Velocidad de la luz

Velocidad de la luz










Es cierto, el Opus Dei está moviendo los hilos para que Juan Pablo II sea beatificado a no más tardar en 2011, dicen que Benedicto XVI firmaría el decreto correspondiente el año próximo.
Es impresionante el cinismo, cuando las personas que nos hemos visto afectadas por esta secta reclamamos al Vaticano, salen algunos defensores de la fe recomendando:

 "Calma, la iglesia católica tiene sus tiempos, es una institución de siglos, y todo debe ir lentamente".

Ahora bien, cuando se trata de que los objetivos opusinos de poder, prestigio, reconocimiento oficial y marchamo de calidad católica sean reconocidos entonces se instala en los movimientos eclesiásticos la velocidad de la luz.

Ocurrió con la llegada a los altares de Escrivá que sabemos con seguridad todos los que fuimos engañados que si eso es ser santo, que vayan empezando con el proceso de Hitler, sería a lo mejor un poco menos santo. Además era católico, ningún problema. Cuánta barbaridad, cuánta mentira, cuánto rollo, cuánta hipocresía de unos y otros, cuanta cobardía.

El affaire Maciel ya reconocido oficialmente como impostor por la propia jerarquía eclesiástica podría salpicar este proceso, otro Sputnik de las beatificaciones. Y, casualidades de la vida, es un cura opusino Justo Mullor, agregado de la sociedad sacerdotal de la santa cruz, que fuera un tiempo nuncio del Papa Juan Pablo II en Méjico el encargado de decir otra gran bola para el que quiera créersela: que Juan Pablo no fue debidamente informado sobre las andanzas de su protegido.
Incluso el tal Justo Mullor estaría dando a entender sibilinamente que quien debió de informar y no lo hizo fue el entonces cardenal Ratzinger, al frente de la congregación de la doctrina de la Fe. Rollitos de privamera....

Wojtila fue un gran actor, y debería de ser el patrón de los actores, grandes gestos ante las masas, proclamas para defender los derechos humanos hacia fuera de la iglesia, mientras en el interior alentó los totalitarismos católicos inventados en el siglo XX: Opus Dei, legionarios, Comunión y Liberación.

Todos los tres basados en el poder del dinero, la mentira, la extorsión, con tendendia al peloteo de las clases altas de la sociedad. Desde luego el Opus Dei en tretas y mentiras se lleva la palma con respecto a los otros dos.

Las beatificaciones en la iglesia, asunto convertido en política, intereses de grupos de presión, de lobbies que fuerzan las situaciones, como si estuviéramos hablando de un país como Estados Unidos, donde se da mucho el trabajo del lobby. En la iglesia católica exactamente igual. Mientras las beatificaciones de personas que hicieron no sólo por su grupo sino por la iglesia universal, van a paso de caracol.

Y nadie en ese Vaticano de los "tiempos lentos" para plantarse y decir basta.

Nadie tampoco para decir que el dios del Opus Dei no es el Dios de los creyentes, el Dios de la Biblia, el Dios de Isaac, Abraham y Jacob, ni tampoco el Dios de Jesús de Nazaret. Sólo tienen un Dios, el mismo que el de los mercados financieros. Y sin eso no estarían donde están instalados. Todos sus slogans son tretas para atraer a masas católicas de buena fe que tampoco tienen tiempo de examinar, reflexionar y saber el qué y el cómo. Pero que vienen estupendamente para llenar plazas de san Pedro o paseos de la Castellana con motivo de concentraciones varias.

¡Cuánta desinformación y cuánta cobardía por parte de muchos eclesiásticos que saben y callan por salvar el pellejo o la carrera dentro del establishment! porque los curas de parroquias en España saben del Opus Dei, en su labor pastoral es difícil no haberse topado con almas heridas y vejadas por los opusianos.
Dan consejos, pero no elevan quejas a la jerarquía ni a Roma. Si muchos curas hablaran lo que tienen que hablar y donde deben hacerlo, a lo mejor conseguían que Benedicto no cometiera el enésimo resbalón de su pontificado.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Tiene alguna referencia sobre esto:


http://www.asociacionartilugios.org


¿Huele a lo que huele?


Gracias.


NL
Anónimo ha dicho que…
Son ejemplares. A ver si aprendemos los demás. Cataluña´y el oasis catalán. Señor Mas, anímese,usted sabe algo de estas cuestiones.

http://www.cotizalia.com/en-exclusiva/escandalo-finanzas-catalanas-carulla-ievasion-impuestos-20101216-62592.html
Isabel C ha dicho que…
Ana, la religión católica que para tí en primer lugar es fe en lo que te han enseñado, no es lo mismo para la gran mayoría que están contabilizados como católicos, para los que ser católico, significa en primer lugar, pertenencia a un grupo (estar bajo una bandera porque no estarlo, de momento, trae más inconvenientes q ventajas).

Esa gran mayoría, a su vez se divide en múltiples subgrupos. Y concretamente el subgrupo al q creo te refieres, practicantes- activistas católicos ven la religión como un grupo de poder (cuantos más signos y símbolos con los q se identifiquen, mejor, más gente vendrá y menos se les olvidará a los que están)
La misma estrategia que la Navidad o la primavera en el Corte Inglés o cualquier otra cadena comercial.

El grupo que pretende poder, se rige por principios relativos que cambian en función de las estrategias q cree conveniente en cada momento. Va lento o rápido, según convenga y cuando colisionan intereses, se las arregla como mejor puede (como los gobiernos).
Abre la mano en contra de su doctrina (la fabricada por sus dirigentes), cuando se da cuenta que no abríéndola, pierde más de lo que gana (ejemplo de los preservativos o validez de la misa del sábado)

La Iglesia y el Vaticano, a través de los siglos, no ha sido sino un grupo de poder que no sigue ni enseña con su conducta los principios del evangelio, excepto cuando le conviene.

Decís que en el Opus no existe libertad de conciencia. En la iglesia tampoco (más libertad de conciencia q en el Opus, pero no total, tienes q obedecer al Papa y considerarlo infalible, a los obispos... al cura). No se permite pensar este Papa es un corrupto por encubrir a Maciel, por ejemplo.

Del Vaticano llega una orden q los casos de pederastia se tapen y se tapan (eso no es libertad de conciencia). O q no se dé la comunión a divorciados (mientras a los anulados por la Iglesia sí ¡qué listos!) o a homosexuales.

Van a hacer santo a Juan Pablo II pq será un signo y a la vez símbolo más (antes, han sacado la teoría y corrido el bulo de que Juan Pablo II no sabía de la vida de Maciel) y como saben q las víctimas de Maciel un día u otro callarán, ahí van...

El asunto iglesia, lo veo como que una cosa es la doctrina enseñada por Jesús de Nazaret (q no es otra cosa que ética y generosidad compartiendo, donde no afecta ni importa que la virgen sea virgen o exista un Padre-Dios, o no, habría q ver quien y cuando se sacó la virginidad de María de la manga y prosperó) y otra, la doctrina de la Iglesia que ni en los mejores casos, permite libertad total de conciencia y pensamiento.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA