ANTES IGNORANTES QUE CULTOS PERO MALOS ESPAÑOLES


¿ La secretaria de Urdanga conectada a la gran familia? nunca lo hubiera imaginado.

Muy desconcertantes todas las noticias que llegan del Vaticano ¿se trata grosso modo de una maniobra OD para desprestigiar a posibles aspirantes al papado que no sean los suyos? recojo opiniones para todos los gustos. Me desconcierta la presencia de opinadores opusinos en todos los bandos posibles, los que dicen que Ettore es inocente, los que dicen que el Vaticano no tiene nada que ocultar en sus cuentas, los que dicen que lo que está pasando "es bueno", los que dicen que el mayordomo es OD, los que acusan a Nuzzi de estar manejado por OD porque de ellos no saca nada y eso sí que es chocante...
Tienen que pasar más cosas. Son unos grandes intrigantes.


Por otro lado  los chicos de Lefebvre y su vuelta al hogar sin rectificar. ¿Significa que por ese puñado de iluminados Benedicto XVI renuncia a los logros del concilio, libertad religiosa, abjuración del antisemitismo, colegialidad episcopal, papel de los laicos? en la práctica muchas de estas cosas se han olvidado. Lo de los reintegristas va a ser la coronación de este papa como el más nefasto de los últimos tiempos. Mientras se reprende a las monjas norteamericanas por estar al lado de la gente necesitada, ser demasiado "sociales" y poco doctrinales. Bofetón en toda la cara a la gente de iglesia que hace de su preocupación por los que peor lo pasan demostración de su fe.

Ante la petición de colaboración con España, "suelten la pasta, basta de excepcionalidades", entonces se refugian detrás de Cáritas. Los opusinos incluidos se están refugiando detrás de la acción humanitaria de Cáritas. Sinver pero sinver un rato largo.



Otra lectura provechosa, "El atroz desmoche" tesis doctoral de Jaume Claret. Me lance al libro porque trata sobre la destrucción de la universidad española por el franquismo a partir de 1939. Quería saber si este historiador ha comprobado documentalmente lo que el Opus suele negar, que fueran beneficiados destacados del "atroz desmoche". La expresión de Laín Entralgo. No eran muchos los miembros del Opus tras la guerra, estaban empezando. En palabras del propio autor con respecto a este tema:

"Aunque las cifras totales pueden parecer modestas, debe recordarse que se trataba de una organización recién creada y con escasos miembros. Además los aspirantes opusdeístas se centraron en las plazas de la Universidad de Madrid, de mayor prestigio y más próximas al poder. Todo ello dio lugar a la creación del neologismo “opusiciones” para referirse a los concursos de posguerra."

El libro desanima un poco, tanto nombre de profesor depurado. Pero la perseverancia tiene premio.

Como ejemplo de lo que se decía en aquellos expedientes depuradores del profesorado español entresaco este párrafo de la p. 184: "inhabilitación del catedrático de Derecho Internacional Camilo Barcia Trelles entre otros por esconder bajo “la apariencia de una práctica de la ciencia pura, aquel espíritu anticatólico, antinacional y antijerárquico”.


Sobre el padre de Luis Valls taberner, el numerario jefe del Banco Popular toda su vida, el traidor a Ruiz Mateos por el bien de la Obra (véase la historia de una traición), he encontrado un jugoso párrafo sobre su adaptación política tras la guerra. Ya caigo que muchas de las familias opusinas pata negra, en las que los hijos nacen con el expediente de canonización incoado, fueron en realidad aprovechados trepas del régimen de Franco. Lástima que cuando todo se acabó en realidad no se acabó, siguió con los oportunos toques de maquillaje.

En la página 269 habla de Fernando Valls Taberner, converso desde la Lliga al franquismo: 

“Adhesiones entusiastas como la de Fernando –hasta la guerra civil, Ferran- Valls Taberner compensaban pasadas militancias en la Lliga. Baste recordar su tarea propagandística en Latinoamérica o artículos tan famosos como “la falsa ruta” publicado el 15 de febrero de 1939 en La Vanguardia española: “Cataluña ha seguido una falsa ruta y ha llegado en gran parte a ser víctima de su propio extravío. Esta falsa ruta ha sido el nacionalismo catalanista.

El franquista incondicional Valls Taberner se convirtió en una de las piezas clave de la política educativa, cultural, investigadora y archivística catalana. En 1939 aglutinaba en su figura la dirección de la Corona d’Aragó y la presidencia de la Academia de les Bones Lletres, además de ser hombre fuerte de la nueva delegación barcelonesa del CSIC. El 2 de diciembre de 1939 coronaba su ascensión al dejar la excedencia de su cátedra de Historia de España en la Universidad de Murcia por la cátedra correspondiente de Barcelona, primero de forma provisional y el 4 de mayo de 1942 ya definitivamente. Consciente de su influencia, también destacó como avalador decisivo en algunos procesos, al igual que el también catedrático Tomás Carreras Artau. Sin embargo, sus gestiones no siempre se resolvieron favorablemente y, por ejemplo, no pudieron evitar el asesinato del historiador Carles Rahola Llorens.”

A parte de las ascensiones sociales tenemos la contribución decisiva de algunos de los primeros miembros de la entonces Pía Unión  a los expedientes depuradores. ¿Yo he sido "hermana" de estos chivatos oportunistas? Qué pretensiones.Ni en sueños me van estas movidas. 

En el expediente de depuración del catedrático de Historia universal antigua y medieval de la Universidad de Valencia,  José Deleito Piñuela figura como aval favorable a castigarlo el del profesor auxiliar Rafael Calvo Serer y del vicepresidente del CSIC, Alfredo Sánchez Bella. Ellos dos con otros muy católicos coincidían en definirlo como anticatólico y antinacional y de ideología izquierdista.

Por su contundencia destacaba la delación de Sánchez Bella: “El profesor José Deleito Piñuela es un clásico representante de la mentalidad liberal del pasado siglo y, a no dudarlo, por su laboriosidad y espíritu de trabajo es el que más daño ha hecho a varias generaciones de estudiantes que han pasado por su clase. Siempre se distinguió por una fobia anticlerical llena de reticencias y una explicación de la Historia de España y del mundo de acuerdo con las doctrinas darvinistas (darwinistas) y de la evolución de (Giambattista) Vico, completamente pasadas de moda. A través de sus apuntes puede continuamente verse esta preocupación suya por zaherir todo lo que tiene de grande, magnífico y original la historia de España.”

El atroz desmoche de la ciencia en España respondía a una estrategia explícita que pretendía impulsar una auténtica nueva planta universitaria. A través de la depuración profesional obligatoria, pero también a través de otros disfraces jurídicos y administrativos, se cesó, inhabilitó, jubiló forzosamente, trasladó, imputó, marginó, coaccionó, encarceló y asesinó a docenas de docentes. Hay evidencia documental de 173 catedráticos sancionados como mínimo de un total de 500. A ellos habría que añadir los castigados por otros órganos represores, los del exilio. Asesinato de tres rectores, el de Valencia en 1941, el de Oviedo y el de Granada.
El odio a la inteligencia no encuentra parangón en ninguno de los regímenes contemporáneos del franquista.

Las vacantes se transformaron en botín de guerra para los adictos. Los cargos y prebendas se convirtieron en herramienta para la consolidación del franquismo. Mediante tribunales integrados por personas ideológicamente seguras  se garantizó la elección de una nueva generación no contaminada de pasados errores.

Dado que los concursos de cátedra se habían convertido en recompensas a la fidelidad y a los servicios prestados, las diferentes familas franquistas optaron al reparto del botín académico en beneficio propio. La Iglesia católica, principal favorecida defendió una reconquista intelectual, había que evitar el retorno de la hegemonía de los intelectuales “responsables de la tragedia civil en los ámbitos universitario, científico y cultural.”

El 4 de septiembre de 1940 el presidente de la ACNP (recuerdo que el CEU son sus actuales herederos) exhortaba a sus miembros y afines para que opositasen y conquistasen todas las cátedras universitarias. Había que frenar a Falange. Entre 1940 y 45 lograron el 16% de las convocadas, en derecho el 31%.

Sin embargo, el ejemplo más reiterado es el asalto a las cátedras protagonizado por el Opus Dei, de la mano del ministro José Ibañez Martín (ACNP) y del máximo responsable del CSIC y miembro de la Obra José María Albareda Herrera. 

El propio Albareda Herrera ganó en noviembre de 1940 la cátedra de Mineralogía y Zoología aplicadas en la Fac. de Farmacia de la univ. Central, creada especialmente para él. Se trataba de una combinacón disparatada, ya que unía dos mundos diferentes como minerales y animales, pero era una prueba más de lo que eran entonces capaces aquellos cruzados de la ciencia y obligó a su titular a explicar durante la mitad del curso los minerales y en la otra mitad los animales. Posteriormente cambió su cátedra por la de Geología aplicada en la Fac. de Ciencias de Madrid, y se convirtió en un gran especialista en edafología.

El franquismo defendía una ciencia supeditada a las necesidades del estado nacional sindicalista. “De lo contrario no la admitiremos porque preferimos ser ignorantes pero buenos, antes que doctos pero malos españoles”.

En este ambiente científico Escrivá presentó su tesis doctoral en Derecho (diciembre de 1939) cuyo original nadie ha visto. Ya me escandalizo menos por el fraude, al fin y al cabo eran tiempos patrióticos y lo que se exigía recién acabada la guerra era españolidad  y ortodoxia, no ciencia peligrosamente contaminada de antiespañolismo.

Lamentables distintos episodios de apropiación de trabajos científicos hechos por exiliados, sancionados o asesinados. Caso del “Atlas Lingüístico de la Península Ibérica”. O de la desaparición del nombre de los auténticos redactores de un libro, como le ocurrio al filólogo Millares Carló en el tomo correspondiente de la Historia de España de Meléndez Pidal.

Triste conclusión la del autor, todavía la universidad española es más hija de la franquista que de la republicana. No ideológicamente sino por tradición. Este libro es de 2006. Tras la recuperación de la democracia sólo dos catedráticos de antes de la guerra fueron rehabilitados. Giral González (Salamanca) y Pérez Vitoria (Murcia).
El dilema: cómo desterrar la miseria del nacionacatolicismo que aparece en cuantos nos descuidamos porque esta es la esencia de nuestra formación, los ancestros culturales, (Gregorio Morán)

De colofón, combinar esta lectura sobre  las "cumbres del saber" con alguno de los libros del escritor Eslava Galán a propósito de las penurias de las clases populares y de la miseria de pan y  moral que supuso Franco para España. Qué azote. Menos mal que al escritor jiennense le sobra humor a raudales..

Libro entretenido sobre la posguerra española

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¡Vaya con Montoro!

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=R_yvRTZ11l0
Ç ha dicho que…
Pues que es muy actual el tema, no?
Recortes en educación, libros para loros y ahora en vez de Ciudadanía, exaltación a la constitución que se pasan por el forro cuando les conviene. vaya, diríamos una nueva versión de exaltación de las tesis de la Formación del Espíritu Nazional que se daba en los años 60 y 70...
Eso de males españoles, lo son con cultura y sin ella. Es un mal endémico que hace siglos que arrastran...
Jaume ha dicho que…
Pues muchas gracias por el comentario. Lo cierto es que, pasados unos años, incluso he encontrado nuevos datos... quizás valga la pena, algún día, actualizar el libro.

Gracias de nuevo

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD