Mecanismos psicológicos

 

Lo del interés por las cárceles lo desconozco, a lo mejor fue una cosa puntual, de interesarse por algún preso. Sí es verdad que no dan puntada sin hilo...

No son sólo psicológicos los mecanismos, es el todo de la situación. "Opus planet" es un mundo aparte en el que sí desconfías por principio nunca jamás podrás entrar. Debes de creerte la milonga de la vocación y la santidad, y una vez que te han convencido de ello, al menos en mi caso, lo demás va rodado.

Es importante entender que estando dentro nunca compartes tus cuitas con nadie que no sea la directora espiritual. Y por tanto no adquieres criterio de nada, porque todo se soluciona rezando, mortificándose y haciendo más apostolado. Punto y final. Que tienes un problema en la familia, reza. Que tienes un problema en el trabajo, encomienda. Que no sé que te pasa con la vecina, mortíficate. El puchero del opus del que hablaba el fundador es muy simplista, acabas siendo una inmadura del patín, que no entiende los problemas de la vida y no puede hacer nada por nadie ni por sí misma, porque no has vivido, "no sabes ni a tocino".

Así que viviendo como numeraria con otras 10 personas en un centro día y noche vives, paradójicamente, en la incomunicación completa. Si se me ocurre decir ¡qué cansada estoy! en la tertulia, después me vendrán con una corrección fraterna por mi falta de mortificación. No sé nada de las familias de las otras 10, de sus trabajos, de lo que les gusta o disgusta de verdad, de su personalidad. Todo lo que se dice y se sabe de las demás son chorradas. Para hacer los murales de cumpleaños, sinsorgadas.

De manera que hay que vivir como si de un anuncio de Close up se tratara, todo es genial, maravilloso, perfecto y artificial. Divino de la muerte. Y más falso imposible.


De hecho un periodista que quiera entrar y enterarse de lo que hay en sus casas jamás podrá hacerlo. Para conocer los entresijos hay que haber estado dentro, es decir, haber sufrido la programación, tela, y la desprogramación, más tela todavía, y que después de todo te queden ganas de contarlo. Porque esa es otra, hay ex numerarios que saben cosas bastante más graves que las que yo cuento, lo mío es inocente comparado con lo que realmente hacen. Pero ¿quién es el listo que se atreve?
Posted by Picasa

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Ana, muchas gracias por contestar en el comentario de la otra entrada y con ésta.

Yo sí veo que se desencadenan mecanismos psicológicos para que se dé la respuesta que has descrito entre amigas (personas que se han querido). Y fundamentalmente deduzco que,

1) Vosotros alegáis que entráis en el opus por fé y vocación de servicio.
2) Quizás ean v/razones para decidir entrar ...
3) Pero el opus sólo os deja entrar si sois y tenéis características de obedientes y crédulas al 100%.
isabel ha dicho que…
Ana, muchas gracias por tu explicación en la entrada anterior y en ésta.

Por lo que cuentas aquí, deduzco que sólo se os permite la entrada en el opus, si tenéis fe en los mensajes que recibís (fe en las directoras) y vocación de obedientes. Sin embargo, os he leído y oído muchas veces que, "entráis en el opus por fe y vocación de servicio".
No existe coincidencia de intereses.
Estoy confundida?
Anónimo ha dicho que…
Ana, nadie se atreve a hablar sobre "más graves" porque falta apoyo del resto de ex miembros. Es necesario desechar hábitos, costumbres y enfoques adquiridos. Morgana tuvo que proponerse superar el miedo al contacto físico.
Los ex miembros, desconfían sistemáticamente del resto de personas a nivel individual y de como responderán. Bastantes ex, van a lo suyo. Se ha hecho lo mismo durante años y no se ve otra opción.
Nos gustaría que el vecino hablase, pero si se mete en líos es su problema. Es necesario apoyo a los testimonios que salen y confianza en que los demás no desaparecerán, como se hacía antes. Hay que ofrecerse y decir: "Puedes contar conmigo, no voy a desaparecer".
Se podría contar en versión grupo. Habla y suscribe el grupo que conoce secretos similares. Los que no conocemos esos secretos, conocemos otros, que demuestran que lo que se está contando, es cierto.
isabel ha dicho que…
El primer comentario de anónimo es mío. Me quedé sin conexión y estaba sin terminar (pensé que no se había guardado). Después volvió la conexión y escribí el 2º.

No sé si me explicado bien en alguno de los dos. Quería decir que deduzco, que para entrar, lo fundamental, es que os dejen entrar y que los motivos de la "entrada", no parece que sean los mismos en las dos partes implicadas.
Anónimo ha dicho que…
Caso práctico de por que no se habla más del OD:

"El profesor A. R, profesor de latín en el Colegio Mulhacén, fue despedido hace dos veranos, después de muchos años de docencia. Se le dijo que firmara un documento en el que hacía constar que la causa de su despido había sido no asistir a las clases del mes de junio, cuando ello era falso. A. R. asistió a todas las clases del mes de junio. Realmente, Dirección quiso prescindir de un excelente profesional y compañero por el motivo inconfesable de no pertenecer a la Obra ni de querer integrarse en ella: se trataba de dar paso a profesores pertenecientes al Opus Dei. Afortunadamente este profesor ha encontrado un trabajo en un colegio “de la competencia” y así ha podido salir adelante. Es lamentable que la dirección del Colegio Mulhacén recurra a la mentira y obligue a mentir a sus propios empleados. ¿Es eso conforme a la doctrina cristiana? ¿Es conforme a la doctrina social de la Iglesia echar de su trabajo a un buen profesional con contrato definitivo y años en el Colegio exponiendo motivos falsos además?

-En Mulhacén se hacen mobbings, se presiona a los profesores y se les amenaza con mil y un motivos de modo que se está creando un pésimo ambiente de trabajo: ¿es esa la caridad cristiana predicada por San Josemaría? Y que no se nos diga que “ya se están tomando medidas” porque sabemos que no se llega nunca a nada."

http://opuslibros.org - correspondencia del día 17 de Noviembre de 2008 (Fernandel).

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA