DESDE EL ATARDECER DE LA VIDA

Me ha encantado la entrevista y a lo mejor hasta me hago con el libro. Aunque el personaje tiene un lado siniestro, ha sido una figura. Está muy bien explicado lo del miedo en la iglesia española, y
como ese miedo ha calado hasta en las órdenes religiosas. Entre unos y otros, España, la casa del terror.




Me ha gustado el final de la pregunta 4 y comienzo de la 5. Espero que sea profético. "gran estratega y hb del control absoluto" al que la primavera ha pillado en pleno invierno. Frustrante y frustrado tiene que estar. Recomiendo su lectura. La avaricia rompe el saco, nada es eterno. A pesar de todas las apariencias en contra. Seguiremos trabajando.

Yo también he visto la entrevista en la televisión alemana a Hans Küng a propósito de su último libro, "Glücklich sterben?" Para nosotros, católicos españoles, pura pornografía: Un cura que no quiere morir de cualquier forma. Por descontado no quiere dar el espectáculo del final del papa polaco, cuando ya no estaba en su mano la dirección de la iglesia. En ese sentido el sucesor ha sido más prudente y se ha retirado cuando las fuerzas han fallado. Sabia decisión, por lo menos. Retirarse a tiempo.

Se considera un hombre relativamente feliz, ha escrito todo lo que tenía que escribir y ha hecho todos los viajes que quería.
La vida en la tierra no lo es todo, hay otra vida, es su fe, y por eso está dispuesto a pasar a esta otra vida cuando en esta "todo esté consumado". No tiene miedo a la nada, pues hay una nueva vida más allá.

 Los médicos le han contado que todos los ancianos se aferran a la vida, incluidos los ancianos que son teólogos. ¿Su fe no es suficientemente fuerte? cuando uno se aferra se puede perder el momento oportuno de marcharse. No quiere morir viviendo una vida vegetativa sino una vida humana.

Hans Küng tampoco quiere acabar como su vecino y amigo Walter Jens de 80 años que ha regresado a la infancia. Con él dió conferencias en la universidad y escribió un libro en 1995 "Morir con dignidad humana". Explicaban ambos el significado de esa expresión. Morir con dignidad, cuando se noten las primeras señales de senilidad, encontrar ayuda para no seguir degenerando. Hans Küng dice que su vecino y colega dejó pasar el momento oportuno y él no quiere que le ocurra lo mismo.
A sus 85 años en 2013, se despide con su tercer volumen de memorias "desde el atardecer de la vida". Era el penúltimo, todavía le faltaba el de "¿Morir feliz?". No porque ya no va a ser feliz, sino porque ya lo dice Qohelet "hay un tiempo para vivir y un tiempo para morir", y llegará el momento en que no tenga más tareas, las ha hecho todas. Veo en este teólogo un sentido de misión en la vida como en pocas personas. Hace la lista de sus discapacidades: visuales, Parkinson, para escribir...señales de que la vida no es eterna. La prensa se ha entretenido en divulgar que ha pensado la fecha, y no es cierto.

La vida es un don de Dios, una gracia, no nos la hemos dado sino que la hemos recibido. Los progresos de la medicina y la higiene han aumentado nuestros años de vida. Son logros del hombre no de Dios. En esa etapa final, se plantean nuevos asuntos para la reflexión ¿hasta qué punto empacharse de píldoras? ¿hasta que punto permitir operaciones para seguir? Hans Küng quiere dar una señal, los bautizados no sólo necesitan la ayuda de los santos óleos cuando llega el final.
Su actitud no quiere generalizarla, cada uno debe tomar su decisión.

Se ha puesto en contacto con Exit, organización suiza que ayuda a morir, y también otra similar en Alemania. Y les ha hablado de la dimensión religiosa del morir. También se puede querer morir libremente, no porque se piensa en la nada sino por confianza en Dios, una confianza racional. Y curiosamente le han entendido mejor los ateos de Exit que los creyentes a machamartillo.

Espera que no se cometa el mismo error que con la prohibición de la píldora. Error que sólo cometió la "dirección" de la iglesia, pero si la comunidad de la iglesia siente de otra manera la enseñanza no es válida. Así lo decían los antiguos concilios.

No sabemos lo que nos espera. Cuando terminó su último libro de memorias, apareció Francisco. Una nueva "constelación". El 13 de marzo de 2013 cumplieron Ratzinger y él 85 años. El 21 festejó su nacimiento y Ratzinger su santo y él mismo día, Francisco  "tomó posesión". Ratzinger se fue de papa y Küng siguió escribiendo. Hubiera sido peor al revés.

Escribió al nuevo Papa y recibió una respuesta positiva de él. Küng está muy contento de haber "correspondido" en español con Francisco, y de que este le haya tratado "fraternalmente", con cariño. Impensable todo ello en aquellos tiempos de su brusca destitución de la cátedra por el polaco nada más llegar, 1979.
Nunca pensó que en vida pudiera ver el giro y nuevos vientos de la iglesia. Cambios de lenguaje y de vestiduras que no le parecen insignificancias.  No es insignificante ver a un papa con la bandeja en el comedor de los trabajadores. Un acontecimiento, una nueva situación que no soñaba con vivir y que espera se mantenga.

Confía en la formación ascética jesuita del papa. Küng conoció ese estilo cuando estudió en la Gregoriana romana.  Todo tiene que ser hecho a conciencia. Ve seguridad en él, ha puesto bajo control el banco vaticano. el proyectado sínodo de la familia otro signo de esperanza. Habrá que ver las resistencias, particularmente del cardenal alemán que salió de Regensburg. ¿Podrá el Papa resistir a los poseedores de la verdad?

Comentarios

redhead ha dicho que…
Este anuncio de air france resume todo el opus quitó a tantos millares de almas adolescentes. pepillo, ¿por que los odias tanto?? POR QUÉ?
https://www.youtube.com/watch?v=J6bGnSEwdKY

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD