Peligros del "catolicismo"

Gracias por vuestros ánimos, es mejor cuando me sale la ironía, pero no siempre sale.

A la persona que lucha por la mujer que quiere, que tengas suerte, pero yo no gastaría tantas energías en ello. La gente opus es muy taimada, está rota por dentro,quiero decir que en cualquier momento, después de que tú piensas que has hecho progresos todo tu trabajo se va al traste. Puede haber una especie de secuestro por parte de la familia o del propio Opus, no será la primera vez.

Y si llegáis a casaros, te meterás en un berenjenal: hijos, dinero, gastos, vacaciones, planes... ¡la que te espera cuando tengas que decidir sobre estos temas!: la vida en pareja ya tiene por sí sola sus propios obstáculos como para encima añadirle el del opus.
Piensa bien en tu dinero que por ahora es sólo tuyo. Piénsatelo bien.

Mi experiencia es que Opus siempre gana, y los individuos la mejor defensa que pueden tener es huir de ellos. Se necesitan profesionales (psicólogos) para desprogramar a alguien, se necesita no vivir tan rodeado de una sociedad Opus como veo que es el caso. Hoy lo pensaba: viviendo en Pamplona ni en sueños salgo yo del infierno. Imposible de toda imposibilidad.

Encima su familia pertenece... hijo mío te estás metiendo tú solo en la boca de lobo.

No sabes como me gustaría equivocarme y que dentro de 5, 10 años te hayas salido con la tuya sin enfermar. Y sin cambiar de ciudad. Ojalá me equivoque, fíjate lo que te digo. Ojalá.

Se encuentran cosas super interesantes por internet que ayudan a comprender. Hay en Francia una asociación que agrupa a mujeres de curas que reclaman, sin mucho éxito por ahora, sus derechos.

Hay testimonios muy ilustrativos sobre los defectos del catolicismo.
Parece que opus es como un concentrado de ciertos problemas que tiene la iglesia católica en algunos aspectos. En la iglesia hay millones de gentes que hacen su trabajo, que ayudan a los demás y que no son ni sectarios ni elitistas. Pero por desgracia esos millones de gentes no son los que se preocupan del poder eclesiástico: y esa es la pena, que si nadie lo remedia los millones de gentes rectas serán dirigidos, ya lo están siendo, por un grupo cuya única obsesión es el poder.

Concretamente el problema del celibato de los curas: sería un cante que se quitara esa ley eclesiástica. Pero sería más justo, porque realmente no es nada esencial del evangelio, y ahora mismo hay muchos hombres y muchas mujeres sufriendo por esta bobada. Además de la injusticia de que los hijos de curas la iglesia no los mantiene. Y parece ser que el celibato se estableció para que el dinero de los curas no se desparramara en herencias, sino que quedara en la iglesia.

Eso es lo mismo que hace el opus con los numerarios, gente sin familia de la que se espera sacar, y se saca una buena tajada por legados familiares.

Pero me interesa los efectos sobre muchos varones, de una formación católica que se avergüenzan y avergüenzan con el tema de la sexualidad. Ya lo he dicho otras veces: me llama la atención lo descompensados que salen los numerarios que dejan el opus en esta cuestión.

Leyendo estas cosas sobre curas católicos que se lían con mujeres, que juegan el doble juego, a los que el obispo les permite hacer el paripé mientras la mujer viva en otra ciudad y no sea algo público...etc... la verdad como se suele decir "mal de muchos..." Es decir, que en este tema los hombres opusianos sufren la misma deformación típica de cierto catolicismo a la antigua.
Agravado en el Opus por el componente sectario que no existe ni de lejos en esas macrodosis en otras áreas del catolicismo.

Algunas cosas de las que relata esta mujer, sobre todo al final, me recuerdan el testimonio que está en opuslibros.org de una chica argentina que se casó con un ex numerario pensando que era un partidazo. El final de la historia, (que realmente te has juntado con un inútil de hombre, inútil por la deformación que ha sufrido e imposible de curar), es prácticamente el mismo de las mujeres que se casan con ex numerarios que no han abandonado mentalmente la numerariez.

El original del que traduzco extractos está en:
http://plein.jour.free.fr/plein_jour_4_homo_presbyter_311.htm#Homo presbyter témoignage


HOMO PRESBYTER ! (Témoignage)

Estoy de luto, como tantos otros por el Vaticano II y tantas esperanzas suscitadas por el concilio en los años 60-70, especialmente en lo referente al celibato obligatorio de los curas...

En aquellos momentos yo mantenía relaciones con un cura de unos 30 años. Me gustaría hacer revivir aquellos tiempos de esperanza...

Conocemos la hermorragia de curas que dejaron el ministerio en los 70. Muchos se fueron para casarse....LO que hoy me interesa es comprender su perfil psicológico,y el porqué del sufrimiento impuesto a las mujeres que, sin embargo, amaban.

