Control de ciudadanía

 

hacía tiempo que no sacaba algún bicho en mi blog, que son una de las maravillas de la vida...

He estado corrigiendo una prueba que les he hecho a los alumnos de tercero de ESo en ciudadanía. Y me encantaría presentarme con esos escritos de los niños de 15 años al juez que ha dictado medidas cautelares contra esta asignatura en Castilla León. Haciendo caso a los padres "objetores". ¡Qué mundo! ¡Qué poca vergüenza! armando jaleo, buscando problemas donde no los hay, lo único que se les enseña en esta asignatura de escandaloso es que los modelos de familia en nuestra sociedad son muchos ¿acaso no es verdad?, ¿qué tiene eso de objetable en conciencia? que como alumnos tienen el derecho y el deber de estudiar, que hay violencia en la escuela y que hay que intentar prevenir, qué son los derechos humanos... ¿cómo es posible que un juez acceda a reconocer la objeción de conciencia para estos contenidos?

La enseñanza en España tiene problemas, pero entre unos, que viven en el recuerdo de los reyes católicos más o menos, y otros que no saben donde viven, no vamos a ponerles solución. Hay que recuperar la autoridad del profesor y eso sólo se recuperará cuando en la escuela se haga trabajar para aprobar. Es que no tiene vuelta de hoja. La autoridad viene del poder reconocido: yo te apruebo, yo te suspendo, pero si ese poder se ha perdido, los alumnos se ríen en nuestra cara. Hagan lo que hagan por imperativo legal pasan de curso. De locos.
Pero nadie se preocupa y el profesor queda rebajado a "guardián del parking", ¿cómo no va a ser frustrante para un profesional no poder hacer un trabajo para el que se ha preparado durante años?

No comprendo que la gente siga agarrada a teorías que no funcionan, que tengamos tan poca imaginación, que hagamos de una cuestión social y moral de tanta importancia como es la educación terreno de polémicas alejadas de los problemas reales. Impresionante, porque no es indiferente para el opus dei que la enseñanza pública se degrade, así reclutan alumnos para sus colegios pijos. Ellos que no tienen sentido social ninguno, que sólo buscan aprovecharse, sacar tajada de los bolsillos de los padres desesperados, se llevan el gato al agua de esta situación. Además de crear polémicas de objeción de conciencia, personas que si se caracterizan por algo es por su falta de la misma.

El simposio que han organizado en Jaén los opusianos es sobre la dimensión social de la enseñanza de su santo. En fin, para el aspecto social del opus ad intra me remito a las entradas en las que he hablado de numerarias-agregadas.
Posted by Picasa

Comentarios

isabel ha dicho que…
Entre "cinismo", Educación para la ciudadanía" y ejemplos de como se las va apañando este miembro del Opus Dei para quedar bien con todos y conseguir tener buenos "contactos" aquí y allí.

Las declaraciones fueron difundidas por EFE y están en muchos medios:

El psiquiatra español Enrique Rojas considera que la homosexualidad es "un proceso clínico que tiene una etiología, una patogenia, un tratamiento y una curación", si bien aclara que "no es una enfermedad".

1) Como la OMS dijo hace años que la homosexualidad no es una enfermedad, Enrique Rojas, no se atreve a decir lo contrario, pero en la definición que da, se ve como contenta también al otro bando.

2) Este sujeto escribe el prólogo de "Educación para la Ciudadanía" en el texto de Ed. Casals (donde aunque no lo he visto, supongo que NO se identifica como "Catedrático de la UCM" - ya estaba denunciado y no se lo podía permitir -, pero en los ibros que lanza al mercado en la misma época, SI lo hace).

3) Su opinión en "Educación para la Ciudadanía", es la opinión de un MENTIROSO, pero la sociedad lo tiene por "Catedrático de la UCM".

Ana, de otros no sé, pero Enrique Rojas es capaz de lleva al grado máximo las técnicas que relatas. No pierde su tiempo con "su apostolado". Cuando tiene un encargo o ve que hay tajada. Si no te sometes y le obedeces, va a por todas, seguro de su impunidad. Éste, no encarga novenas ni rosarios.

En su cinismo, la "tajada" de dinerito, para él. Ante el Opus, supongo que medallas, porque contará que eras una madre "no conveniente" con 3 hijos de buen perfil y si este caso le ha salido mal, deben ayudarle. El lo ha hecho por "la obra".
Creo que "la obra" no sabe bien todavía quien es éste.

Casualmente ya han aparecido 3 casos, donde salta a la vista el móvil económico. Mientras tiene un caso abierto, actúa en otro. No sólo se han reído de tus "rezos", Ana. Enrique Rojas es un ejemplo de que se ríen tambien de la sociedad y de esta "Justicia", que tenemos.

Me pregunto si el Opus, no ha perdido ya mucho a causa de Enrique Rojas. En opuslibros hay otras víctimas de su técnica.
Anónimo ha dicho que…
Ana tienes mucha cara, te dedicas a criticar a los opusinos como si fuesen unos carcamales mentales, y en cambio contigo misma exhibes la mayor complacencia, me refiero a una persona que se gana la vida en relacion a la enseñanza de filosofia y tiene la cara tremenda de ser creyente !!!! O sea, te las das de crítica y despues eres incapaz de criticar o disolver la patraña paulina y necesitas para vivir ficciones mostrencas de milagros y resucitados ... todo esto por supuesto es muy filosófico. Tú si que eres anticuada y te las das de avanzada cuando tu mente no va más allá del encargo mandarín del gobierno de turno.
No obstante, reconozco que te admiro por tu valentía, pero tú también eres demodé.
Al Andalus ha dicho que…
Ana, aparte de la escuela opus hipocresía como dices, los directores/as, tienen que recibir curso/s que los preparen para el puesto. No sé si hará en grupos, como en las empresas normales (no creo), en mini grupos o a nivel individual. A vosotros os enseñan la psicología del borreguismo, del no-pensante, de la personalidad dependiente ... y a los directores deben cambiarles algunos parámetros. Me interesaría que contaras de donde sale que, "la palabra del director es palabra de Dios", "la voluntad de Dios" ... y esa sobrenaturalidad que contáis tiene el director/a.
Lestrove ha dicho que…
En el control que comentas ejerce el Opus Dei sobre sus miembros numerarios, me parece que estás un poco desfasada: en la actualidad casi todos los numerarios tienen teléfono móvil. Les resulta muy fácil a las familias saltarse cualquier tipo de censura.

El problema es que, si pretendes que los jóvenes vean lo que es realmente el Opus Dei, debes hablarles de cómo es HOY. El control ha variado porque la tecnología ha variado. Aquí -en esta web- incluso entra gente con ánimo de polemizar desde ópticas "OD" usando tecnología que les puede traer información contraria. En un mundo en conexión los "guettos alienantes" son difíciles de mantener. Los chavales que captan hoy en día disponen de medios para defenderse de los que vuestra generación carecía.

¿Quizá eso lleve al OD a desaparecer? ¿O lo llevará a una modernización inevitable, con lo que se convertirá en "otra cosa"?

un saludo
Ana A ha dicho que…
Para el segundo anónimo: no critico a los opus como si fueran unos carcamales mentales, lo son en lo que les interesa.

Se puede perfectamente ser más crítico que nadie y tener fe. Yo la tengo, y esto es lo que al opus les molesta más que todo.

Les encanta mostrar que la gente se va porque pierde la fe. Pues no, me fui cuando me dí cuenta de que la fe en que hay un más allá no puede ser excusa para que me engañen más aquí.
Y si estoy demodé, me da igual, no soy un vestido ni un par de zapatos. Soy un ser humano y como tal digo lo que pienso y como lo pienso.
Ana A ha dicho que…
El control mental del opus no se soluciona porque haya teléfonos móviles o internet. Ese control sigue existiendo, te formatean muy sutilmente las personas en las que uno más confía (padres, profesores, curas).

Un educador tiene un gran poder sobre sus alumnos a determinadas edades. En los colegios opus tienen a los alumnos mañana y tarde, inventan muchas actividades para tener a la gente "pillada" en su ambiente, y siguen siendo un guetto aunque haya miles de personas en España que pertenezcan.Son muy hábiles para crear lazos de dependencia afectiva que van más allá de una simple relación profesor-alumno.
Anónimo ha dicho que…
Hola ana.Solo queria saludarte.Soy una antigua alumna tuya de filosofía del I.E.S. Sierra Mägina.Igual ya no te acuerdas de mi, pero nuestras discusiones eran muy entretenidas, jaja!Me alegro de que por fin abrieras los ojos y dejaras atras tanta caspa y a tantos casposos que te rodeaban. Espero que te vaya bonito, te deseo lo mejor.
P.D.:a mis 24 años, me encuentro estudiando la licenciatura de filosofía...ya ves, no somos tan diferentes al fin y al cabo.
ANA MORILLAS COBO.
Anónimo ha dicho que…
¡Hola, Ana! (me tomo la libertad de tutearte) No sé si me recordarás, soy Álvaro Torres Ruiz. Me diste clase en 1º y 2º de bachiller durante los cursos 2005/06 y 2006/07.

Anoche vi en el cine la peli de "Camino". Me acordé de ti, y bueno, curioseando por Internet, he encontrado tu Blog. Ya he visto que eres medio-famosa (puesto que sales en Google, jejeje). He estado leyendo varios textos de tu blog, y muchas cosas de las que cuentas se ven en la película. Salí bastante sorprendido y triste del cine, y tengo la misma sensación después de leer tu blog. Es muy, muy impactante lo MEZQUINOS que pueden llegar a ser esos directivos del Opus. Para mí, el simple hecho de controlar psicológicamente a una PERSONA ya es un indicio clarísimo de maldad; y lo más fuerte es que lo hacen "en nombre de Dios". En fin, qué te voy a contar a ti!

Sinceramente, eres muy digna de admiración por haber conseguido salir de ese Infierno, y más aún por no callarte y contar en voz alta la verdad sobre el Opus. Admiro tu inteligencia y tu valentía, la verdad.

Yo estoy estudiando y viviendo en Granada, y aquí puedo ser yo mismo. Tengo una pareja hombre y me paseo con él libremente porque estamos en todo nuestro derecho. Es cierto que los curas y los "pijos" que nos cruzamos nos miran con mala cara (y eso que nos damos muy pocas muestras de cariño en público), pero al igual que tú, yo también tengo que ser valiente.

Un saludo, y enhorabuena por tu valentía!
alvaro-tr999@hotmail.com
al andalus ha dicho que…
Lestrove, me interesaría conocer tu opinión de como captan ahora y como consiguen mantener dentro a la gente que no ha roto totalmente con su vida.
Creo que tanto antes como ahora, se deben dar unas características en el captado. No todo el mundo sirve. Y también que la información y falta de experiencia de otros puntos de vista que merezcan confianza y fiabilidad para el captado, son fundamentales.
Morgana ha dicho que…
El control mental es absoluto en el opus. Te educan para "hagas tuyos" los criterios de los directores, porque esa es "la voluntad de Dios". Cualquier pensamiento crítico es tachado de "falta de unidad". Todos unidos, como una piña, decía el founder.

También decía que el denominador de todos es común, pero el numerador diversísimo. Curioso su punto de vista. Seguramente, debía referirse a que unas llevan el pelo corto y otras algo más largo (no mucho, no sería acorde a nuestra condición). Podría contar infinidad de detalles: para salir a comprarte ropa, necesitas pedir permiso e ir acompañada de otra del opus, de alguien con "buen criterio", para que lo que te compres sea digno de una buena cristiana. Y luego, un segundo control: no te lo puedes poner hasta que se lo hayas enseñado a la directora, para que de el visto bueno... Sin comentarios.

El control llega hasta ahí. Hasta justificar el último céntimo que te gastas. A final de mes hay que entregar una cuenta de gastos en la que se anotan todos los gastos ordinarios: billetes de autobús, algún café (pocos o te dirán que no vives la pobreza), todo.

Es cierto que muchos de los que se van no lo hacen porque hayan perdido la fe. Creo que eso puede llegar después, pero no en el momento de irse, en general. Lo que se ha perdido es la esperanza de llegar a alguna parte por ese camino, a alguna parte que no sea al abismo más profundo de la depresión o de la desesperación, de la pérdida de toda ilusión por vivir.

Disculpad si me extiendo un poco, pero recuerdo una ocasión en que allí me recomendaron un llibro llamado "La ilusión". Acogí la propuesta de buen grado, porque me sentía desilusionada, y esperaba encontrar allí alguna estrategia para recuperar ese empuje. Empecé a leer y lo único que conseguí fue deprimirme más, porque vi que no tenía posibilidad de ilusionarme con nada de lo que allí se citaba: ilusión por el trabajo (¿para dar todo mi sueldo a final de mes?), ilusión por la casa (¿qué casa? ¿la de mis padres?), ilusión por la amistad (¿qué amigas? ¿las que escuchaban pacientemente mis sufridas invitaciones a retiros cada semana?), ilusión por el amor (no comments), ilusión por los viajes (¿a la convivencia anual?). En fin... desesperante.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA