Henri Boulad


Os presento a este jesuita de 78 años, es egipto libanés de rito melquita, rector del colegio jesuita en el Cairo. En 2007 escribió una carta al Papa, el original se puede leer en http://www.culture-et-foi.com/critique/henri_boulad.htm.
Entre sus cargos, superior de los jesuitas de Alejandría, profesor de teología en el Cairo, director de Cáritas Egipto, vicepresidente de Cáritas para Africa del Norte y Oriente medio.
Es una persona de peso, con una gran cultura que sabe lo que dice, gran conocedor del mundo islámico, sobre el terreno, el tipo de persona que convence. Traigo algunos de los puntos de esa carta:
Santo Padre:
"me atrevo a dirigirme directamente a Vd., mi corazón sangra de ver el abismo en el que se precipita nuestra Iglesia. Perdone mi franqueza filial, dictada a la vez por la libertad de los hijos de DIos a la que nos invita san Pablo, y por mi amor apasionado por la Iglesia. Excuse el tono alarmista de esta carta, creo que "son las menos cinco" y que la situación, no puede esperar más...."
"Conozco a la jerarquía católica en Europa he tenido ocasión de encontrarme con el cardenal Koening, Schönborn, Martini, Daneels, arzobispol Kothgasser, .... Estos encuentros han tenido lugar con ocasión de mis viajes anuales a Europa para impartir conferencias en Austria, Alemania, Suiza, Hungría, Francia... En estos viajes me dirijo a auditorios muy diversos, también en los medios de comunicación.
He visitado unos 50 países de los cuatro continentes y publicado una treintena de libros en 15 idiomas , sobre todo en francés, árabe, húngaro y alemán. Entre ellos a lo mejor ha leído "Gottessöhne, Gottestöchter", que le hice llegar a través, del P. Erich Fink de Baviera.
Digo todo esto para que sepa que tengo conocimiento real de la iglesia universal y de su situación hoy en 2007. Llego a la finalidad de la carta, intentaré ser breve, claro y objetivo. Primero cosas que he constatado sin querer ser exhaustivo:

1. La práctica religiosa está en constante declive. Las iglesias de Europa y Canadá solas las pisan personas de la tercera edad cada vez menos numerosas que pronto no estarán. Entonces o se cerrarán las iglesias o se trasnformarán en museos, clubs o bibliotecas municipales, como ya se está haciendo. Lo que me llama la atención es que muchas de ellas están siendo renovadas y modernizadas haciendo grandes gastos para atraer fieles. Pero esto no servirá más que para frenar el éxodo.
2. Los seminarios y noviciados se vacían al mismo ritmo, y las vocaciones están en caída libre.....
3. Muchos curas lo dejan y los que quedan de avanzada edad tienen que ocuparse de muchas parroquias a la vez de manera expeditiva. Muchos, en Europa y en el tercer mundo, viven en concubinato a la vista de los fieles, que a menudo aprueban el comportamiento, y también a la vista del obispo que no puede solucionar el tema dada la falta de curas...
4. El lenguaje de la Iglesia está pasado de moda, aburrido, repetitivo, moralizante, totalmente inadecuado para nuestra época. .....
5. No se puede renovar el lenguaje del anuncio de la fe si no se renueva en profundidad la teología, el catecismo, que deberían ser reformadas de arriba abajo.... Nuestra fe es muy cerebral, abstracta, dogmática y habla muy poco al corazón y al cuerpo.
6. Por ello muchos cristianos se vuelven hacia las religiones de Asia, sectas, New Age, evangélicos, ocultismo... no es extraño. Buscan alimento en otra parte ya que les damos piedras en vez de pan. La fe cristiana que antes daba sentido a la vida de la gente, es para ellos como un enigma, la supervivencia de algo ya pasado.
7. En el plano moral y ético, las manifestaciones del magisterio repetidas a saciedad sobre matrimonio, contracepción, aborto, eutanasia, homosexualidad, casamiento de curas, divorciados vueltos a casar... dejan indiferente y sólo provocan aburrimiento. Todos estos problemas morales y pastorales merecen más que declaraciones perentorias. Hace falta un acercamiento pastoral, sociológico, psicológico, humano.... en una línea más evangélica.
8. La Iglesia católica, la gran educadora de Europa durante muchos siglos, parece olvidarse de que esta Europa ha llegado a la madurez. Europa ya no puede ser tratada como una menor de edad. El estilo paternalista de la iglesia "mater et magistra" ya no puede seguir hoy en día. Los cristianos han APRENDIDO A PENSAR POR SI MISMOS Y NO ESTAN DISPUESTOS A TRAGARSE LO QUE SEA.
9. Las naciones ultracatólicas han dado un giro de 180º, para caer en ateísmo, agnosticismo, anticlericalismo... Cuanto más ha dominado la iglesia en un país la reacción contra ella es más fuerte.
10. El diálogo con otras Iglesias está en retroceso...."
Boulad no se queda en el diagnóstico de los males , ¿qué hace la iglesia ante estos problemas ? intenta minimizar la situación, hablar de confianza en Dios, "la iglesia en vez de abrir las puertas que se entreabrieron en Vaticano II, se vuelve hacia Vaticano I y hacia Trento"
"¿Hasta cuando seguiremos jugando a la política del aveztruz? ¿hasta cuando rechazaremos mirar las cosas de frente? ¿hasta cuando seguiremos intentar salvar la fachada a cualquier precio? una fachada que ya no engaña a nadie.... Sólo mirando hacia adelante y no hacia atrás la Iglesia cumplirá su misión de ser luz del mundo, sal de la tierra, levadura. La Iglesia es hoy la cola que el mundo arrastra en vez de ser la locomotora como en el pasado."
Reforma teológica, catequística, espiritual, pastoral.

"La Iglesia de hoy es demasiado formalista. Parece una institución que ahoga el carisma y que lo que cuenta es la estabilidad, la respetabilidad, la fachada. ¿no corremos el riesgo de que nos llamen sepulcros blanqueados?

Sugiero que se convoque un sínodo general de la iglesia universal en el que participen todos los cristianos, católicos y no católicos, para examinar en toda franqueza y claridad los puntos señalados y los que fueran propuestos. Un sínodo de tres años sería culminado por una asamblea general, evitemos el término concilio, que reuniría los resultados de esta reunión y sacara las conclusiones... "

P. Henri Boulad, s.j.henriboulad@yahoo.com Collège de la Sainte-FamilleB.P. 73 – Faggala – Le Caire – EgypteTel. (00202) 25900411 – 25900892 – Privé : 25883838
Graz, le 18 juillet 2007

Con los Opus asentándose como lo están haciendo en todos los departamentos vaticanos olvídate. Vais a tener que tomar la ciudadela al asalto... como en 1789 la Bastilla.
Pero menos mal que hay curas en la iglesia que ve lo que pasa y se le ocurre que las cosas no pueden seguir por el mismo camino.

Comentarios

Isabel ha dicho que…
Ana, a Henri Boulad no parece que le hayan hecho mucho caso. Estamos acabando 2009.
Anónimo ha dicho que…
Bravo por este Jesuita valiente y con cabeza. Aunque es cierto lo que dice Isabel: seguramente no le habrán hecho ningún caso. Pero bueno, lo escrito siempre queda. Y espero que en la Iglesia aún queden personas con dos dedos de frente.
Anónimo ha dicho que…
El Papa habra contestado esta carta? Yo creo que no.Es una modalidad extendida en las jerarquias eclesiasticas, ignorar en primera instancia a los que molestan, despues hacerles la vida imposible hasta que se "arrepienten", se jubilan o abandonan el sacerdocio. Igual soy de las que opinan que debemos seguir luchando por ser escuchados, para que se logre ese gran cambio que necesita la Iglesia. Y lo haremos desde cada uno de nosotros. Pertenezco a una comunidad de Cordoba, Argentina, que lucha por el gran cambio que nos debe nuestra Iglesia.
Ubaldo ha dicho que…
Estoy plenamente de acuerdo con los que dice el P. Henri, algo tiene que hacer mas nuestra jerarquía, pero por otro lado esta nuestro papel de laicos, que tampoco estamos trabajando a fondo para instaurar el reinado del Señor.
Ubaldo
Anónimo ha dicho que…
Me parece interesante la carta del Padre jesuita. Si la jerarquía eclesial no le escucha habrá que lucharla.
Lida ha dicho que…
Creo que la iglesia piensa que todavía toda su feligresía es analfabeta, ahora millones de católicos leemos, tenemos acceso a miles de libros, a Internet. Mejor dicho ahora pensamos por nosotros mismos. Ya la iglesia no regula nuestra vida, los sacerdotes están solo en su iglesia, ya no como antes que "vivían" entre la gente y así podían influenciarnos. Y cambiando un poquito el tema, basta ya de tanta mentira, de tanta hipocrecía.
GMM ha dicho que…
Yo creo que algo que sí podemos hacer cada uno de nosotros, que somos todos La Iglesia, es aplicar estas reformas propuestas por Boulard en nuestros propias formas de ser, en nuestra casa, oficina, en la calle. Entonces sí nuestra Iglesia crecerá. Hagamos nuestros mini sínodos en Comunidad. Esa es la reforma de nuestra Iglesia.
Miriam ha dicho que…
totalmente de acuerdo coneol P. Henri, y con lo que dice GMM. No somos pocos los que nos sentimos Iglesia, y deseamos que cambie, no para ser otra cosa, sino para ser lo que ES, que ha dejado de serlo en muchas cosas. Necesitamos interioridad, no solo cáscara, sino también y sobre todo, "núcleo". Y ante la inseguridad y cambios actuales, lo que se ve es pintar y repintar la cáscara, una y otra vez.
En una época en que somos exigentes en autenticidad, cristianos o no, no contentamos, no nos podemos contentar con placebos...
Y no obstante, yo creo en el Espíritu Santo, y me adhiero a GNN para decir que el cambio en la Iglesia no lo hará el Magisterio. Solo podemos hacerlo nosotros, cada uno, a través de la propia autencididad en el seguimiento del Evangelio de Jesús.
patxi larrañaga ha dicho que…
estoy absolutamete de acuerdo en todo lo que dice Heri Boulad jesuita en su carta al Papa.He sentido al leerlo un soplo de aire fresco. Algún día la cúpula eclesial tendrá que empezar a ser valiente y abrirse al mundo de hoy. Está totalmente anquilosado. Lo deseo de todo corazón. Desde Bilbao Patxi.
Anónimo ha dicho que…
Sencillamente MARAVILLOSO, creo que la iglesia, a pesar de leer los signos de los tiempos no tiene la capacidad de aceptar que hay que hacer cambios, su soberbia no le permite tomar cartas en el asunto, pasamos de ser locomotora a vagón... y terminaremos perdidos en el camino, bueno... pero lo importante es que AL SEÑOR no le importa eso... igual nos ama... lo que se pierde es un imperio como tantos se han perdido....
Pablo Francisco Maurino ha dicho que…
Después de leer la carta del padre Boulad quedé sorprendido: en el punto nº 5, el autor llama la atención sobre la ausencia de la palabra mística en el Catecismo de la Iglesia Católica; dice al respecto: “no lo podía creer”. Y en su “Triple reforma” propone: “Una reforma espiritual para revitalizar la mística”.
Sin embargo, en todo el escrito no menciona —ni una sola vez— el hecho de que la Iglesia, además de ser una institución humana (formada por hombres), es divina y espiritual, y está sostenida y se regula, precisamente, por la mística:
Salvo lo dicho de su “Triple reforma”, solo propone soluciones naturales: en su artículo no habla de esos aspectos místicos que dice no encontrar en la Iglesia: oración, contemplación, intimidad con Dios, vida mística, unión con Dios…, que serían la verdadera solución a la crisis de la Iglesia; ni una sola vez usa estas palabras.
Tampoco propone la unión a la Cruz de Cristo que es la solución auténtica, como dice san Pablo “completo en mi carne lo que le falta a la Pasión de Cristo para bien de su cuerpo, que es la Iglesia” (Col 1, 24), unión con la que por fin cumpliríamos lo que dijo Cristo a sus seguidores: “el que quiera venir en pos de Mí, que se niegue a sí mismo” (Mt 16, 24; Mc 8, 34; Lc 9, 23) y lo que dijo el primer Papa: “Jesucristo, sufriendo, os dejó un ejemplo, para que sigáis sus huellas” (1Pe 2, 21).
Finalmente, la palabra santidad (Lv 11, 44; Mt 5, 48; 1P 1, 15-16), que resume lo dicho —y por eso es la clave—, no aparece ni siquiera una vez en su carta.
En resumen, el autor habla de mística pero no la aplica: pide soluciones humanas a un problema de raíz espiritual; en vez de orar y ofrecer sacrificios por su Madre, la Santa Iglesia Católica, la critica públicamente.
Ninguna de estas dos cosas hicieron los santos ni los místicos; ellos se dedicaron a poner su grano de arena: ser santos; y con su santidad aportaron algo eficaz a la Iglesia, como lo hizo san Francisco de Asís.
Franciscos de Asís es lo que necesitamos: humildad evidente.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD