LOS NUEVOS JESUITAS



Al tal Roberto Salvat que se presenta como sobrino de Juan Vilá Reyes, el de Matesa: el único responsable de que nos hagamos un lío con quien es y con quien no es, es el propio OD que se lo pasa pipa jugando al despiste. Sólo el que tenga los correspondientes ficheros del OD totalmente secretos
e inaccesibles sino es para los directores de Roma, Madrid y las correspondientes delegaciones, podrá decir con total certeza y seguridad, "este fue de tal fecha a tal otra", "este fue pero como si no lo fuera", "este no fue pero como si lo fuera"...etc, hay variedad de situaciones. Según las conveniencias y necesidades, uno es y no es, los cambalaches opusinos con la pertenencia son millones. Que faciliten listas de admisiones y dimisiones y ya no habrá más dudas ni equívocos. Deberían de faciltarlas al ministerio del interior, no se permiten sociedades secretas, o al Vaticano, la iglesia no puede permitir que haya sociedades secretas en su seno, su reino no es de este mundo y ni su finalidad ni sus medios pueden ser el secretismo.

Pero claro: rizando el rizo, ahora resulta que el min. que tiene que vigilar que no haya sociedades secretas está en sus manos, y el Vaticano lo mismo. Así que la corrupción y la mentira en este tema nos rodean, invaden y ahogan. 


LOS NUEVOS JESUITAS
Así los denomino el propio Juan Pablo II, a principios del siglo XXI los SI habían perdido efectivos y el favor del pontífice. JPII prefirió la utilización del sucedáneo o copia al original en su labor evangelizadora. Desitalianizar la curia y aumentar la internacionalización del Vaticano al tiempo que se boicoteaba a los hijos de san Ignacio con no pocas destituciones de teólogos y profesores varios a lo largo y ancho del mundo. La muerte a tiros en el Salvador de Jon Sobrino y compañeros en 1989 es un hecho atroz y difícil de alejar de ese ambiente antijesuítico. De momento y curiosamente no se conoce ataque con metralleta a grupo opusino y sirvientes ninguno.

Los ultra conservadores del Vaticano consideraron positiva la aparición del OD como sucedáneo de la Compañía. En los aledaños del año 2000, los OD ejercían de costaleros del Vaticano, dada su tremenda ambición no dudaron en echarse a hombros la basílica y la Ciudad Estado.

En 1534 Ignacio de Loyola y otros estudiantes se juramentaron con los típicos votos más el de obediencia al Papa, estaban dispuestos a ir a luchar a Tierra Santa para convertir infieles. La Compañía fue aprobada en 1540 y desde entonces ha tenido una larga historia. Fue un elemento de poder, cercano a reyes y educadores de los hijos de los nobles y burgueses. En las oleadas colonizadoras que se sucedieron a partir del XVI siempre iban jesuitas que supieron respetar la cultura y ritos de otros pueblos, lo que les valió no pocos disgustos con Roma.
En el XIX se convirtieron en los granaderos de Pío IX el Papa que condenó todas las ideologías modernas. Fueron bastante integristas, algunos se distinguieron no poco apoyando al régimen franquista. Y luego vino la apertura del Vaticano II en la que participaron. Esta apertura les valió fobias entre ellas la del Papa Juan Pablo II que quiso usar mano dura con ellos imponiéndoles un padre general de su gusto.
Siguen siendo una de las órdenes más influyentes “a pesar de los pesares” por sus instituciones educativas y su indudable prestigio más real y con fundamento que el de OD.
Es interesante el paralelismo biográfico entre ambos fundadores.  Ignacio en 1522 quiso matar a un moro que vio ultrajando a María Santísima, pero luego recapacitó y dejó que la mula decidiese. La mula le llevó a Montserrat donde comenzó su aventura en defensa de la Iglesia a través de su Orden religiosa.

El fundador del OD declarado santo en 2002 no dejó al azar y mucho menos en “patas” de mula la aventura de su vida. Ingresó en el seminario, nos dijeron siempre que porque ya con 16 ó 17 “barruntaba” que Dios le pedía algo. Y un jamón. A propósito, barruntar es una palabra que no he visto usada más que en este específico caso, no es de uso cotidiano en español. Si un extranjero o extranjera la utiliza seguro que “pertenece”. Es bastante más probable que habiendo caído su familia en la pobreza no hubo más remedio que entrar en el seminario para tener estudios y mantener pronto a la familia. Era la España de anteayer. Escrvá hablaba mucho de obediencia, pero mirando con lupa sus inicios como seminarista y cura se descubre que hizo bastante su santa voluntad. Lo cual no le ha impedido llegar a los altares, mira, un buen ejemplo.

El caso es que no debía de estar en Madrid en 1928 no era su diócesis, y no tenía los papeles en orden. Como muchos otros de su edad y condición estaba en la villa y corte para medrar. Era un problema de la época “el cura medrador” que se trasladaba a la capital “a ver que pillaba”, se sobre entiende y como es tradición en España, algún carguito de buenos emolumentos y poco que hacer. La santificación del trabajo en suma. El se fue de Zaragoza a Madrid con la excusa de realizar una tesis doctoral que entonces sólo era factible en la capital del reino. Pero la tesis tardó más de una década con guerra civil por medio y al final no es seguro que lo que circula por ahí como tal lo hiciera él en aquella época “medrante”. Y medró, medró.

Medró copiando. Primero a los jesuitas. Desde pequeño seminarista siempre quiso emular a los jesuitas, en Zaragoza recalaba en la parroquia de san Pedro Nolasco dirigida por ellos.
Los primeros choques con SJ se produjeron en 1929 a cuento de la dirección espiritual de las Damas Apostólicas, aprovechando que el titular director se ausentaba, el joven auxiliar eclesiástico “se quedaba con las almas” que no le pertenecía dirigir. Sentó mal al jesuita como sentó mal que se convirtiera en confesor de la marquesa de Onteiro, madre de una Dama Apostólica, en cuyo oratorio privado celebrando misa se nos dijo que vió que tenía que haber mujeres en OD.
A la muerte de ese primer jesuita Escrivá escogió otro como confesor, el padre Valentín Sánchez Ruiz. También hubo tensión, dicen que este fue el padre que preguntó ¿qué tal va esa obra de Dios? y que de ahí inventó el founder el nombre para su criatura.

Siempre nos recomendaron leer y meditar la Pasión del padre La Palma, otro jesuita del siglo XVII, modernidades opusinas. Le inspiraron mucho las meditaciones del padre Francisco Garzón, que se leía obligatoriamente por las mañanas en los seminarios españoles de la época de Escrivá. Así que ya tenemos el origen de la oración de la mañana con la lectura del libro de Meditaciones, como tantas otras cosas, procedía de sus tiempos de seminario. Y además este jesuita glosaba a otro del siglo XVII, Luis de la Puente que inspiró a Escrivá la perfección cristiana del laicado.

En 1940 Escrivá dejó de confesarse con el jesuita Sánchez Ruiz, autor de un Catecismo social en el que explicaba cómo la iglesia debía controlar las instituciones sociales. Tras la guerra civil el founder se acercó a curas acérrimos franquistas como García Lahiguera que terminaría de arzobispo de Valencia y alabando a nuestro caudillo, “artífice de la paz”. Había una testimonial de este obispo me parece para el proceso de beatificación. Como la había de Pedro Cantero, otro cura defensor del sistema franquista. Sus “amigos” fueron todos gente de orden en los años 40, también le hizo favores Fray Justo Pérez de Urbel, con el curso acelerado de cura para los 3 primeros y cuyo libro, ¿una vida de Jesús?, estaba editado en Patmos y es libro de lectura espiritual.

En su libro más conocido Escrivá cita y pone de ejemplo a San Ignacio. Aranguren llegó a decir que el dicho librito estaba impregnado de espíritu ignaciano trivializado. La fuerza y antigüedad de la Compañía impresionaron a Escrivá tanto o más que una de sus filiales, la Asociación Católica Nacional de Propagandistas fundada por un jesuita al empezar el siglo. Esta asociación laica se hallaría como pez en el agua proporcionando ministros a Franco, y fue otro modelo para el “opus Dei”. Los objetivos de ACNdP, hoy ya sin N, fueron ampliamente sobrepasados por OD.

Pertenecientes al Opus de medio pelo como digo yo, en leon : DAVID GONZALEZ MONTALVO (AGENTE DE SEGUROS) y su mujer MERCEDES RUEDA FERNANDEZ (PROFESORA DE MUSICA) JAVIER ALAIZ (AYUNTAMIENTO) y su mujer CHARO DOMINGUEZ (MEDICO) TERESA DA CUNHA AMANDI (NEGOCIO DE FOTOCOPIAS CERCA DE LA UNIVERSIDAD) EMILIO LOPEZ VIÑUELA (MINISTERIO ECONOMIA MADRID) y su mujer LUCIA RIÑON MARTINEZ GALLO CELIA ROPERO SERRANO (PROFESORA) PILI PARRA GONZALEZ ANTONIO DEL CANO y su mujer CAMINO DIEZ REYERO - viven en Oviedo OSCAR RAMOS (PROFESOR DE LATIN Y GRIEGO) y su esposa CHARO DEL CANO SANTIAGO GONZALEZ (ABOGADO) SACERDOTES RELACIONADOS CON LA CATEDRAL : ANTONIO PEREZ RECIO - MAXIMO (MUSEO CATEDRAL)

Hoy van de la mano, OD y ACP (la N de nacional cayó, todo un síntoma de los tiempos que vivimos) Ya entonces OD no se conformaba con conquistar la universidad como se vería más tarde en la época del desarrollismo.

Comentarios

Ricardo Pérez Jorgapp ha dicho que…
Es muy sospechoso que el Opus actue como un Servcicio Secreto al uso, sin que nadie ose enmendarles la plana. Pienso que su poder dentro de la Iglesia es muy fuerte pese a la crisis de vocaciones. Sin el apoyo de ese Servicio Secreto en la sombra, no serian tan TEMIDOS como ahora lo son. En referencia a quienes pertenecern y quienes no pertenecen a la Obra quizas sobran las palabras. Por sus hechos los conocereis, da lo mismo que pertenezcan o no pertenezcan. Tambien da lo mismo que sean personas singulares o que pertenezcan al entramado socioeconomico del pais. Solo es cuestion de saber mirar, como se organizan para intuir las verdaderas procedencias de cada cual.
Anónimo ha dicho que…
Conspiranoico... e interesante. Hilo de Twitter sobre los independentistas catalanes.

https://twitter.com/carlesenric/status/925086363392847874

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

EL REY JUAN CARLOS Y EL OPUS DEI