No pienso dejarlo estar

¡Qué frescura la opusiana! ahora resulta que lo que debo hacer es callarme, como todos. Eso que nadie se entere ni se aclare... que sigan trabajando gracias a nuestro miedo, a nuestra cobardía para señalar a aquellos que sólo saben hacer daño, aprovecharse de los demás.
Justamente es lo que el opus se ha equivocado conmigo, y lo único que lamento es no haberme dado cuenta antes, para haber sido libre antes, haber empezado a vivir antes.

Esa es mi pena que he desperdiciado media vida en una cárcel, y que no tuve absolutamente nadie a quien agarrarme para poder salir de ahí durante todo ese tiempo.

Respecto a las voces del pasado, no os molestéis, todo el mundo en Pamplona sabe de mí por mi hermano y por el opus dei. Así que soy bien consciente de lo que se dijo, se hizo, y nadie de mis conocidos se interesó, me defendió, hizo algo. Agua pasada no mueve molino.

No soy una demente como pretende el opus dei, y lo doloroso fue que mucha gente sabiéndolo cerró el pico cuando lo tenía que haber abierto. De forma que cada uno a lo nuestro y dejémonos de remover las cosas que ya no tienen solución.
Prevenir que otras personas sean engañadas, eso sí tiene sentido.

Ana Azanza
Posted by Picasa

Comentarios

estafado ha dicho que…
acabo de descubrir tu pagina y me encanta como relacionas las situaciones de la vida normal con l@s opus. eres genial. dale cña a esos clasistas que solo piensan en como sacarte el dinero

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD