Numerarias-agregadas

 

Una vista del pueblo portugués que se ve desde Badajoz capital.

Lo que dice Morgana me trae recuerdos. A veces pensé que tenía que haber sido agregada estando dentro. No por el tema del dinero en el que no pensaba, sino por la cuestión de las niñas pijas que me rodeaban. En los centros de jóvenes en los que no duré mucho, Goimendi un año en Pamplona, y Rumblar, otro año en Jaén, esta cuestión me hacía sentir muy extraña. Los valores de muchas familias que mandan a sus hijas al club opus o a la universidad opus no son los mismos que yo respiré en mi casa de pequeña.

Con la "obnubilación" de la vocación no reparaba mucho en ello, pero la superficialidad, la ropa de marca, el hablar cursi y ese estilo que veo reflejado en muchos personajes públicos en especial del PP, no eran lo mío. Aunque fueran el modelo de familia predominante a mi alrededor aquello no me correspondía. Las mujeres PP como Ana Mato o la portavoz del congreso, me recuerdan mucho a las opus. Recientemente ví una entrevista que le hacía Telva a esta portavoz, para rematar mis sospechas.

Inconscientemente quizás entendía bien a las agregadas, nunca las desprecié e incluso me chocaba que las numerarias mayores del centro no las trataban igual que a una numeraria. Pero vamos, tampoco organicé una manifa para defender a las agregadas, todo esto eran pensamientos míos que no había tiempo de expresar en voz alta. La ironía es que esas agregadas a las que no dejaban pasar sino a regañadientes a la zona de vivienda de las numerarias, mantenían con su sueldo a las cuatro numerarias chifladas que no daban un palo al agua.

Me costó unos cuantos años después de salir caer del guindo en esta cuestión. Las numerarias dan más la impresión de no tocar tierra frente a las agregadas que no pueden permitirse el lujo de vivir del cuento y con sirvientes que les hacen la comida y la limpieza. Las agregadas en general trabajan, dan un sueldo entero al opus, tienen que atender su casa, en muchos casos a sus padres mayores. Todo para que al morir esos padres las herencias pasen al mismo saco... ¡vaya marrón ser agregada! Aunque si te sales seguramente en muchas cosas el batacazo es menor que cuando caes de la privilegiada nube numeraril. Puede que no hayas cambiado de ciudad y que todavia medio conozcas gente en el mundo... al menos no hay un abismo con padres y familiares.

Lástima no haberme dado cuenta de que ser pija era más esencial para ellos que ponerse el cilicio todos los días... me hubiera marchado antes.
Posted by Picasa

Comentarios

isabel ha dicho que…
Pues fijaros que nunca hubiese dicho que dentro del Opus (después de apuntados) se hiciesen distinciones de clase y creía que valoraban la capacidan de trabajo y la inteligencia para subir en la organización.
Qué cosas!

Ana, me cuesta creer que,
1) tuvieras un perfil de "pitable"
2) que no te dieran una patada en el culo a los dos días para que te fueras.

Digo este último, pq una amiga mandó a su hija a un campamento (no para q pitara , si no de esos q organizan en verano y los padres estamos tan tranquilos con los niños allí)

La hija se te parecía bastante. A los dos días le dijeron que se fuera y claro que se fue!, pero se llevó a 10 detrás.

No me habéis contestado a lo que pregunté sobre los "privilegios"
Anónimo ha dicho que…
nunca lo vi de ese modo...vivi con 3 agregadas y termine muy enojada con ellas...ahora entiendo que talvez no fue su culpa despues de todo, como muchos me dijeron
leonor navarro
Ana A ha dicho que…
para subir en la organización se valora la "docilidad" a los directores, tu capacidad de mímesis con la hipocresía institucional. Yo no tenía nada que hacer allí en ese aspecto.

El perfil de pitable me lo daba la educación recibida en mi casa. Ideológicamente todo casaba bastante. Y por desgracia con 16 años era una niña a la que no habían dejado salir a respirar el aire de la calle. No podía echar en falta nada porque no conocía nada.
Me dieron lo que me gustaba, al principio, libros. Y tenían la complicidad de mi madre.
Ahora con perspectiva me doy cuenta de que eso fue fundamental, sin el acuerdo de mi madre no habría pitado.

Pero la vida es larga... lo que mi madre buscaba dejándome entrar no lo consiguió, ella también pensaba como tú, que me echarían pronto. No fue así, dure 19 años y tuve que hacer un esfuerzo de titanes para soltarme de ellas.
Había un poco de dinero de por medio... la avaricia rompió el saco.
Anónimo ha dicho que…
hola, ya que hay o hubo una Morgana que participa en tu blog, Ana, me gustaría mucho saber lo que dijo y que te trajo tantos recuerdos (purita curiosidad)... no soy muy ducha en el manejo de blogs y no sé donde encontrarlo, me indicas cómo hacerlo? porfa? si eso no está permitido, lo dejamos ahí... he visto un blog titulado Morgana, pero no hay nada. Gracias

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD