¿Qué hacer con los discrepantes?

Es curiosa la situación. Unos funcionarios son investigados por la policía, y al mismo tiempo se anuncian canonizaciones exprés y encíclica exprés. ¿No se había ido el anterior Papa? ¿Por qué esa encíclica ahora? ¿qué se quiere decir con todo esto de encíclica a cuatro manos? si te vas te vas. ¿O será como los expresidentes españoles que nunca se acaban de ir? ejemplo de "desprendimiento del cargo".

La imagen es de desdoblamiento. Unos nos recuerdan las sublimidades de la doctrina, mientras otros manejan las realidades dinerarias. Cada cual a su departamento. Una de las lecciones inculcadas era la "unidad de vida". Claro que esto rige para las pobres ovejas. Los políticos, aunque sean políticos en sotana, tienen que practicar que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha.
¿Qué credibilidad de santidad se puede mostrar cuándo la policía investiga a presuntos corruptos?  el primer ejemplo de santidad sería expulsar al corrupto o denunciarlo sin esperar a que venga la policía a buscarlo. Poner de modelo a un ingeniero que jamás ejerció como tal y a un Papa que miró para otro lado en todo lo que no le interesaba, no es muy convincente. Ninguno de los dos es ejemplo de "vida ordinaria en medio del mundo". La mayoría de las personas no son ni Papas ni ingenieros seguidores de carismáticos fundadores que acaban como curas trabajando en el Vaticano. 
Lo de "por sus obras los conoceréis" es tan fácil, sencillo e indeformable que no lo han podido torcer. Con ello nos quedaremos.





Nos creíamos que nuestras cartas a las directoras mostrando nuestra absoluta fidelidad y a la vez nuestras críticas al sistema eran únicas. También pensábamos que era inexplicable la actitud de la jefatura opusina que hace siempre como que no se entera, te dice que tienes que descansar y en definitiva el sistema es siempre correcto, eres tú la que divagas. Pensábamos que esto de que los intelectuales daban problemas y acaban yéndose sólo nos pasa a nosotros.

Ha pasado en más sitios, una constante de organizaciones totalitarias. Por si acaso alguien piensa que lo del Opus no se puede entender, una posibilidad es leerse lo que le pasó a Javier Pradera en el PC en 1960. Javier Pradera era un universitario destacado miembro del partico en Madrid, procedente de una familia de las que ganaron la guerra civil. Un buen fichaje para Santiago Carrillo en el interior de España, ya que la directiva del PC tenía que vivir en el exilio parisino.

Se pueden sustituir las críticas a la estrategia política de la dirección del partido por las críticas que hacíamos a las faltas "contra el espíritu de casa". El tema de conversación es diferente pero la situación es la misma. Alguien de la base se atreve a criticar la ley e implicitamente a los que hacen la ley.

Dice Javier Pradera en su carta al comité ejecutivo del PC, era 1960:

"La formulación de estas notas ha sido tarea personal, pero también opiniones extendidas en los círculos intelectuales en lo que respecta a la huelga de junio y al papel de la ideología... Debemos desear, propugnar y luchar por la huelga nacional. Sin embargo en el caso de que existan otras alternativas sobre la mesa hay que analizarlas, hay que prever posibles giros o retrocesos". Pradera cuestionaba el grado de madurez política que el partido constataba en la burguesía española y en el aparato coercitivo del Estado. Rechazaba la visión catastrofista y negadora de la salida monárquica y sobre todo le parecía bien la integración al Mercado Común, cosa a la que la directiva del PC se oponía.

Me ha encantado la reacción de la ejecutiva comunista a la misiva. Se generó una discusión no sobre LO QUE decía, sino toda una gama de hipótesis sobre POR QUÉ lo decía. Gregorio Morán autor del libro de donde he sacado esta historia asegura que será una característica auténtica en Carrillo que empañará todo el partido y que forma parte de la más genuina tradición estaliniana: buscar siempre motivos personales como dominante de una discrepancia política.

Esta es la parte que más me ha gustado y que recomiendo a todo el que piense que lo del Opus es inexplicable. No lo es. Hay otras organizaciones autoritarias que funcionan igual:

"De este modo si se lograba hallar -y es fácil si se busca- alguna debilidad o síntoma de ella en el discrepante, sus críticas podían ser consideradas como la consecuencia, pero nunca como elementos autónomos de la discusión. Al camarada Pradera lo que le pasa es que "está cansado" o "tiene miedo" o etc, y el Buró de esta guisa pasaba a tratar del modo de ayudar al camarada Pradera, o al que fuera, a descansar, a no tener miedo, pero no entraba en la consideración de las argumentaciones."

Ya no pone que Santiago Carrillo tuviera un psiquiatra de confianza a disposición para estos casos. Eso debe ser una modalidad opusina.

La dirección pensó que Santiago Carrillo contestara. Pero Santiago dijo que mejor que la suprema autoridad no se implicara en una discusión por carta que podía tener sus derivaciones. Otra constante de las superjefas: JAMÁS se mojan en nada con nadie. Ellas están por encima de las pequeñas cuitas, a salvo de las salpicaduras de tener que dar explicaciones y justificaciones que siempre es ofrecer flancos al contrincante.
De manera que enviaron a Semprún, que era el que había metido en el partido a Pradera, un intelectual, para que le recordara la "buena doctrina". El papel de los "expertos ideológicos", apoyadores de la autoridad suprema es penoso, pero muy común, y pasa en más organizaciones. Así que Semprún contestó a Pradera también por carta. Eso no lo hacen en el Opus. Aunque te envíen a una "contestadora", ellas no dejan pruebas de que te contestaron, vaya que luego salgan investigadores a restablecer la historia. Como Gregorio Morán ha hecho con el PC. No se dejan pruebas ni documentos.

Para divertimento, sustituyamos los sustantivos adecuados en cada caso, pongo lo que le dijo Semprún a Pradera:

Semprún le achacó el carácter abstracto, poco dialéctico, metafísico de tus planteamientos (¿poco sobrenatural diríamos nosotros?). Falta de perspectiva, tu formación teórica, excesivamente libresca (esto podría quedar igual) Tu escasa confianza en la fuerza de las masas (escasa confianza en el Padre).
Semprún se muestra dogmático, soberbio, armado de la espada de la sabiduría universal, y la firmeza inquebrantable de los principios científicos. (Armado de la fe inquebrantable en el espíritu sobrenatural de la Obra...etc)

"El campo del socialismo es hoy más fuerte que el campo imperialista", le reconvenía el Inquisidor al disidente, " y en tus apuntes no interviene para nada la perspectiva real, objetiva, inevitable...de reforzamiento del campo socialista....Somos un partido revolucionario y no un instituto de sociología, querido Javier." (No somos almas que se unen a otras almas para hacer una cosa buena sino que cumplimos un mandato imperativo de Cristo...etc)
Jorge Semprún
Jorge Semprún (1923-2011)


Como dijo no sé qué literato español, los extremos se tocan.

La gracia es que tanto el inquisidor como el hereje acabaron pocos años más tarde fuera del PC. También típico en Opus, todos los que se ven obligados a defender lo indefendible acaban fuera. A no ser que pases al estatuto de intocable esfinge que sólo manda y nunca se ensucia las manos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD