PARALELISMOS DE LA GUERRA

Un golpe de teatro inesperado el del nuevo presidente,  historias de ave Fénix las de Pedrito, el jugador de baloncesto por el que Trevijano no daba dos duros en política, y mira, lo echaron del partido ni siquiera estaba en el parlamento et moi je ne comprends rien....hoy es ya el nuevo presi.
Ya dijimos que los contactos de este supuesto socialista eran IESE y dispuesto a todo en el opusino asunto catalán opusino, ¿será verdad? vivir para ver.

Bildergebnis für Herbert R. Southworth
Herbert R. Southworth (1908-1999) fue uno de los que revolucionó la visión que se tenía de la guerra civil española. Con su libro de 1963 “El mito de la cruzada de Franco” obligó a Manuel Fraga a crear una sección de estudios sobre la guerra civil de España cuando ejercía de ministro de Información de Franco, muchos años bisiestos antes de fundar AP y luego el PP y luego presidir la Xunta de Galicia, en la prehistoria del actual régimen. “El lavado de cerebro de Francisco Franco” fue su última obra entregada a la editorial pocos días antes de su muerte en 1999.

La guerra civil española afectó a una pequeña parte del globo pero suscitó gran interés en el mundo entero. La prensa que se ocupó de esta guerra presentó una diversidad de actores e interpretaciones mayor que la segunda guerra mundial, ofreció un campo más extenso a los propagandistas. El propio Southworth ejerció como tal, hizo de la Segunda República una causa que defender, le inspiró el deseo de ganar la guerra propagandística aunque fuera tarde.


Bildergebnis für Herbert R. Southworth


De todos los argumentos empleados por Franco y sus secuaces el más absurdo y embustero fue el de ciertos documentos secretos que demostraban que en vísperas de julio del 36, el Partido Comunista confabulado con socialistas y anarquistas españoles y extranjeros tramaban una rebelión para apoderarse del gobierno del país. Los documentos que son una superchería vienen en el libro, y el número de los que en ellos creyeron algo, poco, mucho y demasiado fue abundante: cardenal Gomá, Salvador de Madariaga, Hugh Thomas, D. Jerrold...y hasta el abuelo materno de Giscard d'Estaing también elaboró un largo artículo al respecto publicado en 1937 en la Revue de Paris, Ya desde entonces, este hombre de negocios y erudito era conocido por su labor propagandística, y ya entonces hablaba del “caos español” y del peligro de contagio.

Todo empezó a torcerse por la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936, du jamais vu, La primera victoria de la izquierda en esta parte del planeta. Hasta entonces fuerzas revolucionarias significaba izquierda, pero en el 36 la izquierda estaba en el poder, y desde el primer momento conservadores y militares se pusieron a hacer lo que consideraban vil tarea de los pobres: conspirar. Iniciada y fracasada su revuelta sintieron la necesidad de justificar ante el resto del mundo occidental su comportamiento, de ahí la necesidad de fabricar documentos fraudulentos que apoyaran la tesis de una “revolución comunista” en España. Se rebelaron para impedir el comunismo. No hemos cambiado en 80 años.

Eran “gente de orden” los rebelados, de ahí la necesidad de los primeros momentos de apelar a los sentimientos democráticos del público, de negar el espíritu ultraderechista, autoritario y procurarse el paragüas de unos documentos secretos que darían testimonio del complot comunista.
El asco que le inspirtó a Southworth la propaganda católica favorable a Franco le impulsaron a pasar horas al frente de su máquina de escribir para contrarrestarla con sus libros.
La utilización más influyente de los cuatro documentos amañados fue la que hizo el cardenal Isidro Gomá en su carta del episcopado español fechada el 1 de julio de 1937 y dirigida a los obispos católicos del mundo entero. Catalán tenía que ser el primero de los obispos que ejerció de franquista.
Bildergebnis für cardenal gomá
Cardenal Gomá, ejército e Iglesia de la mano alzando brazos
La dicha carta colectiva era una amalgama de falsedades, como cuando dice que está documentalmente probada la revolución marxista que se gestaba, o cuando habla de que la finalidad de la misma era el exterminio del clero y la sovietización de las industrias. Mentira también cuando afirma que al estallar la guerra había 150.000 soldados de asalto entrenados en la milicia revolucionaria. La realidad es que en julio del 36 los obreros españoles no tenían ni armas ni preparación militar. Dice Southworth que la declaración del cardenal Gomá fue la falsedad más injusta de cuantas expresaron los partidarios de Franco. Esas y otras afirmaciones gratuitas e inventadas figuran en los dichos documentos que alcanzaron cierta difusión en todos los países de Europa empezando por Inglaterra.

Otra cuestión histórica adyacente y demostrada es que en aquella fecha Stalin no tenía interés ninguno en iniciar revoluciones por el mundo, sino más bien en entenderse con las democracias occidentales. El mismo régimen ruso se había vuelto un régimen conservador, y además sería de tontos iniciar una revolución para la cual no se habían enviado armas, como era la realidad. Otros han contado que más tarde llegó armamento ruso, tarde, mal y algún cargamento ni siquiera atravesó los Pirineos.
Bildergebnis für general mola
Mola, el golpista que actuó desde Pamplona dijo en agosto de 1936 que la revuelta comunista se preparaba para el 29 de julio. En 1939 José María Iribarren, primer biógrafo de Mola, escribió que Mola sabía que las milicias revolucionarias eran 150.000 soldados de asalto y 100.000 de resistencia, es decir, repite las mentiras de los documentos falsos y en la carta del obispo Gomá. Pero es poco probable que ni Mola ni Iribarren creyesen cifras tan falsas en 1938. También mencionó Iribarren una revuelta preparada para el 11 de mayo, otra mentira. Iribarren se extiende mucho en las fechas cambiantes del Alzamiento según los planes comunistas. En su primer libro sobre Mola aparecido en 1937 no menciona el complot comunista, fue un añadido del año 1938.

El historiador Hugh Thomas, amigo de novelar mientras historiaba, se basó en referencias de Diario de Navarra a los documentos de la conspiración comunista. Y su conclusión era que “probablemente auténticos pero que no tuvieron trascendencia”. Hay un interesante cruce de reflexiones entre ambos historiadores ingleses a cuento de dichos papeles. Otro asunto que Thomas tuvo cuidado en novelar fue la equiparación del bombardeo de Guernica, ataque del bando franquista, más bien de los alemanes al servicio de Franco, y los hechos ocurridos en el santuario de Santa María de la Cabeza, en Jaén, cuando los republicanos asediaron al capitán Cortés. Thomas quería un equilibrio entre una atrocidad franquista y una atrocidad republicana. Pero basta informarse para saber que “ni color” en cuanto atrocidades se refiere. No hubo matanza de los vencidos en el hecho de Jaén, fueron tratados con generosidad rara en la guerra civil, no había 20.000 republicanos cual indios salvajes rodeando el santuario ni el santuario fue incendiado, ni hubo matanza general, y lo confirman Antonio Cordón, al frente de los republicanos, en “Trayectoria” y Ricardo de la Cierva, neofranquista, en su “Historia Ilustrada de la guerra civil española”

Así se expresaba el socialista exiliado en Inglaterra en 1940:

“El famoso complot comunista organizado en Moscú, contra el cual se sublevaron los generales y aristócratas españoles fue un subterfugio fantástico, una alarma sin fundamento; aunque la invención de este coco prestó ayuda a Hitler, Mussolini y Franco allí donde cualquier cuento chino sobre Rusia o la República española caía en terreno fructífero.

Por otra parte, los que de buena fe creían en la existencia de un complot siniestro organizado contra España, organizado por Moscú, no acertaban a percibir que ante la amenaza hitleriana a la URSS le interesaba fomentar el acercamiento a Inglaterra y Francia, a lo cual no hubiera contribuido ninguna guerra civil organizada en Europa...Y nada podría haber sido más ajeno a los intereses soviéticos qu ella hostilidad que en las democracias capitalistas hubiese suscitado un intento de crear un nuevo estado comunista en España...

Por otro lado los que proclamaban la existencia de un complot comunista, acusaron implícitamente a Moscú de negligencia, lo cual bastaría en sí mismo para destruir otro de los argumentos que se utilizaron para aterrorizar a las damas devotas y a los dueños de propiedades; pues no está claro como los agentes de Moscú quienes según la derecha son tan sutiles y peligrosos, podrían haber organizado una conspiración para el mes de julio de 1936 que provocaría el estallido de una guerra civil y entregaría el gobierno a los comunistas españoles, y, pese a ello, olvidarse de la necesidad absoluta de suministrarles armas. La guerra se hace con armas, y los que mantienen con Rusia provocó la guerra de España, dan a entender que Rusia y los hombres de la Tercera Internacional son unos imbéciles. El cuento sobre un complot comunista en España tiene todas las características de los partos de los montes inventados por razones políticas para justificar las tácticas de la oposición....
































Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hace pocos meses... https://www.vozpopuli.com/opinion/cena-Rubalcaba-votar-Sanchez_0_1141087147.html
Ana A ha dicho que…
Interesante el artículo de Giménez
todo preparado desde hacía meses
para echar a Rajoy con el apoyo de
los separatistas de variado pelaje,
a los que si tan separatistas son
no sé porqué tiene que alimentar la monarquía española
cuanto rollo se traen unos y otros.
Las minorías saliéndose con la suya
que es lo que importa y tomando el pelo
a la "inmensa mayoría" que ve como esta gente
no hace ma´s que robarle la cartera una y otra vez.
Ricardo Pérez Jorgapp ha dicho que…
Yo no entiendo mucho de la Guerra Civil, eran otros tiempos. Entonces se le temia al Comunismo, era logico acababa de instaurar un Regimen que amenazaba a todo Occidente. Hoy en dia es todo muy diferente. En España hay un Frente Popular por supuesto. Pero a ese Frente Popular dirigido en la sombra por Fuerzas muy poderosas, les importa muy poco hon en dia el comunismo. La prueba la tenemos en Cataluña, el Pdecat no es lo que nos cuentan es un conglomerado de partidos la mayoria de ellos revolucionarios. La alcaldesa de Barcelona tambien milita en un partido revolucionario. Pero que es lo que reivindican todos esos partidos que podian muy bien instaurar la revolucion en Cataluña, la Independencia. La Revolucion se las trae al pairo. Pero lo peor de todo esta por llegar, porque los gobiernos de España cada vez son mas debiles frente a las exigencias independentistas. Si ya era debil el de Mariano Rajoy que podemos esperar de este nuevo gobierno. Tambien le voy a expresar mi opinion personal, quien se enfrenta a los independentistas en España acaba muy mal. Le ha ocurrido al Partido Popular y a Mariano Rajoy y le ocurrio a Felipe Gonzalez, si ya se todo lo que me va a decir. Que lo de Felipe Gonzalez era una infamia, mas infamia era matar porque si a personas inocerntes. Mas o menos como el ultimo holocausto de baja intensidad que ha existido en la vieja Europa. Pero se han ido de rositas. Se que no le van a gustar estas mis palabras pero es lo que siento. Un saludo.
Ana A ha dicho que…
no hay revolucionarios por ninguna parte
porque no hay idealistas con ganas de cambiar la sociedad a mejor
sólo hay listos y listillos que no entienden más que de
su propio interés
Nadie quiere la independencia
se vive muy bien quejándose y lloriqueando y pidiendo y obteniendo
prebendas a base de pataletas
mientras al resto de españoles sin lengua propia se
nos queda la cara de tontos de ver como al final
los "listos" de la clase no dejan de llevarse el gato al agua e imponernos lo que a ellos les conviene. Puro racismo intraespañol, mira en eso coinciden con Franco, que también era un racista contra los españoles que no pensaban como él, no eran españoles. Y este mantra lo oí de labios paternos políticamente educado en dictadura

Es importante la guerra civil: la victoria y las mentiras y propaganda
franquista que dura hasta hoy son la base del régimen que disfrutamos.
El miedo y la componenda, la cobardía y la ausencia de todo asomo de
mínima dignidad en política, no tiene consecuencias,
al contrario, tiene consecuencias tener dignidad.

El comunismo amenazaba a los dueños del capitalismo
que eran los que tenían que perder con el socialismo, la gracia está en
convencer al resto de la población de que sus intereses de ricachones
son los de todos, y lo consiguieron, en España mil por mil.

Era mentira que Stalin estuviese interesado en revoluciones fuera de sus fronteras
esa es la gran bola que los españoles se tragaron para aceptar intelectualmente lo que sucedió
y lo interesante de lo que cuenta Southworth

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

GUERRA JUSTA