No se ganó Zamora...

Hermoso el poema de Bertol Brecht que alguien, supongo el padre de un alumno me envía. Pero no sé exactamente que más se espera que haga, yo me defendí, me costó esfuerzo, dinero y sufrideras defender un puesto de trabajo ganado previamente en concurso-oposición público. Por poco me echan del instituto y de la enseñanza, por muy poquísimo.

Pienso que puse mi granito de arena, mi lucha por defenderme no fue solamente mía. Conozco profesores con nombres y apellidos que pasaron su calvario antes que yo en ese instituto siempre por el mismo motivo. Ahora bien, como se suele decir, la gente no quiere líos. Ni mucho menos meterse en abogados y pleitos, que se sabe como empiezan pero no como acaban. Tengo muy claro que si los profesores no están dispuestos a meterse en pleitos por defender su propio puesto mucho menos van a hacerlo por defender el trabajo de otro. Sobre todo cuando la situación tenía tan mala pinta como era mi caso.

Quiero expresar mi alegría porque veo que en la página opuslibros se están dando los consejos acertados a la gente que empieza a salir del opus, que quiere rehacer su vida. Efectivamente, la mejor medicina es "cortar por lo sano".
Se acabó significa se acabó.

No permitir que nadie dirija nuestra existencia del modo humillante y vejatorio como se hace en esa institución. Todo lo que huela a opus, sus libros, sus fotos, los apuntes... al contenedor del reciclaje de papel.

Y sí la lucha para que la verdad sobre esta secta salga a la luz es larga y tediosa, pero yo creo que entre todos los afectados estamos haciendo ya una gran camino: contar nuestra verdad. Sin aditivos ni colorantes. Nos estafaron de lo lindo. Así que nos limitamos a dar un aviso a navegantes. Ahí están nuestros testimonios, de como se recortan nuestras ambiciones, nuestras legítimas aspiraciones de felicidad, de cultura, de libertad, en beneficio de un grupo sectario.

Y como todo ese recortar la vida de la gente se envuelve en bellas palabras, mejores promesas, y la "mayor ortodoxia" posible...
Tenía razón Dosotoievski en su poema del gran Inquisidor de los Hermanos Karamazov, los "ortodoxos" de la religión volverían a sacrificar a Jesús. Porque en el opus no se busca la verdad que libera, se busca el poder que genera más poder en una espiral muy difícil de cortar.

Así que para que caigan los muros de Zamora hay que dar mucha guerra todavía.

Ana Azanza.
Posted by Picasa

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA