Crueldades opusinas



Este fue un momento muy conmovedor que viví en Ireland. Eran dos jóvenes se sentían muy solidarios con el "basque country", como irlandeses del norte "pisoteados" por Reino Unido. Imposible ponerse a explicar que no es la misma situación la del basque country que la de Irlanda del Norte, a mi parecer. Aviso que no he profundizado mucho en el tema y quizás sería interesante hacerlo.

Qué noticia tan curiosa la de que el tribunal superior de justicia del País Vasco da el visto bueno a las subvenciones que reciben las familias de los presos etarras para visitarlos por las prisiones españolas... Por lo visto fue el gobierno de ZP el que presentó la demanda contra el gobierno de Ibarretxe, que subvencionaba los viajes... ¡qué país! siempre acabamos en lo mismo: las subvenciones. Con lo cual los vascos demuestran que son tan españoles como cualquiera.

Se dan las noticias de la detención de etarras en Francia, de que la bandera española ondeará en Ajuria Enea y seguidamente en el mes de agosto se saca esta sentencia de la que sospecho la mayoría de españoles no se van a enterar por estar tomando el sol. No sé como interpretarlo, ¿una de cal y otra de arena? para suavizar el final del conflicto... digo yo.


Me han contando de los enchufes, de alguien de un pueblo de Jaén, muy PP que iba pregonando tras acabar una carrera de letras, "no tendré problemas en las oposiciones, fulanico me dará la plaza". Y así fue. No han sabido decirme si también había relación opus en este caso o sólo relación PP.

Pero bueno, estas cosas me hacen poner la cacareada vocación al opus dei en su lugar. Hace poco me callaron la boca en opuslibros porque iba a contar algo, nada malo sólo la verdad, de una numeraria que ya no lo es. Pero resulta que esta persona "a pesar de haberlo pasado tan mal como todos a la salida del opus" (¡me río yo!) está colocada en una universidad madrileña. Si interesa el nombre lo diré.

Y en esto discrepo de muchos de mis colegas "ex", son las cosas que da miedo decir pero hay que sacarlas a la luz porque son profundamente injustas.

Me explico: cuando yo llegué a Andalucía a trabajar en el instituto observé una constante. Muchos profesores se pasan la vida concursando para poder obtener una plaza cerca de su pueblo o de su ciudad de origen. Es la conversación consabida en las salas de profesores. A lo mejor eres de Huelva y tienes la plaza definitiva en Jaén, y tienen que pasar cinco, seis años hasta que finalmente consigues el centro de secundaria que tú quieres.

Pues bien, en el opus dei obsérvese que se reparten no plazas de instituto, (eso no tiene suficiente caché)sino cátedras universitarias. De forma y manera que aunque dejes de ser numeraria si callas la boca y estás en el carril tienes tu plaza nada menos que en Madrid. En la universidad.

Y después de estos ejemplos, de los que hay cientos, o decenas, quieren que nos traguemos el cuento de que "la vocación al opus dei es desde la eternidad y etc, etc..." No. La vocación al opus dei es que si entras en el club, te colocan.

Además recordando a mis amistades de la adolescencia, niñas de familias opus que pitaron antes que yo y salieron del opus también antes que yo, pasa exactamente lo mismo. ¿Por qué entraron calladamente, salieron calladamente y nunca más se supo de su vocación hallada y luego perdida? está muy claro: todas esas familias dependían económicamente de la universidad de Navarra.

Recuerdo hijas de médicos, de profesores del Sario (escuela de ingenieros que tenían en Pamplona), de profesores de la universidad.... con lo cual punto en boca.

Las hijas entrando y saliendo del opus les pudo pasar de todo, como a mí, peor que a mí, con tratamientos psiquiátricos de los suyos, incluso internamientos en la cuarta planta. Pero, pero... estaba en juego la economía familiar, la fuente de ingresos, nuestro fundador y el opus dei. El gran Hermano que dirige nuestras conciencias. A él nos hemos vendido. De forma que así maten a mi hija o la me la devuelvan hecha una piltrafa, saco la cara por el opus dei no por mi hija.

Que cada cual le ponga a estas historias el título que quiera.

Para mi gusto es lo peor de todo lo que pasa allí dentro, el silencio cómplice de los padres supernumerarios que han visto lo que el opus hace de sus hijos. Me parece cruel.
Y ya está tardando la película que refleje estas maravillas. Lo de Camino fue sólo un aperitivo para ir abriendo boca.

Comentarios

Isabel ha dicho que…
Cierto Ana. Hay mucha hipocresía en todos los mundillos donde no se juega limpio. Lo q sirve para unos, no es válido para otros.

Estoy con la capa caída con lo que estamos consiguiendo con Enrique Rojas. Los medios no lo pregonan y las Instituciones no actúan, por lo que el 99,9% de la población seguirá sin enterarse.
Anónimo ha dicho que…
saludos desde canarias,


ultimamente la prensa ha estado aireando, sobre todo El Mundo,la vida y portentos del fundador de los legionarios de cristo : algo drogata, con unos cuantos hijos desparramados, pero eso si, una organizacion que gestiona miles de millones de euros, lo que significa demasiados intereses y gente viviendo del tinglado, sobre todo en un pais medio en ruinas como es Mexico.

cuando se atreveran con el opus?

que rabia da saber que se hacen supuestas vocaciones-llamada de lo divino a edades tan tempranas, si hasta el propio Jesus solo lo vio claro cuando tenia treinta tacos, que forma de aniquilar la espiritualidad de las personas !!!

saludos envidiosos de los viajes ajenos
Anónimo ha dicho que…
Hola Ana,
(me gustaría que no publicaras el comentario)

saludos pamplonicas.

Hace bastante tiempo te escribí pidiéndote consejo sobre mi novia, supernumeraria, antes numeraria, y eternamente abducida por directores espirituales y parásitos varios.
Supongo que habrás visto tantos casos y tan parecidos que éste no representa sino uno más. Pero Ana, no sabes como logro entender cada uno de los artículos que escribes. Que dificil es todo con alguien captado!! Que complicado hacerle desaparecer esa idea de que es una sucia pecadora, que no vale un carajo y que si es algo en la vida es gracias a la CUN, universidad y a su centro. Los tranquimazines en su casa (Opus, toda ella, obviamente) circulan como en la mía el agua en las comidas. Su padre, su madre y todas sus hermanas no pueden pasar sin las pastillas, porque de lo contrario no pueden respirar. Viven en un estado de insatisfacción permanente, pero son incapaces de verlo y muchiiiisimo menos de detectar la causa única y primitiva. En el anterior comentario, hace ya unos cuantos meses, te dije, que para mí, mi fé es lo más importante en la vida, saberme querido incondicionalmente por Dios, el dar a la vida un sentido trascendente, el ejemplo de mis padres... no sé... Dios es amor y no logro entender como hay quien se puede sentir a gusto en ese ambiente y en esa locura colectiva.

En su día, me dijiste que perdiera toda esperanza con ella, pero bueno, como buen navarrico me encabezoné y siguiendo el consejo de mis padres, me lancé a por el imposible. Ellos, durante sus años universitarios fueron objetivo de sus redes de captación y me pudieron ayudar muy bien.

Mis padres nunca nos ha educado en el odio, ni en los prejuicios y de hecho, ellos nunca me habían hablado del Opus hasta que les pedí consejo.
En el fondo, lo que me dijeron no distaba mucho de lo que tú me comentaste: "Alberto, ve con cuidado, que andas en terreno pantanoso, y son muchos años de comida de tarro contra los que tienes que luchar".

Desde entonces me marqué un camino: Para empezar, hay que abandonar la hostilidad hacia el Opus Dei, hacerle ver que incluso empatizas con la obra, sólo así puedes crear en ella una actitud crítica. Ana, no te puedes hacer a la idea lo que me ha costado que ella empezara a ver defectos en la obra... ya podía estar su hermana numeraria con una depresion de caballo que no era capaz de ver el origen de esa enfermedad. Hay que tener muchisimo tacto, huir de la confrontación porque ahí ya sé de qué lado está, todavía...

A estas alturas de la carta, probablemente creas que soy un pobre ingenuo, pero he conseguido que hace un par de semanas le dijera abiertamente a su directora espiritual ( una tal Amelia, profesora de farmacia, sumamente gilipollas, repipi y una largo etc, a la que estoy convencida que conoces) que no va a ir a la semana de convivencias, porque no le apetece y se va a ir con su novio a hacer el camino de Santiago desde el Cebreiro. Ya ves que tontería, pero para mi ha supuesto el paso más importante en nuestra relación en casi año y medio. No te voy a detallar lo que me ha costado que ella llegara a eso, pero ya te puedes imaginar que han sido miles de horas de conversación y muchos buenos amigos implicados en ello.

Sé que el camino que me queda por andar no es largo, sino larguisimo, pero estoy confiado en llegar a buen término. Del mismo modo en que tú lograste alejarte de ese infierno, estoy convencido que voy a conseguir sacarla de allí. Tanto mi familia, como un buen amigo sacerdote con él que he conseguido que hable ya regurlamente, y yo mismo, vamos a lograrlo.

Gracias Ana de corazón, porque en cierto modo, todos tus artículos son un aliento para mí.

Un abrazo fuerte y mucho ánimo con el curso que empieza

Un abrazo muy fuerte.
Anónimo ha dicho que…
Buenas Ana.Enhorabuena por el blog y por todo el trabajo que haces. Con la experiencia que tienes me gustaría que usaras más la ironía en tu paso por el opus. Cuando haces uso de ella, me divierte mucho. Le aporta frescura e interés.
Paso a otra cosa, oí el otro día en la Cope, al alcalde del Grado, hablando del "interesante" concurso mundial de parchís que se celebraba en su pueblo.
Todo sonaba antigüo, de mesa camilla y naftalina, que no pare de reírme. Lo más sorprendente fue su comparación entre el logro de la meta en este juego con el "cielo". Era teología de la barata y casposa. Creo que participaran doscientas y pico parejas, todas ellas, en perfecta "armonía" con la naturaleza en este bello paraje.
La duda que tengo es que premios se concedían a los ganadores. ¿Qué podrían ser las Obras Completas de algún santo, algún retiro espiritual? Me inquieta.
Sigue así, recarga las pilas. Feliz vuelta de verano
Carlos desde Cartagena.
Anónimo ha dicho que…
Mi colega de profesión docente me acaba de enviar este artículo.
La vida que tiene esas paradojas de las que hablaba el maestro Baroja.

http://www.larioja.com/20090821/sociedad/interno-indomable-20090821.html

Disfruten de la canícula.
Ana A ha dicho que…
Carlos, Hay que explicar a la concurrencia que supongo que cuentas lo del parchís del oscense pueblo del Grado porque tiene que ver con el opus.

El Grado está al lado de Torreciudad y que allí tienen una especie de campamento de verano los hombres opus,y supongo que este campeonato de parchís es una iniciativa apostólica... ¿es ese alcalde opus por azar o sólo coopera?
Anónimo ha dicho que…
Ana, imagino que conoces que el azar es lo más azaroso que existe... Se deja a la buena de Dios, ya sabes, la divina providencia, la corte celestial...
He estado leyedo comentarios de tu blog desde el principio y dan para una serie, película...
Ojalá algún productor te lo propusiera. Tienen tanta verdad y fuerza que serían de gran interés.
Carlos desde una Murcia en llamas, por el calor, digo

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD