EL VATICANO Y LOS GAYS



El Vaticano y los Gays

Réseau Voltaire
Pablo VI excluyó la moral sexual del programa de reformas del Concilio Vaticano II. Roma sigue enseñando una absurda retórica sobre la sexualidad en general y una fijación sobre la cuestión homo. A la ambición moral se unió con Juan Pablo II la ambición política : es preciso que se adopten leyes contra la práctica homo en el mundo entero.

Tras la muerte de Pío XII en 1958 el colegio cardenalicio no logró elegir sucesor. Al fin se decidió por un viejo cardenal de 70 años, Roncalli, enfermo, que probablemente estaría poco tiempo. El nuevo Papa se llamó Juan XXIII. Era un personaje bonachón de tendencia conservadora que sorpendió a todo el mundo cuando nada más llegar a San Pedro anunció el "aggiornamento" o modernización de la Iglesia mediante la convocatoria de un concilio. Falleció durante la primera sesión del Concilio.


Pablo VI : homosexual vergonzante

Su sucesor, Giovanni Montini, Pablo VI, supervisó la continuación del concilio al que pusó dos límites: no se tocarían las prerrogativas papales y no habría modificación en materia de sexualidad.  
Tras haber barrido todo contra poder el papa promulgó en 1967 la encíclica “Sacerdotalis cœlibatus”, en la que se excluía toda posibilidad de ordenar hombres casados. En 1968 “Humanæ vitæ” sobre el sentido del matrimonio. Ambos textos marcaron los limítes de la iglesia post concilar y provocaron una profunda crisis entre los católicos. Su promulgación marca el inicio del descenso de vocaciones sacerdotales, y la desafección del culto en el conjunto de países más desarrollados. Aunque Pablo VI mostró una apertura real de la Iglesia hacia el tercer mundo además de una valentía e imaginación en materia de ecumenismo, su pontificado quedó marcado como el de la sexofobia.  Tras haber condenado la contracepción por principio y haber perdido crédito frente a las mujeres, la emprendió contra los homosexuales.
 Resultado de imagen de Pablo VI
En 1975, el cardenal François Seper redactó una "Declaración sobre algunas cuestiones de ética sexual" que fue aprobada y promulgada por el santo Padre. Aunque reconocía que la homosexualidad puede ser una inclinación constitutiva que puede desembocar en una relación de pareja “en una sincera comunión de vida y de amor”, el texto concluía que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados y no pueder ser aprobados de ninguna manera”.

El escritor Roger Peyrefitte publicó la narración de una aventura homosexual del pasado, un error de juventud de Pablo VI. Esta “salida de armario” antes de tiempo no logró que los católicos del mundo se percataran del aspecto “Tartufo” del Papa, reforzó la convicción de la bajeza intrínseca de los  gays. A, mientras el Sumo Pontífice, afectao en lo hondo por este « ataque de odio » anulaba algunas consultas.
En 1986 le tocó el turno al sucesor del cardenal Seper, el cardenal Ratzinger preparó una « Carta a los obispos de la iglesia católica sobre la pastoral con respecto a las personas homosexuales », también aprobada por Pablo VI.

El razonamiento del Pontífice es como sigue : la finalidad de la sexualidad es exclusivamente la procreación. Por tanto sean cuales sean las explicaciones psicológicas actuales o futuras del comportamiento homo, no puede ser juzgado más que con relación a la fecundidad de las relaciones hetero. La homosexualidad no procede de la complementariedad mecáncia de los sexos, es estéril y por tanto contraria al plan divino, a la ley natural.  

La dimensión interpersonal de comunicación, creatividad y afecto, de amor que contiene, el placer que aporta son dejados de lado. Es una moral materialista, que se queda en lo mecánico, bastante decepcionante para un jefe espiritual.

El « opus Dei » en el equipaje de Juan Pablo II

Albino Luciani sucedió a Pablo VI  en 1978 con el nombre de Juan Pablo I. Llegó al pontificado en el momento del gran escándalo político financiero que sacudió el Vaticano. Su ministro de hacienda, monseñor  Marcinkus, era objeto de una orden de detención internacional, al tiempo que determinados bancos relacionados con la Santa Sede quebraban, algún que otro financiero también relacionado era asesinado de modo mafioso y el Vaticano se veía acusado de blanquear el dinero de la mafia. Juan Pablo  manifestó su deseo de poner orden pero murió nada más manifestarlo, a los 33 días de haber accedido al trono de San Pedro. El cardenal Benelli ¿o fue el cardenal Villot ? prohibió que se hiciera la autopsia, sospechosa prohibición que nos deja in aeternum con la duda, dijo que el cuerpo del papa era sagrado.  

Paralizado por las luchas de poder dentro de la curia (se pelean hasta por cuando se abre o se cierra una puerta, la que une la capilla Sixtina con la basílica de San Pedro….lástima no haberme enterado de más), el Sacro Colegio no consiguió encontrar sucesor. Entonces decidió cambiar de costumbres y eligió a un cardenal extranjero, el polaco Karol Wojtyla. Además con la ventaja de ser un protegido del « Opus Dei », movimiento de origen franquista (sic), (de ahí la iluminación de 1928, suficientemente retirado para ocultar el pasado, que no nos enteramos de nada), movimiento muy sectario y superriquísimo.


Juan Pablo II colmó las esperanzas de los cardenales, reformó la curia, restableció las finanzas, reequilibró con llegadas de capital opusino más bien. Que le valieron al OD su triunfo y consagración vaticana tan esperada: el fundador beatificado en 1992, su estatuto jurídico modificado de modo que por decisión papal OD escapa a cualquier inspección episcopal, depende del Papa, que es como decir de nadie.

Lograron colocarse en puestos clave de la Iglesia tanto en Roma como en el mundo, previa expulsión de obispos de la Liberación en Sudamérica. Opus Dei actúa como una especie de nueva Inquisición española que busca el restablecimiento del poder temporal de la Iglesia y el control de las costumbres. Su fundador Escribá fue director espiritual ¿desde Roma? del matrimonio Franco, y no faltó a la cita a la hora de recitar un “Te Deum” con su “hijo espiritual”, el general  General Pinochet en Santiago de Chile tras el sangriento golpe de Estado de 11 de marzo de 1973 que se llevó por delante a Salvador Allende, experiencia socialista molesta para todos los que estiman que América hispana es su coto privado de caza y pesca (de almas y dinero, como no).

En materia de moral, el « Opus Dei » realiza una especie de fijación neurótica en el tema sexual. Dejó escrito Balaguer "Esto vir" (sé hombre). Los responsables OD llevan una lucha a brazo partido en el mundo entero contra el desmantelamiento de la familia, la pornografía y la homosexualidad. Las familias han de quedar en pie para ser ellos los “desmanteladotes” de las mismas, en cuanto a la pornografía ¿de quién fue la idea de “inundar España” de ella a la muerte del dictador a la vez que se hurtaba el “proceso constituyente” y el desmantelamiento real y no fingido del régimen anterior?  

Y sobre homosexualidad en OD y en clero y adyacentes corramos un tupido velo.
Por tanto no fue una sorpresa la publicación en 1992 por Ratzinger de "Ciertas consideraciones referentes a la respuesta a las proposiciones de ley sobre la no discriminación de las personas homosexuales”.  El texto lo firmaba Juan Pablo II, y no era una simple instrucción moral a los fieles, sino directiva que pretendía influir en las legislaciones de los diferentes países

Leemos: “En ciertos ámbitos tener en cuenta la tendencia homosexual no es una discriminación injusta por ejemplo cuando se trata de la adopción de niños o de su custodia, la contratación de docentes y de entrenadores deportivos y en la recluta de militares ».

El documento salió durante la campaña presidencial en Estados Unidos, donde tuvo gran repercusión. Era una invitación a que los católicos votaran a Bush contra Clinton. En Francia, suscitó de apasionadas reacciones del Movimiento de los Radicales de Izquierda, de los Verdes, del Partido Comunista,  de Génération Écologie, y del CDS. Todos recordaron el principio de la separación de la Iglesia y el Estado. Algunos mencionaron “la ingerencia del Vaticano en los asuntos internos”.
Por el contrario las instrucciones vaticanas hallaron eco favorable en la presidenta de  Nicaragua, y en el dictador peruano Fujimori, personaje considerado cercano al “Opus Dei”. Fujimori procedió a una depuración de su administración ¿depuración de homos?

5 meses después llegaba el apogeo con la publicación del Nuevo Catecismo. En materia sexual se deja llevar por la lógica de la procreación al punto de dictar una escala de valores aberrante. Para Roma es menos grave violar una mujer que amar a otro hombre si uno es hombre y convivir con él. Ambos actos son degradantes para la persona pero en el segundo caso estamos ante un comportamiento contrario a la ley natural.


Protestas de los católicos de base

Todos esos textos no hacen sino repetir la doctrina, Son necesarios para las autoridades romanas en lucha en diversos frentes. Por una parte la globalización de la Iglesia ilustrada por los viajes de Juan Pablo II y la teoría de la aldea global de Mac Luhan, conducen a una simplificación del mensaje y a una uniformización de los fieles a pesar de las diferencias culturales. Por otra parte Roma debe enfrentarse a la contestación interna, gay y liberal, organizada por Dignity en Estados Unidos o David & Jonathan en Francia, al tiempo que se enfrenta a los fundamentalismos de todo pelaje en el frente de la nueva evangelización.

Para mantener la cohesión, la Iglesia repite las llamadas al orden. Para mantener el poder de seducción tiene que aceptar las variaciones en el discurso. Pidieron discreción a Monseñor Gaillot tras una entrevista concedida a Gai Pied Hebdo y el debate que mantuvo con el Proyecto Ornicar, Juan Pablo II a rechazado su dimisión. El padre Jacques Perotti, infatigable defensor de los gays en los medios de comunicación logra que le echen la charla de manera regular aunque no ha sido reducido al estado laico. Las autoridades romanas son conscientes de que una excesiva severidad disciplinaria sería contraproducente, ya que habría dimisiones en cascada que no están dispuestos a asumir.  

En la actualidad varios obispos habrían pedido al santo Pedro que retrase la aparición de la Encíclica sobre moral y costumbres, sabia decisión, pues parece que el mundo no está todavía preparado para comprender la sublimidad del mensaje.
Didier Marie

Capilla Sixtina

 Resultado de imagen de Capilla Sixtina


La cadena de televisión japonesa NHK ha patrocinado la restauración de la Capilla Sixtina. Había que limpiar las pinturas de Miguel Angel. Pero se dieron cuenta de que si la restauración era completa era preciso suprimir los arreglos que tras el Concilio de Trento se hicieron para ocultar el sexo de los personajes del Juicio Final. Al principio la oficina de prensa vaticana comunicó que no se quitarían para no estropear la pintura original. Diversos expertos denunciaron la excusa y el Parlamento europeo expresó su indignación por la censura pretendida. 
El 30 de mayo de 1993 Gianluigi Colalucci, responsable de la restauración, informó a la prensa que Su Santidad Juan-Pablo II había confirmado el decreto papal de 1564, y que los sexos del Juicio Final quedarían ocultos para siempre.
Sin embargo las bellezas del Juicio Final serán desveladas al público en 1994. Los expertos apreciaran un detalle del que no se dieron cuenta los censores del siglo XVI, Miguel Angel que no ocultaba sus gustos SM, pintó un fist-fucking.

La guardia suiza

Resultado de imagen de La guardia suiza
Fondada por Sixto IV en el siglo XV, Miguel Angel fue el diseñador del uniforme y ceremonial. Está constituida por unos cien jóvenes reclutados en Suiza. Tienen que medir más de 1,74 m, ser solteros y tener menos de 30 años. Es un cuerpo de élite sometido a intenso entrenamiento atlético. Se ocupan de la protección del papa y los cardenales.

Moda vaticana
 Resultado de imagen de purpurá en el vaticano

Sus Eminencias los cardenales visten de púrpura en moiré de Venecia. Su Santidad lleva una sotana blanca, es la regla desde el siglo XVI. En la mano izquierda el anillo del pescador, símbolo de su cargo, quiso que fuera simplícismo en signo de pobreza.. (El Rolex con diamantes que lleva en la muñeca no es un distintivo papal sino un regalo de un piadoso fiel.)

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

ABUSOS JUZGADOS