Sobre amistades

Es una cuestión interesantísima, en el opus se habla mucho de amistad. Se supone que es el medio por el cual acercándote a la gente luego la puedes acercar a Dios. Este simplista esquema de las relaciones humanas es el que yo tuve en mi interior durante años.

Pero mi experiencia misma, siempre recomiendo que se lea la integridad de mi libro, me llevó a comprender que la vida, las relaciones sociales es algo más complicado que eso, y sobre todo a comprender, con muchos sufrimientos por medio que es como de veras se aprende, que eso de que siendo del opus acerques a la gente a Dios es una falacia.

Dios no es algo físico para estar cerca o lejos. Lo primero.
Lo segundo, cuando de verdad necesité a alguien que compartiera mis penas no fueron las numerarias las que estuvieron ahí. Una numeraria nunca guarda secretos ni intimidades de los demás. Por seguir la receta dada debe contar las cosas que le cuentan sus amigas en la dirección espiritual. Además te permiten mantener relación sólo con las mujeres a las que se puede sacar algo: dinero, relaciones sociales, buena publicidad, o en el caso de los ex miembros, compran tu silencio.

Querida amiga ex, acepta porque es la pura verdad, que si hay una numeraria que se desplaza para verte es sólo por un interés institucional. Es horrible, doloroso, dramático caer de ese guindo y darse cuenta de las relaciones humanas viciadas de raíz en el opus, pero es la verdad.

Estando en el opus durante casi veinte años no tuve una relación continuada de amistad y confidencia con ninguna numeraria. Te cambiabas de centro y de ciudad y las numerarias quedaban atrás, también aquellas con las que "parecía" que habías congeniado. Nunca más se supo. Lo llaman desprendimiento, pero es inhumanidad.

Hubo ocasiones en que después del tiempo me encontraba con alguna numeraria por ahí, alguien con la que había convivido y había compartido ratos de charla intensa. Incluso malos ratos para ella por enfermedad (estoy pensado en una numeraria concretamente), pues bien, esa persona hacía casi como que ni me conocía. No es un reproche que hago a esa persona, ese fue el comportamiento institucional de todas las numerarias con las que conviví. Yo lo tomaba como un ejército en pie de guerra. Pero dolía porque no somos de piedra.

Al irme, después de haber pasado las mil y una, de no tener casa ni dinero ni conocer a nadie fuera del opus, una vez que había superado miles de problemas yo sola, de trabajo, de abogados, de juicios, de líos.... aparecieron antiguas opus haciéndose las interesadas. Pero como se suele decir en España: el gato escaldado del agua fría huye. Ya he aprendido la lección, ya sé ¡después de tanto tiempo y penalidades! que si alguien del opus o relacionado se acerca, es para echarme la mano al cuello... esta es mi experiencia.

Por eso dejé de cogerles el teléfono, me cambié de teléfono, de abrir cartas, de saludarlas. Se acabó la buena educación, no hay buena educación que valga cuando se juega con los sentimientos, la conciencia, tu vida de esa manera sin escrúpulos ninguno. No quiero saber nada de ese mundo falso. Absolutamente nada de tanta representación.

Para más detalles y profundidad, leáse mi libro.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Ana, me hablas de un interes institucional...yo no soy de la obra y de sobras sabe ella que no lo voy a ser...tampoco doy dinero ni nada de eso.Por eso te preguntaba si puede querer simplemente una buena amiga.No sé Ana, leeré como dices tu libro que quizá me aclare mas cosas.gracias
CARMEN AG ha dicho que…
Hola Ana, me he leído tu libro, estoy impresionada. Qué valiente, qué trabajadora, te has dejado la piel por la gente, qué memoria tan prodigiosa. Me he visto reflejada en muchas cosas porque yo también fuí numeraria (de 1976 a 1987)Desde que descubrí opuslibros me estoy animando a escribir poco a poco lo que recuerdo de esos años. Estoy totalmente de acuerdo contigo que es muy dificil tener amistad verdadera cuando estás en el opus. Son unos interesados de impresión.
Morgana ha dicho que…
Puedo corroborar con mi experiencia todo lo que dice Ana sobre la amistad en el Opus, o sea, sobre la no-amistad.

Yo también conviví durante años con algunas personas a las que tenía sincero afecto, y que desaparecieron en cuanto las cambiaron de centro o de grupo. Y nunca más se supo. Durante un tiempo, ésas fueron mis "hermanas", y luego, por lo visto, dejaron de serlo y fueron reemplazadas por otras, por las que debía rezar, "desvivirme", a las que debía hacer la corrección fraterna... Ana: podrías hablar sobre esa costumbre, sobre el modo hipócrita, escrupuloso y artificial con que se vive en el opus.

Decía el founder sobre la gente del opus, que son una familia, pero sin familiaridades (esas frases en apariencia ingeniosas, pero carentes de toda lógica). Es decir, nada de pasar el brazo por la espalda a nadie, nada de contar confidencias fuera del cauce institucional, nada de hacerse regalos... Esa reticencia al contacto físico, por ejemplo, es algo que me ha costado años superar una vez fuera del clan.

En cuanto a las amigas de fuera, son vistas como objeto de apostolado o, si reúnen ciertas condiciones, de proselitismo. Cuántas odiosas convivencias de estudio... sólo organizadas para encerrar durante un fin de semana a esas chicas en una casa y tenerlas a mano para empujarlas, casi literalmente, al confesonario... y exponerte a que las cogiera la numeraria de turno y les planteara una vocación que obviamente no les interesaba en absoluto... Y lo mismo respecto a las campañas rurales, los retiros anuales, los seminarios... instrumentos de captación.
isabel ha dicho que…
Pus si P. Urbano ha manipulado las palabras de la reina, ya habrá aprendido la reina, a quien debe o no, conceder entrevistas y también debería plantearse que si eso se lo hacen a ella ¿qué ocurre con los demás?. También son de carne y hueso y sienten y sufren como la reina.

No puedo leer ahora tu libro. Te he explicado por que. Me gustaría saber cual es el mecanismo por el que consiguen que las personas que se han querido, se olviden de todo, se vuelvan frías y hagan como si fueras una extraña que no les importa.
No creo que todas acaten la obediencia al 100% y no se den cuenta de nada, cuando ven lo que ocurre.
Es sólo el interés por conservar el status? Sólo para que esa parte más poderosa que la que discrepa, no les abandone o vaya contra ellos?
Creo que aunque lo anterior influye mucho, quizás se manejan otro/s mecanismos psicológicos para que las amigas reaccionen como dices.

Disculpa si soy impertinente pero es que no entiendo estas conductas.
CARMEN AG ha dicho que…
Hola Ana, me he leído tu libro, estoy impresionada, me ha gustado mucho, se lo he pasado a mi madre, ahora más que nunca necesita leerlo porque tiene una hija numeraria desde los 14,5 años ahora tiene 43 y está muy mal psíquicamente. Mi madre es supernumeraria desde hace muchos años pero no sabe qué vida llevan las numerarias. Tú Ana lo has reflejado con todo lujo de detalles. Gracias
Anónimo ha dicho que…
Hola Ana, tu misma experiencia la hemos vivido muchas, pero tú la explicas perfectamente, en primer lugar porque no les tienes miedo.
Todo lo que dices es verdad, por eso a veces me surge una duda, ¿Qué buscan los del opus en las cárceles? ¿Te acuerdas de un libro que alguien escribió sobre la conversión de un preso? ¿Qué es lo que quieren obtener de ellos? Sólo por si alguien tiene alguna idea, porque esa institución del opus no haca nada por nada
Anónimo ha dicho que…
¡¡Que bomba vengo de leer el periodico El Mundo¡¡ y lo ponen a caldo al Opus, dice que cada dos meses se reunia el fundador con Franco, y que Franco lo veia bien porque era como una mafia que se ayudaban los numerarios sean más o menos listos y asi habrian catolicos influyentes en la sociedad.
Un abrazo Ana te queremos mucho :-)

Maria
Anónimo ha dicho que…
Haces bien en no tenerle miedo. Ya somos bastante los que se lo tenemos por las circunstacias de la vida. Son despreciables: mentirosos, sectarios insolidarios... y todo "POR DIOS",ese dios del dinero que es lo que ellos adoran.
ÁNIMO!!!!!!!
Ana A ha dicho que…
Isabel, en el opus está prohibido quererse. No se permiten afectos, por eso la gente acaba tan mal de la cabeza. Toda tu afectividad debes volcarla en hacer lo que las directoras quieran.
Son muy falsas, todas ellas, de la primera a la última.

Para el primer anónimo,la gente del opus dei no gasta un minuto de su tiempo en alguien que no sea rentable, del modo y manera que sea, a corto, largo o medio plazo. A mí de joven, me hicieron dejar de lado a gente porque ellas no le veían utilidad. No sé tus circunstancias, pero algo tiene que haber. Si no no se lo permitirían.
Anónimo ha dicho que…
Sigo sin entender, se prohibe querer...pero ¿es posible hablar, acompañar, escuchar, etc durante años a una persona y no quererla?¿es posible finjir una amistad incondicional durante años? no somos máquinas...ni siquiera las numerarias, ¿no es posible que despues de un interes inicial quede, exista, una amistad??independientemente de intereses iniciales...¿es posible que ella esté haciendo un poco lo que le da la gana porque no esté pasando una buena racha y la esten dejando hacerlo?cuanta gente de dentro que está años ahora escribe sobre esto...es que ahora siente y antes no sentia?
No he estado dentro del opus por eso no sé que puede ser un interes a medio o largo plazo? todo esto es complicado de entender.
Gracias Ana A por contestar
Ana A ha dicho que…
Me he explicado mal: tu supuesta amiga está en un grupo en que el control es total. Las directoras saben dónde está y con quien en cada momento. Y si estar contigo no tuviera algún tipo de beneficio para ellas, ten por seguro que ya le habrían dicho en la charla que no te volviera a llamar.
Anónimo ha dicho que…
Ana, acabo de ver que me contestastes a mi ultimo correo del mes de diciembre "sobre amistades" a medio y largo plazo.Podrías decirme si el control total del que hablas incluye tambien las llamadas que puedas hacer desde tu telefono movil por ejemplo? tienes que dar cuenta de la gente a la que llamas???. gracias espero que me contestes.FELIZ 2009¡

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD