ETICA DE LOS NEGOCIOS



Lástima de falta de valentía para aplicar las leyes a los cabecillas y haber llegado a este lío que sólo puede acabar a tortas, las imágenes de violencia son vergonzosas. Los líderes tranquilos en sus sillones y los de abajo, polis y gente a darse palos. No hay derecho una vez más. No es asunto de la policía es que existe la cárcel para quien está incitando el jaleo. "Y ahora voto que sí porque no me dejas votar" no cabe mayor españolada.


Pura provocación, eso es, incitar a que los franquistas melancólicos de tiempos pasados y la gente no franquista de miedo a defender la unidad de España, que es un bien y un derecho, una seguridad. 
Y lo único que quieren es dinero, nada más les importa. No son nadie para negar la historia y la geografía. 
Además ¿por qué sólo ellos tienen derecho a votar monarquía o república? yo también quiero república, es todo un dislate de tamaño natural. Dialogar para qué, ¿que es lo que hay que dialogar? ya vale de seguir dando pataletas y amenazas para seguir fomentando la desigualdad entre regiones de España.

Y además de provocar el enfrentamiento se hacen los mártires ¡cómo me suena esto por haberlo vivido! en otros contextos, pero lo mismo, idéntico, el que machaca se hace el sufriente. Y el Puigdemont que se toma por Irlanda pidiendo una mediación internacional ¿de qué va? ¿por quién se ha tomado?

EN cuanto a la riqueza de Alemania, ni católicos ni protestantes ni ateos: son alemanes antes que todo, tienen una forma de vivir y de tomarse en serio la vida y el trabajo que te hace comprender que siempre serán los primeros, mientras ellos sean como son y nosotros nos sigamos entreteniendo y fomentando la violencia entre españoles, normal. Aquí perdemos el tiempo en payasadas, allí trabajan y trabajan. Incluso en exceso. Pero no podremos ir por delante con nuestro espíritu juerguista tan característico.

No tengo twiter, sí ve algo interesante ponga un link o copie lo que dice el opusino Giner.
ETICA DE LOS NEGOCIOS

Maeztu quiere que España imite al triunfador y para ello importa la “ética de los negocios” estadounidense, el factor que le ha dado primacía al país de Trump, un negociante que ha llegado a lo más alto. La teología ha de seguir uniendo católicamente poder, verdad y bien, pero en el capítulo del poder hemos introducido el epígrafe del dinero. La verdad de la ciencia moderna físico matemática y el bien común quedan para la sociedad católica. El Estado ha de adelgazarse y ser sustituido por una especie de solidaridad nacional, un espíritu común que actualice la dimensión religiosa de la vida. Fuera la política  entorpecedora, como en la dictadura de Primo y como dijo Franco “haga como yo, no se meta en política”. La democracia necesaria fomenta sólo el capitalismo expansivo, que desaparezca el espíritu de clase y que aparezca esa igualdad tan norteamericana fruto de la falta de aristocracias que se remontan a la reconquista. Este programa es irrealizable utopía, y al OD le encanta la aristocracia que hunde sus raíces en la guerra de Granada y más allá. No hay que insistir en conocidas rehabilitaciones nobiliarias injustificadas y en el prurito de añadir el “de” a todos los vulgares apellidos de numes sin lustre. El apellido compuesto tiene la mitad de la vocación mejor si son dos los compuestos para poner una “y” en medio, como hacen en Cataluña, Pi i Margall.

El capitalismo de rapiña español ha dado lugar al socialismo. Los patrones españoles hundiendo en la desesperación al obrero fomentan la revolución. Maeztu admira a los Estados Unidos, donde un obrero puede llamarse “caballero del trabajo” sin escándalo. Así que defensa de la modernidad productiva al tiempo que defensa de las virtudes ancestrales del mundo español.
Aunque ya la religión no es lo que fue en el siglo del barroco y es más difícil convencer a la gente de que salvará su alma si trabaja bien. Se le puede objetar a Villcañas que no fue tan difícil, ha habido miles de convencidos por OD de este extremo, al menos en la teoría. Maeztu quería enlazar el patriotismo con la conciencia profesional y así persuadir de que el relojero que no ajustase los relojes con el debido mimo era un antipatriota, además de un agente de la revolución.

Maeztu corrige el ideal del 98, “nos conformamos entonces con el ideal de la técnica, Pero la técnica nace del espíritu, y el espíritu es lo mismo que la fe”. El 98 fue incapaz de asociar economía y moralidad. Catolicismo y patriotismo debían colaborar para lograr que el espíritu de la modernidad prendiera en España, lo dijo en una conferencia de 1926, ¿estaría el founder presente?

Villacañas dice que hubo una reunión de Maeztu, Vegas Latapié y founder en 1934 en Ferraz. No en el Ferraz del PSOE, sino en el Ferraz del Opus, primera opusina residencia  de estudiantes a nivel mundial, frente al célebre Cuartel de la Montaña, las “primeras vocaciones” salieron del “Ferraz” de antes de la guerra. Era como una excrecencia religiosa de Acción Española, el partido fundado por Maeztu, no sé exactamente cual fue el trasvase, pero trasvase hubo porque los textos del periodista de Vitoria se parecen como una gota de agua a otra a algunos textos fundacionales atribuidos al de Barbastro.

Curiosamente Maeztu alaba el capitalismo productivo norteamericano, pero nada dice de la democracia política de ese país, lo consideraba un sistema corrupto bajo la tapadera de convocatorias electorales. Bien mirado la anterior frase describe más nuestro sistema actual español que el norteamericano.

Villacañas resalta las paradojas y contradicciones en las que incurría Maeztu con su programa de quedarse con lo que le interesaba sin mirar la realidad española que en 1926 no era un mar en calma:

“Cuanto más normalidad quería para este país, tanto más anormales los medios para realizarla. Cuanto más objetividad y sereno juicio, más prudencia y ascetismo en la mirada quería introducir en los hombres de España, más fanáticamente tenía que predicar su programa, implicando su persona en ello, hasta la obsesión.”

Pues yo creo que triunfó, triunfó después de muerto, fue asesinado en Madrid en octubre de 1936. Y es curioso que los que llevaron adelante su programa, o sea, los hijos del Padre,  jamás lo hayan mencionado  ni para bien ni para mal. Para las huestes de monse todo y siempre vino del cielo “a través del instrumento fidelísimo que fue nuestro padre”.

Encontrarse el programa vocacional en la pluma de un periodista de la generación de 1898 me tiene traumatizada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

GUERRA JUSTA