Motivos para entrar

 



Nadie entra al opus dei por su propio pie, no sabéis lo pesadísimas que se ponen cuando han decidido que alguien tiene vocación. No te dejan ni a sol ni a sombra hasta que escribes la dichosa carta. Es entrar a matar, como al toro. Se usa esa expresión cuando alguien tiene que pitar. Nadie llama al centro del opus presentándose "quiero hacerme de la obra" por su espíritu de servicio. Las cosas no son así.

Primero y principal, las directoras tienen que conocer al dedillo la situación económica solvente de la familia. Sin eso dificílmente vas a tener "vocación de numeraria desde la eternidad". También la educación que has recibido, conocer a tus padres. Que demuestres salud y mejor buenas notas que mediocres o malas. Si tienes amigas, les gustan las "mujeres bandera", aunque hay que ver a veces lo que ellas llaman mujeres bandera. Gente que se lleve de calle a los demás, líderes. Ese es el ideal. Luego si no se puede van bajando el listón, pero en principio hay que ir a por "los mejores" según unos standares de juzgar a la gente bastante superficiales.

Es una estrategia que lleva sus pasos y su tiempo, en la que interviene toda la gente opus que pulula alrededor de tu familia para aportar información, cuanta más mejor. No os podíes imaginar el "correveidilismo" que es el opus, deporte institucional.

El opus es un conglomerado financiero que se alimenta de incautos como lo fue mi madre. De ella lo sabían absolutamente todo a ese nivel porque cometió el error de poner su dinero en instituciones bancarias opus: Atlántico, Gestión Navarra. Ahora que pienso hizo una grandísima bobada: en un momento sacó sus ahorros de un banco para llevarlo a otro sin darse cuenta de que estaba llevándolos de un banco opus a otro banco opus. En fin. El tema económico es fundamental. ¿Cómo atraes dinero? muy sencillo, aparentando que tienes dinero. Es el viejo truco de la estampita que yo no sé como la gente sigue cayendo en él.

Si esa cuestión financiera no hubiera estado bien asegurada, te aseguro que ya podía yo tener mucho espíritu de servicio, ser obediente, rezadora, apostólica y estudiosa que jamás la Santísima Trinidad se hubiera fijado en mí para llamarme como numeraria a su obra desde la eternidad.

El opus necesita dinero contante y sonante para sostener su inmensa burocracia, sus sociedades inmobiliarias por acciones, sus obras faraónicas con las que apantallar tanto a eclesiásticos como autoridades civiles. Puro humo, porque es una huida hacia delante, sus negocios no funcionan, y van encadenando un escándalo financiero tras otro. En España y fuera de España. Primero fue Matesa, luego Rumasa,Fundación Mediterránea, estaban mezclados en Gescartera (un miembro de la CNMV que se hizo el longuis era empleado del banco Popular), en Italia Parmalat... ¿qué será lo siguiente? Tiene que caer la confianza en ellos por ser buenos católicos. Es una falacia. La gente tiene que saber que son unos farsantes.

Me hierve la sangre de pensar que mientras que yo me acusaba en confesión de retrasar el Angelus o de falta de mortificación en las comidas, resulta que los financieros opus eran acusados de evasión de capitales, cohecho, prevaricación, alzamiento de bienes, estafa, fraude fiscal... todo ello en el caso Rumasa y en el caso de Fundación Mediterránea. Y que esos millones de pesetas con los que se forran y viven sin trabajar, salen de gente esclava como yo, que trabajaba sin cobrar, o como mi madre, a la que "rebañaban" con la excusa de una nueva labor apostólica.
Estas son las verdades que no es nada difícil de contar. No hay porqué ocultarlas.
Posted by Picasa

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola Ana, felicidades otra vez por tu post, menuda trola todo lo del opus
isabel ha dicho que…
Entiendo muy bien como se lleva a cabo la labor de "captación apostólica".
Aunque exista una acción-labor principal, se apoya y complementa con todas las acciones posibles (ya he dicho que el método, es muy similar al practicado por Enrique Rojas conmigo para intentar quitarme de en medio / las formas difieren / las de Rojas son mucho más cruentas y se sitúan claramente fuera de la ley /no quiero decir que las que emplean con vosotros no lo estén / sois muchos y habrá casos en los que se haya vulnerado la ley más que en otros).
Ana ¿tú escribiste la carta con 18? ¿o antes?.

Tú madre si no era economista y leía la prensa económica, no sabía que esos Bancos eran del Opus. Y aunque lo hubiese sabido, si confiaba en personas que pertenecían al Opus ¿qué mejor sitio para guardar sus ahorros?. Si además pensaba, que así ayudaba más a la causa ... la mujer hizo algo que creía muy bien hecho.
De todas formas, tuviera sus ahorros en Banco Opus o no, si el affaire está en que han ido a parar al Opus, ha tenido que ser porque tu madre lo ha dado mediante talón, transferencia o en efectivo, sacando ella el dinero de la cta. - esto es lo más probable -. Daba igual que el dinero hubiese estado en otro Banco, excepto que hubiesen tenido la información menos a mano.

Pero Ana, tu madre viese o supiese, ¿cómo iba a imaginar que terminaría perdiendo sus ahorros teniéndolos en un Banco?. El problema no es de quien fuera el Banco, si no las personas que la hayan manipulado.

Si te sirve de algo para entenderla, en cuanto Enrique Rojas me llamó, empecé a notar cosas raras. Pregunté a quienes en más confiaba y recibí información falsa, que dí por buena. Observé en Rojas más y más barbaridades y corté con él. En ningún momento imaginé que meses después a mis espaldas, sin haberle facilitado yo información, iba a intentar manipular a mi médico del Centro de Salud para que emitiese un Certificado prescribiendo mi internamiento, para que avalase al que él ya había emitido y yo desconocía, que iba a emitir otro ... que al denunciarlo, intentaría de nuevo internarme ... que me iba a quedar sin empresa ... Esas cosas no se imaginan. Mi médico de familia, no emitió el Certificado, no se dejó manipular por Rojas, pero tampoco imaginó qué podría llegar a hacer este sujeto.
Tu madre no ha sido la única a la que le ha faltado imaginación y no estableció una hipótesis correcta.
orlando ha dicho que…
gracias por este post tan insicivo,qué lástima que la sumisión y cobardía esté tan extendida. Algunos hábitos y costumbres parecen más duros que el acero.

Tal vez en la era supercapitalista que vivimos el punto débil para denunciar al Opus sea la pasta y no tanto sus asquerosos métodos de captación. Claro que con los operarios del Señor todo está atado y mezclado.

Saludos de tu lector isleño.
Anónimo ha dicho que…
El OD es un aparato muy completo donde colaboran muchos. ¿Trola? Trolón. Perdura después de Franco.
Anónimo ha dicho que…
DosManzanas.com (31.10.08)

Continúan las reacciones a la polémicas palabras de la Reina Sofia. En esta ocasión ha sido el ex-jefe de la Casa Real, Sabino Fernández Campo, quien en una entrevista concedida a la cadena SER ha manifestado su sorpresa por la situación creada. “Si devolvieron de la Casa Real el libro sin ninguna observación, la verdad es que me extraña”. Fernández Campo añade además que “si bien las opiniones de la Reina pueden ser personales, y muchos podemos compartir, la verdad es que hay una realidad legal”. Según Fernández Campo, una ley que han aprobado las Cortes “hay que respetarla” y hacer comentarios sobre estos temas puede causar heridas en la sociedad.

Incidiendo ya en el tema de si las palabras de la Reina fueron transcritas tal y como las dijo, Fernández Campo se confiesa “confuso” y ha dado a entender que en estos temas es necesaria la máxima rigurosidad, en lo que podría entenderse como una velada crítica a los actuales responsables de la Casa Real. “Si se manda un libro que afecta a la Reina o al Rey, se lee hasta la última coma, y se llama la atención sobre ella”, ha dicho.
Anónimo ha dicho que…
Hola, Sra. Azanza.

Soy yo otra vez, el Ateo Convencido. Me resultan muy interesantes las entradas antiguas de su blog, en las que ciertas personas se manifiestan de una manera harto grosera, estúpida e incluso -y esto no debería sorprenderme- machista.

Le agradezco su respuesta a la pregunta de los móviles. Ciertamente el control mental se ejerce exactamente igual tengas móvil o no, sobre todo cuando tu propia familia te presiona en esa misma dirección.

He leído "Camino"... y he flipado. He comprendido muchas cosas de gente del Opus que conocía, cosas que veía en ellos: infantilismo, obediencia ciega, lógica circular, agotamiento intelectual... pobreza de espíritu en el sentido mundano de la palabra.

Creo que es parte del puzzle que me hacía falta para conocer mejor a algún amigo que es "ex" y a quien no he sabido ayudar como se merecía, después de problemas psiquiátricos, un divorcio-anulación, y una huída hacia ninguna parte (ahora está bien, pero lejos). Quizá la próxima vez que lo vea baje con los folios impresos de "Camino" y nos riamos juntos de cada una de las 999 "suras".

El libro, en mi opinión, refleja una mentalidad muy perturbada de su autor. Además de una evolución grande desde las primeras "suras" a las últimas. En las primeras parece más marcial, más guerrero, más -perdónenme la expresión- fascista. Repite hasta la saciedad expresiones de "virilidad" muy del ambiente (un amigo psicólogo diría que tanta obsesión por la masculinidad refleja algo, pero nunca he creído en la psicología, soy ateo hasta en eso). Machaca tanto con la obediencia, es tal el bucle de programación que pretende crear, que me resulta hasta divertido. Al final parece amoldarse al quehacer diario, ensalza el espíritu infantil y hasta llama "cobarde" a uno porque no quiere ser de la Obra para no renunciar a su libertad... ¿O eso era en "Forja"? (También me lo he bajado de las páginas oficiales del Opus Dei)

Un análisis de las críticas que le han dedicado en este blog también resulta curioso: La han acusado a usted de loca, de filósofa de segunda por ser mujer, de fracasada por no lograr un marido, de amargada por dar clase en un pueblo de mala muerte... curiosas maneras de insultar. Siempre he creído que los insultos acusatorios reflejan mucho de quien los hace: En este caso reflejan desprecio a las mujeres, a la gente humilde, ganas de que esté usted loca porque así ellos podrán respirar tranquilos diciendo "no somos nosotros los locos".
Pobres estúpidos que desconocen que uno puede encontrar gente magnífica en pueblos pequeños (y magníficos hijos de puta también, sin duda). Pobres estúpidos que desconocen que uno puede tener una vida productiva y útil en medio de Nueva York o en una aldea solitaria de los Pirineos. Gentes que debieron leer la primera frase de camino, lo de "dejar poso", y se confundieron: de tanto tomar café en las tertulias ven que después los posos se tiran a la basura, y por ello, confundidos, el poso que dejan en la vida es eso, basura, mierda.

Encargaré su libro, doña Ana.

Pero no creo que me convenza usted para que me llegue la fe; y mucho menos viendo lo que se perpetra en nombre de Dios.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA