FILOSOFIA EN LA EPOCA DE LAS CAVERNAS II

Se me olvidó comentar lo del colegio Les Alzines que puso Noelia, obligan a las alumnas a "vestirse" y cambiar los tirantes de las camisetas veraniegas. Sólo una preguntas, ¿La madre que dice al periódico que le parece bien la medida es una de las madres que vio como salía su hija por la mañana y no le puso pegas o son madres distintas? ¿Por qué la gente que no tiene esa moral estricta, que no es moral pero es lo que en España se entiende por moral, manda a sus hijos a los colegios del Opus Dei? y me parece que la inmensa mayoría de las familias que pagan un colegio opusino pijo no son de misa y comunión diarias...


Me agradan los comentarios que amplían sobre filosofía en España, ahora que nombras a McIntyre,  nos tiramos un año en la facultad leyendo su libro en que rebate la validez de los derechos humanos. No recuerdo el título, su "Tras la virtud" y "Tres versiones rivales de la Etica" se podía encontrar en los centros. No creo que alguna numeraria lo leyera. El Opus Dei, o los filósofos opusinos, perdón, que el Opus Dei no tiene ideología oficial, parece que en la disputa liberales-comunitaristas de aquellos años está con los comunitaristas, como no podía ser menos.

Lo del consenso, debo leerme el link que has puesto, pero sí, es el mejor puñetazo directo al estómago del que quiere formular un pensamiento en voz alta en España. Mejor no pensar y estar siempre de acuerdo, aunque no se esté. ¿Por qué somos tan pelotas y tan incapaces de relacionarnos socialmente con un poco más de dignidad?

Ayer ví el interesante programa sobre filósofos españoles, toda una novedad en la televisión pública. Domingo a las 23 h. en la 2. José Antonio Marina fue el primero. La explicación que dió sobre porqué se dedicó en su juventud a la filosofía no me convenció nada. Y también me chocó que en ningún momento habló de la "rota tradición filosófica española". O de la no rota, pero alguna explicación sobre sus "maestros", parece que no los tuvo, me pica la curiosidad porque en los años en que este señor estudiaba filosofía en la Complutense tuvo que encontrarse con estos profes colocados por el régimen. No hizo ni media referencia a la historia, a las luchas estudiantiles... a algo que pasara en aquellos tiempos, al santo Tomás de toda la vida en el que sospechó debió de ser educado por la época...Me llamó mucho la atención este filósofo tan "descontextualizado", hoy que se lleva tanto el contexto histórico de cada filósofo.


libro de Gregorio Morán sobre Ortega y el franquismo

Sigo con la filosofía cavernícola.

Lo de Vázquez de Mella y su "Apología de la itnransigencia", ahí tenemos donde fijarnos para la santa coacción, la santa desvergüenza de Escrivá, ya sabemos los orígenes de las originales expresiones que lo han hecho famoso. Santificador de actitudes que consisten en invadir la intimidad y la privacidad ajenas. Todo por Dios, claro, ya dijo Gracián: "Todo lo dora un buen fin".

En el reparto del estado mayor de la filosofía en la España de la posguerra se hace notar que no hay casi falangistas. En el CSIC y en la universidad dominan los opusianos y los ultracatólicos. José Pemartín, Jesús Arellano, el numerario de Corella "fundador" de la facultad de filosofía sevillana. Conocí muy de cerca a su hermana, Marichu, también de las primeras numerarias, pitada en los años 40 y supongo que resistió hasta el final de sus días en el Opus Dei, que ya es resistir. Esta era de las que contaba que se estaba haciendo el ajuar cuando pitó de numeraria. Heroicidades ejemplares para embobarnos a las juventudes con los "sacrificios" de las primeras. Me quedé de piedra este verano cuando una  mujer que no tiene nada de piadoso ni religioso pero que conoce a alguien del Opus Dei me suelta con toda su buena fe: "y fíjate esta numeraria estaba a punto de casarse cuando se hizo del Opus Dei". Otra apertura de ojos a estas alturas: otro cliché que será mentira 99 veces de 100, pero que como saben que funciona con adultos y pequeños lo van soltando. No era una cría de 15 años la que se había tragado el cuento, insisto.

Vicente Marrero, otro opusino gris, porque o suena más que de verlo en "listas de los primeros" y Antonio Millán Puelles, el famoso, que no sé en qué hora se hizo supernumerario, autor de una "Introducción a la filosofía", peñasco obligado en primero de carrera en Pamplona. Y más tarde su "Teoría del Objeto puro" editado por Rialp, que no fui capaz de leer. Y patriarca de dinastía de filósofos opusinos, mujer y yerno en la uni de Málaga, otro foco de filosofía Opus Dei con Falgueras and company. Y hasta una nieta filósofa y numeraria.  Esta familia no se quita el sello Opus Dei en generaciones.
En mayo de 1945 muere el padre Barbado, al que habían puesto al frente del Instituto Vives de filosofía, de nuevo los Opus Dei postergan a Juan Zaragüeta, que supongo había cometido el pecado imperdonable de ser catedrático con la República. Santiago Ramírez, dominico será puesto al fiente de dicho instituto. nacido en un pueblo de Burgos, de niño al seminario, de allí a la Orden de Predicadores. A Salamanca y  Friburgo. Enseñante de Teología Moral y escribiente más de veinte volúmenes en latín de "Comentarios a la Secunda secundae", la parte más interesante de la Suma Teologiae, de donde mana el saber de los "confesores". Este señor no se movió prácticamente de su convento de Salamanca, desde allí dirigía el Instituto.

En 1944 aparece el primer número de "Arbor" la revista del CSIC donde se van a ejercitar las luminarias de la España de los años 40 y 50. Totus Opus. Revista en la que se escribe sobre literatura, arte, filosofía. José López Ortiz, agustino, figuraba como director, aunque lo habían nombrado obispo de Tuy. Este señor fue el profesor particular de los primeros sacerdotes que tambén en 1944 hizo ordenar Escrivá, "para su uso".

Esto me tiene muy intrigada ¿cómo es posible que le dejaran ordenar curas sin ser una orden religiosa y sin ser obispo? no me explico las cosas que conseguía Escrivá. Además en un tiempo récord. Los "tres primeros" curas del Opus Dei eran ingenieros de caminos: Muzquiz, Portillo, Hernández de Garnica. Era un auténtico "sacar a la gente de su sitio", ¿qué pinta no uno sino tres ingenieros que ni les ha dado tiempo a ejercer después de una carrera tan dura haciéndose curas? caprichos de Escrivá. Y por muy ingenieros que fueran en los pocos meses que duró su formación sacerdotal con profesores particulares, no iba a ser en el seminario con la chusma, no pudieron aprender todo lo que aprendían los curas entonces en los largos años de seminario.

Sigo con la filosofía de Arbor. Allí escribirán durante años Raimundo Pániker, cura numerario, Angel González Alvarez, supenumerario, Vicente Rodríguez Casado, otro numerario de la primera hora al que hicieron cura y duró hasta el final en el Opus, Millán Puelles y como no, Calvo Serer, incondicional de Escrivá desde antes de la guerra civil.

En 1945 integrismo y falangismo se disputan la prevalencia ideológica del régimen. En ese momento el integrismo lleva las de ganar, cultivando la tradición y cuanto más restringido sea el campo de lo permitido y menores ambiciones intelectuales tengan las gentes, mejor se ejercerá la dictadura. Antonio Machado o Baroja son dificilmente integrables en este panorama. La tradición que se recupera es la de Balmes, Donoso, Vázquez de Mella, Menéndez Pelayo.
En la revista nacional de educación se escribían cosas como esta: "La España moderna hasta 1946 cuenta con tres genios superiores... Balmes, Menéndez Pelayo y nuestro caudillo glorioso Fco. Franco Bahamonde. En estos hombre todo es oro, no hay el menor adarme de escoria, todo responde a la fe y a la tradición secular de la Patria....todo encuentra base firme en la metafísica de santo Tomás. "

Mientras el falangismo estaba en curso de evolución intelectual, del 1945 a 1956 pasaron muchas cosas, el integrismo católico (Opus Dei y amigos dominicos sobre todo) se sentía inamovible, sin fisuras. Los falangistas se reunían en el cafe Frascati, Velázquez esquina Hermosilla. Laín, Dionisio R, J. Conde, Rosales, Vivanco, Tovar.... van cambiando su germanofilia, tras la derrota de 1945, por anglofilia de corte reaccionario. Su revista era "Escorial" que tuvo que cerrar en el mismo año de la derrota nazi.

Arbor quedó como el faro y el salvoconducto para entrar en la universidad.

En el abandono de los referentes exteriores (Alemania e Italia) el vacío ideológico se colma con catolicidad. El fanatismo religioso lo impregna todo hasta límites insospechados.





Comentarios

Marcos de Peralta ha dicho que…
Ana, muy interesante que cites lo de Marina, que es cualquier cosa menos filósofo, ni siquiera divulgador de la filosofía, vende un mejunge de sociología y psicología barata adornada con alguna que otra palabra altisonante o poco frecuente. Ala, todo a la coctelera, y el refrito lo colocan otros a quienes ya les va bien que el nivel intelectual (y espiritual) sea de inframundo.

No se moja, no es valiente, no toma partido por nada de manera comprometida, sincera y responsable. Responde al tipo que definió Benda en "La trahison des clercs", pero sin ser intelectual, simplemente charlatán de feria, todo humo.

Con sus calcetines de seda y la corbata siempre en su sitio suaviza su ruda herencia biológica de gañán mesetario con maneras impostadas de madrileño de primera generación, que hace equilibrios para quedar bien con todos aquellos con los que le conviene quedar bien.

Ni una reflexión profunda de nada, ni una idea original, ni un atisbo de búsqueda, que como toas las búsquedas es dolorosa, a ratos aparentemente infructífera, pero siempre valiosa; este no busca, este encuentra; todo farfolla, ruido, tinglado publicitario y propaganda.

Es un charlatán vendedor de humo, un aprendiz de esteta sin talento, que intenta epatar a base de copiar anécdotas, de repetir eslóganes, de desvirtuar ocurrencias cuando las cuenta fuera de contexto.

Ortega, muy superficial casi siempre, es la fosa abisal al lado de este tipo, que ni es pensador ni nada. Embaucador de baja estofa, previsible en todo lo que dice y lo poco que hace.

Además es un ejemplo paradigmático de un arquetipo muy valorado por los teleespectadores: el típico sujeto mediocre que juega el rol de moderado, de sentido común, de sentido de la medida aristotélica, cuando lo único que es muy limitado es su capacidad de aportar algo valioso y que no sea copia rebajada de cuarta generación, como un VHS copia deu n VHS antiguo que guarda una cinta vieja de nada interesante. Solo "lucen" (por llamarlo de alguna manera) al lado de una Belén Esteban de turno. Sus aires de falsa erudición son comparables a las de Punset, a quien miles de imbéciles tienen por un científico reputado (!).

Marina es a la filosofía lo que Dan Brown a la literatura y a la investigación histórico-crítica sobre literatura neotestamentaria.
Iñaki ha dicho que…
Vaya, Ana, con la excusa de lo del Opus estás sacando aquí otros temas muy interesantes.

Bien, bien, el retoño crece y coge vida propia. Buena señal, signo que anuncia cosas buenas.

Lo de la evolución ideológica, por llamarlo de alguna manera, de las "lumbreras" del régimen, acomodándose en cada momento a lo que toca, es en esencia muy exacta.

En cuanto a Marina, no debería sorprender que un tipo tan poco talentoso esté hasta en la sopa. En las épocas de decadencia se encumbra a lo mejorcito de cada casa. Al más tonto del pueblo. Y éste cumple su papel a la perfección. Fortalece al sistema, no porque robustezca ideológicamente el tinglado, sino porque es completamente inofensivo, no pone en duda nada de lo esencial, es un excremento de la Transición, una secreción de la ideología del consenso y de la servidumbre voluntaria.

En nada hubiera menguado el acerbo cultural celtibérico si este individuo no hubiera escrito nunca ningún libro.

Un tipo tan imbécil como para hablar con soltura del concepto de "inteligencia social", sólo puede triunfar en el circo putrefacto de la intelectualité posmoderna tardoneofranquista.

Hasta un sujeto como Gustavo Bueno, encapsulado y encarcelado en su absurdo, antipático y estéril "marxismo del revés", desmonta con suprema facilidad y no sin cierta gracia al televisivo Marina. Esto lo dice todo de la profundidad de su mensaje y de su andamiaje intelectual, por decir algo.

Lo de Marina, sujeto insignificante, no tendría más importancia si no fuera porque es el paradigma del vendemotos de estos tiempos, "intelectual orgánico", "prócer" de la inteligentsia pepezapaterista. Iker Jiménez tiene un poco más de vergüenza, y aunque también saca tajada del tema, no tiene la cara dura de hacerse pasar por intelectual, o de pretender que lo tomen en serio. Saca a su mujer, a los muertos vivientes, la momia de Romasanta, las caras de Bélmez, y al personaje bíblico que toque según la época del año, y punto. Gana dinero con sus programas basura y se acabó. Hasta entre los pillos hay categorías éticas.

Cosas de la "santa pillería".
Anónimo ha dicho que…
¿El Opus con los comunitaristas? ¿Una gente que aleja a sus miembros de las respectivas familias? ¿Que no permiten las amistades particulares"? ¿Una gente que instrumentalizan todas las relaciones humanas? ¿Que no toleran el diálogo? ¿Que no respetan la intimidad de las personas? ¿Que coaccionan sistemáticamente a la gente? ¿Que permiten que la gente muera rodeada de desconocidos en un ambiente frío y absurdo? ¿Que oprimen a la gente hasta que acaban empastillados?

Menudo comunitarismo.

Menuda comunidad.

Todo vale. En consecuencia, también deben declararse humanistas, cuanto menos.
Vicenç Mengual i Casellas ha dicho que…
http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=9594
Anónimo ha dicho que…
¡Ay, Portugal!

http://www.portaldofado.net/content/view/1542/345/
gadero ha dicho que…
http://www.lapresse.it/mondo/europa/francia-ragazza-lavoro-10-anni-senza-paga-a-processo-membri-opus-dei-1.60648
gadero ha dicho que…
http://www.boston.com/news/world/europe/articles/2011/09/22/2_opus_dei_followers_on_trial_in_france/
Anónimo ha dicho que…
José Antonio Marina parece más un gurú "new age", con sus universidades para padres y otras historietas calcadas de la pseudopsicología de autoayuda. Carece del mínimo rigor intelectual exigible y ni siquiera llega a divulgador, mero charlatán arrimándose a según quién convenga para crear chiriginguitos y estar en el candelero que le sirvan para colmar su vanidad y egolatría. El primer comentario ha dado en el clavo: un mediocre sin talento que gusta de ir sentando cátedra bajo formas melifluas y de aparente moderación pero que es alimento de telebasura en programas que bajo capa de debate no son sino plataformas para personajes estériles, vacuos y sin una sola idea firma en la cabeza.

Gustavo Bueno, a pesar de sus ideas especialmente en clave política de sus últimos años, era u filósofo colosal. Su teoría del cierre categorial, incluso su materialismo filosófico serán de las aportaciones más interesantes que ha podido dar la filosofía en mucho tiempo. Puede ser discutible su afán provocador y de bajar a la arena televisiva y mediática, podía discreparse de sus ideas, pero era un tipo que al menos se rascaba el cogote para racionalizarlas. Era conocido su fuerte ateísmo, pero desde un punto de vista social, histórico y cultural se consideraba católico, más aún frente al islamismo de corte extremista y de ahí su defensa de un cristianismo más "civilizado" al que no dejaba de reconocer su pasado, muy similar al del islamofascismo, pero cuyas raíces más abruptas habían ido siendo cortadas. Sin embargo, creo que por esta defensa del cristianismo, aun siendo ateo, ha llegado a ser elogiado, con reservas claro, por algún opusdeísta y da bastante coraje porque se podría acusar de muchas cosas al vehemente y apasionado Gustavo Bueno, pero no creo que fuera precisamente un modosito meapilas que comulgase con los planteamientos opusinos.

Otro filósofo, en este caso posmarxista, que desde posiciones de izquierda está intentando rescatar el legado de los ilustrados que no debe dejarse robar a una derecha que nunca ha sido deudora de los mismos es Carlos Fernández Liria, algunas de sus aportaciones me parecen interesantes, así como el separar muy bien los sectores religiosos pues nada tiene que ver el próximo a la teología de la liberación, de corte generalmente social, con el reaccionario neoliberal del Opus.

Por cierto, siempre se ha dicho que Castilla y León era una tierra fértil en opusinos, instalados incluso en el gobierno autonómico, y todo apunta a que les ha venido de lujo el incidente de Rosa Valdeón, el único verso suelto capaz de hacer frente, aunque fuera a medias, a la carcundia opus que la rodeaba.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA