PERSPICAZ ANSÓN



Fascinantes predicciones de un joven Luis M Ansón, od camufladísimo, nunca ha ido de tal, pero lo que dice es lo que ellos hacen y ha pasado, por lo tanto es fácil que sea “uno de los nuestros”: Las realiza en carta dirigida en mayo del 62 al director de ABC con ocasión de sus contactos con el ilustre exiliado historiador Sánchez Albornoz:
 Resultado de imagen de Luis M Ansón,
“Querido Director:


Su carta me ha hecho meditar bastante y ya que usted ha sido sincero conmigo yo voy a serlo con usted. Estimo intelectualmente a Sánchez Albornoz y creo que lleva razón en su polémica con Castro (Américo). Y le estimo a pesar de que sus libros son de abrumadora pesadez. Castro es más inteligente, mejor escritor, un ensayista puro, caudal de ideas y sugestiones. No tengo, sin embargo, ninguna esperanza puesta en los republicanos de fuera, ni en los de dentro, ni tampoco en los monárquicos colaboracionistas, que están rebajando, salvo excepciones, la dignidad de la Monarquía en busca de cargos pequeños y de consejos de administración. El republicanismo de un hombre como Sánchez Albornoz, que es inteligente y conoce la historia, es algo que me revienta y me irrita como puede usted imaginarse. Pero hace tres años que me dí cuenta de que Sánchez Albornoz terminaría por ser el jefe de los exiliados. Por eso empecé a cultivarle. Porque quiero llevarle a Estoril o al menos dulcificar su posición. De lo que se trata es de que todo el mundo desde los franquistas puros (entre los que hay buena gente) hasta los republicanos exiliados estén convencidos –y lo digan- que la Restauración es inevitable, ineluctable según esa expresión de Sainz Rodríguez que a usted le gusta tanto. Esto es todo lo que pretendo en mi contacto con Sánchez Albornoz del que ni política ni personalmente espero nada, entre otras cosas porque lo probable es que se muera antes que Franco.

Pero todo esto son cosas muy pequeñas, casi sin importancia. Mire usted la monarquía la traerán los generales. Y cuando esté aquí se adaptará a Europa y se hará una Monarquía con partidos políticos y con elecciones. Es decir, se terminará formando la monarquía que hasta ahora propugna Satrústegui. Esto es también ineluctable. Y bastante doloroso para un tomista y un maurrasiano como yo. Pero vamos a trabajar sobre la realidad y no sobre lo que nos gustaría que fuera la realidad. Si Europa nos impone la memez de los partidos políticos, de las elecciones y de la democracia vamos a inventarnos un tinglado que tenga la apariencia que Europa exige y que controlemos absolutamente.

Vamos a hacer como en Inglaterra hacia el exterior, partidos, elecciones, democracia; hacia el interior, intelligence service, inteligencia. Y no para aquí la cosa. Nuestra monarquía no volverá a gobernar nunca más a España, seremos gobernados por un francés, un inglés o un alemán porque España será gobernada desde Europa. Pero fuera complejos de inferioridad. Hay que ir a Europa. Hay que hacer lo posible por gobernar Europa. Por que sea un español el que desde Europa gobierne España y otras naciones europeas.

Mire usted, querido director, usted me ha conocido demasiado pequeño, me ha tenido y me tiene a su merced y como es lógico no puede tenerme en cuenta ni creer en mí. Pero piense usted que cualquier acto político mío, hasta el más pequeño artículo, lo he meditado muchísimo, jamás va guiado por la utilidad del momento, sino que está encaminado a dentro de 20 años. Sin demasiadas esperanzas de triunfo esa es la verdad. Yo trabajo ahora para dentro de 20 años. Usted me verá posiblemente hundido y fuera de juego. Hay un 90% de probabilidades de eso. Pero nunca me verá haciendo capillitas.

Haré siempre la política de largo alcance que es la que más me divierte, aunque no me rinda, porque yo no sé pedir nada. Yo ordeno o me callo. Dentro de unos años será imposible seguir haciendo política de grupos de presión que es lo único que sabemos hacer en España desde Tubal y Tarsis a Opus. Hay que salir a Europa, buscar corrientes anchas y dominarlas y plegarlas a nuestra voluntad. Hay que pensar internacionalmente. Y sepa usted que solo el 2% de mi actividad la doy ahora cara al público; es la que usted conoce; el 98% restante la desarrollo en el más completo anonimato y esta actividad la sacaré del anonimato cuando me convenga, si es que me conviene alguna vez porque lo que me entretiene de la política, lo que entretiene a este intelectual político, independiente porque me place, no es ser  Ministro o Jefe de no sé qué cosas, sino mandar de verdad, influir, impulsar a otros a que creyendo que hacen lo que les da la gana, hagan en realidad nuestra voluntad. Una voluntad encaminada a Dios, Porque ahí es donde termina mi independencia. Yo creo en Dios.”

Ese mismo mes sale un folleto a ciclostil en el que se culpa al opus Dei de todas las desgracias. Bajo el título “¿Usted sabía?” afirma que el Opus es culpable de la actual pobreza del pueblo español. El opus Dei es culpable de que los trabajadores se tengan que ir al extranjero, el Opus es culpable de la entrega de España a los americanos.

El 10 de julio cambia el gobierno. Permanecen 10 ministros, entre ellos los OD declarados Ullastres, Mariano Navarro Rubio y se incorporan Lora Tamayo ¿no era este el opusino del CSIC cuyo hijo ha heredado el cargo?, López Bravo en industria y Fraga en Información y Turismo. Fraga llega arrollador tiene que canalizar el turismo y diseñar una nueva ley de Prensa que parezca más abierta. El joven ingeniero naval López Bravo refuerza la línea tecnocrática. El que fallecería en 1985 en accidente aéreo monte Oiz, en febrero precisamente.
El objetivo de Franco es la expansión económica para ello el otro superopusino López Rodó está de comisario del Plan de Desarrollo. En este gabinete hay mayores señas de identidad con el Opus. Los últimos vestigios de Falange han sido barridos. Los instalados en la tecnocracia provienen o son amigos del instituto secular de monseñor Escrivá, y la uniformidad la disimulan polemizando, por ejemplo la escenificación del enfrentamiento Ullastres-Navarro Rubio por el Plan de Estabilización en 1958 y 59.
Pero el segundo objetivo del dictador es que sea un gobierno militar, tuvo un accidente de caza, un atentado quizás, y por eso pone a Muñoz Grandes de vicepresidente, e incorpora a 3 ministros militares que se caracterizan por su  lealtad hacia él. Es el año en el que tras el contubernio de Munich el caudillo descarta a don Juan como posible sucesor al frente del Estado.

Y mientras en Estoril Calvo Serer, Pérez Embid y Sainz Rodríguez aconsejaban a don Juan una nueva entrevista con Franco sobre la instalación de los recién casados príncipes en Zarzuela. Los tres quieren elaborar un libro sobre lo que se dijo en el famoso contubernio de Munich. Marcelino Oreja por su parte, embajador en París, anda en tratos con Alfonso de Borbón, el “primo” de Juan Carlos. Marcelino informa de que Alfonso no tiene intención de interferir en la sucesión a Franco.
Mientras los príncipes viajan por el mundo. Recalan en Atenas, otro opusinillo esperándoles, Fdez de la Mora y señora cenaron en la modesta villa de Juan Carlos y Sofía.

Por su parte en Roma ha empezado el concilio Vaticano II. El 12 de diciembre el embajador ante la Santa Sede Doussinague escribe al ministro Castiella. Entre otras cosas le dice que Escrivá está muy molesto por la falta de empuje de los prelados españoles. El obispo de Mondoñedo, J. Argaya relata al embajador, “dos veces me he encontrado con el insigne fundador del OD. En la primera entrevista me dijo que los obispos españoles estamos quedando en el Concilio a la altura de los de Guatemala.. En la segunda me aseguró que el episcopado español, tan virtuoso, capaz y apostólico, está poco acreditado en el mundo. He agradecido esta sinceridad que me ha dolido; por otra parte, , salvando la mejor voluntad de mi informador, yo creo que estas opiniones encierran injusticia.”

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
1962 Perspicaz Ansón
2018 Siempre en vanguardia. http://www.elmundo.es/opinion/2018/03/01/5a96f18a268e3e70218b4654.html

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

GUERRA JUSTA