RESTAURANDO GOBIERNOS



UNO DE LOS MÁS CONVENCIDOS SUPPORTERS DE PERÓN…era Giancarlo Elia Valori, hermano menor del asesinado Giuseppe Valori. En 1960 con 23 años recibió un título honorífico en el Vaticano y se convirtió en uno de los protegidos de Ortolani. A mediados de los 60 fue nombrado secretario del Instituto para las relaciones Internacionales, una versión más formal del grupo de Pinay. En esa función lo supo todo sobre todos los antimarxistas en 3 continentes.


Cuando Perón viajaba a Roma se alojaba en la villa de Valori y por el día dirigía sus negocios desde el hotel Excelsior en Vía Véneto. Si Perón quería encontrarse con el jefe del Banco Ambrosiano Valori concertaba la cita, lo mismo si quería ver al Secretario de Estado del Vaticano.

Un día Ortolani le presentó a Licio Gelli el jefe de la logia masónica P2 y sugirió a Valori que se hiciera de la misma. Valori no contestó inmediatamente pero eh abril de 1973 con ocasión de una conferencia en la universidad en Madrid sobre “El concepto del Estado cristiano” invitó a Gelli en una calurosa y amable carta.
Resultado de imagen de Licio gelli
Licio Gelli





En la siguiente visita de Perón a Roma Valori no se sorprendió cuando encontró a Gelli en el Excelsior. Gelli se le abalanzó y le pidió que le presentara al secretario personal de Perón, López Rega. Gelli se dirigió en perfecto español a López Rega. “dicen que es Vd un hombre de Dios”. López Rega quedó encantado por Gelli y no tardó en entrar en la P2. Gelli decía de Perón que era un genio malentendido.

En los 70 parecía que si los militares seguían en el poder Argentina colapsaría. Lanusse quería que hubiera un presidente legalmente elegido pero una ley que impedía a Perón volverse a presentar. López Rega e Isabelita aconsejaron a Perón que nominara a uno de sus seguidores, el dr. Héctor J. Campora, a sabiendas de que si llegaba al poder cambiaría la ley y convocaría nuevas elecciones.

Lanusse anunció elecciones presidenciales para mayo de 1973, Cámpora ganó por la mano. Siguiendo el guión pergeñado en Madrid, quitó la ley anti Perón, convocó elecciones para otoño y dimitió. Se dice que López Rega buscó el apoyo de los tecnócratas opusinos para organizar la vuelta de Perón. Perón necesitaba mucho dinero para comprar a la guerrilla de los Montoneros, cubrir los gastos de Cámpora y su propia campaña presidencial.

Dado que Luis Coronel de Palma, un OD, estaba al frente del Banco de España, en Villa Tevere sabían que el gobierno español tenía bajo su custodia 400 toneladas de oro que pertenecían al amo de Argentina de los años 50. La derecha argentina calculaba que Perón seguía teniendo suficiente carisma para restaurar el orden en un país que desde la marcha de Perón había conocido 11 gobiernos y una inflación galopante. Sin embargo hacía falta el acuerdo del gobierno español para que el oro de Perón saliera al mercado. Según los servicios de inteligencia se concluyó un pacto según el cual  el resultado de la venta del oro iría a una fundación en Argentina con objetivos sociales, como la formación de ministros peronistas.

Las 400 toneladas casi igualaban las reservas del Bank of England. Fueron valoradas en unos 700 millones de libras esterlinas. A principios de 1973 se realizó la operación que llevaba el código BOR 1345. No figuraba el vendedor, se abrió una cuenta para la transacción en la sucursal del Banco de crédito Suizo en Chiasso, en la frontera con Italia bajo el nombre VITALITA. El agente del vendedor era un hombre de negocios chileno residente en Madrid que ganó 10céntimos de dólar por cada onza. El agente de la transferencia fue el Profesor Vicenzo de Nardo, inspector general del ministerio italiano de Hacienda.

De Nardo reconoció que tenía que ver con la operación pero aclaró seguidamente: “esta operación no tiene nada que ver con mi posición en el ministerio de Hacienda, es una operación privada y el gobierno italiano nada tiene que ver.” Subrayó que el origen del oro era bastante normal, que tenía un certificado de autenticidad. El origen del certificado era europeo, no el oro sino el certificado.

Cuando se le preguntó si el objeto de transacción era de origen sudamericano contestó con una evasiva. “La mercancía está en manos de un gobierno. El gobierno no lo incautó. El gobierno certifica su legalidad. Pero no se trata de una operación comercial del gobierno en cuestión, es de naturaleza política. La venta en el mercado de oro no sería conveniente para ese gobierno…Oficialmente yo soy el vendedor. Cuanto tenga la carta de crédito de un banco suizo enviaré la confirmación de la existencia del oro. La mercancía será entregada al banco suizo…Me pidieron que realizara esta operación porque el gobierno en cuestión no quiere ser mencionado en el contrato de compraventa.”

La partes interesadas tuvieron que enviar una carta desde el banco suizo al agente del vendedor o Profesor de Nardo Ministro de Hacienda italiano confirmando su intención de cerrar el trato.

No sabemos que pasó con el oro. En otoño los precios del oro se dispararon como si se hubiera retirado una invisible restricción en el mercado. Y aunque no se oyó nada más a propósito de la transacción BOR 1345 uno de los pasajeros del avión que llevaba a Perón de regreso a la Argentina era Licio Gelli. Tras la victoria de Perón en septiembre de 1973 Licio Gelli fue nombrado cónsul honorario de Argentina en Florencia y se convirtió en uno de los asesores económicos del gobierno.

En junio de 1974 EdBalaguer voló a Buenos Aires con motivo de su segunda ronda de visitas a países sudamericanos. ¡Las célebres y mil veces vistas tertulias del Coliseo y Tabancura! Peregrinó a Santa María de Luján, patrona de la Argentina. Las gentes acudieron de Paragüay y Urugüay para ver al futuro santo. En el Coliseo hubo al parecer dos multitudinarias tertulias con más de 5000 personas allí hacinadas. Y luego todo lo que nos sabemos de memoria “mi hija, su hija…hija de Dios”, “el globo terráqueo”, “la fiesta espiritual…” “ya lo hago …¿que más puedo hacer?”, “sois enciclopédicas”,”padre mímeme”….todo pura improvisación y espontaneidad de los asistentes. Lo siento, las he visto un millón de veces cada una. De lo que no teniamos ni idea puesto que no sale en ningua opusina publicación y no se menciona en dichas asambleas es del rol de los hombres del OD de Madrid en el restablecimiento de Perón mediante alucinante operación de venta de toneladas de oro bajo cuerda del gobierno español. Qué pasada…embrollando a quien haga falta en sus manejos de poder, incitando a cometer des louches opérations y todo santificable y santificador. No me extraña que sean la envidia de los más grandes bribones que pueblan el planeta. Sus manejos no han conocido límites. Con la tapadera inestimable de la iglesia católica. Se han cubierto de gloria todos los monseñores que los han protegido, que son la inmensa mayoría, y si no se ve hoy saldrá a la luz algún día, aunque yo no lo pueda ver.


El santo estuvo un mes en Buenos Aires, de allí voló a Chile. Dos días más tarde murió Perón, Isabelita se convirtió en presidenta y López Rega en primer ministro. Qué mala pinta así dicho tiene la historia. Cosas de la Argentina…

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
No sería raro que le hubieran dado boleto a Perón para usar a Isabelita Perón, que pasó a presidenta, más manejable. Isabelita está en Madrid, será protegida por ellos. También tienen a montoneros, que los han colocado como podemitas catalanes. Como siempre, controlando los extremos.

Quizás la extraña profanación de la tumba de Perón en 1987 fuera para borrar rastros.

“Juan Domingo Perón falleció el 1 de julio de 1974, en la Quinta presidencial de Olivos,176 debido a un paro cardíaco resultado del agravamiento de la cardiopatía isquémica crónica que padecía.”

Hay mucha gente que se muere cuando al poder del Opus le conviene.

Ana A ha dicho que…
Alejandro Ordóñez, político colombiano
que se presenta a la presidencia de la República
otro hijo de Escrivá, superconservador
https://es.wikipedia.org/wiki/Alejandro_Ord%C3%B3%C3%B1ez

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD