"Confianza que es amor y llega a ser esclavitud"


Prometí a los alumnos de primero que pondría la foto del monumento que hay en una calle de Vélez Málaga a la Zambrano. La estatua la representa de chiquitilla en brazos de su padre. Cerca de aquí está la calle del Mendrugo, que ahora lleva otro nombre, donde estaba la casa donde nació y la escuela, tocando a la antigua iglesia del Carmen. La frase que encabeza este post la he tomado de "hacia un saber sobre el alma" exactamente en el ensayo "La vida en crisis".

Y es que me parece que refleja bien lo que nos pasó con el opus, dimos toda nuestra confianza, todo nuestro amor, incluso con dolor nos alejamos de los seres queridos. La sociedad española acepta el opus como una realidad temible, y donde mejor es no meterse. Los antiguos numerarios viven ocultando su condición de ex miembro, avergonzados, amedrentados, con sentimiento de culpabilidad incluso. ¿Quién nos podía salvar de las garras de esta secta? sólo la propia vivencia del engaño y el desengaño.

Tomo otra texto del mismo libro: "al despertar del engaño producido por las apariencias es cuando realmente encontramos los objetos, cosa que no todos los hombres ni todas las culturas han sabido hacer."

Mi experiencia es que tantos años como me he pasado predicando el espíritu del opus dei y cuando verdaderamente he entendido ese espíritu es al salir. He comprendido que en vez de apretar el cilicio lo que debería de haber hecho era hacer la rosca a las directoras, hacer correcciones para molestar, hacerme la simpática con las numerarias para que confiaran en mí y luego delatar sus "debilidades", sonsacar a las demás para tener que llevar a dirección, "ser útil", "informadora" de las que mandan. De este modo con menos rosarios, menos cilicio y menos mortificación de los sábados, seguramente habría llegado más lejos en la estructura. Pero me doy cuenta de que son acciones que no van en absoluto con mi manera de ser. A veces me pregunto a qué estaban esperando para echarme, y si lo discutieron alguna vez. Lo peor es que tengo las respuestas a esas dos preguntas.

Otra persona que me conoce de tiempo atrás me lo ha dicho recientemente: "no te dabas cuenta de lo que pasaba a tu alrededor". Efectivamente, no me coscaba de que estaban jugando con mi vida.

Ana Azanza
Posted by Picasa

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD