Debate de la Clave 1984. Obispos del Opus Dei.

He estado releyendo lo del triple crimen de los guardias suizos Tornay, Estermann y la mujer, y Gänswein no sale por ningún lado. Además ese crimen fue en 1998, Gänswein no había llegado a Roma. 


Para los que siguen diciendo que Benedicto no quiere al Opus Dei, recuerdo que él es quien ha puesto por primera vez en la historia al frente del banco vaticano a un Opus Dei, Ettore Gotti Tedeschi.  Y que al poco de nombrarlo 
Ettore Goti Tedeschi
 la Fiscalía de Roma abrió una investigación sobre el IOR y la jueza María Teresa Covatta dispuso la confiscación preventiva de 23 millones de euros de una cuenta corriente del banco Credito Artigiano a nombre del Banco Vaticano.Era septiembre de 2010. Pero la maquinaria se ha puesto en marcha me parece para que la cosa no se desmadre, como si los jueces tomaran decisiones así por puro capricho. El Opus Dei sigue siendo muy duro de roer para la judicatura, y ahora con la protección del papa más todavía.

Me dejé sin comentar la segunda parte del debate de la Clave 1984 sobre el Opus Dei


No decepciona.
Maria Angustias, ex numeraria, revela que en los tiempos de Pablo VI, entiendo que primeros de los 70, el fundador les decía que rezaran por el cambio de papa porque el que había no comprendía el Opus Dei. Hay que ver la eficacia de la oración de las numerarias porque el Señor las escuchó, en 1978 tuvieron el Papa que querían. Juan Pablo I no les apañaba, pero como la oración es omnipotente, llegó Juan Pablo II y los deseos de Escrivá se cumplieron.

Y que cuando se veían obligadas a ir a misa "en la calle", es la expresión para ir a la iglesia cuando el cura numerario no va al centro a celebrar misa, que se abstrayeran rezando jaculatorias, porque los curas de las parroquias "normales" quitan la devoción, "desvirtúan nuestro espíritu" es la expresión que utiliza Maria Angustias. Se acababan de introducir las reformas litúrgicas de Vaticano II, para el "visionario" y "adelantado" de su tiempo Escrivá eran insufribles. Si el concilio había decidido que los fieles participaran y se enteraran de la misa, él prefería los antiguos modos. Y de hecho en todos los centros de numerarias en que he vivido había un altar en la que el cura celebraba la misa de espaldas al pueblo, como en tiempos de mi abuela. Sólo en las residencias donde había estudiantes no Opus, se ponía el otro altar "coram populo".

A esto responde Calvo Serer (min. 2:35) que él tiene espíritu crítico (conculcando así la máxima de Camino: "el espíritu crítico es mal consejero...") y que ha vivido toda clase de experiencias a lo largo de 50 años. Este es de los pocos que ha visto toda la película. Dice que las críticas de Maria Angustias, las mismas de todos 30 años después, son una "visión pequeña", y que estamos "ante una experiencia universal". Saca a relucir los documentos vaticanos que hablan de la "revelación divina" que es el Opus Dei, y que se ha consultado con 2000 obispos en el mundo entero. Todo mentira como sabemos, no se consultó a nadie para otorgar la prelatura personal. 

El Opus Dei lo dió hecho a los obispos, saltándose incluso la congregación para los religiosos, que era el dicasterio romano que hubiera debido consultar a los obispos antes de 1982. sobre el Opus Dei. Fue una hábil maniobra, conseguir papel timbrado del Dicasterio y mandar una carta sin número de protocolo a los obispos informando. Juan Pablo II dejó hacer. Eran sus protegidos, y el cardenal Baggio, mandamás entonces en el Vaticano, también. Pero ¿quién estaba al corriente en España de estas maniobras? 

Roche hace alusión a la novela "1984" (6:29), como todos los totalitarismos en el Opus Dei se fomenta la doble forma de pensar. Hay dos idiomas, un lenguaje sublime y un lenguaje práctico.  Y los miembros del Opus Dei no son conscientes de ello. Por ejemplo la regla 191 de la constitución del Opus Dei prohibe a los miembros que revelen su pertenencia. Roche se equivoca ¿voluntariamente? al clasificar a Calvo Serer entre los miembros del Opus Dei "fanáticos sinceros". Calvo Serer pertenecía al círculo de los enterados y privilegiados. 

Calvo Serer aduce todas las autoridades que se le ocurren además de decir que estas acusaciones son producto de la desinformación. En esto se pilla los dedos, puesto que si no hay información fiable es porque el Opus Dei no la da.  La desinformación no es un descuido, es algo voluntariamente buscado. Si el tema estuviera cada día en las noticias la gente acabaría por enterarse. Pero ya se arreglan ellos para no ser noticia y para que se te quiten las ganas de dar noticias. 

Todo engolado  (min. 9.00) proclama  Calvo Serer que la espiritualidad del Opus Dei se ha adelantado al concilio Vaticano II y que lo pone en documentos vaticanos. Se refiere seguramente a la Bula Ut sit por la que se erigió el Opus Dei en prelatura personal. 

 Las Bulas papales, también pueden incurrir en falsedad por obra del Opus Dei, claro está. No creo que haya otra institución en la iglesia que se atreva a utilizar un documento tan solemne como una bula papal para expandir mentiras. 

Pero ya lo puede decir este papa y el que venga, señor Calvo Serer. Hoy sabemos porque nos hemos molestado en investigarlo:

-que los miembros del Opus Dei no estuvieron presentes en las grandes y discutidas sesiones del concilio. Aquellas en las que los teólogos como Hans Kúng, Ratzinger, von Balthasar, Rahner, sudaron tinta china para conseguir sólo parcialmente que la nueva teología centroeuropea se impusiera a la  arcaica visión de la curia. Los Opus Dei sólo participaron de manera marginal en el tema que les convenía: su futura figura jurídica que les diera más independencia. Ninguno estuvo en la comisión de los laicos, ¿no es precisamente la cuestión en que pretenden haberse adelantado a su tiempo?

- que el Opus Dei no tuvo nada que ver con las reformas fundamentales de ese concilio: libertad religiosa, participación de los laicos, colegialidad episcopal. 

- que de hecho, a medida que en el pontificado de Juan Pablo II y en el actual, ha ido creciendo la influencia del Opus Dei en puestos eclesiásticos, tanto en el Vaticano como en sedes episcopales por el mundo, estamos asistiendo al "desmantelamiento" de las reformas que se intentaron implementar tras Vaticano II. 


 Mencioné al obispo de los Angeles del Opus Dei, aquí está:

José Horacio Gómez nació en Monterrey (México) en 1951. Estudió en la Universidad Nacional de México, donde obtuvo una licenciatura en contabilidad. Mientras estaba en la universidad ingresó en el Opus Dei.. Cursó estudios de teología en Roma y en la Universidad de Navarra y se doctoró en teología moral. En 1978 fue ordenado sacerdote del Opus Dei. En 1999 fue designado vicario del prelado del Opus Dei en Texas. Luego fue arzobispo de San Antonio, en abril de 2010 fue nombrado arzobispo coadjutor de los Angeles. Un año más tarde es el arzobispo de los Angeles, pasando como no, por delante de los otros cinco obispos auxiliares que estaban allí antes que él La Archidiócesis de los Angeles, la más grande de todas las diócesis católicas estadounidenses, con más de cuatro millones de fieles. 

Y por aquí queriéndonos convencer de que Ratzinger no confía en el Opus Dei. Pues si llega a confiar ...




Cardenal Mahony

Mons. José Horacio Gómez
arzobispo Jose H. Gomez de los Angeles, miembro del Opus Dei

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
No me refería al crimen en su lieralidad. Era una alusión. La opus podría conocer cuestiones delicadas del sacerdote-secretario alemán.¿Habrá voto de silencio? El tiempo nos lo irá diciendo, creo que dentro de no mucho.

PD Perdone por mi español. No es muy exacto.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD