APOSTOLADO DE AMISTAD Y CONFIDENCIA



SABINO había estado comprando material para el ejército de Franco.
Colaborando con los ministros militares, participando en estudios de una posible fusión de los tres ministerios en uno, con Muñoz Grandes. Presenció el pulso entre éste y Carrero en 1967 por el puesto 2 en el régimen. Ganó Carrero. Carrero también intervenía en la reorganización de la industria militar como ministro subsecretario de Presidencia donde tenía a LLR desde 1956.
Era el apogeo de los tecnócratas, una derecha moderna, más interesada en hacer dinero que en seguir con la cruzada, dice Sabino. La preocupación ideológica en segundo plano para ellos, sí y un jamón. Así los describe Tuñón de Lara en un libro de 1980:

“la llegada de Alberto Ullastres catedrático numerario del Opus Dei a Comercio y Navarro Rubio (consejero-delegado del Banco Popular hasta 1955, supernumerario del Opus Dei y desde entonces subsecretario de Obras Públicas) adquiría la máxima significación, así como la ya citada de LLR en un puesto clave de Presidencia y la de García Moncó (ex director adjunto del Banco Bilbao) como subsecretario de Comercio. No puede separarse la Ley de Régimen Jurídico de la Administración del Estado de la creación de la Oficina de Planificación y Coordinación Económica, la entrada en escena del Cuerpo de Economistas del Estado y la reorganización de una serie de organismos de política económica.”
 
Sabino, sin ser Opus Dei, participó en esta etapa de reorganización de la Administración. Dice Tuñón:
“La época azul e imperial de la palabrería fácil y la improvisación tenía que ser sustituida por el rigor que exigía la defensa de los intereses del bloque dominante. No hay que olvidar que otro ejecutivo de altos vuelos, Gregorio López Bravo, era ya nombrado en 1959, por Ullastres, director general de Comercio Exterior y, al año siguiente, del Instituto español de la Moneda extranjera. La invasión tecnocrática no conocería límites.”

Las puertas giratorias son antiguas además de perfectamente legales y legítimas porque “siempre se ha hecho así”  y empezar a ponerle peros, pegas, y sacarle faltas al  sistema es una novedad que no se lleva nada entre nosotros. Lo natural es, del banco al ministerio del ministerio al banco. Faltaría más. ¿Quién va a saber más de finanzas sino el banquero?

La eficacia de la empresa privada al servicio de la Administración, principio que Sabino interpretó y puso al servicio del Ejército, 20 años en Intervención del Ejército.



Sabino y Armada se entendieron muy bien durante los años en que coincidieron en la Secretaría de los ministros del Ejército. No tenían una amistad de familia, tenían amistades cada uno por su lado, aunque a veces almorzaban o cenaban juntos o bien en casa de Sabino, calle Hilarión Eslava, o en la de Armada, calle Sta Cruz de Marcenado. Tenían en común 10 hijos cada uno.
Pero cultivaron una relación entrañable los dos matrimonios. Y pasa a contar una broma que le gastaron a “Elenita” la mujer de Sabino que omitiré por lo tonto y lo mal que quedan las mujeres de los altos cargos del franquismo.
Entre momentos de risas y de trabajo Armada hacía apostolado con Sabino en pro de que lo mejor que le podía pasar a España es que a Franco le sucediera Juan Carlos. Como todos los militares Sabino había sido educado en un sentimiento antimonárquico y todavía estaba lejos el momento en que Franco estirara la pata. No le daba importancia. Pero Opus Dei veía mucho más lejos que el entonces miope Sabino.
 
Como quien no quiere la cosa y para que quede claro que todas estas disquisiciones nada tienen que ver con lo que pasó después dice Sabino que en la secretaría del ministro Barroso conoció a un personaje que tendría un papel decisivo el 23F 1981...(continuará)

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
No sé si lo has visto:
Opus Dei y Poder Judicial
http://www.elespiadigital.com/index.php/tribuna-libre/9448-opus-dei-y-poder-judicial

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

REGAÑINA VATICANA