ESCLAVITUD ESPAÑOLA

Menudas tribus ibéricas. La novedad, y es de 2013, ignoraba la relación amor odio del reciente jubilado cardenal arzobispo de Madrid con Intereconomía. Viene al final, en la lista de medios ultramontanos. Es preocupante que la tribu sea tan numerosa, y además les da para subdividirse según la clase social "atendida".

No sólo ayudas con tu testimonio a los que se acaban de ir, también a los que hace mucho que se fueron. Ex numeraria auxiliar por las tareas desempeñadas. Otra alma cándida, me refiero a la confesión. Reconozco que ha debido de leer por aquí. Roberto Verino y luego vicario, gallo presumido. Esos son los que suben. Los que se daban con las puertas estarán fuera.

Reunión de sin entrañas, ¿cómo se puede abusar de gente inocente

Alguien se atreve a poner las cartas sobre la mesa de las estupideces nacionales o nacionalistas a cuento de las lenguas de España mezclando con la cuestión religiosa.

LA ESCLAVITUD ESPAÑOLA DE LOS TRABAJADORES ES ANTIGUA
Muchos presos de la posguerra aceptaban las penosas condiciones esperando beneficios para la familia. Cuando el salario medio diario era de 10 pts. Las empresas contrataban presos por 5 ó 6. La mitad se lo quedaba el estado, el resto en teoría para el preso. Pero 1 pts era paga pagar las magras raciones de comida, otra en una cartilla de ahorros para cuando el preso saliera y supuestamente la que quedaba para la familia. Pero se la quedaban los ayuntamientos de la localidad y no se entragaba. Los condenados a muerte no tenían “plan de pensiones”, ¿pa qué?

No se permitía la entrada de periódicos en las cárceles. Sólo había el periódico Redención escrito por presos republicanos. Había que abonarse para que te visitara la familia.

Una británica a la que detuvieron por espía cuenta que cuando llegó le dijeron: “Aquí dentro nada te pertenece, excepto lo que has comido. Y no siempre, porque a lo mejor vomitas.”

En las Ventas cabían 500 pero había 3.500 en abril de 1939 y el tope estuvo en 14.000 con 12 mujeres por celda individual. Cuando las autoridades no daban con los hombres se detenía a la mujer. Se les imputaba lavar ropa o freír huevos para los soldados republicanos, trabajar en la limpieza de un hospital durante la República.
Entre las detenidas había embarazadas o madres con hijos pequeños, no tenían con quien dejarlos. Estas madres soportaron la angustia de saber que sus hijos de 4 años en adelante se quedaban solos en la calle. A las mujeres de más edad las obligaban a ser testigos de las torturas inflingidas a sus hijos, que en ocasiones terminaban en muerte.

La violación era frecuente en la detención. Por la noche era una práctica de los falangistas en las cárceles de mujeres y campos de concentración. A veces les marcaban con el símbolo de Falange, yugo y flechas. Muchas quedaron embarazadas. Cuando había que ejecutar a una embarazada se postergaba la muerte hasta el nacimiento –defensa de la vida, dejadlos nacer- y el hijo era dado en adopción. ¿Niños robados?
En la cárcel de Zamora fusilaron a embarazadas y madres de niños de pecho. A la mujer de Ramón J Sender le dijeron: “Las rojas no tienen derecho a alimentar a sus hijos” Le arrancaron a su hija Andrea de 8 meses y la internaron en un orfanato, la mujer, Amparo Barayó fue ejecutada al día siguiente, 12 de octubre de 1936.

También se administraban palizas brutales a embarazadas. Descargas eléctricas en partes sensibles, en las orejas que provocaban fuertes dolores de cabeza y problemas psicológicos durante años. El 5 de agosto del 39 tuvo lugar una ejecución entre las que estaban las 13 rosas, pertenecientes a las Juventudes Socialistas. Fue una venganza masiva por la muerte de un comandante de la guardia civil en julio.

Las condiciones con niños en la cárcel eran espantosas. Sin posibilidad de aseo personal ni de lavar la ropa y los pañales vivían en la inmundicia, luchando contra las ratas. En las Ventas el agua estaba cortada, por cada 200 mujeres sólo había un inodoro que se drenaba con el agua sucia que usaban para lavar los suelos. Paz Azati, reclusa de Valencia, cuenta que cada día había en el suelo 15 ó 20 niños muertos de meningitis.

Terminada la guerra fue acción sistemática secuestrar a los hijos de las republicanas. 12.000 niños fueron internados en instituciones civiles o religiosas, con oportuno lavado cerebral. Tras presenciar cómo asesinaban a su marido, una mujer fue detenida y su hija trasladada a un orfanato. La madre escribía a su hija con regularidad hasta que undía recibió esta misiva: “No me hables más de papá, ya sé que mi padre era un criminal, voy a tomar los hábitos.” Muchos de los niños internados en orfanatos terminaron acusando a sus padres de asesinos. Andrea la hija de Amparo y de Ramón J Sender, se hizo monja. Pilar Fidalgo señaló que a los huérfanos les obligaban a cantar las mismas canciones que cantaban los asesinos de su padre, a llevar el uniforme de quienes lo habían ejecutado, a maldecir al difunto y vituperar su memoria.

Vergüenza nacional, proceder en línea recta desde allí, sin que se haya hecho un acto de contrición nacional por tanto crimen en un país de “catolicismo modélico.”

 Ayer se quejaban del Pazo de Meirás, Franco lo obtuvo mediante extorsión a la gente del pueblo, y ahora sus descendientes se hacen fotos para una conocida revista en dicho castillo, a fin de dar cuenta de sus rupturas amorosas. Solución fácil: cuándo salen estos descendientes no se compra dicha revista. Definitivo. Que saquen a Paulina Rubio, pero no a los que viven de haber humillado a la gente de abajo.

El padre Torrent estaba ufano de haber recogido a 7000 huerfanitos hijos de prisioneros, y que muchos habían decidido ser sacerdotes.
Hubo casos de niños robados y separados de sus familias en muchas prisiones. Se hicieron famosas algunas carceleras por su crueldad como María Aránzazu en un penal del País Vasco o María Topete Fdez. en Madrid. Daba de comer a los niños gachas aguadas con bichos y gusanos, si las vomitaban, obligaba a comerse el vómito.


Comentarios

servera ha dicho que…
Ana, puedes dar la impresión de que quieres hablar y saber de todo, como de historia, si bien lo tuyo es la filosofía. Yo me desconfío de la ciencia universal, pero respeto tu esfuerzo.
Ana A ha dicho que…
Bueno, tengo una licenciatura en historia, pero no es eso lo que cuenta. Lo que cuenta es irse al libro y copiar lo que pone, los datos, los hechos atestiguados con documentos que es como se hace la historia.
Está al alcancen de cualquiera, los libros están para leerlos, es lo que hago, no invento.

Intento saber de todo, normal, si una ha estudiado filosofía, no hay filosofía sin una visión general. También me interesa la física, la matemática y la biología, y me informo en la medida de mis posibilidades.

No salgo en la tele a pontificar, este es mi rincón de internet y si alguien puede decir "eso no pasó" que lo haga.
Yo estoy asqueada de leer truculencias, no me va nada lo gore. Más de una vez a punto estuve de dejar de leer el Holocausto español.

Pero es la verdad de mi país y como me impacta tanta mierda oculta,lo escribo aquí porque siento que de alguna forma todo eso ha condicionado mi existencia y la tuya si eres español/a.

Cada uno gasta el tiempo en lo que quiere, a mí me gusta estudiar y difundir lo más que puedo.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA