RECUÉRDALO TÚ, RECUÉRDALO A OTROS

El recién nombrado periodista para el Vaticano, como si el problema fuera la comunicación, en vez de aclararse, contratan a un opusino para que les asesore en la materia "relación con los medios". Parece que se han propuesto implosionar cuanto antes. Maquillaje es la "expertise" de este grupo. Leo que este periodista a pesar de ser Opus, supongo numerario, no siempre es defensor del Vaticano. Si reza las Preces cada día "Oremus por beatissimo Papa nostro"...es todo un logro. Greg estaba de aquí para allá,


que si en Oriente medio, que si cubriendo la crisis económica española, que si en el cumple de su padre de 90 años en su Estados Unidos natal...definitivamente no es un nume de a pie.
http://www.thedailybeast.com/articles/2012/06/24/greg-burke-the-pope-s-new-pr-guy.html
¿De dónde habrá salido este? haría falta un ex americano para explicarnos si la alcurnia le viene de familia o si la ha adquirido con la numerariez.

Le achacan el haber trabajado para la Fox, que debe ser tipo la COPE española. Sólo que a la Fox se le echa en cara el encubrimiento de la pederastia sacerdotal o la defensa de los pederastas sacerdotales. No he seguido bien el tema.

En cuanto a Carles, antiguo del Opus, Vincenç lo sabrá seguro. En el mismo link viene la noticia de que el arzobispo de Tarragona, actual numerario del Opus Dei, importa curas polacos para su diócesis.
http://www.tribuna.cat/cronica/afers-religiosos/larquebisbe-de-tarragona-importa-vocacions-de-polonia-15-09-2011.html
Los polacos previamente han recibido formación teológica en Pamplona. El Opus Dei se está convirtiendo en cantera de curas, obispos y burócratas vaticanos. Lo de los laicos y la santificación del mundo se les va quedando atrás. No hacen más que copar cargos eclesiásticos, incluso se los crean ex profeso, como el periodista asesor vaticano.

Y la juezesa torpe, no es apropiado representar al ministerio del interior con un mechón de pelo que se cae por delante de los ojos, lo peor debió de ser la intervención a propósito de la huelga del 29M. Que es del clan, otra que añadir a la lista, Cristina Díaz Márquez.

A parte de estas últimas noticias, quería hacerme eco de otra provechosa lectura.


Recuérdalo tú, recuérdalo a otros,
Cuando asqueados de la bajeza humana,
Cuando iracundos de a dureza humana:
Este hombre solo, este acto solo, esta fe sola.

Luis Cernuda, “1936”, Desolación de la quimera

Me perdone Ronald Fraser, historiador inglés pero los dos volúmenes de su obra Recuérdalo tú, recuérdalo a otros,Historia oral de la guerra civil me parece que deberían ser leídos por todo español de cultura media que se precie.

Ya sé que se ha hablado infinito sobre la guerra y hecho montones de películas. Pero probablemente cuando alguno de los sucesivos booms guerracivilista servidora vivía en la inopia. Y además me parece que la herida se ha cerrado en falso, más bien no se ha cerrado. Lo he pensado útimamente en especial a raíz de esa Comisión de la Verdad y la Reconciliación peruana que investigó los veinte años de luchas entre Sendero Luminoso y el ejército peruano. Se examinaron todas las muertes, se puso nombre a los culpables, se aclararon las cosas. ¿Para cuando algo así en España?
Como ciudadana española me afecta este fantasma colectivo que tenemos, los muertos no descansan, y pululan entre nosotros. Se nota en cuanto se discute de política, o más bien en general no se discute mucho porque podemos llegar a las manos.  Como dicen nuestros vecinos del norte no se ha hecho “le point”. Pero no la síntesis de unos o la síntesis de otros, sino la síntesis general, de lo que aquello fue, de porqué fracasó el primer ensayo serio de república burguesa en España.

Como ex del Opus Dei este fantasma me afecta mucho más. Con cualquier otro resultado de la dichosa contienda probablemente el Opus no hubiera existido. Son 20 años de mi vida que se han ido por el desagüe gracias a este invento de la época en que el fascismo florecía. Sólo aquí se pudo conservar con los oportunos retoques este Opus hoy prelatura personal. Sólo desde España se pudo expandir con éxito fuera de nuestras fronteras el entonces instituto secular, exportando jóvenes españoles y divisas. Un país que pasaba hambre y en el que había gente que se comía las cáscaras de plátano por las calles, daba para los sueños de grandeza del Escrivá: “¿Cuándo haremos nuestro el mundo?” es una frase que he leído con frecuencia y que se atribuye al fundador.

Por eso lo que tiene que ver con la época fundacional me toca la fibra, porque pienso que ahí está la clave de todo, ese es el origen. En esa contienda tan mal llevada y en la que nadie estuvo acertado, ni “los que la llevaban” ni los que no está el principio de nuestra desdicha moral. Tengo para mí que el cambio de régimen a la muerte de Franco no supuso una regeneración moral de la sociedad. El nivel moral de una dictadura en la que no se respetan las libertades civiles, en la que se encarcela a la gente por ser homosexual o cura desafecto al régimen, en el que se ejecutan penas de muerte, en el que se persigue al disidente y que llama antiespañoles a los que tuvieron que marcharse “no es muy allá”.

¿Se arregló todo eso de algún modo? ¿Se pidió perdón a las víctimas de la terrible represión que hubo acabada la guerra durante unos cuantos años más? Que yo sepa no se hizo. Se va a proceder a un perdón en el País Vasco con el tema de ETA, pero esto que es más antiguo no se ha abordado,  y por supuesto los protagonistas del 36-39 crían malvas. Todavía hoy hay quien se indigna porque se abran fosas y se remueva el pasado. No comprendo la poca sensibilidad, no hacia los familiares sino a la propia nación o colectividad de colectividades. Gracias a la propaganda franquista y a la persecución parece que escribir la palabra España ya es significarse. El hecho de que todos estos años no nos hayamos molestado en abrir esas fosas e identificar a los cadáveres no es un asunto de los familiares, es un asunto civil. Es decir es un asunto ciudadano, es un asunto moral. Nos atañe a todos.

Tampoco entiendo que los sucesores de los “vencedores” no cojan pico y pala para en gesto de reconciliación unirse a la tarea, y que sea sólo la izquierda, los “perdedores”, los que se dediquen a ello. Qué cerrilismo, cuando ya ha pasado tanto tiempo y podemos decir tranquilamente que no hubo vencedores ni vencidos, fue un desastre nacional para todo el mundo. No se solucionaron los graves problemas de diferencias sociales y de diferencias entre regiones, y se dieron pasos atrás en todos los aspectos importantes de la vida social. Libertades civiles, aspecto religioso, económico, cultural….etc. Nos salva el sol y la playa y hoy por hoy la selección.


 

En esta herida el libro de Fraser ha sido como un bálsamo, salen testimonios de españoles de a pie de todos los partidos y sindicatos, que participaron y eran muchos. Explican sus motivaciones para ir a la guerra,  sus porqués, sus ilusiones y sus desilusiones. La revolución anarcosindicalista que hubo en Cataluña y Aragón, el experimento de la colectivización de las tierras, lo a matar que se llevaban dentro del mando republicano anarquistas y comunistas. Lo mal que le sentó a todo el mundo en el bando franquista la unificación de carlistas y falangistas en el “Movimiento”, algo que para todos los españolitos de una edad es evidente, camisa azul y boina roja, no lo era de ningún modo hasta que Franco cortó por lo sano con las diferencias en su bando, como haría una y otra vez en el futuro. Que hombre más nefasto.

Me ha gustado mucho el libro porque se entiende mejor de donde venimos y porqué España y los españoles somos hoy así y tenemos los problemas que nos acucian. Se entiende, todo se hizo mal entonces. Un auténtico caos. Se unió por supuesto que las democracias extranjeras no ayudaron y que Alemania e Italia colaboraron con Franco. Pero dejemos a los extranjeros aparte que nosotros solos ya nos apañamos suficientemente mal.

El propósito del libro de Fraser es dar cabida a la experiencia subjetiva, a como vivieron los acontecimientos los protagonistas.

“la historia oral tal como aquí se concibe, constituye un intento de revelar el ambiente intangible de los acontecimientos, de descubrir el punto de vista y las motivaciones de los participantes, voluntarios e involuntarios, de describir cómo sintieron la guerra civil, la revolución y la contrarrevolución quienes la vivieron desde ambos campos. Las causas de la guerra civil tenían raíces profundas en la configuración de la sociedad española. Aunque se internacionalizó rápidamente, fueron las clases y sectores de dicha sociedad los protagonistas principales de la guerra . Así pues, este libro se hizo en la experiencia española. En las épocas de aguda crisis social es cuando el ambiente cobra toda su fuerza como factor determinante de la reacción de la gente ante los acontecimientos. En efecto, por muy intangible que sea, el ambiente nunca es abstracto o distante. Es lo que siente la gente. Y este sentir constituye la base de sus actos.

Lo que acabo de decir resulta especialmente constatable en una guerra civil. Adaptando a las circunstancias la famosa máxima sobre la guerra, cabría decir que la guerra civil es la continuación de la política, la política de clases por otros medios. “

Fraser da todo el peso al ambiente ideológico que brota de las luchas sociales y qué explica que los españoles estuvieran dispuestos a morir por sus ideales. Ese clima que había en España explica porqué individuos de la misma clase social lucharon en bandos opuestos, por qué un hombre empuñó las armas en un campo que estaba asesinando a sus familiares, por qué el hermano luchó contra el hermano.

El autor de “Recuérdalo tú”  entrevistó a 300 personas entre 1973 y 1975. De todas ellas da nombre y apellidos e indica su filiación política al principio del libro. Algunos han preferido salir con seudónimo, ¡todavía en 1970 la gente no se atrevía a sincerarse! El entrevistador encontró cautela en las zonas rurales sobre todo en Andalucía.
Aunque no pretende sustituir a la historiografía tradicional, sólo complementarla, me ha resultado mucho más interesante este libro que cualquier otra historia donde se cuentan las batallas y los grandes acontecimientos.
Se ocupa del frente pero también de la retaguardia, porque transcurridos los primeros meses de la guerra la lucha se sigue preferentemente desde retaguardia. La guerra civil se ganó tanto en el frente como en la retaguardia. Y fue en esta última donde mejor se expresaron las cuestiones sociales y políticas en liza.

Las gentes con las que Fraser habló recordaba pocas cosas sobre las potencias internacionales durante la guerra. Todos lo vivieron como un asunto entre españoles, por eso la dimensión internacional del conflicto queda un tanto obviada.

Es un libro visto y hecho desde la base de la sociedad no desde los líderes,  por eso me ha gustado tanto. La guerra civil tuvo su origen en cuestiones profundamente políticas, y la crisis que la precedió había polarizado y politizado a amplios sectores de la opinión pública.

Fraser buscó personas que no hubieran escrito sus memorias, que no hubiesen ocupado puestos dirigentes y que no tuvieran una reputación pública que defender. Esa clase de personas anónimas darían una idea más directa de cómo fueron los acontecimentos. Si pertenecían a un sindicato o partido político, eran militantes de nivel intermedio.
De todo el material de las entrevistas ha seleccionado un diez por ciento, desechando la difamación y dando prioridad a la experiencia personal sobre la opinión general. Ha intentado suavizar la aspereza de las declaraciones, poco se ganaría volviendo a entablar polémicas que ya debían de haberse superado. Explica la denominación de los dos bandos, al principio los de Franco eran los insurgentes, sólo en octubre del 36 empiezan a ser los nacionalistas o nacionales. En cuanto al bando de la República a veces se les denomina Frente Popular aunque en ese bando estaban los anarcosindicalistas que nunca pertenecieron al Frente.

El libro no pretende ser una historia de la guerra civil, sino de cómo la gente pensaba, e incluso de cómo “pensaba que pensaba” con el paso del tiempo. Lo que se recuerda y lo que se olvida, incluso lo que se deforma forma parte de la historia porque forma la experiencia, y es un hecho histórico.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¡Qué hermoso!

http://www.abc.es/20120625/sociedad/abci-entrevista-nuevo-embajador-vaticano-201206242228.html
Anónimo ha dicho que…
Y el ganador es...

http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2012/06/24/religion-iglesia-bertone-dimitira-secretario-estado-vaticano-octubre-vatileaks.shtml

Caso Cuervo
Un cardenal investiga a un banquero vaticano. Esta historia la contará un asesor de comunicación del Opus. ¿No canta por todos lados? ¿Qué quieren, de nuevo, ocultar? Huele a pescado podrido.
Anónimo ha dicho que…
El ala diestra y siniestra avanza. Intuyo por donde va a ir la solución del "Caso Cuervo". Me inquieta Su Eminencia.

http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2012/06/27/el-cardenal-espanol-del-opus-dei-que-investiga-el-vatileaks-anuncia-sorpresas-iglesia-religion-cardenal-opus.shtml
Anónimo ha dicho que…
Mire.

http://www.elplural.com/2012/06/27/en-paradores-nacionales-no-solo-tienen-hueco-las-%e2%80%98pijodirectivas%e2%80%99%e2%80%a6-tambien-hay-hueco-para-las-%e2%80%98piasdirectivas%e2%80%99-opusinas/
Sonia S ha dicho que…
Hola!

Me ha gustado mucho tu reseña del libro de Fraser, tambien pienso que es un libro imprescindible sobre la guerra de España, tanto como las obras 'canonicas' de otros autores mas eruditos.

Un saludo Ana, por cierto escribes muy bien
Anónimo ha dicho que…
Hi! Would you mind if I share your blog with my twitter group?
Anónimo ha dicho que…
I was just seeking for this information for a while.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD