal, está mal, lo haga quien lo haga (un Papa o 20 Papas juntos) y si Escrivá ha sido vuestro terror, no tienen derecho a condenaros a una ofensa de por vida, pq sí. Por aquello del invento de la infalibilidad o, su próximidad. Ja.
Anónimo ha dicho que…
Yo no se que dinero te han quitado, segun tu, pero si el concepto de robar o quitar es sustraer dinero u otras cosas contra la voluntd del propetario, ten por seguro que no solo no es verdad, sino que vluntariamente ahora mientes, y voluntariamente entonces lo diste, sin que te robaran. Es mas humano y cristiano decir las cosas por su nombre. Lo di y ahora no me lo devuelven a pesar de mi cabreo, como es logico, pues fue a parar a alguna labor apostolica con tu consentimiento. No hay pararisos, ni lagunas ni mares negros en eso, lo sabes pues cada peseta esta justificada. Si, Ana, digas lo que digas antes, en tus lșibros, en otras entradas, que he leido, en este foro lleno de mentiras y contradicciones. Alvaro.
Javi ha dicho que…
Hola Ana.

Me llamo Javi, tengo 30 años, vivo en Pamplona y yo también he sido víctima del Opus Dei. Leí en tu Blog que decías que en esta ciudad parece ser que el Opus Dei tiene mucha fuerza. Actualmente estoy documentandome porque voy a escribir un libro sobre el Opus Dei. Me servirías de gran ayuda si pudiera hacerte una entrevista. Si esto es posible ponte en contacto conmigo. Mi email es : jerry24_1@hotmail.com .

Un saludo.
Ana A ha dicho que…
Feliz año también para tí, Gadero. Anoto el libro del cardenal y me alegro de que en el colegio cardenalicio haya al menos uno con un discurso distinto al oficial. El entorno de JPII procuró nombrar muchos cardenales manejables para asegurar la sucesión en un sentido. No sé que remedio va a tener eso.
Ana A ha dicho que…
Javi, ¿has leído mi libro? es lo primero que deberías hacer. No sé que más te puedo contar de Pamplona, llevo muchos años fuera y lo mío ahora son recuerdos, no actualidad.
Ana A ha dicho que…
Alvaro, no sólo me quitaron el dinero, me quitaron la vida cuando me dijeron "una barbaridad teológica" como que Dios desde antes de la creación del mundo había pensado en mí para ser numeraria. Es mentira y es una herejía. Nunca me dijeron la verdad de nada, ni porque me dejaron entrar, ni porque, según ellas, "me aguantaron" tanto tiempo. Porque en realidad me soportaron, no les servía para lo que ellas necesitan... Mi vocación desde la eternidad resultó ser los ahorros de mi madre, y las labores apostólicas son otra milonga: "redes que tienden los pescadores..." ¿te sabes la canción?
gadero ha dicho que…
Alvaro, una nina de 14 anos y medio no puede eligìr NADA: no puede casarse, no puede conducir el coche, no puede votar, no puede vivir donde quere, no puede trabajar... y, por lo tanto, no puede eligìr el celibato por toda la vida. Mentalizar una nina de 14 anos y medio y dir a ella que "Dios desde antes de la creación del mundo había pensado en ella para ser numeraria", como escribe Ana que le han dicho, no solo es una mentira y una herejía, tambièn es una barbaridad y un delito. Soy una mamà de tres hijos y sè como es un nino o una nina de 14 anos. Un nino o una nina de 14 anos no tienen la madurez necesaria y por lo tanto no pueden defenderse del acòso y de la mentalizaciòn.
Javi ha dicho que…
Vale, Ana, leeré tu libro, espero me sirva de mucho. Estoy investigando algo que no creo que nunca se demuestre, pero por intentarlo ... ¿Crees que es posible que haya habido relaciones homosexuales entre numerarios del Opus Dei ?
Ana A ha dicho que…
Javi, mira en opuslibros.org en la nueva web en el apartado sobre "Afectividad. Sexualidad". Hay testimonios de ex numerarios que dan a entender cosas... Los curas son muy morbosos preguntando cosas que no vienen a cuento, siendo numerario si estás en el ajo, tienes la venia para hacer lo que quieras.

Algunos hablan sobre el afeminamiento del fundador. Ni entro ni salgo porque no le conocí, lee tú mismo.

Creo que hay relaciones homosexuales en hombres y en mujeres. Me quedé de piedra cuando me contaron hace relativamente poco que a una cooperadora le habían preguntado si se había acostado con numerarias.
En mi imaginario "Alicia en Wonderland" estas cosas no existían. No las hubiera entendido si me lo chivan cuando estaba dentro...

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD