Diferentes versiones de la moral

Gracias Noelia por el link a los pisos nido de Bilbao, en los que según se dice, una señora del Opus Dei, enjoyada y "empeletada" acogía a chicas embarazadas de buena familia de manera que ocultaran así su desgraciada situación. Sociedad enferma.

http://elpais.com/diario/2011/03/10/sociedad/1299711610_850215.html

Escuché bien, la señora se llamaba Mercedes Herrán, y se puso "de Gras" para redondear, apellido que le sustrajo al marido. Allí había "clases", no se juntaban ricas con pobres, distintos pisos y habitaciones a disposición. Había quien había sido enviada por sus padres y había quien había sido enviada por el cura del pueblo o la monja de la casa cuna de Tenerife. "Id preparando a los padres que vayan a verlo", anunciaba doña Mercedes a las monjas cuando una de las chicas estaba a punto de dar a luz. Veinte años duró la "operación rescate". Todo este asunto es sórdido a más no poder.

A raíz del asunto del control de natalidad en opuslibros se ha mencionado a un cura de la sociedad sacerdotal de la santa cruz, entiendo que un cura diocesano que luego se ha apuntado al Opus Dei, por lo de la "formación espiritual que da la Obra". He leído su artículo de l'Osservatore Romano afirmando que el uso del preservativo tiene la extraña virtud de degenerar las relaciones entre marido y mujer. La doctrina más importante parida en el catolicismo en los últimos años. Menos mal que mucha gente hace oídos sordos a los maestros de moral. Pero he tenido la osadía de escuchar a este señor ya que es catedrático de moral

http://www.youtube.com/watch?feature=endscreen&NR=1&v=CYYPRCBzYig

Juan Jose Pérez Soba nos dice que la conciencia es formable, si alguien se va a tirar por el puente no es una imposición decirle "estás mal". Dos obstáculos formidables se presentan a la formación de la conciencia: la autonomización de la misma y la emotivización. Es decir en el resto del vídeo despacha tranquilamente el gran logro de la filosofía kantiana, el descubrimiento de la autonomía de la conciencia. Es un concepto jurídico, dice el moralista opusino, que se ha trasplantado de manera inadecuada al ámbito moral.

Dejando aparte que jamás iría a pedir consejo a un hombre así, este señor pretende que dado que la conciencia se forma gracias al espejo que son los demás, de niños aprendemos el bien y el mal por lo que nuestros padres nos enseñan:  eso no quiere decir que haya que quedarse en ese estadio infantil "forever". Efectivamente necesitamos a los demás para saber quienes somos, pero eso no es el todo de la cuestión. La conciencia del adulto, del que va a confesar y comulgar o el que va a votar, es un juicio. Las personas juzgamos sobre lo que nos rodea, bueno o malo, valoramos. Pedimos consejo faltaría más, pero el problema del Opus es que te dan consejos sin que los pidas ni los necesites. Y no se dan consejos se dan órdenes,  se amenaza con el pecado de desobediencia.
No tiene sentido pedir ni seguir consejos de quien no te quiere. Depositamos toda nuestra confianza en ellos, en esas directoras y curas porque se ganaron nuestra confianza. Mostraron una amistad, una comprensión que era postiza. Y pusimos nuestra conciencia en sus manos, pero no nos ayudaron, nos manipularon.

Este señor se carga en su charla lo más íntimo de la persona, dice que en la nueva traducción de la Suma Teológica la BAC no da cuenta del verdadero pensamiento de santo Tomás, que santo Tomás no habló de autonomía. Que la conciencia no es causa sino causada, ¡qué horror de doctrinas de la manipulación de las personas!. Se atreve a afirmar que la conciencia autónoma es un error, claro ellos son los que tienen que tener las llaves de las conciencias. Condena a Kant y a Lutero, ¡pedazo de hereje! Que la conciencia no se encierre en su caparazón, que no puede prescindir de los elementos de la comunidad...en definitiva, con la excusa de que la sociedad, la familia nos forma carguémonos la posibilidad de la madurez humana.

Qué borrachera de poder que tiene el Opus con los confesonarios y las charlas, se creen Dios al manipular los sentimientos de todo el mundo que cae en sus manos. Con sus verdades a medias estiradas en la dirección que les interesa.






Para desengrasar tanto horror moral no se me ha ocurrido mejor que irme a una filósofa española, Adela Cortina, catedrática de la universidad de Valencia que habla en este vídeo de formar personas íntegras, la importancia de la autoestima en la formación de la conciencia en los niños (min. 5.00). La importancia de sentirse querido por los demás para ganar en seguridad y confianza en uno mismo y así adquirir conciencia autónoma. Todo lo contrario de los opusinos: hacen que la persona se sienta culpable cuando dice lo que piensa y lo que siente, cuando actúa en conciencia. Auténticos dementores a lo Harry Potter.
 Adela Cortina pone un ejemplo bien nuestro de porqué la moral tiene tan mala prensa en España.



Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA