Accidentes. Dignidad

Peyragudes









Aquí nadie abusa del blog siempre que tenga una vivencia que contar referente al tema opus dei. Todas las experiencias son bienvenidas. Lo del intento de atropello no eres el primero que me lo cuenta, eres el primero que se atreve a ponerlo por escrito, fecha, hora, lugar, nombre y hacerlo público en un blog. La próxima vez quédate con la matrícula del coche ¿qué se han creído?

Cuando se intenta soltar el lastre del opus dei, en especial si como es tu caso y fue el mío, te has criado prácticamente a sus pechos, te pasan cosas muy extrañas que piensas si estarás soñando. Da vergüenza y miedo contar por lo de siempre, "si cuento esto nadie me creerá", "la gente va a decir que me falta un tornillo". Es el objetivo opusino, amedrentarnos y sobre todo hacerte tantas putadas una detrás de otra que pierdas el control de tu vida. Tú lo has descrito muy bien: hay que acabar adorádolos a ellos porque son dioses para nosotros.  A mí siempre me ha ayudado la fe en el "Dios a quien nadie ha visto jamás", que no sé en qué parte de la Biblia viene, para no confundirme.

Ningún ser humano por rico, encumbrado, famoso, inteligente o campanillas que tenga o quiera darse es más que yo. Somos iguales, y nadie tiene derecho a pisarme. Y creo que hay un Dios en el cielo y que ante ese Dios la diferencia que pueda haber entre cualquier otro ser humano por muy médico y muy catedrático que sea y una servidora es insignificante. Por eso no pienso inclinar la rodilla ante nadie, bueno sí, en el evangelio se nos enseña a doblar la rodilla ante quien nos necesita. Pero nunca ante un poder humano...

Así que ante todo dignidad.

Por eso Kari, si por azar me siento en un lugar  y por azar me molesta la visión de alguien opusino cambio de sitio en un abrir y cerrar de ojos. Pero jamás me acerco ni permito que se me acerquen, ni para saludar ni para insultar ni para nada. Aquello se terminó hace ocho años. Ya lo tengo todo hablado con ellos hasta las más altas instancias que eran las que mandaban, a Roma llegó una carta que eché al correo pidiendo que nunca más me hablaran ni me enviaran misivas. Que me dejaran en paz.

Sirvió de poco, esta gente tiene asumido que "somos el amo" , y que cualquiera de nosotros somos una hormiguilla a la que se puede aplastar con el pie. Pues bien la hormiga que soy no ha de cejar en mi mandarlas a regar cada vez que aparecen.

La última vez me saludó una chica de Jaén con la que conviví unos meses en el club Rumblar. Una enfermera, Maria José, que salió del opus dei antes que yo y con la que me llevaba bien. Me parece que la trajeron a Jaén porque ya estaban pensando en "echarla" del opus dei o en "que saliera", suele ser una estrategia que emplean con las numerarias que les estorban, llevarlas a su ciudad. Se lo hicieron a otra que salió a la vez que yo, Loli.

Esta chica se casó en 2001 el mismo día que mi hermano,  me lo anunció una vez que me la encontré por la calle. En 2001 yo todavía era numeraria. Al año siguiente lo dejé. En ocho años jamás se me había acercado, ni me había buscado. En especial la necesité al principio de todo, que es cuando peor se pasa porque no estás acostumbrada a la vida, y no sabes como es la gente y como es el mundo, y necesitas quien te entienda, te guie, te sepa explicar las cosas. En esos primeros meses se echa mucho en falta una amiga, alguien. No fue ella  quien me ayudó. "Missing", como todo el resto de decenas de mujeres opus dei que había conocido en veinte años de encierro.

Y aparece ahora, en el mes de septiembre, repentinamente, en la estación de autobuses de Málaga de pronto alguien que me saluda haciéndose la encontradiza: "¿Ana? ¿Ana?"
"Un cuerno para tí maja", se lo mando desde aquí. Cogí mi maleta y me fui a la cola del autobús.
Estaba esperándome "a caso hecho" como se dice en Andalucía, "a posta" como se dice en Navarra. Estaba preparado, se nota mucho cuando un encuentro es casual y amistoso y cuando está preparado.

Mil veces que me lo hagan, mil veces las mandaré al cuerno.

Y lo de los accidentes "casuales", lo mismo. ¿Cuántas numerarias con menos de 30 han aparecido muertas en su cama por la mañana? ¿Cuántos han "tenido un accidente" en la montaña? y ¿qué decir de esos accidentes de coche en que mueren todos los ocupantes? por no hablar de las numerarias que se han suicidado, "pobrecita, estaba enferma", tragándose el bote de pastillas o tirándose del quinto piso de un hotel como pasó en Granada en 2002 con Loles Arenas. Que se sepa que es una secta destructiva, que lleva a la gente a la desesperación. A ver si no es verdad que a más de uno de los que vió lo que se me vino encima cuando dejé el opus dei no pensó que lo normal hubiera sido que yo hiciera lo propio....

El opus dei es muy espléndido, y después de hacer la vida imposible a alguien y llevarla hasta su final, como le pasó a Antonio Ruiz Retegui, un cura muy listo y famoso al que por rebelde acosaron hasta dejarlo sin aire y matarlo a disgustos después de haberlo tenido pegando sellos, le hicieron un funeral por todo lo alto en una iglesia de Madrid con todas las dignidades. Con todo el incienso y solemnidad. Pero realmente ¿por qué murió como lo hizo Antonio Ruiz Retegui? esa es la vergüenza, que se limpien las manos y la sociedad lo toleremos.
Estas cosillas que son muy serias las tenemos que contar, así sale la verdad de lo que son. Así se demuestra que su "defensa de la vida" es una pura mentira. Y que  cuando crean asociaciones civiles en defensa de la familia, de la educación, de la libertad.... se defienden a sí mismos.

Comentarios

Jorge ha dicho que…
Hola Ana, poco a poco voy recordando cosas del pasado, a las que nuca di importancia, pero ahora si que se la doy.

Tenía unos 23 años y estaba estudiando en San Sebastián, mas o menos en 4º de Ingenierios en la Universidad del Opus Dei. Aparte de para estudiar, la vida no daba para mucho más. Vivía en un piso compartido entre miembros y no miembros del Opus. Qué tonto fui pensando que eso pudiese ir bien. De hecho nunca noté nada extraordinario. Yo hacía mi vida.

Tenía un compañero de piso del Opus Dei con el que había coincidido en ingenieros en Pamplona. Es el que me hizo la jugada al dejarme sin piso al llegar a San Sebastián. Su nombre es Jose Javier Ochoa Lardiés. Sigue siendo miembro del Opus Dei. Siempre que me propuso ir por su club le respondí que no. Se lo dije siempre muy claro, y a veces a mala cara. Que no digan que había resquicio para la duda.

Me da la impresión que al rechazarles contundentemente desde los 15 años decidieron pasar al plan B. Me presentaron un día a uno del opus que era Policia Nacional destinado en San Sebastián. Sería el año 1989. Dijo que estaba en la sección de policía científica. Me contaron una historia de que no podían pillar a un proxeneta. Pensaban que había matado a 3 de sus chicas por sobredosis. No podían probarlo y afirmaba que el individuo se les reía a la cara.

Nunca le di importancia a esta conversación aunque me pareció chocante. Varios años después me lo encontré en una zona de copas de Pamplona. Pasó por delante mía y me saludó con un gesto de la cara y siguió su camino. Tampoco le di importancia.

Ahora si se la doy. Empiezo a recordar jugarretas por estilo. Mi conclusión es que llevan sacudiéndome desde los 15 años, con su plan B. Lentamente, con tiempo, preparándome el momento del gran golpe. Lo demás son excusas y circunstancias.

Se trata de preparar a una persona durante años. Cuando llega la ocasión propicia se le hunde. Entonces aparece el Opus Dei como tu salvador, para que así te arrodilles y adores a su falso profeta nacido en Barbastro. Así convierte esta gente a los que se niegan a hacerlo por las buenas.

O quizás me equivoque. Igual es que me estoy volviendo muy mal pensado.
kari ha dicho que…
Bueno dicen que la cobardia es tener miedo, y yo no lo tengo ,no no lo tengo y lo peor que me puede pasar es que tengoa alguna cosa imprevista en el nido de araña opusino que es navarr-Pamplona y la gente que me conoce si es limpia de corazòn dara cuenta de generosidad en mi vida cotidiana estoy segura de ello.Como bien sabes Ana able con una parlamentaria y le comente el asunto,enfin aya ellos.Pero no te voy hacer caso , y cuando les vea me acercare,si , para que sepa la gente ,que mucha no sabe quienes son, como ami me paso que no sabia quienes era, pue bien que sepan como tu dices que es una secta destructiva de la iglesia càtolica,eso es gravisimo y esta gente lo que no quiere es enfrentamiento, eso si ,por la espalda es su arma, como la serpiente ,sigilosamente van a porti o a por quien sea.La gente tiene que saber, tiene que saber quienes son,se que aqui en Navarra, es muy raro que un navarro no sepa quien es el opus dei.No son tontos su coartada esque son de la iglesia, y fijate como se moviliza la gente con la venida de un fantasma de blanco.y los purpuras que tenemos en la conferencia episcopol,que hasta nuestro presidente Zapatero se bajo el pantalon y dijo (ahora no saco la ley de religiones que si no seme echa la gente encima)y la metio en el cajon ,hasta cuando?.
Anónimo ha dicho que…
El obispo de Roma no se entera de lo que pasa o mira despreocupado hacia otro lado. ¿Para cuándo una investigación independiente sobre la secta? ¿Ha existido la misma situación en la prelatura personal y su acceso a la santidad que con los Legionarios de Cristo?

¿A qué miembros de la curia compraron para acceder a tan altos honores?

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/23/internacional/1290500814.html?a=8012a9eb368225a8644a60325447f4d8&t=1290524834&numero=
margarita-emeve ha dicho que…
Hola Ana, después de mucho tiempo vuelvo por aquí. No entiendo la historia del bus, la que te saludó es una "ex" ¿podría ser que te saludó para hablar contigo como ex opus? no sé, no entiendo por qué alejarse, igual no entiendo bien.
Me he encontrado con muchas ex de todo tipo (las que tienen Estocolmo también) y siempre todo es muy cordial. Con las numerarias no hablo nunca, si coincido con alguna en la estación del bus (je) me hago la que no las ví y ellas hacen lo mismo... Y lo siento, a lo mejor alguna necesitara una amiga de verdad, pero yo creo que salirse del opus es algo muy personal es "asunto suyo" y ¿de qué les voy a hablar? ¿de lo feliz que soy fuera? pues sí, lo soy, pero andar diciéndole eso a la gente tampoco es natural... en fin, te dejo un besote.
Isabel C ha dicho que…
Margarita, entiendo lo del bus como que cuando se necesitó ayuda de esa ex, a la salida, desapareció. Cuando Ana estaba dentro, supo de su boda, deduzco que existía cierta relación. Aunque no existiese, Jaén es una ciudad chiquita. Aunque sólo fuese decir "estoy aquí, doy fe de que se sale", hubiera sido muy de agradecer.

Esto es una suposición mía que parte de mi aprendizaje con vuestros testimonios,
Quizá la ex salió de buenas maneras (parece que la invitaron a marcharse), no lo hicieron la vida imposible como a Ana.
- ¿No se quiso ofrecer o no quiso tratos por si acaso le rebotaba una pedrada perdida?.
- ¿Le dijeron/sugirieron que a Ana ni agua?.
- ¿Cómo estaba a bien con los que la habían echado, pensó "mejor no me meto"?.

Después de tantos lazos de "familiaridad" y tantos principios de caridad en tantos cursos y periodos de "formación" interminables, no se entiende sino desde el "allá te las apañes, por tí no me mojo".

Me alegra que vengas por aquí.
Besos,
Anónimo ha dicho que…
Vi hace unos días este reportaje en Televisión Española y me quedé conmovido.
¿Cuándo hará "En Portada" un reportaje sobre el opus? Material visual y escrito tiene para una serie de trece capítulos. Es necesario que se hable de las víctimas de las sectas y prevenir a los demás. Creo que es una obra de caridad cristiana.

Saludos desde Segorbe.

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100418/portada--pecados-iglesia/748293.shtml?s1=programas&s2=en-portada&s3=europa-en-portada&s4=
margarita ha dicho que…
Gracias Isa, lo estoy entendiendo mejor... no vengo seguido, pero de vez en cuando sí... un beso a tí y otro a Ana...

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD