"HÉROE DE LA LIBERTAD DE PRENSA"

Ha sido duro pero me he terminado la cuasihagiografía que Miguel Angel Gozalo le dedica al numerario pata negra y emblema “Antonio Fontán, un liberal en la transición” publicada por Almuzara, la editorial de Pimentel, el ex ministro cordobés de Aznar.


Realmente a parte de estudiar latín y supongo merecer su cátedra, no quiero ni pensar lo contrario, ¿qué hizo este hombre? Obedecer ciegamente al superior. El único camino.

Trae fotos con absolutamente todo lo que se movía en el Madrid transicional, quien más quien menos ha pasado por la Fundación Diario Madrid, hecha según los opusinos en homenaje a la libertad de prensa. En lo que a periodismo de los años 70 y 80 todos los famosos habían pasado por manos opusinas. Con mucha vista crearon la facultad de periodismo en Pamplona, y allá que se mudó Fontán en 1958. Le siguió en la aventura de ir a la comunidad foral la célebre Carmen Castillo, que se une a mi historia familiar con el Opus Dei, sobre todo a la de mi madre, pues fue durante años su “encargada de grupo”, su “charlista” y la impartidora del círculo preceptivo semanal de las supernumes.
Resultado de imagen de antonio fontán biografía

Antes Fontán se había sacado el carné de periodista en unos exámenes convocados por el gobierno de Franco. Así estaba en condiciones de poner en marcha el opusino proyecto de una revista llamada la Actualidad Española. Es lo que encuentro inadecuado en esta obra: no se explica que si Fontán en un momento se dedica a impartir latín, en otro a dirigir una revista y en el siguiente a la política llegando a ser presidente del Senado en 1977, todo eso no son ocurrencias suyas ni iniciativas. Cumplía órdenes, y tenía quien financiara los diversos proyectos que el Opus Dei ponía en sus manos. En concreto el banquero Valls ponía el dinero.

Fue idea de Valls iniciar una fundación, FACES, Fomento de Actividades Culturales, Económicas y Sociales para juntar las dos Españas nada menos, siendo las dos Españas los falangistas exaltados capitaneados por Jiménez Milla, y los empresarios y banqueros amigos de Valls, los tecnócratas. Los dos grupos se disputaban el diario Madrid. Que esas sean las dos Españas ya es revelador. Los del Opus pusieron al frente del diario a un profesor impetuoso, al que pocas clases se conocieron en su cátedra de la Complu. El profesor impetuoso y rompedor nada menos que Calvo Serer, el menezpelayista de otros tiempos que le disputaba la ortodoxia del régimen a Laín en la inmediata posguerra, en los 60 iba a hacer temblar los cimientos de la dictadura. El mismo.

Nicolás Franco Pascual de Pobil sobrino del Generalísimo explica que en esa lucha entre los opusinos revolucionarios y los falangistas tradicionales, Fontán “sin ser un hombre de Calvo Serer, creía que el periódico tenía que seguir las líneas que marcaba Calvo Serer”. Atame esa mosca por el rabo. Total que Calvo Serer empezó a publicar editoriales “bomba” en septiembre de 1966. La bomba consistía en preguntarse si habría Jefe de Gobierno, durante todo el franquismo y hasta los 70, Jefe del Estado y Jefe de Gobierno eran uno y el mismo.

Así que al final de la historia del diario Madrid está su cierre en noviembre de 1971 y demolición. Una demolición que Trevijano, apoderado del banco, explicaba que se le ocurrió a él, como una imagen publicitaria de lucha contra el franquismo que iba a vender muy bien en el extranjero. Parecido a los catalanes de hoy que se van vendiendo de antifranquistas por el mundo adelante. Ya dijo Fisac muy bien dicho en el debate de la Clave de 1992 cuando le contaron lo del periódico en el que estaban involucrados Calvo, Valls, Fontán: “Estos van a que Franco los meta en la cárcel.” Cosa que no ocurrió.

Sin embargo a partir de ahí, Fontán es alabado por todos sus pupilos del periodismo y de la política que son muchos como un campeón de la libertad. ¿No es exagerar cuando en aquellos años había quien sufría no solo cierre de un diario sino torturas policiales y represalias varias por su lucha antifranquista? Había que ir preparando el futuro.

Fue Emilio Romero quien acusó al diario Madrid de pertenencia opusdeística, Serer de escaparate y Fontán en la cocina.
Y trae una pelea por 16 millones entre Calvo y Valls, tras la pelea que no entiendo bien Calvo le pidió a Fontán que fuera el director del diario.
Nombres de periodistas famosos que pasaron por allí: Miguel Angel Aguilar (fue nume), Oneto, Ramón Pi, Chumy Chúmez que fungía  del espectro político de izquierdas.
¡El propio Peces Barba fue abogado del Madrid! Sirvió como presidente socialista del congreso de los diputados.

Otro capítulo interesante, el origen de la cadena SER. Fue el padre de Fontán, ingeniero militar quien la puso en marcha en los años 20, la segunda emisora que hubo en España, se le adelantó otra de Barcelona. Fontán de la Orden fundó Radio Sevilla. Eugenio, hermano de Antonio Fontán se hizo con la radio a la muerte del padre, y el propio Antonio Fontán compró un importante paquete de acciones. El grupo PRISA se hizo con la cadena en tiempos socialistas (1985), Polanco les pagó bien la cadena radiofónica, imagino que vendieron porque quisieron venderla, no fue un "arrebato". Aunque con Fontán todo es pacífico, no hubo lucha. Así que el super nume fue empresario radiofónico, porque junto con su hermano se hizo con Radio España. 

A partir de los 70 todos los periodistas de la SER habían pasado por la facultad de Pamplona. Y allí nació el mítico programa Hora 25 muy escuchado en mi casa, otro producto periodístico que hizo historia en manos del Opus.

Resaltan todos la cantidad de amigos que tenía Fontán de todos los partidos, con ideas muy diferentes a las suyas. Fontán, el atrapa voluntades.

Acabadas las aventuras de Pamplona al frente de la escuela de Periodismo no pudo conseguir la cátedra en la Complu y tuvo que conformarse con la Autónoma de Madrid. Prefiero no estampar exclamación alguna que podría dar lugar a malas interpretaciones. 

En 1973 funda un Partido Liberal, es decir, le encargaron “funda un Partido Liberal”. Me hacen gracia los liberales españoles pupilos de Fontán, tipo Esperanza Aguirre, Soledad Becerril, Garrigues Walker, Zaplana, son liberales porque lo dicen ellos, pero no sabemos en qué consiste este raro liberalismo de niños bien crecidos a la sombra del dictador y al calor de la dictadura. Menos aún se comprende que Antonio Fontán, numerario desde su juventud, servido, comido, planchado por numerarias y numerarias auxiliares en régimen semi esclavo se dijera “liberal”. Las que fueron auxiliares en los 60 y 70 tienen la palabra.

Pin Arboledas, del IESE, ya bromeaba con Fontán sobre la incompatibilidad ser del Opus y liberalismo. Estaban las condenas papales como el Syllabus de Pío IX, y aquel catalán que escribió El liberalismo es pecado. Al final ser liberal era meterse en UCD. En el que Fontán tuvo mano pues pone que procuró introducir a sus discípulos en el partido de Suárez, por ejemplo Satrústegui. Una pena que Garrigues Walker muriera de cáncer, al parecer Fontán lo estaba preparando con vistas a la presidencia del gobierno.

Nadie quería ir al Senado preconstitucional, Fontán “se sacrificó” una vez más por España y allá que fue nombrado presidente de la cámara alta en 1977. Por lo tanto su firma figura junto con la del Rey en la consti del 78.

Todos estos delfines empapados de opus no se podían creer que el elegido para presidente de la monarquia todavía sin constitución fuera Suárez, julio de 1976. Se cuenta la anécdota de Garrigues entrando en su despacho presidencial pues le había nombrado ministro de Obras Públicas y riendo:
-¿De qué te ríes?
-Me hace gracia que tú estés ahí sentado y yo aquí, cuando tenía que ser al revés.

Me ha aburrido soberanamente tanto encubrimiento de la realidad, pero viene bien de vez en cuando leerse estas representaciones que el "opus dei" se hace de sí mismo, me entero y confirmo con nombres, el dominio que ejercen sobre todo lo que cuenta.

Entre los fotografiados visitando a Fontán o compartiendo mesa y mantel en el Jai Alai, al parecer restaurante de categoría madrileño muy frecuentado por las élites, figuran los príncipes hoy reyes, ¡Gabilondo! El metafisico independiente del PSOE hombre tranquilo y de consenso, Hugh Thomas el historiador norteamericano, primer premio Fundación Diario Madrid, Rajoy, Pilar del Castillo, que lo proclamó Héroe de la libertad, Jesús Pardo, Isabel Martínez Cubells, con don Juan, con Tarradellas, con Pemán en una misa oficiada por Escrivá en Pamplona, Landelino Lavilla, Aznar, Abril Martorell, Padre Llanos...Fontán figura unas veces con unos kgs, otras más flaco....

La heroicidad de esta vida siempre en la pomada, llueva, truene o haga sol, no la veo por ninguna parte, todo son parabienes y ascensos. Artículo de fe, habrá que créersela.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Personaje opusino mucho más importante de lo que suena, este Fontán. Un forjador de la casta dirigente. Como dices: “sus pupilos del periodismo y de la política que son muchos” El opusino de Valls que le entrega la SER a Polanco, esta criatura que se inició con Florentino Pérez Embid, y que tras su muerte se ha visto que era un testaferro, con su familia desalojada progresivamente de PRISA. El Opus siguió controlando la SER, como lo hace hoy. Controlan a izquierda y derecha.

No sé si cuentan en esta hagiografía cómo este andaluz se dedicó a promover los nacionalismos catalán y vasco. Ese es el rastro más importante que hay que seguir. Y el que revela la verdadera naturaleza del Opus, un instrumento para sojuzgar España a las violentas oligarquías catalana y vasca.

Fontán fue el suministrador de jóvenes liberales que rodeaban a Aznar, muy tecnócratas y listillos ellos. Y eso que Aznar se conoce bien la verdadera naturaleza del Opus, que la sabe por su abuelo, amigo de juventud de Escrivá, seguramente ambos espías. Pero en España no hay poder que, como mínimo, no lo sea en coalición con el Opus. Luego el Opus se la jugó a Aznar con el 11-M. Contra lo que pudiera pensarse, desde el atentado Aznar está más entregado al Opus que nunca. Le tienen cogido por el 11-M y se arrastra ante ellos todo lo que le exijan. Un caso del control opusino en el 11-M es este hagiógrafo Miguel Angel Gozalo. Era el jefe de EFE, la agencia del estado. En esas circunstancias donde la rapidez de la información de las agencias era clave el Opus controlaba las dos, la opusina Europa Press y la estatal EFE. Ganó el Opus, claro.

¿Qué cuenta del otro Gabilondo, el metafísico, en relación con Fontán? Su hermano Iñaki, el famoso telepredicador, la charla fraterna dada a la vez a millones de españoles, más al servicio del Opus que las amapolas. Y está en todos los saraos más violentos y decisivos del régimen opusino: 23-F, 11-M, y la cosa catalana.
Anónimo ha dicho que…
Gracias a Dios, no ha habido atentado contra el Papa en Ginebra. Asombrosa e importante declaración del Papa a su vuelta de Ginebra, en el avión:

“¿Hay religiones de guerra? Es difícil comprender esto, pero existen ciertamente algunos grupos pequeños, en casi todas las religiones, que son fundamentalistas y buscan la guerra (incluso nosotros los católicos tenemos alguno). Es muy importante tener esto delante de los ojos.”

http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2018/06/22/francisco-pide-un-plan-marshall-para-los-paises-mas-pobres-religion-iglesia-migrantes-refugiados-intercomunion-proselitismo-ecumenismo-ginebra.shtml

Como vivimos en un mundo para idiotas y los periodistas son los grandes idiotizadores de las masas, siempre al servicio del poder, no se les ocurre preguntarle, saben que no hay que hacerlo, cuáles son los grupos católicos que buscan la guerra.

“Grupos católicos que buscan la guerra”, el Papa dixit. Debería ser portada a cinco columnas en todos los medios. ¿Qué grupos? ¿qué guerras?

¿Qué grupos católicos buscan la guerra? No serán las hermanitas de los pobres. Cualquiera debería pensar que grupos relacionados con el poder. ¿Cuáles son? El Opus, y los jesuitas. Y lo vemos ahora en España. Son ellos los que están fomentando el guerracivilismo y hasta la persecución a la Iglesia. Judas con pintas.

Y en los medios de este régimen opusino se ve con todo el descaro. Trump es muy malo, salvo que bombardee Siria, que entonces es muy bueno. No hay más que leer El País y El Mundo, con todo el descaro alabando a Trump si bombardea Siria, y decepcionados porque fue un bombardeo de pega. Y los medios del régimen muy escocidos porque Trump desmantela la fantasmagoría del ISIS, y se quedan sin cobertura ideológica para hacer atentados “yihadistas”, la bandera falsa yihadista, como el atentado descaradamente separata de las ramblas, y el 11-M. Y muy decepcionados porque Trump desmantela la chirigota "nuclear" de Corea del Norte -que ya dijo Trump que sus armas no funcionaba, pura chirigota-.
Anónimo ha dicho que…
Opus y jesuitas. Dos detalles de hoy.

El Opus no sale de la nada, ni del caletre de Escrivá. Tampoco sale de España y consigue rápidas aprobaciones del Vaticano, como tontamente creí. El Opus es creado por poderes que ya estaban. En el pontificado de Pío XII, que estaba rodeado de jesuitas.

Los jesuitas sabía latín del poder cuando Escrivá era un bebé. Me parece que tiene toda la lógica pensar, aún sin datos, que poderes jesuíticos crearon el Opus. Planes a largo plazo. El viejo truco de controlar a izquierda y derecha. Los jesuitas se van a la izquierda y crean algo para manejar la derecha. Se trata de pura teoría pero lógica. No es teoría sino hecho que el “director espiritual” de Escrivá era un jesuita, Valentín Sánchez Ruíz, tanto en la fundación mitológico de 1928, como en la real posterior a la guerra. El Opus es maestro en esconder y difuminar los hechos que no le interesan. Con este hecho, aberrante para el Opus, no lo han hecho. Alguna razón superior hay.

Ahora, con este gobierno del títere Sánchez, se ve clara la confluencia de los jesuitas de Deusto y el Opus catalán, muñidores del asunto con sus banqueros entremezclados. Coaligados y a la vez algo peleados, como las mafias. Con papel que parece cada vez más relevante de los jesuitas de Deusto, igual que con Rajoy, bien visible con el terrorismo de marca etarra, Rajoy al que estos jesuíticos de Deusto han traicionado. Como si poderes jesuíticos, viendo que el Papa acaba con el Opus, reclamaran su preeminencia.

Los detalles de hoy de confluencia opusino-jesuítica:

“He acabado de leer el libro de Javier Medina Bayo sobre la figura de don Álvaro del Portillo,

tomaba parte en las reuniones de coordinación del comité directivo, a las cuales pertenecía también el estudiante de medicina Pedro Arrupe, más tarde Prepósito General de los Jesuitas. Iban en grupos a las zonas abandonadas de alto riesgo”

http://www.germinansgerminabit.org/

Habría que investigar estas juveniles relaciones entre los luego jefe del Opus y el jefe de los jesuitas.

“¡La hoja de normas… de los jesuitas!.- Pouis

Como buen y "novel” numerario, hacía las charlas con puntualidad e intentaba llevarlas lo mejor preparadas posible. Una de las cosas que nos ayudaba era “La hoja de normas”. Esta hoja me era muy familiar.

En los Jesuitas (años 70) había un grupo “Los Cruzados del Sagrado Corazón de Jesús”, compuesto por una serie de chavales (varios de los que estábamos en ese grupo pitamos). Una de las herramientas que nos daban era una hoja de normas ¡exactamente con el mismo diseño que la de la Obra, pero de color rosa! Evidentemente cambiaban algunas cosas, unas se “sustituían” por otras, así en lugar de Preces aparecía una oración, la mortificación se refería a pequeñas “penitencias”, etc. El diseño era ¡igual!”

http://www.opuslibros.org/correosanteriores/2018/junio/20junio2018.htm
Anónimo ha dicho que…
https://theworldnews.net/ad-news/una-escola-de-l-opus-dei-sera-mixta-per-primera-vegada-a-l-estat
Ana A ha dicho que…
Es una decepción que los creadores de OD sean SJ
porque no imagino a un Jon Sobrino o al teólogo de Granada
que fue desposeido de su cátedra por BVXI creando este monstruo.

Jon Sobrino asesinado
en el Salvador cobardemente, imposible imaginar personas así organizando
estercoleros.

De Gabilondo el metafísico viene la foto rindiendo
homenaje a "la bestia" en la biblioteca de la Fundación "Madrid" con AF.
Lo tenía por hombre de criterio, otro mito que se me cae del pedestal.
Fontán fue Príncipe con los jesuitas, una distinción a destacados alumnos
viene su discurso con tal motivo y lo dice varias veces.

Da la impresión de ser un Buda al que todo el mundo alaba sin que se sepa
bien porqué. Habría que rascarle la barriga para que te diera suerte...o eso parece.

Tú deducirías más cosas de esta lectura mortificante, sociedad
de bombos mutuos, hay que leer entre líneas.
Anónimo ha dicho que…
Jesuitas hay muchos y desde hace mucho tiempo. Metidos en todos los líos de poder desde hace casi cinco siglos. Con expulsiones, supresiones, reapariciones. Una historia muy compleja, que no conozco. Ha debido haber de todo en los jesuitas. Seguramente es una simplificación hablar de “jesuitas”. De hecho, el primer encontronazo del jesuita Francisco fue con el general de los jesuitas, padre Nicolás, que luego renunció. Fue a la semana o así de nombrarle Papa. El jesuita Nicolás pretendía tratar a Francisco como un colega, incluso como un subordinado. El Papa le puso firme, con una carta que mandó publicar en L’Osservatore Romano. Todo se desarrolló en un lenguaje muy diplomático, de alabanzas. Pero para quien se fijara se apreciaba el conflicto subterráneo.

Más que a los jesuitas me refiero, posiblemente, a un grupo de jesuitas, que no sé cuáles. Y es una hipótesis.

Me parece del máximo interés, y digno de investigación, esa coincidencia juvenil de Arrupe y Portillo en un mismo grupo juvenil. Y un grupo religioso que al final tenía connotaciones políticas, como expone ese texto. Podían hacer la misma caridad en un sitio sin connotaciones políticas, que necesitados había en muchos sitios de Madrid. Y da que pensar que al final los dos acaben presidiendo las dos órdenes religiosas más vinculadas al poder. ¿Quiénes organizaban ese grupo juvenil? ¿para qué? ¿alguna relación con el nuncio Tedeschini? Que luego fue protector oficial del Opus.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

EL REY JUAN CARLOS Y EL OPUS DEI