TOP SECRET



En Franco Top secret (2005) de J. Lesta y Miguel Pedrero encontramos toda la panoplia de supersticiones habidas y por haber en España en tiempos de Franco, con especial incidencia en aquellas que afectaron al Caudillo  y a su familia. Empezando por el espiritismo que practicaba su madre dña Pilar como evasión de la mala vida que le dio el padre de Franco, masón y mujeriego que acabó abandonando el hogar familiar, continuando por la cruz de la victoria ovetense o el brazo más bien la mano de santa Teresa que el dictador llevaba consigo y terminando por la construcción del mausoleo de los Caídos lleno de símbolos mágico-esotéricos.


Da escalofríos ver un pueblo tan hundido en la oscuridad de la superchería y propenso a creer a cualquier embaucador que ha visto ovnis. Santiago Matamoros estuvo en Brunete, visto por el propio dictador, animando a la tropa. Y la virgen se apareció en un pueblo vasco anunciando la guerra.
 Resultado de imagen de Franco Top secret
La ceremonia del traslado y solemne entierro de los restos de José Antonio desde Alicante hasta Cuelgamuros, todo un ritual que el régimen aprovechó en 1939 para legitimarse, con gentes acompañando el cadáver a pan y agua por los caminos, aviones echando flores sobre el cortejo, misas y el propio Franco arrojando la primera paletada de tierra después de alocución y el obligado ¡Jose Antonio Primo de Rivera! ¡Presente! De haber estado vivo a lo mejor Franco hubiera eliminado a un competidor con carisma  y oratoria. Pero le vino de perlas el culto al “Ausente”.
Parece que su inquina contra la masonería procedía de que no le dejaron entrar.

Y también es sorprendente el diseño del Valle de los Caídos en parte debida al dictador así como la estrecha vigilancia que llevo a cabo de las obras presentándose de improviso incluso de noche con su chófer.
Salen las caras de Bélmez, surgidas en 1971 mientras María freía sus pimientos las caras en el suelo de la cocina. Las caras hicieron famoso al pueblo, gobernador y Obispo se preocuparon por motivos diferentes y el pobre alcalde fue llamado a Madrid para amenazarle sino acababa con la superchería.

Y no podía faltar un epígrafe dedicado al “Opus Dei” que añade algunas curiosidades.

Nadie que hubiera conocido a aquel joven sacerdote en el Madrid de 1930 habría llegado a pensar que iba a convertirse en uno de los personajes más poderosos de la España franquista. JM Escrivá Albás llegaría a comandar la mayor sociedad secreta de nuestro país, una organización que cuenta con una enorme influencia en todo el mundo, empezando por la Santa Sede. En la actualidad el OD controla miles de empresas e importantes jerarcas de la Iglesia, algunos muy cercanos al difunto papa JPII, además de numerosos políticos de diferentes países, pertenecen al grupo fundado por Escrivá. En España durante el gobierno de Aznar varios ministros y altos cargos pertenecían.

Todo esto habría parecido imposible en la España de los años 30. El sacerdote aragonés, como muchos compañeros suyos, estaba empeñado en una lucha sin cuartel contra la recién estrenada república. En 1932 varios estudiantes dirigidos espiritualmente por Escrivá participaron en el intento de golpe de Estado del general Sanjurjo, y muchos de ellos terminaron entre rejas. E. solía visitarlos con frecuencia para darles ánimos. En 1935 fundó la Academia de estudios DyA, en Madrid. De los tres pisos del edificio en la calle de Ferraz, uno era su vivienda y los dos restantes servían para impartir las clases y para las habitaciones de los estudiantes internos. De este centro de estudios surgieron los primeros seguidores de la sociedad secreta, quienes a su vez se dedicaron a captar nuevos miembros.

Al estallar la guerra civil, Escrivá y sus seguidores decidieron salir del Madrid republicano con el fin de pasarse a la zona rebelde. Después de un largo periplo finalmente recalaron en Pamplona. Este periplo se convertiría en la mítica opusdeística en una especie de viaje iniciático, en el transcurso del cual el hombre tocado por el aliento del Espíritu Santo dirige a sus discípulos hacia la salvación. Desde Pamplona el grupo embrionario de la futura sociedad secreta viajaría a Burgos, ciudad en la que el bando franquista tenía instalado un gobierno provisional. Allí escrivá comenzó a relacionarse con personas que luego ocuparían importantes cargos en la dictadura.

Entre los militares que simpatizaron con el peculiar cura se encontraba José Fontán Lobe, quien una vez terminada la contienda le presentaría a Carrero Blanco, pieza clave para entender el ascenso del Opus a los despachos del poder franquista.

Los planes de E. eran simples: se trataba de captar en Burgos a personajes importantes. Es la táctica utilizada desde siempre por el Opus. Solía acudir a una tertulia en la que se reunía la flor y nata de la intelectualidad falangista, en un café del paseo del Espolón. Allí charlaban escritores como Ridruejo, Torrente Ballester, Laín Entralgo, Foxá, Jiménez Caballero.

Milagros Martínez, esposa de Laín, recuerda las andanzas de Escrivá en Burgos: “Era un arribista tremendo en aquella época (…) recuerdo verle con sotana y otros curas acudir al restaurante donde mi marido y yo almorzábamos (…) Es cierto que quiso acercarse a Pedro. Lo intentó a través de otro cura, Antonio Portillo, de Palma de Mallorca, amigo suyo a quien nosotros tb conocíamos”. Al final el encuentro se produjo: “Ambos charlaron durante un paseo. No olvido nunca lo que dijo mi marido. “Siento mucho rechazar su invitación a formar parte de su grupo, pero no admito que nadie me dirija.”
 Resultado de imagen de torrente ballester
Otro de los habituales de las tertulias de Burgos de entonces, Torrente Ballester recuerda que Escrivá “estaba intrigando allí, aunque entonces no tenía mucho relieve, era un curilla amariconado que daba mucho la lata buscando adeptos.”

Comentarios

Anónimo ha dicho que…

"José Fontán Lobe, quien una vez terminada la contienda le presentaría a Carrero Blanco, pieza clave para entender el ascenso del Opus"

Y Fontán Lobe fue después el jefe de los servicios secretos personales de Franco. Información es poder. Lo lógico es que acabara espiando a Franco al servicio del Opus. Acabó de jefe en el Instituto Social de la Marina. En 2004 montaron una historia retorcida con el antiguo chofer de Pascual Lobé en ese Instituto que vendía por internet los papeles secretos del almirante. Un modo de avisar los opusinos que tenían información comprometida para otros.

El opusino Adolfo Suárez sacó las oposiciones de Letrado del Instituto Social de la Marina, sin que estudiar nada. Su mujer Amparo desesperada intentando que estudiara. Era más listo Suárez, sabía que no necesitaba estudiar para aprobar las oposiciones. Habría que ver a cuantos opusinos colocaron en ese Instituto. Y en otros organismos.
Anónimo ha dicho que…

Como el viernes republicaron en Opuslibros el estudio del sacerdote del Opus Antonio Ruiz Retegui sobre el Opus, aprovecho para enlazarlo:

http://www.opuslibros.org/teologal.pdf

El Opus es "una estructura de pecado", dicho por un sacerdote del Opus.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

EL REY JUAN CARLOS Y EL OPUS DEI