SANTIFICANDO LA GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA




SANTIFICANDO LA GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA Y FINANCIERA

- L'Express L'Expansion

Su red de relaciones y su energía no le han bastado. Clara Gaymard, presidente de General Electric en la rama de Europa del Noroeste, acaba de perder frente a los directivos de Alstom y de Schneider,
Patrick Kron y Jean-Pascal Tricoire. El  30 de noviembre, el Estado francés prefirió ceder Areva T&D, filial del gupo nucleair francés al  tándem tricolor. La oferta de estos últimos preve el desmantelamiento de la sociedad y fue criticada por la dirección de Areva T&D. Por el contrario Clara Gaymard tenía a la directiva con ella y había prometido instalar la sede mundial de todas las actividades de T&D".

 Resultado de imagen de clara gaymard



Clara pisa fuerte, curriculum vitaie de primera de la clase, recorrido impecable (Sciences Po(líticas), Escuela Nacional de la Administración, Tribunal de cuentas), silueta juvenil, rubia angelical, no necesita confesarse. Embajadora ideal, Clara Gaymard representó a Francia en el extranjero durante una década, antes de entrar en General Electric en 2006, conocido gigante industrial norteamericano. ¿Por qué la reclutaron? Por sus numerosas relaciones, agenda ecléctica y extensa, lo mejor de la derecha francesa se codea con los hombres de negocios más importantes del planeta.
Enchufada por su profe de Sciences Po, Dominique de Villepin, entra en la prestigiosa Escuela Nacional de la Administración - promoción Denis-Diderot - con 24 años. Entre sus compañeras figura Véronique Morali, Directora General de Fimalac, y Augustin de Romanet, hoy director general de la Caisse des dépôts. Cuando su socio financiero en el asunto  T&D la déjà plantada, va a buscar a Romanet, arriesgándose a ponerlo en un brete cuando la prensa difunde que se han reunido. Para convencer a Areva y al Estado francés de que su oferta es la más francesa de todas, llama a otro compañero de estudios en ENA, Alexandre Medvedowsky. Consejero de estado, preside  ESL & Network, un influyente despacho de lobbistas. En cuanto a la comunicación, Clara Gaymard cuenta con los consejos de sus amigas, Caroline de La Marnière, presidente de Capitalcom, y Nathalie de Baudry d'Asson, fundadora del tanque de pensamiento  Lien public. Como guinda de sus contactos Clara tiene hilo directo con el ministro de Economía francés. Un contacto logrado cuando Christine Lagarde presidía el despacho de abogados americano Baker & McKenzie, en Chicago, y Clara pasaba mucho tiempo en Estados Unidos como presidenta de la Agencia Francesa para las inversiones internacionales (Afii).

El puesto se lo dió el primer ministro Jean-Pierre Raffarin en 2003 y resultó un auténtico trampolín en su carrera. Le permitió conocer a todos los protagonistas de la economía mundial global. Segura de sí misma, dominando el inglés a la perfección, presentó las empresas francesas al financiero  Warren Buffett, contestó sin ceder a las bromas a Steve Jobs, el dueño de Apple, sobre el horario de trabajo en Francia. Se he fotografiado con frecuencia con Jeffrey Immelt, Presidente de GE. En la presidencia de la Afii, la futura dirigente esta en una buena escuela. Todo lo que sabe del sector energético lo debe a Pierre Gadonneix, entonces Presdente de EDF, y  Gérard Mestrallet, Presidente de Suez, que la acompañan a menudo en sus viajes. No hay que olvidar a  Jean-François Cirelli, amigo de su marido Hervé también supernumerario, que le ofreció un puesto en el consejo de administración del grupo Suez.
Resultado de imagen de clara gaymard hervé
Clara, Hervé y una de sus 9 hijos

Los tres años que pasó en Afii le enseñaron a dirigir su tribu familiar a distancia. Pegada a su BlackBerry se las apañaba para criar 9 hijos vía SMS. Entre dos vuelos viaja a Finistère o a Saboya, circunscripción electoral de su marido Hervé. Allí se reúne con el clan de los saboyanos exitosos, entre ellos René Carron, presidente del Crédit agricole, Renaud Dutreil, ex ministro, hoy presidente de LVMH en Estados Unidos, Xavier Fontanet, Presidente de Essilor. Aprovecha estas cortas vacaciones en el campo para escribir. Sus libros: “istoria de las mujeres y otras sencillas felicidades”, Si bastara con amar, El matrimonio: norma social o pasión amorosa, Papel y misión de la mujer en la sociedad moderna. Edita Marc Ladreit de Lacharrière, presidente de la revista de Deux Mondes, Romain Allain Dupré, fundador del grupo de oración Sembradores de esperanza o Vincent Montagne, Presidente de Média Participations, número 1 del cómic en Europa.

Clara Gaymard conoció a Vincent Montagne en el Instituto de hautes études de défense nationale (IHEDN), donde estuvo formándose un año, elitista escuela cuyo objetivo es sensibilizar a los dirigentes en asuntos de defensa y política exterior. Haber estado en IHEDN supone entrar en una de las redes de contactos más potentes del país. Toda una tarjeta de visita frente al Ministro de Defensa. En 2007 el Ministro le confió la gestión de los 20.000 vehículos del parque móvil de defensa a GE en Francia presidida por ella.
Clara Gaymard en 5 fechas
1982-1984 
Trabaja con Chirac en el ayuntamiento de París.
1986 
Entra en el Tribunal de cuentas
1993 
Trabaja en la dirección general de relaciones económicas exteriores.
2003 
Presidenta de la Agencia francesa para las inversiones internacionales.    
2006 
Entra en General Electric, presidenta de la rama Europa del Noroetes en 2008.
Amigas en los negocios
Amiga de la ministra de Economía. Y de la presidenta de Lien y de la presidenta de la agencia de comunicación Capitalcom.
Amigos en Saboya
Su marido Hervé Gaymard se vió obligado a dimitir como min. de Economía por haber pagado 14.000 euros de la chocilla parisiense con dinero del ministerio, 600 metros cuadrados de piso. Hervé se retiró a su pueblo de Saboya. Allí se encuentra con el presidente del Crédit agricole o el de LVMH, otro ex ministro que ya pasó página de su carrera política.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

EL REY JUAN CARLOS Y EL OPUS DEI