FUERA KK



Me he ido a ver qué dicen los progres sobre el fascismo y su renacimiento. Qué decepción, no se dan cuenta de que el fascismo en España  no tiene futuro porque nunca ha dejado de tener presente.
Hablan y hablan, muestran su erudición, saben del dictador fascista rumano y el griego. Pero no tienen ni idea ni mencionan ni saben nada de los horrores de los que estamos hablando contra mujeres, niños, adolescentes. En los jardines del IES Isaac Newton (Madrid) si excavan a lo mejor encuentran restos humanos de hace 50 años, muertos y enterrados sin partida ni de nacimiento ni de defunción. Y estos metiéndose con Ciudadanos con quien comparten apoyo y aplauso más sueldo del sistema. ¿Dónde fabrican a tanto charlatán? ¿Tiene que ver también los servicios secretos semiopusinos?


Más consideraciones de Françoise sobre la represión a la mujer, que pensaba era franquista y postfranquista, pero no sólo, sino también:


Me gustaría que la gente se diera cuenta de que hay una voluntad general de los más ricos de mantener a los pobres en su pobreza, su ignorancia y opresión.




Rentabilizar  el cuerpo de las mujeres pobres por parte de un puñado de ricos y poderosos que pueden así quedarse con sus hijos o hacerles trabajar como bestias de carga forma parte de esta ideología política europea. El asunto sigue adelante si la oligarquía rica se queda con el poder y no hay un reequilibrio por las luchas sociales, políticas, intelectuales de la izquierda. Sin lucha no tenemos por delante más que un futuro de miseria y humillación. 

Me parece que las generaciones anteriores a la nuestra que sufrieron las guerras mundiales y la crisis de 1929 lo comprendieron desde muy jóvenes. Nosotras hemos nacido mucho más tarde y no tenemos conciencia tan clara de todo ello.
 Resultado de imagen de la sociedad del espectaculo guy debord
¿Ha leído de Guy Debord « La sociedad del espectáculo » ? .resume bien la situación, todo lo que antes era directamente vivido se ha alejado y en su lugar asistimos a una falsa representación de situaciones, contextos, personas.

Las imágenes separadas de cada aspecto de la vida, fusionan en un curso común en el que no se restablece la unidad de la  materia. La “realidad” de las imágenes es considerada un mundo aparte. La especializadión de las imágenes se de la vuelta para dar lugar a un espectáculo completamente separado de la realidad, casi sin relación con ella.

En cierto momento me interesó la cárcel para chicos de Cîteaux (colonia penitenciaria situada en abadía cisterciense, justo al lado de la casa de un pariente). La historia real de esta colonia fue revisada y corregida por un lobby religioso e intelectual con el fin de i obtener la beatificación del fundador un tal  Joseph Rey. Descubrí en los archivos penitenciarios juveniles los documentos sobre los tratamientos atroces padecidos por los chicos hasta 1888, fecha en que uno de los muchachos denuncia la tortura y pedofilia de 30 monjes, que dió lugar en julio de ese año a un proceso nacional que cerró el convento, interrumpió la ayuda financiera del Estado y el reconocimiento como fundación de utilidad pública. El lugar fue abandonado hasta los años 30.

De niña estuve allí, a mis padres les agradaba la misa en la abadía, el canto de los monjes, además del buen queso y caramelos por ellos manufacturados. Un día se me ocurrió preguntar por las ruinas que se veían, pregunta que molestó a los frailes. Pienso que eran las paredes de la antigua cárcel convento de chicos. Pero un asunto tabú del que nadie decía una palabra.

Ya de mayor se puede imaginar el shock cuando descubrí los malos tratos a los chavales. Sentí una repugnancia total, fue otra vez una traición en mi práctica religiosa. Tuve la impresión de una inmensa mentira clerical capaz de silenciar tales atrocidades.

Y me pregunto hoy ¿por qué la mayoría de católicos franceses siguen ignorando esta cuestión? ¿Por qué nadie se interroga sobre el horror de los conventos prisión del Buen Pastor, de la Misericordia, del Buen Socorro. En Francia no hay ciudad de talla mediana que no posea los edificios de esos terribles lugares.

Algunos edificios han sido adquiridos por promotores inmobiliarios, otros por los ayuntamientos para instalar escuelas, centros para personas mayores o disminuidos, o centros educativos especializados laicos.


También en la ciudad donde resido tenemos ´el edificio correspondiente a
la Miséricorde y al Buen Pastor, lugares en los que entre 1850 y 1970 chicas jóvenes sufrieron lo mismo que cuenta Consuelo García de Cid de los lugares especializado del franquista Patronato de la Mujer: humillaciones, torturas, robo de sus bebés, malos tratos, encerradas como si fueran criminales…nadie quiere oír hablar de todo ello en la ciudad. Aunque los viejos del lugar saben de la historia se ha instalado una especie de ignorancia a toda prueba en la población, todos quieren olvidar. 


La Iglesia surfea sobre esta intencionada amnesia con el fin de reeescribir la historia a su avío, mostrando como si hubieran sido lugares donde se obró la caridad cristiana. También Consuelo García del Cid reporta que echadas las Cruzadas Evangélicas de la Maternidad de Peña Grande por las denuncias de las jóvenes aprendices de asistente social en los años 80, dichas monjas se quejaron de la persecución religiosa sufrida a manos del PSOE. Lo peor de todo es que las mentiras funcionan y muchos católicos en Francia y en España se quedan con esa versión. Poca gente se interesa por ir, mirar, buscar y encontrar la verdad histórica sobre el asunto. El escritor Emile Zola fue el primero en denunciar esos lugares de malos tratos.

No gusta la realidad, mejor nos quedamos con la mentira, y cuanto más gorda es la mentira mejor. Lo tapa todo.
No sé de donde procede tanto miedo como tiene la gente tanto en Francia como en España a la realidad, ¿no quieren que se les moleste en su cómodo confort moral? ¿miedo a mirar la realidad de frente, la verdad pura y dura?

La réalité des faits n'est pas aimée...On préfère les mensonges, je pense. Et plus c'est gros comme mensonge et plus ça plaît. Comment voulez-vous que l'Histoire violente ne bégaie pas dans ces conditions?

Pienso que si no nos confrontamos con la verdad, esta atroz realidad reaparece y sigue dando lugar al mismo tipo de desgracias. Lo mismo que ocurre cuando hay abusos sexuales dentro de una familia, si nadie abre la boca, la situación empeora y cada vez hay más víctimas. Hasta que alguien denuncia no hay forma de salir del círculo infernal.

Las personas sufren porque son incapaces de hablar de su sufrimiento y son incapaces de hacerse oír, a veces se vuelve un espectáculo. Y así el sufrimiento se vuelve contras las víctimas silenciosas, que incuban y manifiestan enfermedades psíquicas, incapacidad social, profesional, de relaciones sociales, integran los sufrimientos padecidos inflingiéndolos a otras personas.

Hay que contar las cosas, incluso si duele. Sino no hay forma de salir del pozo. Lo aprendí tras diversos dolorosos hechos.
La palabra libera a la persona. Es como hacer caca, indispensable para que el cuerpo funcione tirar la mierda del cuerpo por ahí. Quien retiene la caca sufre estreñimiento, enferma y hasta muere de oclusión intestinal ¡Mierda fuera!

La sociedad ha de poder liberarse de lo que hizo sufrir, hirió, envileció, dio malos tratos a personas. Para poder vivir mejor, más libremente, con más serenidad, más fraternalmente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

SOLIDARNOSC