Apariencias

 


Ya vamos llegando a Platón en segundo de bachiller y siempre sale el tema de las apariencias. Apariencia y realidad, dos mundos en uno. Me arriesgaría a decir que en los alumnos hay mucha realidad, algunos se portan bastante mal, y cuando se les riñe no lo reconocen. Pero al menos lo que me gusta es que, salvo algunos pelotillas por ahí, en general lo que ves en esos niños es lo que hay. Nos gustaría alumnos atentos, callados, que no preguntaran mil veces lo mismo... y va a ser que en la realidad un bajo porcentaje de alumnos son así.

Todo esto lo digo porque contrasta bastante con el mundo de los adultos, en el que las formas se cuidan un montón, las buenas palabras, las invocaciones a Dios nuestro señor incluso, "perdona, buenos días, gracias"... las normas de educación necesarias en la sociedad. No seré yo quien diga "no a las normas de educación". Pero es que estoy tan harta de tropezarme con personas que cuanto más tienen el nombre de Dios en la boca más retorcidas son, y cuanto más te dicen "perdón" o "gracias","buenos días" más daño son capaces de hacer. La educación, la religión, todo muy importante en la vida de la gente, lo convertimos en máscara de nuestras perversas intenciones.

Esta reflexión me viene por esa anécdota ilustrativa de Veronique Dubrogel, la ex supernumeraria francesa que escribió "En el infierno del opus dei", cuando cuenta que la directora opus le recomendaba comer antes de ir a una cena con otros matrimonios. De este modo en el ágape no tendría hambre y daría ejemplo de sobriedad... Junto con la historia del pobre de la cuchara, ya tenemos dos obras maestras para una "Expo opus" real.
Es decir, lo importante son las apariencias, mil y una veces para estar a gusto ahí dentro. Jamás me identifiqué con esto, sencillamente no lo pillé. He tenido que salir y pasar por mucho para comprender el "verdadero espíritu".
Posted by Picasa

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Esta senora que recomendaba a una otra senora de comer antes de ir a una cena no ensenaba la educación sino la hipocresìa. Ademàs no ensenaba a disfrutar de el relax entre amigos. No se puede ser amigo de verdad de ninguno sin espontaneidad. A mi me gusta mucho si mis amigos demostran de agradecer la comida que he cocinado. Me parece que esta opus dei quita a las personas el gusto de vivìr.

Ps: yo he aprendido del opus dei (antes no sabia nada) en el libro de Ferruccio Pinotti "opus dei segreta". Para mi fue uno choc muy fuerte.
Isabel Caballero ha dicho que…
No estoy en contra de que la gente que quiera entrar en el opus dei, entre y rece más que los demás, vaya a misa todos los días o regalen su sueldo, si quieren.

Pero estoy muy en contra de que se les capte siendo menores y se utilicen trucos para captarlos (como los 27 pasos que he leído por ahí). Que se les aparte de su entorno y se les haga totalmente dependietes del opus dei, de tal forma que cuando se quieran ir, no puedan o lo tengan muy difícil pq serían como una vaca en la luna. Que mediante la presión y el tráfico de influencias, pierdan su trabajo si se van del opus.

Estoy en contra de que se obligue a obedecer, aunque no se esté de acuerdo con lo ordenado, que se obligue a hacer testamento en favor del opus y que cuando alguien se quiere ir, se le convenza de que está efermo y se les lleve a un psiquiatra, que con pastillas, anulará su voluntad.

Totalmente en contra de que existan "las captaciones". El Opus debe limitarse a informar con veracidad y quien quiera apuntarse, que se apunte y cuando se quiera borrar que se borre, sin recibir represalias.

Aunque no lo he vivido, he leído y oído muchos testimonios
al respecto, que me indican que el opus hace muchas cosas con las que no estoy de acuerdo.

Tampoco estoy de acuerdo en que los miembros del opus dei, protejan mediante sus influencias, a las manzanas podridas que existen dentro del opus dei (es como si en España creyéramos que no se puede condenar a ningún español, pq nos acarrea mala fama).

Al amparo de "la protección" que gozan los miembros que delinquen, delinquen más y vuelven a ser protegidos. Estas secuencias, no son admisibles en un Estado de Derecho y se llama "tráfico de influencias".

El refrán "con la Iglesia hemos topado", refleja bien lo que ocurre con los miembros Opus que delinquen. Pero ya se acabó a los sacerdotes pederastas se les juzga y condena (y lo mismo debe ocurrir con quienes pertenecen al opus, a la legión o al Real Madrid). "Pertenencia", no debe ser sinónimo de impunidad.

Voy a tener que abandonar internet para que no me dé un infarto. Cada día descubro más cosas. Ultimamente he descubierto que el suegro de Enrique Rojas está en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. ¡Toma ya!. No sé si esto puede influir en el resultado del juicio que se le va a abrir en breve a Enrique Rojas. Hasta ahora, mi experiencia me ha demostrado que algo raro pasa. No es normal lo que ocurre, como tampoco es normal que este sujeto - Enrique Rojas -, lleve casi 25 años haciéndose pasar por "Catedrático de la Complutense" y lo dejen que siga haciéndolo.
Anónimo ha dicho que…
saludos desde canarias

que perros mas guapos tienes!!!
Morgana ha dicho que…
Yo también pasé por manos de un psiquiatra de Sabadell antes de irme. Afortunadamente, ya estaba firmemente decidida, así que no logró nada. De hecho, lo único que hizo fue reprocharles a las directoras que no me hubieran llevado antes... No porque él me podría haber ahorrado muchos sufrimientos, sino porque, como dice Ana, podría haber anulado mi voluntad, haciéndome "perseverar" allí como una zombie...

Los meses que pasé desde que empecé a ver que tenía que irme hasta que me dieron la maldita "dispensa" (unos 7 meses) fueron un auténtico infierno. Me hicieron hacer un test de Roschard, pensármelo mil y una veces (cuando ya lo tenía más que decidido), hablar con no sé cuánta gente de la delegación... En fin... y yo, como una tonta, quise seguir todos los pasos reglamentarios para irme en paz.

Recuerdo un domingo que había retiro mensual (el último al que asistí), y estaba tan mal que a media mañana dije que quería irme. Sólo quería llorar tranquila, sin tener que esconderme. Pedí que alguien me acompañara a dar una vuelta... Bueno, pues resulta que nadie podía: "es que fulanita tiene que dar la charla del retiro... es que menganita tiene que atender a no sé quién...". En fin, que me tuve que ir sola. Cogí mi coche y me fui a un mirador desde el que se ve toda Barcelona, y allí estuve llorando sola. Inhumano.

Todo esto no son opiniones. Son hechos consumados que viví en mi propia carne.
Al Andalus ha dicho que…
Morgana porfa,
Dí el nombre del psiquiatra de Sabadell ¿qué te puede pasar?. Estás utilizando un alias. Quizás ayudes a alquien que lea esto, para que el de Sabadell, no consiga convencerlo.
Ya que estos "profesionales" no se identifican como miembros opus, antes de empezar el juego de la manipulación, podemos ayudarles un poco.
En pro de la dignidad, todo el mundo tiene derecho a saber la ideología del médico al "que le llevan", cuando se trata de salud mental.
Curiosamente en todos los casos que he leído, resulta que os han llevado o mediante una excusa, os han empujado a ir o pedido que fuérais a la consulta. No habéis elegido vosotros.
Morgana ha dicho que…
Al Andalus, hace más de 10 años de esa historia... pero diría que era un tal Dr. Sánchez, aunque no puedo asegurarlo. Visitaba cerca de la Rambla de Sabadell.

De todos modos, cuando estás en el opus, ni te planteas ir por tu cuenta al psiquiatra ni a ningún médico. Los directores manipulan por completo ese tema, como todos los demás.

Cuando empiezas a ver que te has de ir de allí porque no aguantas más, te proponen ir al psiquiatra... como si el único motivo lógico para querer irse fuera haber perdido el juicio o padecer una enfermedad mental... Esto es algo que si lo piensas es ya muy revelador sobre la mentalidad que tienen: ellos están en posesión de la verdad y cualquiera que no esté de acuerdo es que está desquiciado.

Y la verdad es que muchos están desquiciados, justamente porque están allí, entregando su vida a un ideal falso e inhumano, en la mayoría de los casos engañados y con toda la buena voluntad del mundo.

A lo que íbamos: te llevan al psiquiatra que les interesa, obviamente a uno del opus, ya que cualquier otro vería enseguida que en la gran mayoría de los casos el problema es el opus, y recomendaría al "enfermo" una salida inmediata. Y eso es lo contrario de lo que persiguen. Además, la persona que te acompaña entra contigo a la consulta... cosa que no admite en general ningún psiquiatra que no sea del clan.

He visto personas consumiéndose en los centros, llorando a escondidas cada dos por tres, convencidas de que su angustia y su depresión derivaba de que su entrega no era lo suficientemente completa: "Si estás entregado, serás feliz", decía el founder (como le llama Ana). Ergo, si no eres feliz, es porque no estás entregado... digiérelo como puedas.

Me gustaría decir que es el colmo del cinismo, pero ni siquiera creo que sea eso: es fanatismo en estado puro.
Al Andalus ha dicho que…
Gracias Morgana. ¿No te sientes mejor después de haber soltado el nombre?.
No calles. Tienen a su favor el silencio, que a su vez produce aislamiento, que a su vez, ayuda al trastorno.
Un besazo, valiente!

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD