ESPÍAS

Si saco el tema de la Spanish Civil War a parte de que me quedé con el cante de la razón más sobrenatural, se debe a que también en el dark side había tesis oficiales sobre lo que sobre ella se debía pensar. De hecho recuerdo bien una entrega de la entonces Aceprensa, aquellos A3 que nadie leía pero que yo devoraba sobre el particular en el que de modo propagandístico se aseguraba así sin despeinarse que el conflicto del 36 al 39 fue una guerra religiosa. Point final.
Es la tesis que les conviene, como a Franco le convenía el contubernio comunista para justificar el mal gusto de rebelarse, que rebelarse es de izquierdas. Y sí hubo muertos curas y se usó mucho el asunto católico, en especial para enganchar requetés en mi tierra natal. Pero ha sido convenientemente reconocida su memoria desde el minuto uno, además de alcanzar la meta de los altares, que tanto gusta a los escrivarianos.


Pero ya me diréis que tuvo que ver con la religión la campaña de las tropas que atravesaron el Estrecho en el verano del 36 y fueron matando campesinos indefensos a destajo en las provincias de Huelva, Sevilla y Badajoz. Más la atrocidad de Queipo, aviación italiana y armada franquista en Málaga disparando sobre la pobre gente que huía por la carretera Málaga - Almería. Así que el espantajo de la religión viene bien, para justificar muchas otras cosas que se hicieron que nada tenian que ver con las creencias religiosas, sino con la reacción política ante el peligro de que las clases bajas se sacudieran los diferentes yugos que les oprimían y esclavizaban. Y donde había miseria, da la impresión de que muchos de los miserables veían que la iglesia no estaba con ellos, al menos la iglesia oficial y mandamás.

Por lo tanto es preciso volver sobre estas cuestiones fundacionales del régimen que disfrutamos que es una segunda parte del anterior  y en otras pura continuidad.

Hoy Aceprensa se llama Aciprensa y desconozco si lo envían en papel a las cuatro numes que queden, quizás se puede consultar on line. Y así recibir la dosis necesaria de lo que hay que pensar sobre cualquier tema de interés social, cultural, político, libresco o fílmico. 

y por eso que está tan unido lo que pasa hoy y lo que pasó ayer me he ido a mirar cómo funcionaban los espías de Franco en un libro de Díaz Fernández, "Los servicios de inteligencia españoles, desde la guerra civil hasta el 11M". Sin grandes revelaciones pero las pequeñas están bien. Por ejemplo una persona de iglesia, alto cargo, reconoce haber recibido dinero quizás durante 20 años para operaciones clandestinas, a veces informar a título individual a alguien del gobierno. Franco vigilaba dentro del país, especialmente a sus compañeros de armas. Y en el extranjero eran vigilados los trabajadores emigrados a Europa.

Los espías españoles estuvieron colonizados por Estados Unidos, RFA, Israel hasta Manglano. Y el dictador diversificaba sus fuentes de información, no sólo Falange le iba con los chismes, Iglesia, ejército, gente de a pie, en todas partes había chivatos disponibles.

El plan Canadá, por aquello del ministro Monreal Luque, puso en marcha en el año 69 los servicios secretos de Carrero propiamente dichos. Unos 400 militares, guardias civiles, policía y civiles a los que se daba un sobresueldo, pues ser espía y reventador de movimientos estudiantiles no les dejaba tiempo para una actividad extra que complementara lo poco que se ganaba en esos trabajos. Les salió bien infiltrar jóvenes capitanes entre los estudiantes, aunque pronto los de Comisiones detectaron que había agentes del gobierno entre ellos.

A Felipe GOnzález le facilitaron salir a Francia y volver del congreso de Surenes donde resultó elegido secretario general del PSOE. Esta organización de Carrero estuvo en contacto con los extrema derecha Batallón Vasco Español y Guerrilleros de Cristo Rey que actuaban brutalmente en los años 70. El servicio secreto se encargó de organizar la manifestación de apoyo al dictador de 17-12-1970 cuando fue el proceso de Burgos y hubo que mostrar adhesión al caudillo. Se le atribuye importante papel templando gaitas entre los más franquistas de los españoles tras el atentado que le costó la vida a Carrero. Sin su labor de serenar los ánimos quien sabe lo que hubiera podido pasar.

Carlos Arias Navarro echó a San Martín y nombró a Valverde al frente de los espías españoles.
Otra operación sonada fue la operación Lobo, cuando un poli se infiltró en ETA y cayeron hasta 150 miembros de la lucha armada, fue de una gran audacia, pero no terminaron con ella como se vió en los sucesivos años


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
https://www.20minutos.es/noticia/3359978/0/escuela-viaro-barcelona-condenada-discriminacion-machista/
Cómo se hará lo de "impedir la promoción profesional interna de las mujeres"
Anónimo ha dicho que…
Me ha gustado su blog. Les comparto una historia que sé que muchos van a entender...

https://my.w.tt/C3RBlcAKvN
Ana A ha dicho que…
He leído la historia de Maria Regina y Mariana
todos los visos de estar contado por alguien
que ha vivido el OD de verdad

es clavado a mi historia en Pamplona aunque
en Méjico, el ambiente y obsesiones opus con la confesión
En cuanto al los amores lésbicos
pena que se quede en literatura y no haya
quien relate que sí, esas cosas también se daban
allí dentro.
Ellos q tanto abominan de lo gay...the first gay

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

EL REY JUAN CARLOS Y EL OPUS DEI