Educados en una fe católica autoritaria, en la que la idea misma de sexo era pecado, esos hombres fueron formateados desde la edad más temprana en sus familias o seminarios en una desconfianza cercana al odio de la mujer-Eva. Sólo las madres, María o las vírgenes, eran sino piadosamente reconocidas, toleradas en cualquier caso.

Una vez curas, se ven arrojados a la vida con la única armadura de su ordenación con el riesgo de las mujeres, numerosas y eficaces en las diversas asociaciones de la iglesia. A menudo, alrededor de los 40 años de edad, ocurría lo que tenía que ocurrir... Una atracción física, emocional, intelectual, entre dos personas que compartían los mismos ideales...

Después del pánico ante el sentimiento amoroso denominado "amistad" empieza el combate para comprender lo que les pasa, la fatalidad.... Para el hombre, la culpabilidad está en el centro de esta lucha que tiene lugar entre su amor terrestre y su fidelidad a un compromiso contraido, moralmente forzado.. "El celibato está en el lote de la ordenación, lo tomas o lo dejas", me decía mi amigo cura. Al final la mujer se deja a un lado. Para muchos curas, su amiga es el revelador de lo que estaba ya inscrito en su yo más íntimo: el deseo intenso de un amor humano y la frustración de no poder satisfacerlo.

AL cabo de unos años de reflexión, una minoría valiente toma la decisión de vivir públicamente su amor y dejar el sacerdocio. No es fácil, se pierde la imagen de marca, hay que enfrentarse a familias, colegas... buscar un trabajo... Otros se contentan con vivir en pareja, pero ocultos, lejos de su lugar de trabajo. En efecto, si no hay denuncia, el obispo cierra los ojos, aliviado por no perder un cura cuando faltan tantos.


La mujer no está tan a gusto con la solución... Conozco seis parejas que viven así.

Algunos casos son más dolorosos por la tensión entre ella y él, entre él y la iglesia. Una vez mi compañero cura, un hombre inteligente me dijo esta frase imbécil: "Estoy casado con la iglesia, y como en todos los matrimonios hay altibajos. Pero se sigue a pesar de todo." Nosotras las mujeres deberíamos de desconfiar de este tipo de discursos.

Esos curas en general no saldrán de su encierro. Su líbido es fuerte, pero han aprendido a compartimentar su vida. Es más fácil si no viven en la misma región. Hipocresía y cobardía, es duro de decir, forman parte de su vida y de su personalidad. Son hombres con cajones, con un tiempo diferenciado entre su ministerio y su vida privada. La comparación con un hombre casado que mantiene una amante es tentadora...

En su relación con un cura la mujer sufre. La iglesia no. Su regla imbécil del celibato obligatorio es la causa del sufrimiento de la mujer. Ambos se encuentran en fiestas, fines de semana, vacaciones, y se juega entonces a la pareja estable sabiendo que tras ese tiempo vendrá la separación inevitable y su cortejo de frustraciones(....)

Lo peor son los que por sus angustias, sus miedos juegan al yoyó con las mujeres que desean. Ya no se puede hablar de amor... Esos son perversos peligrosos, hay que huir si no se quiere caer en depresión e incluso en la locura.
Un paso adelante, tres para atrás, promesas que no se cumplen, reproches constantes, vuelta al cariño seguido de períodos de silencio en los que no hay forma de contactar con él. ...No se puede esperar nada de ellos. Su nevrosis que roza la psicosis está demasiado anclada.

la formación perversa que han recibido sumada a una fragilidad psicológica les ha hecho perder el norte, incapaces de la mínima reflexión, incapaces de decidir nada por sí mismos. A veces te encuentras con alguno de estos místicos, de mirada perdida, en los que cuando se va la fe, queda la gilipollez ....

En medio de este torbellino ¿qué puede hacer la mujer? huir para escapar al infierno....
Todos los hombres de iglesia no son perversos ni irresponsables.... Hay entre ellos inteligentes, cultos, compasivos. Pero ¡cuántos participan de esa actitud de compunción hipócrita y de desconfianza hacia la mujer!
La salvaguardia de su imagen de marca y la conformidad al sistema los vuelve sordos y ciegos a los problemas fundamentales nunca solucionados. Entre ellos, el celibato obligatorio. ¿Por qué repiten como loros? no pueden hacer otra cosa si quieren quedarse en el seno de la iglesia madre. La mayoría son víctimas que consienten, afiliados a la jerarquía y orgullosos de su castidad...

Lucie

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola D. Ana soy Lourdes de 2ºBach. Le quería preguntar por el examen de recuperación del día 1 de septiembre, que la gente me tiene hecha un lio. Porque algunos dicen que si haces el comentario de texto de un filósofo, por ejemplo Platón, con sus correspondientes términos y contexto, ya no tienes que hacer ni su teoría ni ningún comentario de texto más. No se si me he explicado bien... Espero que me entienda y que me pueda ayudar. Muchas gracias y perdone por molestarla en vacaciones.
Un saludo.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA