LA IN-TRANSICIÓN



Perlas recogidas en “Por Dios, por la patria y el rey. Una visión crítica de la transición española”, Pablo Castellano, 2001:

“La dictadura puso en manos de la Iglesia, por su responsabilidad en la guardia de la moral tradicional, el permiso para el casamiento.
Una vez inscrito el santo matrimonio canónico, tenía acceso la unión al Registro Civil. De la validez canónica y sacramental dependían todos sus civiles efectos. También le reservó la facultad de anular y separar maridos y mujeres, en monopolio jurisdiccional, lo que producía además de seguridad en la rigidez de la institución muy saneados frutos. Y si se alcanzaban, con más rapidez y a su gusto, las resoluciones liberadoras del yugo sacramental por los más potenciados y ricos, ello ha de atribuirse simplemente a que tenían mejores abogados. Y en Roma siempre ha pesado mucho la brillantez expositiva y la riqueza…argumental. Una inicial oposición de la Conferencia episcopal a la reforma en estas materias, matrimonio y divorcio, hizo pensar en que el conflicto político sería duro y encrespado. No fue así, la Iglesia se reservó todas sus fuerzas para el tema educativo y, una vez más, como ocurriera con motivo de la discusión de las anteriores constituciones logró el resultado que cabía esperar. Los ministros de Educación de los gobiernos de Felipe González han merecido todos expreso agradecimiento de la Iglesia por la generosa comprensión con sus intereses en materia educativa. Los de los gabinetes de Aznar han acentuado esa comprensión  y reconocimento.”


 Resultado de imagen de por dios por la patria y el rey pablo castellano

Comento: hoy en día cuando sale el tema de la familia en Ciudadania de tercero de ESO y me veo diciendo, “niños, no siempre hubo divorcio en España” a un auditorio en algunos casos formado por mitad de alumnos de familias “recompuestas” o monoparentales, mi sensación de abuela cebolleta es total. Y no digamos si les explicara, cosa que no hago, que a su edad formaba ya parte del ejército escrivariano “no al divorcio, no al aborto”, sabiendo de la vida nada y menos que nada. Pero voy a seguir con Castellano:

“El nacionalcatolicismo no ha sido una etérea inspiración, un espíritu o influencia, un uso social o una circunstancia que, nacida de la tradición y del arraigo histórico de la confesión católica, inspiraba los hábitos y costumbres del pueblo; el nacionalcatolicismo ha sido una acción política concretada en normas y partidas presupuestarias, seña inequívoca de la identidad histórica del estado español. Lo fue también de forma acusada de la restauración monárquica de 1876 y ha sido columna vertebral de la era franquista, con tanto peso como lo pudiera tener su monarquismo, su militarismo, su orden público policíaco, el fascismo de su inicial ideario y la permanente represión sobre las libertades. Y el llamado ahora movimiento demócrata-cristiano (antigua ACNdP y Opus Dei) ha sido el pilar de la restauración juancarlista.”

Tras explicar que ha habido ortodoxos y Torquemadas en la iglesia española pero también heterodoxos, muchos menos, dice que su esfuerzo, el de los literatos no inquisitoriales, no tuvo jamás en la educación de la ciudadanía el peso ni la responsabilidad que los ideólogos oficiales llegaron a alcanzar. El peso de los acríticos, intolerantes, dogmáticos supera de forma aplastante al de los críticos.

“La iglesia católica en España se ha alineado siempre contra la reforma, contra la revolución y contra la revisión. Ha sido un ejemplo y modelo de reacción y de defensa de lo constituido ha estado permanentemente asociada al poder y a sus intereses. Ha sido el gran elemento legitimador del abuso de los poderosos y de sus privilegios. Y desconfiando hasta de los suyos, llevó a algunos ante la Santa Inquisición o colocó sus obras en el Indice de Libros Prohibidos. La persecución del maestro Avila, Hernando de Talavera, fray Luis de Granada, Valdés, Carranza o Juan de la Encina fue la manifestación de aquel principio de que con error no se dialoga ni se discute.”

“El nacionalcatolicismo no nace por tanto con el franquismo pero alcanza sus mayores cotas de responsabilidad y privilegio, y de aprovechamiento de toda la historia, tanto sea en lo político como en lo social e ideológico. Sus raíces se encuentran muy lejos, posiblemente confundidas con las raíces del árbol del militarismo, en la perfecta simbiosis de ambos con el trono, y nace del fundamentalismo creado en su defensa, en su protección y a su servicio. Quienes han ostentado el monopolio del rígido pensamiento y desde sus púlpitos han pontificado acerca de la corrección o el error de todo cuanto podía pensarse y expresarse; quienes han castrado tanta esperanza e ilusión podían plantearse si, aquí y ahora, no debería ofrecer ya alguna prueba de moral reparación a quienes, por su imposición se les negaron el derecho a pensar, a expresarse y el derecho a vivir con dignidad y libertad. La represión moral es a veces mucho más difícil de soportar que la física.”

Aún huele a quemado en nuestras plazas y no es por el incienso…

“Lo menos importante del poder de la iglesia católica ha sido la presencia institucional….la legitimación moral del poder…la material posesión de riquezas….Lo más grave ha radicado en el papel social y cultural. La presencia institucional ha estado siempre al servicio de ese papel, de la cautela y la defensa, bien perceptible y aplastante en la cotidianeidad sobre todo lo que pudiere suponer expresión de una actitud crítica, agnóstica, laica o simplemente tibia en el respeto y obediencia a la declarada fe oficial y al orden público.”

En cuanto a los curas vascos de la guerra civil, al final más vascos que curas:.

“Indalecio Prieto fustigaba al nacionalismo de ansiada dependencia vaticana, resaltando la contradicción que suponía no querer ser español, reclamar la independencia para ser sumiso y predilecto súbdito de la Santa Sede. A la Iglesia de la restauración monárquica y de la reforma política esta contradicción con sus príncipes en Euzkadi la tiene aún confusa y preocupada. A algunos príncipes de la Iglesia vasca les preocupa más la independencia de España que la de Roma.”

Desde que se escribió este libro hasta hoy el tema se solucionó con los nombramientos episcopales de sendos prelados para Bilbao y San Sebastián, uno formado en Toledo amigo Opus y otro directamente Opus, formado en su universidad pamplonica. Han salido a relucir sus declaraciones y enfrentamientos con el “clero de base” de sus respectivas diócesis. Hace tiempo que no se les oye, sobre todo no se le oyó cuando el caso Gaztelueta.

Dedicado a EdB y sus muchachos:

“La Iglesia de correaje e himno patriótico, de procesión con banda militar y escuadra de gastadores custodiando la imagen, impulsora de manifestaciones de lealtad a Franco, que permitía la aberración de la construcción de un lugar consagrado al culto como Cuelgamuros con el cruel y penoso trabajo forzado a que se sometía a sus presos políticos, tratados como bestias, y bendecía la represión cruenta contra el materialismo ateo y marxista, también fue evolucionando y deparó finalmente el gran hallazgo de la cuasi curia tecnocrática, de la que habrá de hablarse posteriormente, que no se puede ignorar porque jugó el más importante papel en la restauración monárquica, tanto desde la cátedra; el laboratorio, como desde el entorno del mismo dictador, la banca, la milicia, el medio informativo, y hasta dirigiendo y no poco, la reconducción de la oposición al régimen.
Una vez más un valido, del regente vitalicio en este caso, Carrero Blanco, no fue insensible ni impasible frente a la influencia, no ya del tradicional fraile palatino o del intrigante cardenal, sino de toda una congregación que hizo de la operación política de la restauración  borbónica uno de sus principales objetivos apostólicos y políticos.

A la Iglesia, por su similitud organizativa, le gustan mucho más las monarquías que las repúblicas, los cargos vitalicios, y en cuanto pueden aflora en su seno la nostalgia de aquellas épocas en que el rey, la corte, la nobleza y la milicia hacían expresa promesa de fidelidad y lealtad al papado. El padre EdB, de la más “rancia nobleza” (del franquismo), de los marqueses de Peralta, unió para siempre su nombre a la lista de los prelados tuteladotes de tronos y cortes, de los que con abundancia hemos disfrutado, tanto en las cortes reales oficiales como en las cortes oficiosas.”


            LAS TIERRAS DE ESPAÑA

En 1930 las propiedades rústicas de los grandes de España más cualificados, los duques de Alba, de medinasidonia, y de Medinaceil, Peñaranda, Vistahermosa, Fernán Núñez, Arión, del Infantado, los marqueses de Romana y de Comillas, el conde de Romanones, etc…se acercaban a las 600.000 ha. El porcentaje de fincas que superaban las 250 ha era de un 62% en Extremadura, de un 61% en la Mancha y de un 51% en Andalucía. La República intentó cumplir con el mandato constitucional de poner esta riqueza al servicio del interés general. Fracasó. Su Ley de Reforma Agraria, insuficiente, sólo duró dos años y, por las impaciencias de unos y las trampas de los encargados de su aplicación, ostensiblemente contrarios, sólo fue un motivo más de frustración, como lo fuera la ineficacia e inclumplimiento de las normas laborales más avanzadas.

La cruzada bélica devino poco a poco en reconquista de la administración y en asentamiento rentable y confortable en el régimen totalitario…en una constructiva acomodación a la situación para dar servicio a los dueños inveterados del país, que recuperaban lo poco que habían perdido.

AL EQUIPO DEL OD, nacido de, en, por y para el nacionalcatolicismo, sin descarado protagonismo en la represión, bien formado técnica y profesionalmente, y sobre todo bien conformado políticamente en el integrismo católico, con hábil estrategia de penetración en el Estado y en la sociedad, para mayor servicio de Dios, le había correspondido la providencial tarea de conducir la dictadura desde las discutidas orillas de una guerra civil al embalse de paz y concordia de la restauración borbónica.

El posfranquismo, cuyas incertidumbres angustiaban a los situados, no podía ser diseñado ni protagonizado por el franquismo políticamente integrista. Carrero lo vio muy claro, Franco lo entendió y dio ancho paso y sólido respaldo a los proyectistas. Los nuevos tecnócratas dieron garantías a los camisas viejas, a los sindicalistas verticalistas, a sus hermanos en la fe, a los militares, a los empresarios, a la gran banca, por descontado a la Iglesia, y a los centros neurálgicos del poder económico. Y tranquilizaron a los amigos exteriores. En estos países tenían ya la experiencia de cómo habían resultado aprovechables gran parte de los cómplices de Vichy, de los camisas negras italianos, de los nazis alemanes y el tiempo les daría la razón ante la utilidad de los aparatchiks ex comunistas de la Europa del Este.

Negarle al OD la función modernizadora del régimen sería no sólo cicatero sino injusto.
(Curioso, no les gusta nada que se les recuerde esta obra de caridad que tuvieron con España, véanse algunas vehementes reacciones de former members ante los recordatorios de las connivencias OD-franquismo y véase la retroacción de la foundation al mítico 1928, lejos bien lejos de la época en la que más hicieron por España y los españoles.)

En cuanto fue posible acometió desde plataformas de poder y notoria influencia en la sociedad la solución política, la salida del régimen, la preparación del futuro. La restauración borbónica se ha de apuntar en su haber (¿los Urdangarines también?), asociándose a ella poco a poco los tibios, los espabilados y hasta los enemigos. Basándose en tal actitud de serena acomodación, fueron día a día cayendo los obstáculos, disolviéndose las resistencias y aumentando los apoyos.

La aristocracia que asentaba sus privilegios en el nacimiento, y no en la razón, empieza a poner su dignidad en la cotización de sus valores, en el valor de sus carteras y en la rentabilidad de su propiedad. También para todos ellos por razones históricas, ideológicas, prácticas, de pasado a ocultar, de presente a mantener y de futuro a progresar, la restauración monárquica era  una medida de prudente seguridad y garantía a fin de que para sus intereses las cosas poco cambiaran. Y así fue.

“Que hombres procedentes del franquismo hayan protagonizado su reforma (Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Martín Villa, Cisneros, Fdez. Ordóñez, Fraga, Gutiérrez Mellado, Díez Alegría, Sabino, Valls Taberner, Claudio Boada, García Asiaín, Albert…) es la cristalización personal de un fenómeno macrosocial: la continuidad de las estructuras del sistema socioeconómico anterior.”

EL CAUDILLAJE

frente a la República, añoraba aquel mundo idealizado de la primera época de la Restauración, con su ordenada jerarquía de clases, su orden público, su ensalzada estabilidad, su selectivo progreso, y rescataba las más puras esencias del pensamiento tradicional mesiánico.teocrático que aquélla conservó. La guerra ideológica del franquismo, del nacionalcatolicismo, fue también coronada con el triunfo. No sólo el aparato burocrático del poder era franquista también lo era, y de forma confortable la mayoría de la sociedad. Núcleos minoritarios de intelectuales, de trabajadores que conservaban memoria de su lucha, daban testimonio, más con su represión que con su acción, de la mínima incandescencia del fuego vital que con la República había resplandecido. Por ellos se puede hablar con propiedad de una dictadura militar totalitaria al servicio del pensamiento reaccionario y de los intereses de las clases privilegiadas.
….

El sometimiento de los pueblos puede comenzar con una victoria bélica, pero se asienta siempre en la eliminación de la información objetiva, de la formación crítica, del pensamiento relativizador, de todo lo que pueda provocar capacidad analítica y rebeldía frente al abuso, la injusticia y la dominación. Nadie reacciona ante lo que ignora y menos aún contra lo que se ofrece, bien adobado por los aparatos de propaganda, como bueno y próspero.

Había de eliminarse toda posibilidad de conocimiento de datos, hechos o sucesos que impidieran la conversión de los súbditos en puro objeto de la política de los poderosos. Había que matar la memoria, mistificar la historia y sustituir el saber por la doctrina. Cuando esto se logra no hace falta ya ni la dura represión. La autorrepresión interior, aun inconsciente, es el mejor aliado. Cualquier tentación de ser uno mismo y de pensar por sí mismo genera el más frustrante sentimiento de culpabilidad y hasta de insolidaridad con la masa aborregada. Y el aparato franquista, su andamiaje político, custodia militar, educación religiosa intolerante y medios de comunicación convertidos en negociado de propaganda, consiguieron esto a la perfección y aún se sufren sus secuelas.

Comentarios

Magí Ribas Alegret ha dicho que…
Aún en Tarragona, el segundo feudo de la Secta Opus Dei después de Pamplona, no salgo del asombro:

Voy al Registro Mercantil, cuentas anuales 2016 de "PROMOCIONS IMMOBILIARIES AVENIDA CATALUNYA 1, S.L.". Nada. Pues las cuentas de 2015. Tampoco nada. Ni el anterior, ni el otro. La mercantil se constituye en 2009, y las únicas cuentas anuales fueron presentadas en 2010.

En los 6 años siguientes no cumplieron la obligación legal de presentar las cuentas anuales al Registro Mercantil.

Administradores solidarios, desde 9.08.2011, constan Josep Maria Fortuny Miró y Pablo Benedicto Rebull.

La sociedad, en plena actividad, gestiona un edificio en Avenida Catalunya, esquina Av. María Cristina, dedicado a residencia de la tercera edad (¿numerarios Opus?).

¿Podrían aportar alguna información los miembros del Consejo Local de Tarragona?

PD. Recientemente, los "administradores" aquí concernidos fueron cesados fulminantemente de su cargo en la Junta de Gobierno de la Congregación de la Purísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, siendo rector Mosén Josep Queraltó Serrano (ex sacerdote del Opus Dei, actualmente excardinado y rector de la Parroquia de Nuestra Señora de la Trinidad). Andaban coleando ciertas obras y correspondientes derramas. Según parece, de INMO-OPUS va la cosa.

Próximamente (si Dios quiere) relataremos otras "obras", corporativas o no.

Anónimo ha dicho que…
Más oscuridad que em lo aclaras mejor.

https://infovaticana.com/2017/03/22/opus-dei-desmiente-haber-intervenido-conspirado-caso-romanones/

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA