Autoritarismo y sus seguidores

Me he encontrado una caracterización psicosocial del autoritarismo que quiero compartir.


"Incapaces de vivir el presente, y rechazando los retos del mañana, nuestros obispos solo tienen espejo retrovisor en sus vehículos. Van a todo gas hacia el triunfalismo, legalismo y clericalismo del catolicismo siglo XIX."

¿Dónde se ha conservado esa mentalidad que parecía ir camino de superarse?

"Roma ha hablado, causa finita", no hay más que decir. Es el lema que se impone y se recuerda una vez y otra en tantas actuaciones.

El seguidor de autoritarismo se caracteriza por:

1. Ausencia de sentido crítico. En general no hay sentido crítico en el Opus, "el espíritu propio es mal consejero". Cuando los directores condenan algo, entonces los seguidores también lo hacen con vehemencia.

2. Mentes compartimentadas, se aceptan ideas inconsistentes, como cuando se hacen reivindicaciones de valores tradicionales en nombre de valores modernos. O viceversa. Un ejemplo opusino sería la defensa del uso del cilicio en nombre de la libertad individual para buscar sufrimientos. O cuando nos enseñaban a seguir la vocación al Opus Dei en nombre de nuestra libertad, libertad previamente negada puesto que dicha vocación se imponía como llamada divina incontestable. Si Dios ha hablado no vas a salir tú con tu libertad a reivindicar...

3. Doble rasero: esta me gusta. Dado que se trata de un modo de pensar incoherente, siempre se encuentra justificación a posteriori para lo que previamente se ha admitido sin justificación. Nos decían que dijéramos a nuestras familias que habíamos decidido libremente cambiar de centro, cuando realmente era algo impuesto desde la delegación. O cuando dábamos "libremente" todo nuestro dinero.
-"¿Por qué se lleva usted cada mes su sueldo íntegro de su cuenta corriente señorita?"
-"porque quiero".

Pero "quiero" porque esa es la norma para las numerarias,  y estaba entrenada para no dar las verdaderas razones a los extraños "que no entenderían la Obra".

Muy unida al doble rasero está la hipocresía,:dale que te pego con los comportamientos homosexuales y hay que ver algunas fotos de prelados. No hace falta ser un lince para darse cuenta de que tal como vivíamos todo chicas o todo chicos sin contacto ni visual con el otro sexo es el lugar ideal, primero para refugio de personas que no se aceptan como son, y segundo para que el que no lo es lo acabe siendo inducido por el ambiente.




4. Ceguera para uno mismo, se creen los mejores los autoritarios y sus seguidores. ¿Quién se pone un cilicio y vive en celibato estricto y sin visos de salir de él desde los 15? soy un héroe en toda regla, hago más gimnasia que nadie. La gente en general tiende a buscar compañía y emparejamiento, no todos pero es lo que le suele pasar a la inmensa mayoría de los seres humanos. Sin querer se tiende a pensar: El celibato me hace distinto y mejor. Hoy sé por experiencia que la abstinencia sexual de por vida ni muchísimo menos es garantía de excelencia moral. Además de que hay un toque pagano en la obsesión por el "sacrificio" de la carne.

5. Etnocentrismo, la humanidad para los miembros del Opus se divide en dos, los que ya son de Casa y los que todavía no. Pitables y ya pitados. Por mal que suene.
Había predicadores con sueños de grandeza: ¿qué pasaría si todo el mundo fuera del Opus Dei?  y cosas así...Pero la realidad se impone: somos la luz del mundo frente a la tiniebla exterior, cuanto más se nos acerca alguien más disfruta de "la luz del mundo".

6. Dogmatismo: entendido como .impermeabilidad a hechos y razones, se busca el apoyo en la pertenencia y susbsistencia del grupo. Como le decían a este chico para que no se fuera, “si tú lo dejas tus hermanos pequeños dejarán de venir por el club, no sabes el daño que les podrías hacer con ese mal ejemplo”.


Todavía después de leer semejante impresionante testimonio hay quien tiene dudas sobre las causas de los trastornos psi frecuentes entre los numerarios. Qué manera de no querer ver. En la charla fraterna se aconseja siempre mirando para las conveniencias de la organización, parece mentira que no veamos que no se busca el bien de la persona.
 La obsesión por el poder a toda costa tiene estas terroríficas consecuencias.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Me ha comentado un informático que la carta de Víctor Martínez en la web ya ha sido enviada por correo electrónico a más de un millón de cuentas. Espero que algunos se den por aludidos.

Un recuerdo hacia él y tantos otros.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA