Cosas de Pamplona







Lo del dinero es esencial para entenderlos. Y lo paradójico es que para los que entramos jóvenes, convencidos de la célebre vocación es lo más difícil de ver, quiero decir de caer en la cuenta de la "esencialidad" para el opus que es el money.


Vi gente de Pamplona que decía que se vive muy bien en esa ciudad. De acuerdo, si de lo que hablamos es de dinero contante y sonante circulando, muy buenas carreteras, muy bonitos parques verdes, ni un papel en el suelo, pulcritud, nivel de vida, la gente va por la calle hecha un figurín, se viste muy bien. Los parterres muy bien centrados en los parques. Todo es más caro.


Ahora bien, me parece que es una ciudad amordazada. Hay un tema tabú que no se saca a la palestra. Sería enfrentarse con la propia familia, en determinados barrios el que no está en el opus es porque ha estado, y el que no ha estado está ahora. Lo impregna todo.


De adolescente oí hablar de Paracuellos de Jarama, y los asesinatos de los que se acusaba a Carrillo como último responsable. Nunca jamás hasta hace una semana escuché que el colegio de los Escolapios de Pamplona sirvio de cárcel en la guerra para anarquistas, socialistas, republicanos. Jamás supe que la gente se tiraba de las ventanas para evitar el paredón, que el fuerte de San Cristóbal fue también cárcel y que hubo una huida espectacular.

Nunca ví un navarro republicano, si existen no me los crucé.




En cambio sí conocí a héroes de guerra del lado franquista. Recuerdo a un ciego del pueblo de mi padre, Lezaun, con su boina roja paseando por la carretera, y a mi padre explicándome el significado de la boina, distintivo de los carlistas. Cuando llegué a Jaén no tardé una semana en ver los mártires de la guerra civil, el obispo de esta ciudad a la cabeza, cuyos nombres están escritos en una de las columnas de la catedral. Enseguida una agregada me dejo un folleto de un cura de Mancha Real asesinado por los rojos, don Francisco Solís, aprendí en ese folleto que la catedral de Jaén era la cárcel, que nadie quería que se ejecutara en su territorio y que fue el de Mancha Real el que "prestó" las tapias del cementerio para las ejecuciones de los presos hacinados en la catedral.


Es la historia como se nos ha contado, al menos a mí hasta ayer mismo. Sólo unos eran caídos por la patria, en Pamplona tenían su calle "mártires de la Patria", luego Castillo de Maya en la democracia. Los otros eran rojos, antiespañoles. No tenían derecho a sus ideales. Tuvieron que huir de su país. Y entre ellos, los huidos tanta gente muy valiosa, los más creativos, los mejores artistas, filósofos, escritores, científicos... los mejores fuera.


Pienso que esta historia de España está mal contada, no es justa. Que la ley de memoria histórica tenía que haber sido una oportunidad de reconciliación, que la institución que todos sabemos tenía que haber sido la primera en reconocer sus errores del pasado. Y lamentablemente, 34 años después de muerto el dictador, esa reconciliación no se ha producido. Se sigue discutiendo, se dice que no hay que remover. Sí hay que remover porque no es justo que unos se hayan hecho con la bandera de lo patriótico, nacional, español. No hay derecho a todas las injusticias que se cometieron.


Creo que esos silencios, esa historia contada a la mitad durante tanto tiempo, ese partidismo, tiene mucho que ver en que haya podido florecer algo en nuestro país como el opus. Es evidente que en una sociedad más libre, más abierta, con más diálogo, con más posibilidad de reclamar, con más justicia no se hubiera llegado a dar a luz tamaño oscurantismo, tanta represión. No hubieran podido coger tanta fuerza.

En Pamplona el silencio sobre el opus pesa sobre la ciudad como una auténtica losa.


Y el libro que me gustaría leer hace ya varios años que salió, encuentro que es una gran oportunidad de reconsiderar tanta historia callada.
http://ajustedecuentos.blogspot.com/2009/08/los-culpables-pamplona-1936.html

Comentarios

gadero ha dicho que…
En el Paìs Vasco, fueron matados tambièn curas por los franchistas. 14 curas vascos fueron matados por las tropas de Franciosco Franco. El 12 Julio 2009, los obispos vascos mons. Miguel Asurmendi (Vitoria), mons. Ricardo Blazquez (Bilbao) y mons Mario Iceta (S. Sebastian) celebreron una misa por estos curas, muertos asesinados y sin entierro, en el silencio de la iglesia catolica. El obispo de Vitòria, Asurmendi, ha dicho: "El silencio de los responsables de nuestra Iglesia sur la muerte de estos curas no es mas ni justificable ni aceptable. Un silencio tan largo no solo es una omisiòn injusta sino tambièn una falta con respecto a la verdad, a la justicia y a la caridad"

http://www.ilsole24ore.com/art/SoleOnLine4/Mondo/2009/07/vescovi-attaccano-chiesa.shtml?uuid=2a726de8-6eff-11de-af32-a68ddb0bd746&DocRulesView=Libero
Isabel ha dicho que…
Me ha gustado mucho el comentario del anónimo del anterior post. En lo que yo conozco, es una estupenda síntesis.
Me ha impactado que "no permiten el retorno". La consigna la entiendo perfectamente. Hay días que ya no aguanto enterarme de tantos horrores.

Me resulta difícil imaginar una ciudad como Pamplona con todo girando en torno al Opus.
Muy buena la información que has dejado del post y del libro.
Pero ya ves que cuando dijeron "democracia" en el 78, era mentira. Tenían que haber añadido, según para qué.

El libro, no salió hasta el 88 a escondidas (y en el 82 vino Felipe González). Demasiado miedo todavía para destaparlo todo. El libro da nombres y dar nombres parece que sea imperdonable. Como si cada palo no tuviese que aguantar su vela.

Por eso, no termino de entender que habléis de lo que hace el Opus como un grueso paquete (todo son horrores, engaños y trampas) a la vez que se dice que son minoría los que cometen fraude y el resto muy buenos profesionales.
Entonces ... tanto entramado financiero, tanto maltrato psicológico, tantas pastillas para perseverar ... ¿quién lo hace?.
El escudo y las siglas, estoy segura que no.

En Andalucía, el silencio creo que fue muy diferente al que relatas de Pamplona, aunque encontraras la Pl. de los mártires de la Patria. Quizás porque como éramos mucho más pobres (a excepción de los caciques), pasaban de nosotros.

Siempre hemos sabido que en la tapia del cementerio de Málaga fue donde fusilaron (no sé si como ejemplo, los agujeros de las balas siguieron en la tapia del cementerio hasta que lo quitaron para construir bien entrada la democracia). La Pl. de la Constitución (la verdad, no sé si oficialmente tenía otro nombre), pero siempre la conocí como Pl. de la Constitución y la Alameda nunca fue la Alameda del Generlísimo, excepto en el folleto del recorrido que hacían las procesiones y la cabalgata de Reyes.

La gente hablaba bajito pero hablaba. Los mayores decían "esta gente", los niños entendíamos perfectamente a quienes se referían, sabíamos que teníamos que estar callados cuando por la noche cogían "la onda corta" y no decir en la calle que en tu casa se oía radio Andorra u otras emisoras extranjeras. Al menos en la clase media, así era. Porque dentro de la clase media, se habían llevado por delante a casi todos los que tenían un poco de cultura (demasiadas familias tocadas).

El facherío vino en el colegio cuando nos enseñaban otra cosa. Diría que no tuvimos conflictos. No sé de que forma y manera, teníamos clarísimo que las dos versiones eran ciertas. Ahora veo que no nos quitaron el arraigo emocional, pero sí nos enseñaron a no pensar y a creernos todo lo que nos fueron diciendo.
Kuky ha dicho que…
Qué curioso! comparto algunas de tus ideas (la de Pamplona como ciudad pulcra, ordenada y "perfectita"), carísima, etc.
Pero yo le tengo simpatía, viví un año ahí y lo pasé de maravilla. Claro que conocí el opus de cerca (es difícil no topárselo en Pamplona), pero nunca me involucré profundamente (aunque tuve las típicas "amigas" que tratan de convencerte de ir al Club y cuando se dan cuenta que no enganchas, desparacen, muy buenas amigas, por cierto, da gusto ver cómo aún existen las amistades por conveniencia) Dejando de lado la ironía (propia de nosotros los chilenos), debo discrepar contigo en lo político: yo conocí navarros republicanos, cuyas familias nada tenían que ver con el opus! todavía quedan! y son más de los que uno cree. Asi que tranki, tu Navarra no está tsn perdida aún. Como tu fuiste criada en una burbuja opus, es lógico que esa Navarra más moderna y tolerante no la conociste.
Ah! lo del dinero...también lo viví! una "amiga" opusina me pidió dinero para financiar la Obra en Rusia (que absurdo! a un país donde, por cultura, la Iglesia Romana no tiene cabida, menos conociendo su pasado reciente). Obvio que no aporté ni un céntimo, y desde ahí, no me habló más! Vaya con las "amiguitas opus"...
Anónimo ha dicho que…
El sábado pasado viajamos a Pamplona para visitar a un familiar que habían operado en la Clínica Universitaria, la del opus. Mientras paseabamos por el campus de la universidad, que por cierto me impresionó el colorido otoñal de sus hayas, les dije a mis hijos: "yo no podría vivir en el País Vasco por la ETA, ni en Pamplona por el OPUS.
Ana A ha dicho que…
Gracias Gadero por tu aportación ¡qué tenga que venir alguien de Italia a recordar estas cosas!

Me gusta mucho todo lo que cuentas que has vivido en Málaga Isabel, porque atontada y todo como estaba cuando llegué a esta tierra, noté que el ambiente es diferente con respecto al norte.

Y Kuki los republicanos navarros que tú conociste viven una vida de catacumbas, porque si uno va a Pamplona y examina una a una las instituciones: ayuntamiento, gobierno autonómico, instituciones culturales... todo está en manos de quien sabemos. Parientes o afines.
No sé si también han conseguido hacerse con el seminario diocesano, otro asunto que se ha acallado y que hace un año levantó las protestas del clero navarro.

Los que no pertenecen callan por la cuenta que les trae. El pastel del poder en Navarra hace años que se lo reparten los mismos.
Es cuando menos curioso que no se haya hablado para nada de cómo fue la "adquisición" de los terrenos al lado del río Sadar para instalar la universidad. Mutismo total y es una historia contemporánea bien interesante...
Kuky ha dicho que…
Jajaja! es cierto que viven en las catacumbas! y vaya lo entretenidas que son éstas! Pero en la superficie, son mudos. Aunque hay sectores de la ciudad donde andan más libres, lugares donde los opus no van. Y para qué decir en sanmfermines...mientras a los opus los eclaustran, pintándoles mil y un peligros.
gadero ha dicho que…
De nada, Ana. :) A Burgos, el 9 de abril de 1938, fue tambièn asesinado por los franchistas el Presidente de la Democracia CRISTIANA catalana, Manuèl Carrasco y Formiguera, un hombre de comuniòn diària.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD