HOMONIMIAS. FE

Gracias por la esquela, pero me parece que el fallecido no es el mismo que vino por aquí. De hecho Isabel Caballero se dió cuenta de la posible confusión de esa persona discapacitada  con el afectado por el Opus Dei. La homonimia da problemas.
También hay varias con mi nombre, pero es lo que tiene ser inconfundible...

Como el más famoso en estos días. Homónimo de un personaje histórico "a posta". Qué tirria le tienen todos.
Ahora resulta que, o bien llevan diciendo lo mismo que él desde hace 20 años, incluso desde antes de que naciera, o bien le sacan trapos sucios tipo "Venezuela connection"....O son sencillamente bobos útiles. Y con esto hago el resumen del debate de ayer. En la última categoría hay demasiados españoles. Me encantaría sacar de ella un buen puñado, pero al final el bobo nace bobo y muere bobo. Las nuevas generaciones, con o sin coleta, son nuestra esperanza. Qué viejunos y empolvados los discursos antipodemos....Desde la base y desde la realidad, desde el sufrimiento real enraizado en la vida, es como se hace la mejor política posible. Sin olvidar nunca a la gente pequeña, porque es la grande. Y es la gente por la que hay que luchar, la inmensa mayoría que sólo busca vivir en paz y con dignidad. No la santidad en medio del mundo, que no se sabe ni lo que es.

Gronemeyer canta a la gente normal. Así entiendo esta canción.
"Por ahora todo va bien,
nada es verdaderamente importante.
Tras la bajamar viene la pleamar,
en la playa de la vida
sin motivo, sin entender,
nada es en vano
Fabrico sueños en la arena
todo va bien,
luce el sol,
sin quejas y libre,
el hombre se llama hombre,
porque olvida, porque se aguanta
porque se entusiasma y se hace fuerte
porque da calor cuando cuenta algo
porque ríe, porque vive,
te echo en falta.
El firmamento se ha abierto
sin nubes y del color del océano.
El teléfono, el gas y  la luz
están sin pagar
pero no pasa nada.
Comparte conmigo tu paz
no quiero tu amor
solo tu palabra
todo está bien
hace sol
en armonía y ligero.
El hombre se llama hombre
porque se equivoca y porque lucha
porque espera y porque ama
porque comprende y porque perdona
porque ríe y porque ama,
te echo en falta...

La compuso para algún familiar que murió,  padre o madre. De ahí el "te echo en falta". Yo lo veo como un canto a la gente normal, que no tiene afán de distinguirse.


He encontrado un texto de Wittgenstein de sentido religioso profundo que  desarrollaré por otros lares. Por una renovación y profundización de la fe.

Dedicado especialmente a los decepcionados por los mercaderes de la falsa religión y la falsa espiritualidad. Una persona no religiosa pero que se da cuenta de la trascendencia que tiene creer ciertas cosas, y como si de veras se cree y eso se lleva a la vida, esta tiene que cambiar radicalmente. Nada que ver con la instalación social y vital del catolicismo a la que en España y en países afines estamos acostumbrados.

Está en "Vermischte Bemerkungen", algo así como "Pensamientos desordenados"

"Leo "nadie puede decir Señor Jesús sino es por el Espíritu Santo". Y es verdad, no le puedo llamar Señor porque no tiene ningún sentido para mí. Le podría llamar "el Ejemplo" o incluso "Dios" o más exactamente puedo comprender que se le llame así; pero no puede decir la palabra Señor dándole un sentido. Porque no creo que vendrá a juzgarme, eso es lo que no quiere decir nada para mí. Esto significaría algo para mi si viviera de otra manera.

¿Qué me inclina a creer en la resurrección de Cristo? Juego por decirlo así con esta idea. Si no ha resucitado, entonces se pudrió en la tumba como nos pasará a todos. Murió y se descompuso. Por ello es un maestro como los demás y no nos puede ayudar: nos quedamos huérfanos y solos. No nos queda más que contentarnos con la sabiduría y la especulación. Estamos en el infierno, en el que no podemos más que soñar, separados del cielo como por un techo. Pero si de veras debo ser salvado, entonces necesito una CERTEZA no un saber, no sueños, no especulación, y esta certeza es la FE. La Fe es fe en aquello que mi corazón y mi alma necesitan y no mi entendimiento que se libra a especulaciones. Porque es mi alma con sus pasiones, por decirlo así con su sangre y su carne, la que debe ser salvada, no mi espíritu en abstracto.

Quizás se podría decir: "Sólo el amor puede creer en la resurrección". O quien cree en la resurrección es el Amor. Se podría decir: El amor redentor cree incluso en la resurrección, se adhiere firmemente a la resurrección. La redención combate contra la duda. Mantenerla es mantener esta fe. Esto quiere decir: primero sé salvo y luego adhiérete firmemente a la Redención (mantenla firmemente), verás que te adhieres a la Fe. Y esto no se puede hacer más que si, en lugar de poner la confianza en la tierra, estás por decirlo así "suspendido del Cielo". En ese caso, todo es diferente, no es milagroso que seas capaz de lo que por ahora eres incapaz. El que está suspendido del cielo presenta el mismo aspecto que el que está de pie, pero el equilibrio de fuerzas es totalmente distinto, lo que le permite hacer otras cosas muy diferentes a las que hace el que está de pie."


Ludwig Wittgenstein (1889-1951)









Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD