Al borde del precipicio



"No podéis servir a dos amos", este economista cristiano de Murcia no tiene que ir a buscar muy lejos adoradores del dinero. Si quisiera. Grupos que nada tienen que ver con este blog no ven más que beneficios alrededor, pero disfrazado de ropajes religiosos. Curioso que sean especialistas en escuelas de negocios. De lo que se puede hacer para expandir el espíritu cristiano por el mundo, eligen esa y todo de élite, instituciones educativas incluidas.

Crisis significa juicio, bien que nos lo recuerde. El modelo está agotado. Como Walter Benjamin explicó aunque no le gustaba explicar, el progreso acaba en barbarie.

Otro término para el diccionario de eufemismos neoliberales: "Alivio cuantitativo"

¿Educados en que el tener más nos hace más felices? Lo notable de este sistema es que es un capitalismo explotador dentro del capitalismo. En él están metidos explotadores y los explotados unidos por la misma vocación divina. Orden: los ricos han de ser servidos por los pobres, porque las clases sociales ¿son designio divino? parece. Luego están los que habiendo salido de abajo "dan el salto" a las alturas. Esos no quieren desbaratar el chiringuito.

Impresiona que este hombre diga que es preferible que falten productos en el super a que se tiren. Prescribe educación y hasta sistema de racionamiento. Si te oyen los de la vocación eterna te llaman comunista y te preparan la hoguera. Se ve que está  bien protegido. No a la especulación, sí a la satisfacción de las necesidades humanas básicas de todos.

Propuesta de este profesor: que el dinero caduque.
 Los que lo amasan necesitan que dure, porque el amasarlo da poder. Si caducara no tendrían sentido los acumuladores.

Todo nuevo para estos oídos que escuchan y estos ojos que ven.

Me entero de que SS no es ni San Sebastián ni Su Santidad sino Servus Servorum.

Así estamos en la actualidad aunque sin querer darnos cuenta. Huyendo hacia delante, y salvando lo que no tiene salvación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD