EJERCICIOS ESPIRITUALES AL CAUDILLO



Que Trevijano fue amigo de los opus es un hecho no ocultado, ganó dinero con ellos en el periódico Madrid y en el juicio por el cierre. Alojó en su casa de vacaciones en Italia a Calvo Serer que aprovechó para escribir sus memorias, lástima que luego los Opus pasaron a recogerlas y
en vez de decirles que las había tirado al mar, fue "leal" con la santa mafia, a lo mejor, nos hubiéramos enterado de cosas. El asunto de la Junta democrática que organizó con Calvo...los conoció estando a su propio nivel de "grandeza", notario en excendencia y bufete de abogado de postin en paseo de la Castellana, además de protagonista de mil eventos históricos. No sabe ni supongo le interesa del "Opus" por dentro. Tiene seguidores opus y filo, uno muy notable es Dalmacio, frecuentador de la facultad de filosofía de Pamplona y autor en la célebre enciclopedia Rialp, ¡cuando todavía había enciclopedias! Con el culturón que gasta en cuanto a jurisprudencia, historia del derecho, de la filosofía, del arte y de España, nunca menciona el tema Opus y si lo hace es por encima. Cuando es una clave fundamental de lo que nos pasa.

En cuanto a Villacañas es imposible que no se los haya topado tanto en Murcia, donde había poblado nido de opus en la facultad de filosofía, como en Valencia, quizás coincidió siendo alumno de este Manuel Garrido. Desde luego aunque vaya de "izquierda podemita" molestarlo no lo han molestado: Murcia, Valencia, Complutense, la carrera perfecta. Ahora con eso de defender el federalismo le dan voz. Es otro "cabezón" eruditísimo en filosofía alemana y cuando se ha puesto con la española también ha demostrado capacidad de profundizar. Sin embargo no sé hasta que punto está manipulado, lo he visto un par de veces y mi impresión es que sabiendo y conociendo más o menos mi trayectoria, se calló.  Me da la impresión de que se guarda para sí. 

En Podemos han ido metiendo a todos los profesores de ciencias políticas pero también de filosofía, un redil para pastorear intelectuales izquierdistas. 

De ser él me hubiera quedado al margen, no se llevan bien la filosofía y la política. Estos no han escuchado a Hannah Arendt hablar al respecto o no han entendido sus lecciones.

Sobre la continuidad Acción Española-Opus Dei, no sé si lo ha deducido él solito, lo ha leído en Vegas Latapié o le han proporcionado info confidencial no accesible a los mortales. Todo lo que me ha parecido relevante de lo que he leído lo he puesto aquí.


 FRANCO TOP SECRET

Resultado de imagen de Franco entra en Madrid
Precisamente en esa época de Burgos tuvo lugar un suceso que los hagiógrafos de Escrivá resaltan de manera exagerada, cuando dijo aquello de “mañana o pasado entierro”, ¿refiriéndose a un burócrata que había maltratado a uno de los suyos? Al parecer profetizó la muerte de esa persona en pocas horas. Ynfante, especialista en el Opus, escribe sobre este particular suceso: “Dejemos a los teólogos o exorcistas de la Iglesia que estudien o intenten adivinar si el mal presagio de E. era o no inspiración divina. Lo que interesa destacar es esa faceta de Escrivá, ya que nos encontramos con un practicante de la parapsicología que quiere transmitir la imagen de que anuncia, adivina o presiente algo. Para sus seguidores aquel suceso demostraba una vez más que el founder poseía capacidades y poderes sobrenaturales, aunque también probaba que pertenecía a la especie de fundamentalistas cristianos.”

El 28 de marzo de 1939 E. se incorporó a la primera columna de tropas de intendencia que iba a entrar en Madrid. Desde entonces gozó de las simpatías de los futuros mandamases franquistas. El Opus inició de este modo la “batalla de la formación”, es decir, la captación para la causa de aquellos estudiantes, profesores e intelectuales que en el futuro pudieran ocupar puestos de responsabilidad. José Orlandis, uno de los estudiantes que entró en el Opus durante la posguerra, explica así el éxito del grupo de E. :

“Muchos de los que entramos e la universidad de la posguerra queríamos empezar una etapa completamente nueva en nuestra vida y en el país. Queríamos hacer algo importante, una España grande, nos habían metido en la cabeza todo aquello de la Hispanidad (Ramiro de Maeztu) y del Imperio hacia Dios. (..) Entonces en aquel ambiente llega una institución que, con mucho misterio, cn prohibición absoluta de hablar de ello, te plantea que tú has sido elegido por Dios, que puedes ser santo, que vamos a hacer la conversión al cristianismo de la ciencia, reclutando a las mejores cabezas, con una disciplina militar. (…) Y aquello prendió en bastante gente, sobre todo en la que no tenía simpatías por Falange, que también decía algo parecido. Por otra parte aquello representaba un modo de vida más atractivo que el de los religiosos. Lo de ser laicos, estar en medio del mundo, representaba un atractivo adicional. Por eso, creo, el Opus Dei prendió enseguida, y ya en 1939 había casas en Madrid, Barcelona, Valencia, Valladolid y Sevilla.”

El mayor logro de esta etapa para Escrivá y sus followers fue la creación nada más y nada menos que del Consejo Superior d Investigaciones Científicas CSIC, entidad controlada desde el principio por el Opus. Los dos responsables de poner en marcha el CSIC, José Ibáñez Martín y José María Albareda pertenecían a la sociedad secreta. El primero, Ibáñez, ocupaba en ese momento el cargo de ministro de Educación, por lo que el Opus aprovechó su privilegiada situación para desembarcar con toda la fuerza en el mundo de la ciencia y la Educación.

Por ejemplo, mediante la creación del centro de estudios secundarios Ramiro de Maeztu, cuya dirección recayó en Tomás Alvira, uno de los seguidores iniciales de Escrivá. Entre los objetivos que figuran en el preámbulo ley constitutivo del CSIC leemos que eran principalmente “la restauración de la clásica y cristiana unidad de las ciencias, destruida en el s. XVIII” y “un franco y seguro retorno a los imperativos de coordinación y jerarquía”. En el CSIC se centralizaban buena parte de las bases de oposiciones y concursos para ocupar las cátedras que habían quedado vacías tras la guerra civil por lo que el Opus logró que muchos de sus miembros ocupasen dichos puestos.

En 1944 Escrivá dio un paso de gigante en su deseo de hacer del Opus una poderosa organización en la España franquista. Por medio de sus simpatizantes, el padre Bulart, capellán personal de Franco, logró meterse en la vida diaria de EL Pardo. Era en este lugar donde el dictador, su familia y sus más directos colaboradores tomaban las decisiones de mayor trascendencia que afectaban a todo el país. Escrivá fue nombrado director de los ejercicios espirituales que Franco  y su familia realizaban anualmente en El Pardo. Qué mejor forma de obtener influencia que acompañar al dictador en sus momentos más íntimos, cuando afloran confidencias y miedos  existenciales. Al Caudillo le preocupaba la muerte, por lo que E. después de unas reflexiones en voz alta sobre la cuestión, escuchadas con atención por el dictador, recomendó a Franco que meditase a solas y luego le planteara preguntas. Así nació una honda corriente de simpatía entre los dos hombres, ambos tal para cual, (afán de dominio y mando lo de las cuestiones místicas era una tapadera en ambos).

El lider del Opus también trabó fuerte amistad con Carrero Blanco, la mano derecha de Franco. De hecho, esta relación salvó a la sociedad secreta de la quiebra antes de la fundación del CSIC. Al parecer Escrivá y sus acólitos pasaban por una delicada situación financiera, por lo que acudieron a Carrero, quién tiró de los fondos reservados de Presidencia de Gobierno, conocidos como “fondos de reptiles”, para sacar del apuro a la naciente sociedad secreta. Y es que el sempiterno amigo y estrecho colaborador del Caudillo tenía algo muy importante que agradecer al Opus.

A mediados de la década de 1940 su matrimonio estaba a punto de romperse. La situación generaba en Carrero una gran melancolía y preocupación, pero decidido a terminar con aquella agonía decidió pedir la separación canónica. Para ello acudió a un conocido bufete de abogados formado por Amadeo de Fuenmayor y Laureano López Rodó. Ambos abogados además de brillantes profesionales eran activos miembros del Opus Dei, por lo que antes de dar ningún paso, trataron en primer lugar de reconducir la situación. De este modo, gracias a la mediación de los abogados, Carrero y su esposa se reconciliaron. Algunos años más tarde López Rodó fue llamado a desempeñar el cargo de secretario general técnico de Presidencia de Gobierno, todo gracias a las influencias de Carrero.

A partir de entonces el ascenso fue imparable. El Opus se hizo en los años 50 con el control del Banco Popular que utilizó como lanzadera para crear numerosas empresas y negocios siempre en beneficio de la Obra. La organización central de estas inversiones se instaló en una sociedad financiera llamada Esfina o Sociedad española de Estudios financieros constituida el 9 de abril de 1956. Antonio Pérez Hernández uno de los creadores del emporio empresarial del Opus, explica que “los responsables en España nos reunimos entonces para asomarnos en serio al mundo económico e iniciar una nueva etapa. Hay que reconocer que ya había medio centenar de socios numerarios con la suficiente preparación  como para meterse en negocios, y teníamos muchos contactos”. Para absorber los beneficios generados por estas empresas se creó en el interior del Opus una estructura conformada por importantes miembros de la sociedad secreta. Su finalidad consistía en controlar y aprobar las actuaciones de los directivos de las empresas, quienes por otro lado también pertenecían al Opus.

Claro que este crecimiento no había salido gratis. A finales de 1956 cinco grandes bancos españoles exigieron el pago inmediato de los créditos que le habían concedido a la Obra para poner en marcha su emporio financiero. No habría más dilaciones para el pago de la deuda. Sin embargo gracias a las gestiones de Franco, la amenaza de expropiación de los bienes de la sociedad no se llevó a cabo. Escrivá  y sus “comerciantes” se habían salvado por los pelos de la ruina, otra vez.  En ese momento el líder de la OD se dio cuenta de que si quería prosperar en el mundo de los negocios, necesitaba colocar a su gente en puestos de responsabilidad dentro del aparato franquista. Se inicia así el asalto al poder de la organización fundada por el cura aragonés.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…

Para comprender el Opus. ¡Qué fácil es colgarse una sotana!

“De Pujol al sacerdocio”
http://www.germinansgerminabit.org/

Uno, Miquel Calsina Buscà, que era director del “Centro de Estudios Jordi Pujol”. Cuando el Opus se medio carga a Jordi Pujol en 2014 usando sus enormes corrupciones, para azuzar a sus lacayos a quemarse con la farsa separata que no quieren ni borrachos, tienen que suprimir ese zafio chiringuito. Al tío le colocan en el obispado de Gerona como delegado de Medios de Comunicación. Le entra súbita vocación sacerdotal, como si fuera un numerario del Opus, y en un par de años le tenemos ordenado, el 15 de octubre pasado.

Ordenación express, como la de los tres primeros curas del Opus, sin estudios de seminario, con cursillos en chalet de la sierra, Portillo, Múzquiz y Hernández Garnica. Un escándalo consentido, como este de ahora. Cosas de la cosa catalana opusina.
Anónimo ha dicho que…
Interesante. http://www.elmundo.es/espana/2017/10/23/59ecf8e2ca4741cf028b4570.html
Mi duda es, ¿quién maneja los hilos? ¿Juegan a varias bandas? Alemania y el Vaticano reconocieron con celeridad a Croacia como país independiente. ¿Quién será el primero? ¿Será Rusia, los países bálticos, Dinamarca y algún otro país más tapado? Creo que lo veremos.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

EL REY JUAN CARLOS Y EL OPUS DEI