SALIDA SIN TRAUMA

LA CONFESIÓN DE JEAN-FRANCOIS MEYER


El  21 de abril de 1973, pocos días antes de cumplir 16 años, escribía en Roma una carta pidiendo la admisión el "Opus Dei" como "numerario" durante la Vigilia Pascual celebrada en el centro mundial de este controvertido movimiento católico. Hacía dos años que participaba en actividades de un club de jóvenes dirigido por el "Opus Dei". El ambiente me gustaba. Era muy creyente, desde los 13 años solía acudir a completas en un convento de dominicos cercano a mi casa. La combinación de estudio, tiempo libre y actividades religiosas en el marco de ese club reunía todos los ingredientes para atraerme. Los animadores del club por su parte se dedicaban en cuerpo y alma a su labor.


Cuando me propusieron a mi y a otros amigos un viaje a Roma en la Semana Santa de 1973 con dos universitarios del "Opus Dei" y un cura acepté sin dudar, mis padres me regalaron el viaje con gusto. No tenía ni idea de que ese viaje romano marcaría mi vida...
Con motivo de la Semana Santa se hacía una peregrinación internacional del "Opus Dei". Nos alojábamos en un centro del Opus. Hicimos turismo, asistimos a los oficios religiosos y a una audiencia con el Papa. Y sobre todo tuvimos una "tertulia con el Padre", es decir con monseñor Josemaria Escriva de Balaguer (1902-1975), fundador del "Opus Dei" en 1928. Se nos hablaba con frecuencia de monseñor con el mayor respeto y reverencia, leíamos su libro "Camino" y veíamos de vez en cuando películas de sus "tertulias". ¿Cómo no íbamos a ver en él una personalidad extraordinaria, una figura de primera línea del catolicismo contemporáneo?
 La sala en la que nos recibió estaba llena hasta la bandera. No me acuerdo de nada de lo que nos dijo, sólo recuerdo que acabé muy impresionado y emocionado.
Un poco después de ese encuentro un  miembro del "Opus" me requirió para hablar a solas. La conversación tenía un objetivo preciso: sondearme para decirme que si quería podía pedir la admisión en la Obra.....

Nunca hablamos de ello entre nosotros pero sé que no fui el único en aquel grupo de adolescentes en recibir la propuesta. Quizás yo era el más impulsivo. No necesité mucho tiempo para autoconvencerme y respondí afirmativamente. Dos días más tarde escribía mi primera "carta al Padre" cuando nos habíamos reunido en el centro del "Opus Dei" en Roma para la Vigilia Pascual. Se trataba de una carta manuscrita en la que comunicaba a monseñor  Escriva mi deseo de formar parte de la Obra. Me dejaron en una salita con una mesa, una vez escrita la carta salí y se la entregué a uno de los jóvenes responsables. Estaba muy nervioso o más bien excitado. Todavía no era miembro porque el primer año es de prueba, la solicitud de admisión abría la posibilidad de ir familiarizándose con las actividades internas mientras esperaba que respondieran.

En la mañana de pascua mis compañeros asistieron a una audiencia con el Papa en la plaza de San Pedro. Por mi parte me sugirieron que acudiera a una tertulia con monseñor  Escriva sólo para miembros de la Obra. Por lo demás no me animaron a que comunicara mi decisión a mis padres, lo que casaba bastante bien con mi reserva natural en estas materias.

De regreso a Suiza empecé a llevar en la medida de lo posible la existencia de un futuro miembro del "Opus Dei". Me fui enterando de lo que tenía y lo que no tenía que hacer, por ejemplo cuando nos encontrábamos teníamos un saludo especial, rezábamos unas oraciones especiales,  las Preces, y había reuniones también especiales. En esa residencia de etudiantes en la que había pasado tanto tiempo sin embargo no había sospechado que había una verdadera "vida paralela" reservada a los miembros de la Obra. No hay que explicar que este aire de hacer algo secreto no podía más que encandilar a un adolescente. Si hubiera perseverado habría sido uno de los primeros suizos de habla francesa que se convertía en numerario.



Los dos primeros meses fueron sobre ruedas, viviendo una vida de piedad intensa. Me dijeron que cuando terminara bachillerato tendría que ir a estudiar a otra ciudad para poder vivir en un centro del "'Opus Dei" dejando así mi familia. No tenía nada que objetar, las prácticas estaban bien estructuradas, hace poco encontré en un libro una de las fichas mensuales donde figuran unas abreviaciones enigmáticas para los iniciados, se nos entregaban para poder hacer el examen de conciencia diario. Consta de 31 columnas, una por cada día del mes y varias líneas horizontales que corresponden con las prácticas, oraciones o mortificaciones que tiene que hacer un miembro del Opus.

Llegó el verano, es el momento en el que los numerarios hacen un curso de formación anual en un centro del movimiento.Tenía 16 años, mis padres no sabían que me había comprometido en el "Opus Dei", no podía irme sin dar explicaciones a mi familia. Los responsables locales del "Opus Dei" me dieron la solución: podría hacer el curso de formación en Alemania y explicarles a mis padres que era la ocasión para practicar el alemán en una residencia universitaria. No hay nada mejor para aprender un idioma que la inmersión lingüística. A mis padres les pareció una idea excelente, y sin dar más explicaciones pude participar en el curso de formación anual.

Sin embargo ese curso significó el comienzo del distanciamiento con el "Opus Dei", por varias razones. Me parece que hubo un hecho que significó un "clic" en mi mente: recibí una carta de mis padres que había sido abierta, es la regla, el responsable del centro lee el correo de los miembros del "Opus".
Mi espiritu más bien independiente no podía soportar ese control. Me hacía sufrir pensar que habían leído antes que yo una carta de mi madre. Fue un primer malestar al que se añadieron otros.

De vuelta a casa empecé a dudar de mi vocación en la obra. Los meses que siguieron fueron duros, cada vez estaba más confundido y no quería revelar a mi familia mi compromiso en el "Opus Dei". Los responsables locales ponían todo el empeño en decirme que tenía que perseverar, me decían que ese era mi camino. Pude hacer unos días de retiro en la  Cartuja de La Valsainte, me dijeron que eso no era para mí, tenía que encontrar mi camino dentro del "Opus Dei" y en ningún otro sitio. Con 16 años tuve que enfrentarme por mí mismo a una completa angustia interior, en el otoño invierno de 1973 la inquietud espiritual me hizo sentir enfermo por momentos.

Los responsables del "Opus Dei" acabaron por aceptar que era en vano intentar retenerme, les dije que me iba, les devolví las Preces y poco a poco los lazos se fueron deshaciendo.

JEAN FRANCOIS MAYER confesiones de un buscador de sectas  ED. DU CERF(1990)

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Acerca de todo lo que moviliza la obra, recuerdo de joven la revista tamaño cuaderno, blanco y negro, trimestral, semestral o lo que fuera del opus dei que llegaba a nuestra casa, revista o boletín al que alguien no identificado nos suscribió por un tiempo.
qué aspecto tan inofensivo, y que fácil era tirarla sin abrir. parecía que al opus, de no gustarte, se le podía "botar" de manera muy sencilla.
Anónimo ha dicho que…
Laboratorios del Opus Dei manipulan perfiles genéticos para evitar identificar a bebés robados durante el franquismo

http://kaosenlared.net/laboratorios-del-opus-dei-manipulan-perfiles-geneticos-para-evitar-identificar-a-bebes-robados-durante-el-franquismo/

Y estos son los van pa'"santos", los que se santifican en la vida ordinaria... es terrible pensar el daño que provocan tantos sinvergüenzas metidos en una secta, todos los perjuicios que ocasionan, el dolor que infligen... y lo sonrientes que luego van con la conciencia tan tranquila por haber ido a un retiro o haberse confesado con un lúgubre y tétrico cura de la Obra.
Anónimo ha dicho que…

http://www.abc.es/estilo/gente/abci-molins-rockero-solidario-para-defender-infanta-cristina-201606182206_noticia.html
Anónimo ha dicho que…
Lyon, Turín, Pachuca, Lodz...

http://www.liberation.fr/france/2016/03/28/barbarin-a-chaire-ferme_1442478
Ana A ha dicho que…
A parte de defensor de la Infanta y de rokero ¿frecuentó Viaró? lo digo por los 10 hermanos y procedencia familiar
Me han dicho que el Roca es super...
Magí Ribas Alegret ha dicho que…
"Bebes robados", quien participa en la manipulación de pruebas demuestra fehacientemente su vileza extrema.

Dado que "Los laboratorios están en manos del Opus Dei y custodian la prueba clave", y visto que no sabes en que rincón te puedes encontrar un opusino -esta finca anda llena-, recomendaría hacer aquello que no podemos con los juzgados, acudir a laboratorios extranjeros, en Estados con poca o nula implantación católica.
Noelia Casanova ha dicho que…
Sobre el Banco de Alimentos. Lo mejor: la entrada del blog del trabajador social y profesor de la Universidad Pública de Navarra Paco Roda se corresponde con una columna de opinión publicada en el periódico de Pamplona Diario de Noticias. Eso sí, el autor no se atreve a mencionar al Opus Dei.

El blog de Paco Roda, 23/05/2016
Caridad alimentaria

Diario de Noticias, 23/05/2016
Caridad alimentaria

Hubo respuesta a los pocos días; supongo que quien la firma fue convenientemente "aconsejado". Se nota que el tema les escuece, y mucho. Ya en el primer párrafo, se delatan ellos mismos.

Diario de Noticias, 28/05/2016
A Paco Roda: solidaridad alimentaria
Para tener larga intimidad con la duda, no cuestiona usted la gran recogida organizada por el Banco de Alimentos, la machaca. Parece que es lo que le cuadra. El comienzo de su artículo se puede calificar como excusatio non petita, acusatio manifiesta. Ya sabe. Excusas no pedidas, acusación manifiesta. Aunque meta este latinajo, no llevo toga, ni sotana, ni pertenezco al BAN.

A lo que sí se atreve - y hay que ser un auténtico héroe para hacer esto en Pamplona - es a realizar una inteligentísima crítica sobre lo más "sagrado" para pamploneses y navarros en general: los Sanfermines.

El blog de Paco Roda, 26/04/2016
San Fermín, una marca insostenible

Pamplonauta, 13/05/2016
Lo que el Santo no ve, o cómo cuestionar los Sanfermines sin dejar de ser un buen pamplonés

Y de postre: un artículo de investigación publicado el mismo día y en el mismo blog que el artículo de Roda.
Pamplonauta, 13/05/2016
Las ocho SICAVs navarras: moral cristiana, Universidad de Navarra y apellidos ilustres

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD